Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La fabulosa historia de Los Pelayos de Iván y Gonzalo García-Pelayo – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Viernes, 19 de septiembre, 2008


Corría la década de los noventa cuando Gonzalo García-Pelayo, filósofo de vocación y bon vivant de carrera, llegó a la brillante conclusión de que “nada es perfecto”. Si esto era así, no podía haber ninguna superficie que fuese absolutamente regular. Todas tenían que estar sometidas a algún tipo de desviación, incluso (¡eureka!) la de las ruletas. Y así fue.

Con esta teoría bajo el brazo, Gonzalo, su hijo Iván, filósofo (él sí de carrera) con una incipiente vocación de vividor, y una buena parte del resto de la familia, recorrieron los casinos de todo el mundo y, con laboriosa tenacidad, consiguieron hacer saltar la banca de los más prestigiosos locales de juego y obtener de ella pingües beneficios.

El clan de los Pelayos se hizo famoso en toda España y ocupó las portadas de varios medios de comunicación. Su suerte llegó a ser tan espectacular, que los propios casinos les prohibieron la entrada y los muchachos tuvieron que acabar por dedicarse a otros menesteres… siempre al margen de lo cotidiano.

Sus experiencias convierten la hazaña de los Pelayos en un relato lleno de acción que más tiene que ver con las aventuras de un Kerouac que con las afamadas desgracias de otros jugadores literarios.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • El azar sorprendentemente también tiene límites.
  • Si uno tira cien veces una moneda es casi imposible que la cara salga más de sesenta y cinco veces.
  • En escasísimas ocasiones nos encontramos con verdaderos profesionales que aplicaban con rigor e inteligencia sistemas ganadores.
  • No podíamos jugar en ningún lugar en el que estuviésemos apostando o estudiando sus posibilidades más allá de lo que concernía a nuestra jornada laboral y nunca de forma privada.
  • No revelar jamás el sistema con el que jugábamos y dar una continua sensación de que perdíamos dinero.
  • No nos prohibimos tener relaciones con cualquier persona perteneciente a nuestro “ámbito laboral”.
  • Llegamos a creer que que debíamos de haber descubierto un inusituado error de fábrica en una de las marcas de ruleta más extendidas del planeta pero el hecho constatado de que los números beneficiados por tal “error” fueran sin lugar a dudas los que más pudieran interesar a los casinos nos hizo albergar intrincada sospechas.
  • Había dos tipos de camarillas que destacaban: los prestamistas y los secretarios.
  • Chiqui: “El dinero para lo que vale es para jugar, y si sobra algo, pues para comer”.
  • El tópico desprecio que los casinos tienen ante los jugadores sea cual sea su condición, la firme idea del “ya se lo dejarán”.
  • El arma más letal del casino: el tiempo.
  • En Estados Unidos, a diferencia de Europa, las ruletas no tienen 37 números a los que apostar sino 38, poseen uno más, el doble cero, pero te pagan igual, 36 fichas cuando se coje un pleno. La desventaja contra la que se juega en Europa es de un 2,7% sobre el dinero apostado, en EEUU, del 5,26%.
  • Cuando entras en un gran casino de cualquier parte de Las Vegas se hace especialmente difícil conseguir salir de él. Nunca verás reloj alguno ni nada que pueda dar pistas del tiempo que llevas dentro.
  • Las Vegas es el paraíso de los jugadores profesionales, es el lugar de retiro de todos los buenos jugadores del país.
  • En Las Vegas no existen prácticamente límites a la hora de apostar.
  • La cantidad ideal para el juego de la quiniela, lo máximo que se debía jugar con rentabilidad, eran uno 15 millones de pesetas semanales y se podía estar tres temporadas sin recuperar la inversión total.
  • En la ruleta no hay un sistema posible con base únicamente matemática, los únicos sistemas que funcionan han de tener una base física (defecto físico o tendencia) o el que calcula la distancia que la bola va a recorrer una vez ha sido lanzada por el crupier (balística).
  • ¿Cuántos son los positivos que puede llegar a tener un número en una cierta cantidad de tiradas en una ruleta absolutamente perfecta?¿Cúales son los límites de la suerte?: +37.
  • Mesas de ruleta tipo A: +192.
  • Mesas de ruleta tipo B: +153.
  • Mesas de ruleta tipo C: +135.

Enlaces relacionados:

Libro que recomiendo, escrito de forma muy amena cuenta una historia ciertamente fabulosa e interesante.

raul

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: