Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Ética para Amador de Fernando Savater – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 8 de septiembre, 2008


Ética para Amador

Ética para Amador

Recientemente, en los planes de estudio de bachillerato se ha debatido la oportunidad de incluir una asignatura obligatoria de ética como alternativa a la religión.

Con buenas razones se tiene tal alternativa por injusta, tanto para la religión como para la ética. Pero ello no quiere decir que el estudio específico de la ética no pueda figurar, al nivel adecuado, en los planes de bachillerato.

Nada menos superfluo que enseñar las opciones y los valores de la libertad si se quiere educar a hombres libres. El problema es: ¿cómo hablar de ñetica a los adolescentes, sin incurrir en la simple crónica de las ideas morales o en el adoctrinamiento casuístico sobre cuestiones prácticas?

Este libro no pretende resolver tal dificultad ni se propone como manual escolar de moralidad. Pero intenta contribuir, filosófica y literariamente, al mejor planteamiento de esa inquietud.

Va dirigido en especial a los lectores de edades comprendidas entre los catorce y los diecisiete años, no tanto a sus maestros.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • No somos libres de elegir lo que nos pasa sino libres para responder a lo que nos pasa de tal o cual modo.
  • Ser libres para intentar algo no tiene nada que ver con lograrlo indefectiblemente.
  • Es mejor decir que no hay libertad para no reconocer que libremente se prefiere lo más fácil.
  • Parece prudente fijarnos bien en lo que hacemos y procurar adquirir un cierto saber vivir que nos permita acertar al inventar y elegir. A ese saber vivir, o arte de vivir es a lo que se llama Ética.
  • A veces darle demasiadas vueltas a lo que uno va a hacer nos paraliza.
  • Tres tipos de motivos para comportamientos matutinos: órdenes, costumbres y caprichos.
  • Séneca: “No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivirlos satisfactoriamente; porque vivir largo tiempo depende del destino, vivir satisfactoriamente de tu alma”.
  • Una acción nunca es buena sólo por ser una orden, una costumbre o un capricho.
  • “Moral” es el conjunto de comportamientos y normas que tú, yo y algunos de quienes nos rodean solemos aceptar como válidos.
  • “Ética” es la reflexión sobre “por qué” los consideramos válidos y la comparación con otras “morales”.
  • En muchos casos, llamarle a alguien “bueno” no indica más que docilidad, tendencia a no llevar la contraria y a no causar problemas.
  • ¿Sabes por qué no resulta sencillo decir cuándo un ser humano es “bueno” y cuándo no lo es? Porque no sabemos para qué sirven los seres humanos.
  • No hay un único reglamento para ser buen humano ni el hombre es instrumento para conseguir nada.
  • No hagas caso a los tristes ni a los beatos, la ética no es más que el intento racional de averiguar cómo vivir mejor, atreverse a darse la buena vida.
  • La buena vida humana es buena vida entre seres humanoso no será ni buena ni humana.
  • La vida es siempre complejidad y casi siempre complicaciones.
  • Como no somos puras cosas, necesitamos “cosas” que las cosas no tienen.
  • Al tratar a las personas como a personas y no como a cosas estoy haciendo posible que me devuelvan lo que sólo una persona puede dar a otra.
  • El verdadero intríngulis no está en someterse a un código moral o llevarle la contraria sino en intentar comprender por qué ciertos comportamientos nos convienen y otros no, comprender de qué va la vida y qué es lo que puede hacerla “buena” para nosotros los humanos.
  • Nadie puede ser libre por ti.
  • La única obligación que tenemos en esta vida es no ser imbéciles.
  • Hay imbéciles de varios modelos: el que cree que no quiere nada, el que cree que lo quiere todo, el que no sabe lo que quiere ni se molesta en averiguarlo, el que sabe que quiere y sabe lo que quiere y sabe por qué lo quiere pero lo quiere flojito, con miedo o poca fuerza y el que quiere con fuerza y ferocidad pero se ha engañado a sí mismo sobre la realidad y termina confundiendo la buena vida con aquello que le va a hacer polvo.
  • Los imbéciles suelen acabar bastante mal, suelen fastidiarse a sí mismos y nunca logran vivir la buena vida, crea lo que crea la opinión vulgar y necesitan apoyarse en cosas de fuera que no tienen nada que ver con la libertad y la reflexión propias.
  • Siento tener que decirte que síntomas de imbecilidad solemos tener casi todos.
  • No confundas esa imbecilidad con ser tonto, los hay que son unos linces para negocios y no para la moral, es decir, para la buena vida.
  • Lo contrario de ser moralmente imbécil es tener conciencia.
  • Sólo deberíamos llamar egoísta consecuente al que sabe de verdad lo que le conviene para vivir bien y se esfuerza para conseguirlo.
  • Uno puede lamentar haber obrado mal aunque esté razonablemente seguro de que nada ni nadie va a tomar represalias contra él.
  • No hay peor castigo que darse cuenta de que uno está boicoteando con sus actos lo que en realidad quiere ser.
  • Todos los que quieren dimitir de su responsabilidad creen en lo irresistible, aquello que avasalla sin remedio, en cuanto aparece deja uno de ser libre y se convierte en marioneta a la que no se pueden pedir cuentas.
  • Nadie ha vivido nunca en tiempos completamente favorables, en los que resulte sencillo ser hombre y llevar una buena vida.
  • Erich Fromm: “Todo lo que hagas a otros te lo haces también a ti mismo”.
  • Lo más importante respecto a los hombres no es si su conducta me parece conveniente o no, sino que me convienen y eso no debo olvidarlo al tratar con ellos, sin ellos, podría vivir pero no vivir humanamente.
  • No conozco gente que sea mala de puro feliz ni que martirice al prójimo como señal de alegría.
  • La mayor ventaja que podemos tener de nuestros semejantes no es la posesión de más cosas sino la complicidad y afecto de más seres libres.
  • El problema del canalla es que no sabe que la libertad no sirve ni gusta de ser servida sino que busca contagiarse.
  • Diferencias entre el que ha nacido para ratón:
    • El que ha nacido para león: el ratón pregunta “¿qué me pasará?” y el león “¿qué haré?”.
    • El ratón quiere obligar a los demás a que le quieran para así ser capaz de quererse a sí mismo y el león se quiere a sí mismo por lo que es capaz de querer a los demás.
    • El ratón está dispuesto a hacer lo que sea contra los demás para prevenir lo que los demás pueden hacer contra él, mientras que el león considera que hace a favor de sí mismo todo lo que hace en favor de los demás.
  • ¿En qué consiste tratar a las personas como a personas, es decir, humanamente? consiste en que intentes ponerte en su lugar.
  • Reconocer a alguien como semejante implica sobre todo la posibilidad de comprenderle desde dentro, de adoptar por un momento su propio punto de vista. Es tomarle en serio, considerarle tan plenamente real como a ti mismo.
  • Bernard Shaw: “No siempre hagas a los demás lo que desees que te hagan a ti: ellos pueden tener gustos diferentes”.
  • El primero de los derechos humanos es el derecho a no ser fotocopia de nuestros vecinos, a ser más o menos raros.
  • Muchas veces por muy legal que sea, por mucho que se respeten los códigos, nuestro comportamiento sigue siendo en el fondo injusto.
  • Cuando la gente habla de moral y sobre todo de inmoralidad, el ochenta por ciento de las veces el sermón trata de algo referente al sexo.
  • Algunos creen que la moral se dedica ante todo a juzgar lo que la gente hace con sus genitales.
  • En el sexo de por sí no hay nada más inmoral que en la comida o en los paseos por el campo.
  • En lo que hace disfrutar a dos y no daña a ninguno no hay nada de malo.
  • El que de veras está “malo” es quien cree que hay algo malo en disfrutar.
  • No sólo tenemos un cuerpo sino que “somos” un cuerpo sin cuya satisfacción y bienestar no hay vida buena que valga.
  • Es paradójico que sean los que ven algo de “malo” en el sexo quienes dicen que dedicarse con demasiado entusiasmo a él “animaliza” al hombre. La verdad es que son precisamente los animales quienes sólo emplean el sexo para procrear.
  • Lo que se agazapa en toda esa obsesión sobre la “inmoralidad” sexual no es ni más ni menos que uno de los más viejos temores sociales del hombre: el miedo al placer.
  • Están quienes sólo disfrutan no dejando disfrutar.
  • No quiero decir que tengas que buscar hoy todos los placeres sino que debes buscar todos los placeres de hoy.
  • La diferencia entre uso y abuso: cuando usas un placer, enriqueces tu vida, el abuso empobrece la vida y ya no te interesa la vida sino sólo ese particular placer.
  • Los franceses llaman al orgamos “la petite mort”, la muertecita.
  • Lo máximo que podemos obtener sea de lo que sea es alegría, un sí espontáneo a la vida que nos brota de dentro, un sí a lo que somos, a lo que sentimos ser.
  • Quien tiene alegría ya ha recibido el premio máximo, quien no la tiene es un miserable que carece de lo más importante.
  • Al arte de poner el placer al servicio de la alegría, a la virtud que sabe no ir a caer del gusto en el disgusto, se le suele llamar desde tiempos antiguos templanza.
  • El mundo está lleno de supuestos “rebeldes” que lo único que desean en el fondo es que les castiguen por ser libres, que algún poder superior de este mundo o de otro les impida quedarse a solas con sus tentaciones.
  • Es malsano sentir remordimientos por no estar en ese momento sufriendo como otros o por estar disfrutando como el otro quisiera poder disfrutar.
  • Sólo alguien con muchas ganas de amargarse la vida y amargársela a los demás puede llegar a creer que siempre se goza contra alguien.
  • John Stuart Mill: “La humanidad sale más gananciosa consintiendo a cada cual vivir a su manera que obligándole a vivir a la manera de los demás”.
  • Wittgenstein: “Si un hombre pudiese escribir un libro sobre ética que fuese verdaderamente un libro sobre ética, ese libro, como una explosión, aniquilarís todos los demás libros del mundo”.
  • Es bueno el que siente una antipatía activa por la muerte, antipatía que no miedo.
  • Lo que me interesa no es si hay vida después de la muerte, sino que haya vida antes, y que esa vida sea buena, no simple superviviencia o miedo constante a morir.
  • La buena vida es algo que cada cual debe ir inventándose de acuerdo con su propia individualidad, la sabiduría o el ejemplo de los demás pueden ayudarnos pero no sustituirnos.
  • Elige lo que te abre: a los otros, a nuevas experiencias, a diversas alegrías. Evita lo que te encierra y lo que te entierra.

Enlaces relacionados:

Libro recomendable, fácil lectura de conceptos no triviales, felicidades señor Savater :).

raul

Anuncios

4 comentarios to “Ética para Amador de Fernando Savater – Apuntes Breves”

  1. […] recientes Ética para Amador d… en Política para Amador de Ferna…Los libros de poker … en Aprende a jugar al póquer […]

  2. KALel said

    lo peor en ese libro.. no muestra elgibilida dela lectur ay sobre todo pretende ante´poner tus ideas de pensamieto etica con el suyo..

  3. […] Ética para Amador de Fernando Savater. […]

  4. […] Ética para Amador de Fernando Savater. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: