Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

De la Noche a la Mañana de Federico Jiménez Losantos – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Viernes, 27 de febrero, 2009


El 1 de mayo de 1998, Aznar llama a La Moncloa a Federico Jiménez Losantos y Luis Herrero para que rompan con su gran amigo Antonio Herrero. Al día siguiente, Antonio, el gran renovador de la radio española, está muerto. Tras unos funerales multitudinarios y emocionantes, Luis y Federico tendrán que hacerse cargo de los dos grandes programas de la COPE para salvar el legado de libertad de Antonio y la continuidad de la cadena.

Así comienza este libro trepidante y vertiginoso, que desvela las verdaderas relaciones entre la política y los medios de comunicación en España, todas las operaciones de fusión multimedia auspiciadas por el Poder, la lucha por la independencia de algunos periodistas y las tentaciones continuas que les rodean. Nunca en España se ha escrito un libro tan descarnadamente sincero sobre los entresijos del Cuarto Poder. Y literariamente, nunca Jiménez Losantos había desplegado una prosa tan acerada, humorística, descarnada, brillantísima. Es, quizás, el mejor de sus libros.

Pero la verdadera protagonista de este libro de memorias y ensayo, de confesión y análisis, es la COPE. El cura don Bernardo, Barriocanal, Rouco, Blázquez, José María García, José Antonio Abellán, César Vidal, Luis Herrero, Pedro J. Ramírez, Nemesio Fernández-Cuesta, José Manuel Lara, Aznar, Zapatero, Esperanza Aguirre, Gallardón, Polanco o Carod Rovira son, entre otros muchos, los personajes que entran y salen en este relato que se lee como una novela y tiene el peso de un acta notarial.

Es también el curso más claro que se haya editado nunca sobre cómo se crean dos grandes programas de radio, “La linterna” y “La mañana”, que han convertido a Jiménez Losantos en el periodista más polémico y acaso más influyente de la España actual. Asimismo es la epopeya absurda y contradictoria de cómo la COPE ha podido sobrevivir a todas las operaciones para cerrarla, que continúan, y por qué se ha convertido en la referencia fundamental de millones de españoles.

Ésta es una maravillosa saga de lealtades y traiciones, sustos y milagros, amenazas y certezas, ideas y valores, que tiene como fondo la gran crisis de España en el siglo XXI y la lucha eterna entre despotismo y libertad.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Antonio Herrero había sido la pieza clave del periodismo comprometido que mantuvo una crítica implacable a la corrupción y al crimen de Estado del felipismo.
  • Sin Antonio en La Mañana, nadie creía posible supervivencia de la cadena.
  • Todavía hoy muchos creen que a Antonio lo mataron.
  • Bárbara Rey había ido a quejarse a Antonio del acoso del CESID a cuenta de su lío con el Rey.
  • Los que le hicieron la vida imposible en esos meses tienen una cierta responsabilidad moral en su muerte, pero no responsabilidad penal.
  • Cada vez son más oyentes de la COPE los que, con la mejor intención, me plantean sus incógnitas sobre la muerte de Antonio.
  • Hay que reconocerles a Polanco, Cebrián y sus sicarios coherencia en la maldad, perseverancia en el odio, porfía en la doblez, continuidad en la calumnia, obstinación en la vileza, afición al daño, profesionalidad en el crimen intelectual y desenvoltura en la canallada personal.
  • No es lo mismo decir que algo que defiende el Gobierno no es verdad o que es mentira. La diferencia es la voluntariedad, el daño moral que subyace en el engaño.
  • No es lo mismo denunciar ese intencionado dao moral del Gobierno al ciudadano que no hacerlo.
  • Esa denuncia tiene que llegar al ciudadano y para ser eficaz, de hacerlo, en términos morales, es decir, valorativos, que el ciudadano entienda como tales.
  • El argumento de los “insultos” es el argumento que siempre han utilizado contra la COPE sus enemigos, sabiendo que el pavor al escándalo que caracteriza al clero en general y a los obispos en particular se lo haría particularmente eficaz, es decir, enojoso y violento.
  • La derecha española es, por regla general, pacata, acomplejada, amiga de la moderación, del término medio, del equilibrio, de no dar un ruido y templar todas las gaitas.
  • Mi vida había cambiado en sólo tres días, desde aquella noche del 1 de mayo de 1998.
  • La radio es el medio “caliente” por excelencia, tanto por su inmediatez como por los fuerte lazos, casi familiares, que el comunicador crea con la audiencia.
  • ¿Alguien conoce a un solo ejecutivo de una sola empresa audiovisual que haya fracasado alguna vez?
  • Yo era conflictivo por muy diversas razones: porque como típico intelectual era soberbio y poco bizcochable, y porque ideológicamente no sólo era anticomunista, algo que a algún sector de los obispos todavía le parecía mal, sino abiertamente liberal, lo que a otro sector aún le parecía peor; y sobre todo nítidamente antinacionalista.
  • En la España rural, la COPE era la radio de los pobres.
  • Cuando los señores de la izquierda, los demagogos nacionalistas y los millonarios progres hablan de las riquezas que la Iglesia católica debería repartir entre los pobres, me da risa de pura pena. No hay que sino ver con lo poco que pueden agasajarte monjas y frailes para comprobar el estado casi de miseria en que viven.
  • Uno se siente humilde y agradecidamente satisfecho al saber que para tantas personas voluntariamente sacrificadas esta COPE ingobernable y de fiar es un diario sustento moral, social, político, ciudadano y nacional.
  • La linterna de la economía tenía también un calado ideológico profundo, porque defendía por primera vez en un programa de gran audiencia las instituciones básicas de la economía de mercado.
  • Jose María García había dicho tantas veces que se iba para, al final, acabar quedándose, que muchos creían que iba de farol.
  • En Noviembre de 1999, Jordi Pujol decidió quitarle a la COPE las licencias de emisión en Barcelona, Manresa y Tarragona, que era tanto como cerrar la COPE en Cataluña. La razón esgrimida por el Molt Honorable i Despòtic era que, según él, “la COPE mentía”.
  • ¿Por qué se fue realmente García de la COPE? Había muchas razones: falta de medios para competir con Polanco, falta de respaldo moral de la empresa, rencores y fisuras dentro de la casa y del primitivo grupo de Antena 3, amén de las muchas enemistades y animadversiones que se cosechan cuando, como García, uno es rico, famoso y con enemigos aún más ricos y más poderosos.
  • El nombre del programa de deportes que sustituyó a García se lo puso, sin saberlo, el propio García. “Los que quieran la guerra van a ir bien servidos, porque ya no voy con tirachinas”, dijo al ABC el 12 de agosto de 2000.
  • Eln ensayo “Aznar y los medios de comunicación ” me llevó a la ruptura con Aznar durante tres años, al distanciamiento con Luis durante dos y a empeñar todas mis fuerzas en la creación de ese grupo intelectual y mediático que nació de La Ilustración Liberal, dio origen a Libertad Digital y se fraguó en torno a La Linterna de la COPE.
  • Que la obsesión de Aznar fuera Polanco es lógica. Nunca ha existido en España un grupo grupo de comunicación convertido en un poder fáctico tan aplastante, tan omnipresente y tan contrario a los principios, valores e ideas que pueda alentar un proyecto político liberal y nacional.
  • Lo que ha distinguido a la COPE en todos estos años no es ganar batallas, sino librarlas, casi sólo para demostrar que era libre de hacerlo.
  • Pedro J. Ramirez: “Hay más razones para estar con Aznar que contra él”.
  • La guerra de Irak, que en términos puramente militares se decidió entre febrero y marzo de 2003, pero que políticamente se decantó en las Navidades de 2002, resultó dramática y decisiva para la COPE en todos los sentidos.
  • En ella se perfilaron las cuatro tendencias esenciales que marcan su trayectoria posterior:
    • El pacto tácito pero férreo de la propiedad (la Conferencia Episcopal con Rouco al frente).
    • La conversión de la COPE en referente ideológico esencial y casi único de la derecha.
    • La animadversión paralela e incondicional de la izquierda.
    • La consolidación de una línea ideológica e informativa que acabaría llevándome a suceder a Luis Herrero en La Mañana.
  • Javier Bardem, mascarón de proa de la campaña “pacifista” contra el PP con la excusa de Irak.
  • La única estrategia real del Gobierno de Aznar ante aquellas manifestaciones gigantescas, los cientos de asaltos a sus sedes, las agresiones físicas y verbales a sus representantes, la continua coacción instalada en todas partes, se resumía en una frase que es el no va más de la impotencia, el máximo alarde de la incomparecencia ética y el acabose de la incompetencia política: “Ya escampará”.
  • Primer objetivo: recuperar la agresividad, la garra de Antonio Herrero.
  • El segundo, convertirnos en alternativa a la SER.
  • El tercer objetivo es mejorar los ingresos publicitarios.
  • El cuarto y último objetivo, para muchos el primero, es no delizarse por la pendiente de la telebasura.
  • Hay un quinto objetivo, pero éste no me corresponde a mí, creer que la COPE tiene futuro.
  • Todas las sintonías de las secciones del programa las busqué yo. Un técnico puede ayudarte, pero seleccionar la música que puede identificar a un programa y a un comunicador depende esencialmente de la imagen o el sonido que quieren transmitir.
  • Mi única preocupación era que la gente percibiera que la COPE no era una cadena buena, mala o regular, sino la única alternativa a la SER. Si yo conseguía que Iñaki Gabilondo dialogase conmigo, fuera en términos afables o iracundos, delante de Goliatondo sólo estaría Daviderico. Lo malo es que Iñaki sabía perfectamente lo que yo quería y, naturalmente, no estaba dispuesto a colaborar en la tarea de crearse un rival, por modesto que fuera.
  • La COPE había sido reconocida, por la vía de los hechos, como alternativa a la SER. ¿Entró al trapo Iñaki  porque se aburrió de callar o porque vieron que La Mañana empezaba a tener audiencia y sus críticas a la SER ya no podían ser pasadas por alto? No lo sé. Desde entonces, lo importante siguió siendo atacar, pero como forma de resistir.
  • Alguno puede pensar que el ataque a la SER partía de mi animadversión política hacia todo lo que es y significa el Imperio prisaico. Nada más lejos de realidad. En realidad, mis rivales eran Radio Nacional y, sobre todo, Onda Cero. Ése era realmente mi objetivo: recuperar audiencia y colocar de nuevo a la COPE en segundo lugar.
  • ¿Por qué entró finalmente en ese juego la SER, pese a ser totalmente consciente de que me favorecía? Por dos razones: la primera es su soberbia despótica y la segunda su sectarismo totalitario.
  • Polanco y su “harka” son incapaces de tolerar que alguien les lleve abiertamient la contraria, no digamos ya que les rete y les llame lo que realmente son: un cáncer para las libertades y la nación española.
  • Yo decidí no leer ninguna noticia, salvo el tiempo, que pertenece al orden adivinatorio, y dedicarme exclusivamente a la opinión.
  • La de Gallardón y Aguirre era, obviamente, una pelea de gallos, un desafío de protagonismos y una lucha de poder, pero representaba también la pugna entre dos ideas de la derecha difícilmente compatibles entre sí.
  • Y si los pseudoislamistas fueron la coreografía, el guión y ejecución sólo puedo corresponder a las dos fuerzas con capacidad para acometer esa masacre: la ETA o los servicios secretos españoles. O una combinación de ambos.
  • Esa manipulación de la opinión pública hubiera sido imposible sin la siembra de odio de los dos años anteriores, sin las campañas del Prestige y la guerra de Irak, y sin la difamación implacable contra Aznar.
  • El Rey, que desde que el PSOE llegó al Poder ha sido el peor y más peligroso enemigo que he tenido en la COPE. ¿Peor que Aznar? Mucho peor. ¿Peor que Zapatero? Bastante peor. ¿Peor que Maragall? Todavía peor. ¿Peor que Polanco? Allá se andan, pero sí: peor.
  • “Son las seis cuarenta y cinco de la mañana, una hora menos en Canarias, y Bacigalupo, hasta ahora no ha vuelto al Río de Plata”.
  • “Las siete y diez de la mañana, las seis y diez en Canarias, y Los Albertos todavía no han entrado en la cárcel”.
  • A mí, que la gente, sobre todo cierto tipo de gente, entre o salga de la cárcel no me produce interés de ningún tipo. Lo que sí me interesa y, en el fondo, lo que más me preocupa es que en un Estado de Derecho haya una Justicia para los ricos y otra para los pobres, una para los que tienen estrechas relaciones con el Poder y otra para los que no conocen a nadie
  • Que un señor vaya a la cárcel si debe cuarenta millones a Haciena y otro señor no vaya aunque estafe cuatro mil porque es amigo del Rey, verdaderamente me subleva.
  • O la justicia es igual para todos o la estigmatizada es la Justicia.
  • “Son las siete y diez de la mañana, una hora menos en Canarias, y La Zarzuela aún no ha desmentido que el Rey impidiera un golpe de Estado del PP antes, durante o después del 14-M”.
  • La capacidad de generar opinión, que no es lo mismo que suscribirla, la tienen unos pocos medios. Y entre ellos estaba ya la COPE.
  • Aquel detalle egoísta y calculado de Zapatero viniendo a La Mañana suponía la ratificación institucional de un éxito comercial.
  • La SER ha desarrollado el orden soñado por cualquier político, porque junto al acuerdo profundo de los de arriba, hay una disciplina ciega en los de abajo para servir al discurso político según las conveniencias del momento.
  • Si la importancia de algo o alguien se mide por el número y poder de sus enemigos, la COPE es importantísima.
  • “El Gobierno español sólo habla con terroristas, homosexuales y catalanes, a ver cuándo se decide a hablar con gente normal”. Yo nunca he dicho eso.
  • Como todo el que habla seis horas diarias en directo comentando la actualidad podré decir barbaridades porque la técnica usada más habitualmente en la crítica política es la hipérbole. O exageración.
  • Acreditando el acierto de Jean-François Revel, que empieza El conocimiento inútil diciendo que la fuerza más importante de las que mueven el mundo es la mentira.
  • La vanidad de cualquier escritor queda definitivamente maltrecha cuando ve que lo critican sin haberlo leído.
  • El día en que otra cadena supere a la COPE en su mismo terreno y otro Federico me retire a mí, habremos triunfado. Antes, no.
  • En estos ochos años milagrosos, sólo he aprendido de verdad una cosa: hay que hacer cada programa como si fuera el último.
  • Conclusiones de la investigación del EGM:
    • La mayoría de las encuestas sobre las que se sostiene este informe incluyen un defecto de forma o una irregularidad.
    • Convertirse en encuestador del EGM es el trabajo más accesible.
    • El control sobre la veracidad de las encuestas es mínimo. Está basado en la intimidación, no en la vigilancia.
    • Nueve de cada diez encuestas son terminadas por el encuestador. Prácticamente nadie de los que acceden a ser encuestados aceptan llegar hasta el final.
    • Nueve de cada diez entrevistas vulneran los criterios de selección.
    • Más del 90% de las entrevistas realizadas durante el informe no se hacen a la persona que designa el ordenador.
    • Más de la mitad de los encuestados se deja inducir por el encuestador para escoger sus respuestas.
    • El encuestado no ve nunca si su respuesta coincide con la que el encuestador introduce en el ordenador.
    • El 90% de las irregularidades advertidas fueron pasadas por alto por las empresas.
  • Realmente manejar el resultado de las encuestas es fácil. Falsear los datos, manipularlos a conciencia, también es sencillo. Y sin dejar ningún rastro.
  • Así es el EGM, así esta de podrido. Dos meses dentro fueron suficientes para descubrir la chapuza. Una mentira.

Enlaces relacionados:

Un tocho de libro importante que me obligo a renovarlo para terminarmelo, se puede leer a un losantos mas tranquilo de lo que se oye en la radio :) y cuenta un monton de cosas que sucedieron alrededor de la cope y del pp en los ultimos años, merece un repaso al menos.

raul

Anuncios

3 comentarios to “De la Noche a la Mañana de Federico Jiménez Losantos – Apuntes Breves”

  1. […] De la Noche a la Mañana de Federico Jiménez Losantos. […]

  2. […] De la Noche a la Mañana de Federico Jiménez Losantos. […]

  3. […] De la Noche a la Mañana de Federico Jiménez Losantos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: