Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Una historia de fantasmas

Posted by Raul Barral Tamayo en Miércoles, 30 de julio, 2008


A lo largo de mi vida he tenido múltiple experiencias sobre “seres” y/o “cosas”, quizás fruto de una mente infantil ya que conforme han ido pasando los años las experiencias han ido disminuyendo y ya van cayendo con cuenta gotas, de pequeño recuerdo de tenerlas a menos de medio metro y hablar con “ellas” con la misma normalidad que con cualquier persona, no recuerdo que ella me dijeran nada ahora pero no lo descarto.

Pero bueno, una mente infantil crea su mundo propio y no hay que darle mayor importancia, lo que viene a continuación es otra cosa, ya había dejado de ser un niño y las evidencias de que había pasado algo iban bastante más allá de ver algo raro.

Hay una excepción de la que no puedo tener ninguna duda sobre su realidad, la vista es fácil que nos “engañe” creyendo ver cosas que en realidad tienen una explicación trivial pero en el caso del sentido del tacto pues yo no creo que la cosa sea tan fácil de explicar.

Fue hace unos veranos, hacía tanto calor como ahora mismo que estoy escribiendo esto, me desperté en mitad de la noche y ocurrieron los segundos más largos que recuerdo de mi vida, lo cual no quiere decir nada porque mi memoria de pez no da mucho de sí :).

Noto como que algo me está como “abrazando”, pero no es un abrazo como lo entendemos nosotros, era como un abrazo que abarcaba todo mi cuerpo, algo como el agua que está en contacto con toda tu piel, una sensación bastante bastante rara, como algo que te está rodeando completamente.

Oigo que este algo me está susurrando algo que no hice por recordar en ese momento y aún hoy día no se si quiero saber qué estaba diciendo para ser sinceros, quizás algún día haga una sesión de hipnosis, lo que si recuerdo es que el tono de su voz era muy muy dulce, ¿me estaría sugestionando por algún motivo?, ¿tenía un propósito del que yo estaría de acuerdo o sólo servía a sus “intereses”?, pues ni idea.

Pasado como medio segundo desde que me despierto me incorporo y empiezo a “asumir” lo que está pasando en ese momento, mi intuición me dice que ese algo ha tomado la dirección de la puerta y ha salido por ella pero cuando mi visión empieza a adaptarse a la falta de luz la evidencia de la realidad me da un puñetazo en toda la cara, la puerta está cerrada y la silla del ordenador está por medio, nada del mundo que yo conozco puede haber pasado por ahí sin haber abierto la puerta y movido la silla, se me puso la piel del cuerpo de gallina instantáneamente, ¡qué cojones me había estado pasando hacía unos segundos!.

Tardé un buen rato en tranquilizarme y tratar de dormir, cosa que al final hice, no tengo ni idea si ese algo volvió a hacer de las suyas, yo no he vuelto a ser consciente de ello, la verdad, no es nada agradable saber que estás expuesto a que “algo” pueda acceder a ti con motivos que desconoces sin que tu puedas hacer absolutamente nada al respecto, supongo que la mente humana está preparada para olvidarse de esta clase de detalles y dejar de preocuparse.

Así fue y así lo cuento. Aún hoy si me concentro en revivir lo que pasó se me pone la piel de gallina.

¿Y a ti te ha pasado algo parecido?.

raul

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: