Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Soldado de la CIA de Robert Baer – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 19 de febrero, 2009


Robert Baer, a quien se ha calificado como el Indiana Jones de la CIA ha sido agente durante veintiún años y ha realizado operaciones clandestinas en Irak, Afganistán, Líbano y Sudán, arriesgando con frecuencia su vida.

Disconforme con la evolución actual de la Agencia, la abandonó en 1997 y decidió contar su vida como agente para denunciar la decadencia de una institución que es hoy incapaz de enfrentarse al terrorismo.

Ésta es la primera vez que un agente importante de la CIA nos cuenta la realidad de su trabajo cotidiano de espionaje, corrupción y contraterrorismo en el marco convulso del Oriente Próximo.

Su relato se lee como una novela de espionaje, pero tiene, por otra parte, el interés de descubrirnos cómo ha actuado la CIA en los últimos veinticinco años, y de mostrarnos las limitaciones y la incompetencia de uno de los instrumentos esenciales con los que Estados Unidos ha pretendido gobernar el mundo.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • En casi todo Oriente Medio las librerías tienen prohibido vender tratados islámicos radicales que aboguen abiertamente por la violencia, pero en las librerías árabes de Londres este tipo de obras llenaban estanterías.
  • Después de haber pasado tantos años de mi vida en Oriente Medio, sabía que ese odio tan intenso y violento representaba una aberración del Islam; pero también sabía mejor que nadie el número de víctimas que ese odio podía costar a la humanidad.
  • La CIA se deshizo sistemáticamente de muchos de sus agente y, además, empezó a prescindir de muchos de los que en su tiempo habían sido altos cargos: agentes veteranos que habían pasado media vida en el extranjero en los peores antros.
  • En 1995, la agencia cedió el puesto de director de operaciones, el hombre encargado oficialmente del espionaje, a un analista que jamás había estado en una misión en el extranjero.
  • Hablando claro, la CIA se había desentendido del asunto del espionaje. Me pregunto por qué no teníamos una fuente de información en las mezquitas de Hamburgo para decirnos que Muhammad Atta estaba reclutando terroristas suicidas.
  • Este libro es una memoria de la trayectoria de un soldado de a pie en la otra guerra fría, la guerra contra las redes terroristas que no tienen la intención de hundirse por sí mismas como le sucedió a la Unión Soviética.
  • Es una historia sobre lugares donde la mayoría de los norteamericanos jamás viajarán, sobre personas con quienes muchos norteamericanos prefieren pensar que no tenemos relación alguna.
  • Todos los empleados de la CIA han de firmar un acuerdo en el que se autoriza a la agencia a revisar y censurar cualquier escrito que vaya a ser publicado.
  • Lo que sucedió con la CIA no ocurre por casualidad. La CIA estaba siendo destruida sistemáticamente por lo políticamente correcto, por discusiones menores sobre la construcción de nueva carreteras, por la codicia, y por un largo etcétera.
  • Precisamente cuando la amenaza terrorista se extendía por todo el mundo, la agencia de inteligencia que debía vigilarla estaba siendo desmantelada.
  • Firmamos un documento por el que nos comprometíamos a no revelar jamás que trabajábamos para la CIA, ni tan siquiera a nuestra madre, a nuestra esposa o al poli que nos parara por saltarnos un semáforo en rojo fuera de las bases de la CIA.
  • Durante los cinco primeros meses los instructores hicieron todo lo posible para convertirnos en depredadores.
  • No hay nada más importante que la vida de vuestro espía.
  • He pensado muchas veces en cómo la gente de Reagan se dejó engañar en el asunto Irán-contra. Ahora parece claro que los iraníes engañaron a la Casa Blanca como a chinos.
  • Puede que suene a locura, pero me encantaba trabajar en Beirut. Lo mejor de todo es que estaba lejos de la política de Washington, quizá el obstáculo principal para realizar nuestro trabajo.
  • Quien no se gane la vida combatiendo al terrorismo puede que se devane los sesos y se pregunte por qué estaba dispuesto a arriesgar la vida de un agente por este tipo de información, pero de hecho se trataba del tipo de detalles que podían cambiar el rumbo de un caso.
  • Lo que olvida mucha gente es que Yasir Arafat empezó como fundamentalista islámico.
  • ¿Osama bin Laden actuó solo, por medio de su propia red, Al Qaeda, al lanzar los ataques? Sobre eso estoy mucho más seguro y soy categórico: no.
  • Hemos de tener en cuenta que los terroristas islámicos a los que nos enfrentamos se ven obstaculizados por burocracias que se protegen a sí mismas. Poco les importan las instituciones y los egos.
  • Todo se reduce a que es necesario que volvamos a empezar a escuchar a la gente, por desagradable que sea el mensaje.
  • La única manera de derrotar a ese enemigo es obtener información, saber lo que planea hacer a continuación, y prepararnos para recibirle cuando llegue.

Enlaces relacionados:

Curioso libro del mundillo de la CIA aunque lejos de ser apasionante pero bueno.

raul

Anuncios

2 comentarios to “Soldado de la CIA de Robert Baer – Apuntes Breves”

  1. […] Soldado de la CIA de Robert Baer. […]

  2. […] Soldado de la CIA de Robert Baer. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: