Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La Inquisición de John Edwards – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 6 de abril, 2009


La historia de la Inqusición ha avanzado en las últimas décadas, desvaneciendo mitos, por una parte, pero reafirmando, por otra, la terrible verdad de unas persecuciones que llevaron a dos millares de seres humanos a la hoguera y sometieron a otros muchos a torturas y abusos.

Se necesitaba una nueva evaluación que pusiera al alcance del lector no especializado lo que hoy sabemos, y esto es lo que ha hecho en este espléndido libro John Edwards, investigador de la Universidad de Oxford e hispanista de reconocido prestigio, que nos invita a compartir una nueva visión de una institución que marcó profundamente la historia de España.

No todas las páginas contendrán una denuncia directa de la Inquisición española y sus actividades. Nos esforzaremos aquí en situar a los tribunales de la Inquisición española en el contexto histórico adecuado, incluyendo los presupuestos religiosos en los que basaron sus actividades.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • No sería justo para los que tuvieron parte en los acontecimientos del pasado que se les juzgara simple y llanamente según los criterios de finales del siglo XX, época en la que la depravación y la hipocresía humana han alcanzado en muchos casos cotas a las que no se había llegado nunca.
  • La “herejía”, tal como se suele entender el término, es un concepto estrictamente cristiano.
  • El significado original en griego de la palabra herejía, en época precristiana, era el “opción, elección”, o “cosa elegida”, y se solía aplicar a la adhesión a una determinada escuela filosófica y a sus principios.
  • La herejía es el resultado inevitable de la racionalización de la religión.
  • Cuando acabó el siglo XII, ya existían las técnicas teológicas e intelectuales capaces de hacer frente a la “amenaza” que suponía la herejía.
  • El papa Gregorio IX instituyó la primera Inquisición oficial (1229).
  • Las “Partidas” confirmaban la libertad religiosa de judíos y musulmanes, que, a diferencia de los cristianos, no estaban bajo la jurisdicción de la Inquisición.
  • En la Corona de Aragón ya existía una Inquisición, establecida en el siglo XIII.
  • El 17 de octubre de 1483 Sixto IV nombró a Torquemada inquisidor general de Aragón, Cataluña y Valencia.
  • Los inquisidores de finales del siglo XV y comienzos del XVI fueron en su mayoría más unos burócratas anónimos que unos grandes tiranos.
  • La finalidad oficial del Santo Oficio había sido siempre la de reconciliar a las almas descarriadas con la Iglesia.
  • No cabe duda de que los conversos fueron el objetivo primordial de los primeros inquisidores.
  • La Inquisición utilizó unos procedimientos judiciales que bien podrían compararse con los empleados por los tribunales de justicia seculares o por los tribunales eclesiásticos ordinarios. En este sentido, resulta por tanto perfectamente lícito comparar los procedimientos de la Inquisición con los utilizados por otros tribunales de la época.
  • El acusado no podía elegir a su defensa, sino que se veía obligado a aceptar al letrado nombrado por los inquisidores. Era evidente que las perspectivas de progresar en su carrera no podían verse favorecidas por el hecho de proporcionar una buena defensa a semejantes clientes.
  • En teoría, los inquisidores estaban obligados a prescindir del testimonio de todos aquellos a los que el acusado declarar “enemigos mortales” suyos.
  • Una vez acordados el veredicto y la condena, el prisionero era sacado a hacer penitencia pública en un auto de fe.
  • La Inquisición española instituyó una nueva modalidad más refinada obligando a sus reos a llevar un gran capirote, como en una parodia de la autoridad episcopal, y una túnica amarilla llamada sambenito que representaba visualmente sus crímenes y que posteriormente era colgada en la parroquia del infractor, como signo de infamia para él y para su familia.
  • La versión católica tradicional ha visto la Inquisición como la encargada de preservar el “verdadero” cristianismo frente a la infiltración de judíos y musulmanes “conversos”, y frente a los disidentes cristianos, todos los cuales afirmaban falsamente ser miembros ortodoxos de la Iglesia, que, como dice el credo Nicea, es “una, santa, católica y apostólica”.
  • El pueblo llano a medida que iba avanzando el siglo XVI, vivió la Inquisición española en esencia como un tribunal correcional encargado de velar por la moral y de reprimir a los diferentes.
  • Durante la segunda mitad del siglob XVI la Inquisición española fue en general bastante popular dentro de su propio país.
  • Durante los siglos XVI y XVII parece que la Inquisición se instaló en la rutina burocrática.
  • La tortura era empleada para obtener pruebas y no como un castigo en sí.
  • La Inquisición española se distinguió de todos los demás tribunales, tanto eclesiásticos como seculares, por no participar de la “caza de brujas” de comienzos de la Edad Moderna.
  • Aunque en 1834 cayera definitivamente el telón sobre la Inquisición española, ello no significó desde luego que la Iglesia católica romana abandonara su defensa de la ortodoxia cristiana.
  • En 1965, Pablo VI reformó la institución denominándola “Congregación para la Doctrina de la Fe”. Su función de salvaguardia de fe y de moral fue incrementada entonces con la tarea adicional de promover la buena doctrina dentro de la propia Iglesia.
  • Los procedimientos de la “Inquisición” moderna delatan, acaso de manera inevitable, cierta influencia del pasado, en especial su carácter secreto, cuya finalidad es explícitamente proteger la reputación del inocente, aunque en la actualidad la Congregación no puede recurrir al brazo secular para imponer su voluntad.
  • La historia de la actitud de los católicos hacia los judíos se remonta mucho atrás, y está en la raíz de mucho fenómenos antijudíos.
  • La expresión “leyenda negra” fue acuñada en 1913 por un funcionario del Ministerio español de Educación llamado curiosamente Julián Juderías.

Si eres miembro de la Santa Iglesia Católica y te “incomodan” en cierta medida esas cosillas que se dicen de la Santa Inquisición unos siglos ha, este es tu libro, te reconfortará enormemente y te sentirás mejor en, en adelante podrás “contraargumentar”. En cuanto a mí aun no doy crédito a lo que leí.

raul

Anuncios

4 comentarios to “La Inquisición de John Edwards – Apuntes Breves”

  1. […] La Inquisición de John Edwards. […]

  2. […] La Inquisición de John Edwards. […]

  3. […] La Inquisición de John Edwards. […]

  4. […] La Inquisición de John Edwards. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: