Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La era de las turbulencias de Alan Greenspan – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Viernes, 16 de enero, 2009


Este libro es en parte una historia detectivesca. Después del 11-S supe, si es que necesitaba más indicios, que vivimos en un mundo nuevo: el mundo de una economía capitalista global que es sumamente más flexible, resistente, abierta, autocorrectora y dinámica de lo que era hace incluso un cuarto de siglo.

Es un mundo que nos ofrece enormes posibilidades nuevas pero también enormes nuevos desafíos. La era de las turbulencias es mi intento de entender la naturaleza de este nuevo mundo: cómo hemos llegado aquí, qué estamos viviendo y qué espera en el horizonte, para bien o para mal.

En la medida de lo posible, transmito mi comprensión en el contexto de mis propias experiencias. Lo hago por sentido de la responsabilidad hacia el registro histórico y para que los lectores sepan de dónde vengo.

El libro está dividido, en consecuencia, en dos mitades: la primera es mi empeño por remontar el arco de mi curva de aprendizaje, y la segunda es un esfuerzo más objetivo por utilizarlo como fundamento sobre el que erigir un marco conceptual que permita comprender la nueva economía global.

Por último, reúno lo que nos es razonable conjeturar sobre el rostro de la economía mundial en 2030.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Yo pensaba que la mejor estrateiga era observar y esperar hasta que comprendiéramos cuáles serían las secuelas exactas del 11-S.
  • Como la mayoría de integrantes del Gobierno, estaba seguro de que habría más ataques.
  • No aspiro a conocer todas las respuestas. Sin embargo, desde mi posición ventajosa en la Reserva Federal tuve acceso privilegiado a lo mejor que se había pensado y dicho somo un amplia gama de temas.
  • No sólo las economías del antiguo bloque soviético, tras cierto caos, abrazaron la doctrina del capitalismo de mercado, sino que también lo hizo la mayor parte de lo que antes llamábamos Tercer Mundo.
  • Si la historia del último cuarto de siglo puede resumirse en una sola línea, se trata del redescubrimiento del poder del capitalismo de mercado.
  • En mis viajes por todo el mundo he descubierto que la gente exhibe notables semejanzas que ningún esfuerzo de la imaginación puede achacar a la cultura, la historia, el lenguaje o el azar. Todas las personas parecen motivadas por un afán congénito de autoestima que en gran parte viene fomentado por la aprobación ajena.
  • La gente posee una necesidad innata de interactuar con otras personas.
  • Todos tenemos distintas opiniones sobre lo que es justo, pero nadie puede evitar la necesidad congénita de emitir esos juicios.
  • Los economistas no pueden evitar ser estudiosos de la naturaleza humana, en especial de la euforia y el miedo.
  • A pesar de las muchas carencias de los seres humanos, no es casualidad que perseveremos y avancemos ante la adversidad. Está en nuestra naturaleza: algo que, a lo largo de los años, ha fortalecido mi optimismo respecto a nuestro futuro.
  • J.P. Morgan, no sólo financió la formación de U.S. Steel, consolidó los ferrocarriles y participó en la constitución de General Electric, sino que también fue la principal fuerza estabilizadora del sistema financiero estadounidense antes de la creación de la Reserva Federal.
  • Keynes sostenía que los mercados libres, dejados a su aire, no siempre aportan el bien óptimo a la sociedad y que cuando el empleo se estancaba el gobierno debía tomar cartas en el asunto.
  • Lo que me fascinaban eran las innovaciones matemáticas y los análisis estructurales de Keynes, no sus ideas sobre política económica. Prefería centrarme en los desafío técnicos y desentenderme de la visión “macro”.
  • Mi obsesión principal eran las matemáticas.
  • Si los modelos tienen tan poco poder de predicción, ¿para qué sirven? La ventaja menos publicitada de los modelos formales es que el sencillo ejercicio de utilizarlos asegura que se están aplicando reglas básicas de contabilidad nacional y coherencia económica a un conjunto de premisas.
  • Yo creía que la energía atómica era la frontera más importante que abriríamos en nuestras vidas.
  • El Colectivo Rand se convirtió en mi primer círculo social fuera de la universidad y la profesión de economista.
  • Diría que Nixon y Clinton fueron con diferencia los presidentes más listos con los que he trabajado.
  • La desregulación fue el gran logro no debidamente reconocido de la Administración Ford.
  • Con Reagan, los estadounidenses pasaron de creer que eran una antigua gran potencia a recobrar la confianza.
  • Hoy en día la plantilla de la Junta de la Reserva Federal cuenta con unos dos mil empleados y tiene un presupuesto anual cercano a los 300 millones de dólares.
  • El presidente de la Fed no la dirige, eso lo hace un miembro de la Junta como gobernador administrativo para que supervise las operaciones cotidianas, a él sólo se le presentan asuntos que se salen de lo corriente o susceptibles de despertar el interés del público o el Congreso.
  • Tiene menos poder unilateral de lo que el título podría sugerir. Por ley yo controlaba sólo el orden del día de las reuniones de la Junta Directiva: la Junta toma todas sus decisiones por mayoría, y el presidente era tan sólo un voto más entre siete.
  • El cargo no conlleva automáticamente la presidencia del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC), el poderoso grupo que controla el tipo de los fondos federales, principal palanca de la política monetaria estadounidense. El FOMC está compuesto por los siete miembros de la Junta y los presidentes de los doce bancos regionales de la Reserva Federal y también adopta las decisiones por mayoría.
  • La Reserva Federal y la Casa Blanca no son aliados automáticos. Los políticos a menudo encuentran un incordio a la Fed.
  • Yo soy partidario de dar las malas noticias en persona, en privado y por adelantado, sobre todo el Washington, donde los funcionarioes odian estar desinformados y necesitan tiempo para decidir lo que quieren manifestar en público.
  • Contemplar  los intentos de funcionar de los mercados en ausencia de una protección de los derechos de la propiedad o una tradición de confianza  (Rusia) fue una experiencia completamente nueva para mí.
  • El hundimiento de los precios del petróleo unos antes había eliminado la única fuente real de crecimiento de Rusia.
  • No es de extrañar que los sistemas económicos de planificación central tengan grandes dificultades para mejorar las condiciones de vida y crear riqueza. La producción viene determinada por instrucciones específicas de las agencias planificadoras a las fábricas.
  • Los experimentos controlados casi nunca suceden en economía.
  • La caída del muro desveló un grado de pobredumbre económica tan devastador que asombró incluso a los escépticos.
  • La confianza en la palabra de los demás, sobre todo de los desconocidos, era otro elemento palmariamente ausente en la nueva Rusia.
  • Si en Occidente hubiera que arbitrar sobre más que de una pequeña fracción de los contratos, nuestros tribunales estarían empantanados hasta la parálisis.
  • En una sociedad libre, la inmensa mayoría de las transacciones son pues, por necesidad, voluntarias.
  • La reputación a menudo es el activo más valioso de una empresa.
  • El veredicto sobre la planificación central está dictado, y es inequívocamente negativo.
  • El 9 de agosto de 1995 pasará a la historia como el día en que nació el boom de las “puntocom”. Lo que lo detonó fue la oferta pública inicial de Netscape, un minúsculo productor de software de Silicon Valley que, con dos años de vida, casi no tenía ingresos y ni un centavo de beneficios. La verdad era que Netscape estaba regalando la mayoría de sus productos.
  • El boom desenfrenado de la alta tecnología es lo que finalmente generalizó la aceptación de la idea de la destrucción creadora de Schumpeter.
  • La tecnología de la información ha liberado buena parte de las existencias adicionales y las filas de trabajadores para usos productivos y rentables.
  • La Fed por ley no tiene atribuciones explícitas para intentar contener una burbuja en la Bolsa.
  • De todos modos, acordamos que tratar de evitar una burbuja era coherente con nuestra misión, y que era nuestro deber arriesgarnos.
  • La historia nos decía que booms como ése no podían durar ni durarían eternamente (finales 90’s).
  • Tuve una desoladora revelación: unos superavits crónicos podían ser tan desestabilizadores como unos déficits crónicos.
  • Existe un remedio para el exceso legislativo: se llama veto presidencial.
  • No ejercer el poder de veto devino un rasgo característico de la presidencia Bush: durante casi seis años en la Casa Blanca, no dio carpetazo a un solo proyecto de ley. Eso carecía de precedente moderno.
  • Cuando un tema es complejo, resulta un ejercicio útil llevarlo hasta el extremo.
  • Durante los cinco años en los que coincidimos, el presidente Bush respetó su compromiso con la independencia de la Fed.
  • Mi mayor frustración seguía siendo la poca disposición del presidente Bush a aplicar su veto contra el gasto descontrolado.
  • En el transcurso de nuestra larga historia, nunca ha habido mucho amor entre liberales y conservadores. Sin embargo, las personas no cerraban filas en torno a un “Partido Conservador” o un “Partido Liberal”.
  • A menudo me pregunt si una candidatura formada por un republicano para presidente y un demócrata para vicepresidente, o a la inversa, atraería al inmenso centro desatendido.
  • Como presidente de la Fed, a menudo me encontré con que afrontar los asuntos urgentes que acuciaban a la política económica estadounidense requería explorar las muchas maneras en que interactúan la naturaleza humana y las fuerzas del mercado.
  • En un momento temprano de mi carrera profesional identifiqué la competencia como motor primario del crecimiento económico y el nivel de vida en Estados Unidos.
  • Durante mis años en la Fed, me relacioné con expertos en prácticamente todos los aspectos imaginables de la economía internacional.
  • Tuve que recalibrar continuamente mis opiniones sobre cómo funcionaba la economía estadounidense en el contexto de una globalización en perpetua expansión.
  • Los datos apuntan a tres características importantes que influyen en el crecimiento global: 1) el grado de competencia interior; 2) la calidad de las instituciones que hacen funcionar la economía del país y 3) el éxito de sus dirigentes en la aplicación de las medidas necesarias para la estabilidad macroeconómica.
  • Las personas, por lo general, no se esfuerzan por acumular el capital necesario para el crecimiento económico a menos que puedan poseerlo.
  • Ha sido sorprendente constatar con el paso de los años lo que puede lograr hasta un poco de propiedad privada (China y Unión Soviética).
  • Dado que vivir requiere propiedad física, la gente necesita protección legal para tener y disponer de esa propiedad sin la amenaza de una confiscación arbitraria por parte del Estado o la muchedumbre de las calles.
  • La asunción de la propiedad privada individual y la legalidad de su transferencia deben estar profundamente integradas en la cultura de una sociedad para que las economías de libre mercado funcionen con eficacia.
  • El mal holandés golpea cuando la demanda extranjera de una exportación impulsa al alza el valor de cambio de la moneda del país exportador.
  • Juan Pablo Pérez Alfonso (cofundador de la OPEP) previó con acierto la incapacidad de la práctica totalidad de países de la OPEP para usar sus riquezas en cualquier diversificación significativa más allá del petróleo y los productos relacionados.
  • Nuestras ideas sobre la eficacia de la competencia de mercado hayan permanecido esencialmente inalteradas desde la Ilustración del siglo XVIII, Adam Smith.
  • El capitalismo crea un tira y afloja dentro de cada uno de nosotros.
  • En el fondo es probablemente el mensaje del capitalismo: la “destrucción creadora”, la extinción de viejas tecnologías y modos de hacer las cosas a favor de otros nuevos, es el único modo de aumentar la productividad y en consecuencia el único modo de incrementar el nivel de vida medio de forma sostenible. Encontrar oro, petróleo u otra riqueza natural, nos enseña la historia, no consigue eso.
  • Los franceses sienten mucha menos inclinación a padecer las presiones competitivas de un mercado libre y buscan de forma abrumadora la seguridad de un empleo para el gobierno.
  • La corrupción tiende a existir siempre que los gobiernos tienen favores que prestar o algo que vender.
  • Cuanta mayor libertad económica, mayor será el margen para el riesgo empresarial y su compensación, los beneficios, y por tanto mayor la inclinación a asumir riesgos.
  • No todas las actividades emprendidas en los mercados son cívicas. Muchas, aunque legales, son decididamente sucias.
  • Los franceses son algo especiales en la medida en que su sentido del civismo y la historia guía de manera muy consciente su economía.
  • Pero la historia y una cultura de civismo no sostendrán por sí solas la economía de la eurozona.
  • Japón ha tenido que recuperarse con mucho esfuerzo del descalabro de la Bolsa y el suelo de 1990. Mi epifanía fue caer en la cuenta de lo humillante que es para los japoneses “quedar en evidencia”. Abocar a los deudores delincuentes a la bancarrota y ejecutar sus garantía bancarias era algo que debía evitarse, como los despidos.
  • Los japoneses observaban un código de civismo que hacía prácticamente inconcebible dejar a alguien en evidencia.
  • China tiene una necesidad acuciante de experiencia financiera.
  • ¿Pueden seguir creciendo de manera indefinida el comercio y los niveles de vida? Sí. Es la habilidad de los mercados libres competitivos y la acumulación irreversible de tecnología.
  • La fabricación en India, incluso la de alta tecnología, se ha visto perjudicada durante décadas por unas leyes laborales destructoras de empleo, una infraestructura decrépita incapaz de ofrecer un suministro eléctrico fiable y unas carreteras y vías férreas que inhiben el movimiento de componente manufacturados y productos acabados entre plantas y mercados.
  • El rendimiento del arroz en India es la mitad del de Vietnam y la tercera parte del de China. El rendimiento comparativo del algodón es todavía peor.
  • No puede negarse que Putin ha fomentado selectivamente aperturas de mercado y ha emprendido significativas mejoras del Estado de Derecho. Salvo para desafiar el poder del Kremlin, el pueblo ruso es libre: para viajar, reunirse y participar de todo lo que conllevan las sociedades democráticas.
  • Rusia está destinada a desempeñar un papel en la evolución posterior del capitalismo global.
  • Yo veo el populismo económico como la respuesta de una población empobrecida a una sociedad en declive, caracterizada por una élite económica a la que se percibe como opresora.
  • Las raíces de la desigualdad latinoamericana se encuentran en lo más profundo de la colonización europea que explotó a los esclavos y las poblaciones indígenas.
  • Aún en el día de hoy se percibe erróneamente a Estados Unidos como causa primordial de la miseria económica al sur de su frontera.
  • La mejor prueba de que el populismo es ante todo una respuesta emocional que no se basa en ideas es que no parece retroceder ante sus repetidos fracasos.
  • El nivel de mantenimiento esencial de los yacimientos petrolíferos en Venezuela experimentó un drástico descenso cuando Chávez sustituyó a la mayoría de técnicos no políticos de la petrolera estatal por adictos a su régimen.
  • El populismo económico hace grandes promesas sin plantearse cómo financiarlas.
  • El populismo atado a los derechos individuales es lo que la mayoría denomina democracia liberal.
  • No recuerdo una década libre de arrebatos de angustia sobre la acumulación de la deuda de los hogares y las empresas.
  • En una economía de mercado, el aumento de la deuda va de la mano del progreso.
  • La globalización está cambiando muchos de nuestros postes indicadores económicos.
  • Las economías individuales crecen y prosperan a medida que sus habitantes aprenden a especializarse y practicar la división del trabajo.
  • La historia nos advierte de que la globalización es reversible.
  • Un mundo “plenamente globalizado” es uno en que una producción, un comercio y unas finanzas sin trabas cuentan con el impulso de una búsqueda de beneficios y una asunción de riesgos que se desentienden por completo de la distancia y las fronteras nacionales.
  • La versión al riesgo inherente a las personas y el sesgo doméstico con que se manifiesta esa aversión significan que la globalización tiene sus límites.
  • Los hedge funds y los private equity funds parecen representar las finanzas del futuro.
  • Las estrategias de inversión mediante hedge funds siguen siendo esenciales para eliminar los márgenes del mercado anormales, y, es de suponer, de muchas ineficiencias. En verdad, los hedge funds se han vuelto agentes cruciales en los mercados mundiales de capital.
  • Casi todo el mundo desarrollado está al borde de un abismo demográfico para el que no existen precedentes: una enorme legión de trabajadores, la generación del baby boom, está a punto de pasar del trabajo productivo a la jubilación.
  • La inmigración continuada mitigará el impacto del descenso de la tasa de natalidad.
  • La renuencia de la OPEP a ampliar su capacidad ha tenido un efecto dramático sobre el mercado del petróleo. El colchón entre la oferta y la demanda se ha estrechado hasta el punto en que es incapaz de absorber, sin consecuencias para los precios, los cierres de siquiera una pequeña parte de la producción mundial.
  • La expansión y modernización de las refinerías se está quedando atrás.
  • Me parece que infrautilizamos significativamente la energía nuclear.
  • Las reservas de petróleo menguarán bastante antes de que acabe este siglo, dicen ahora la mayoría de expertos.
  • Mucho antes de que la geología del agotamiento de los yacimientos de petróleo se imponga, es probable que las fuerzas del mercado y las consiguientes presiones de los precios desplacen parte del uso actual del petróleo en Estados Unidos.
  • La experiencia de los últimos 50 años, y en realidad desde mucho antes, afirma que las fuerzas del mercado desempeñarán un papel clave en la conservación de los recursos energéticos escasos, dirigiéndolos hacia usos de más alto valor.
  • Yo me inclinaría por aceptar el “pronóstico de contingencia” de la IEA, que asume que la OPEP se quedará atrás en la expansión de su capacidad de crudo.
  • Me entristece que sea políticamente inoportuno reconocer lo que todo el mundo sabe: que la guerra de Irak tiene mucho que ver con el petróleo.
  • Los adivinos prosperan aún hoy día. La moderna Wall Street tiene en nómina a cuadros de personas muy inteligentes para leer lo que dicen las entrañas del rendimiento del mercado sobre los futuros precios de las acciones.
  • La teoría de los mercados eficientes no puede explicar los cracks de la Bolsa.
  • Los “contrarians” se enorgullecen de comerciar a la contra de la psicología de la masa. Puesto que los precios de las acciones son cíclicos, hay quien tiene éxito comerciando contracorriente.
  • Los estadísticos suelen atribuir el crecimiento en la producción por hora a tres “causas” económicas primarias: la cantidad de fábricas y equipos físicos, la calidad de la contribución de la mano de obra y lo que queda por expliar, que según deducen proviene de las restructuraciones organizativas y los nuevos hallazgo sobre cómo generar la producción de la nación.
  • En algún momento, la inmensa migración económica de la globalización se habrá completado, o será todo lo completa posible.
  • Mi condición de libertario me lleva a la conclusión inicial de que, si alguien crea una idea, tiene el derecho de propiedad.
  • India tiene un gran potencial si puede acabar su fe en el socialismo fabiano.
  • El grado en que las personas estén dispuestas a asumir riesgos depende de las compensaciones que crean poder ganar.
  • Las pruebas sugieren que para cualquier cultura y nivel de de educación dados, cuanto mayor es la libertad para competir y más firme el Estado de Derecho, mayor es la riqueza material producida.
  • Sin embargo, cuanto mayor es el grado de competencia, mayor es el grado de estrés y ansiedad experimentado por los participantes en el mercado.
  • No es un accidente que los seres humanos perseveren y avancen ante la adversidad. La adaptación forma parte nuestra naturaleza, un hecho que me lleva a ser profundamente optimista acerca del futuro.

Enlaces relacionados:

La verdad es que el libro se hace interesante aunque es un tocho a considerar, lo tuve que renovar en la biblioteca para poderlo terminar, es demasiado condescendiente con la dictadura china y cosas así pero bueno, él ya dice que es un técnico, aunque en esa parte humana deja bastante que desear no parece un mal tipo.

Como se puede apreciar por el tamaño de los apuntes el libro es algo denso :), y en el libro hay muchas más cosas, quien tenga unos conocimientos de economía que yo no tengo seguro que lo disfrutará más de lo que yo lo hice sin ellos.

raul

Anuncios

7 comentarios to “La era de las turbulencias de Alan Greenspan – Apuntes Breves”

  1. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  2. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  3. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  4. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  5. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  6. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

  7. […] La era de las turbulencias de Alan Greenspan. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: