Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La venganza de la tierra de James Lovelock – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 19 de mayo, 2009


Durante miles de años la Humanidad ha explotado la tierra sin tener en cuenta las consecuencias. Ahora que el calentamiento global y el cambio climático son evidentes para cualquier observador imparcial, la Tierra comienza a vengarse.

La Humanidad no sólo está a punto de autodestruirse sino que todas las soluciones propuestas o aplicadas hasta ahora no pueden resolver el problema (la biomasa, la energía solar, etc.).

El profundo conocimiento del autor sobre la ciencia del calentamiento global le permite darnos una verdadera explicación sobre lo que está pasando y propone soluciones realistas para el mayor problema al que ha tenido que enfrentarse la Humanidad.

En este apasionado alegato, James Lovelock argumenta que, aunque el cambio climático ya es inevitable, todavía no es demasiado tarde para salvarnos (o al menos algunos de nosotros).

Si quiere saber qué está pasando con la Tierra y qué se puede hacer para salvarla, éste es el libro que tiene que leer.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Gaia es la delgada capa esférica de tierra y agua que existe entre el interior incandescendente de la Tierra y la atmósfera superior que la rodea, el tejido interactivo de organismos vivos que la ha habitado durante más de cuatro mil millones de años y el modo en que uno afecta continuamente al otro.
  • Gaia es una metáfora de la Tierra viva.
  • Cuando se reflexiona de manera innovadora sobre algo conocido suele suscitarse una oposición emocional que va más allá de los argumentos racionales.
  • El mensaje primordial de este libro no es tanto que la propia Gaia esté amenazada sino más bien que los humanos le estamos infligiendo un daño cada vez mayor.
  • Sólo si pensamos en nuestro hogar planetario como si estuviera vivo podremos ver por qué los cultivos erosionan el tejido vivo de su piel y por qué la contaminación es tan venenosa para la Tierra como para nosotros.
  • Si no cuidamos de la Tierra, ella cuidará de sí misma haciendo que ya no seamos bienvenidos.
  • El calentamiento global fue discutido superficialmente por varios autores a mediados del siglo XX.
  • Sabemos lo bastante de la fisiología del planeta como para comprender que su enfermedad es grave.
  • Es demasiado tarde para seguir la vía del desarrollo sostenible; lo que hace falta es una retirada sostenible.
  • Estamos tan obsesionados con la idea de progreso y con el bienestar de la humanidad que la retirada nos parece algo desagradable y vergonzoso.
  • El calentamiento global está acelerándose y casi no nos queda tiempo para reaccionar.
  • Lo que necesitamos por encima de todo es recuperar el amor y la empatía por la naturaleza que perdimos cuando nos enamoramos de la vida urbana.
  • Si no hacemos nada, lo poco que queda de campo se convertirá en un páramo plagado de enormes molinos de viento en un vano intento de conseguir abastecer la demanda de energía de la vida urbana.
  • En tiempos de guerra aceptamos que nos racionen la comida y los bienes de consumo, estamos dispuestos a trabajar más horas, a afrontar grandes peligros e incluso a morir.
  • Al cambiar el medio ambiente, hemos declarado sin darnos cuenta la guerra a Gaia.
  • Lo que está en juego no es la supervivencia de la especie humana sino la supervivencia de la civilización.
  • Según algunos puntos de vista, la especie humana es casi una enfermedad planetaria.
  • La energía de fisión nuclear es hoy por hoy la única medicina eficaz de que disponemos.
  • Y recurrir a la energía nuclear no es lo único que tendremos que hacer si queremos evitar que en este mismo siglo se produzca una nueva Edad Oscura.
  • Hay que dejar de preocuparse por los estadísticamente ínfimos riesgos de cáncer derivados de agente químicos o de la radiación. Casi un tercio de nosotros moriremos de cáncer, fundamentalmente porque todos respiramos aire, que está lleno del carcinógeno más peligroso: el oxígeno.
  • Vivimos en una época en que las emociones y los sentimientos cuentan más que la verdad, y existe una enorme ignorancia científica.
  • Gaia tiene diversos estados estables que le permiten adaptarse a los cambios internos y externos.
  • ¿Es posible que en la evolución de Gaia los animales hayan evolucionado para excretar nitrógeno en forma de urea o ácido úrico en lugar de en forma de gas?
  • Para nosotros, la secreción de urea representa un desperdicio de energía y agua.
  • Si el ser humano y otros animales no orináramos el nitrógeno sino que lo elimináramos mediante la respiración, puede que hubiera menos plantas y que eso conllevara hambre.
  • Cuando empcé a investigar sobre Gaia hace cuarenta años, la ciencia no era, como es hoy, una labor organizada y empresarial. En ese idílico entorno, era posible realizar un experimento para confirmar o descartar una idea, en otras ocasiones la respuesta era más equívoca. Fueron precisamente esas zonas de penumbra las que me llevaron muchas veces, por puro azar, a una revelación totalmente inesperada, a un auténtico descubrimiento.
  • La clave para comprender Gaia es recordar que opera dentro de una serie de límites o restricciones.
  • Analice cualquier ecosistema antiguo que sobrevia en alguno de los pocos lugares de la Tierra todavía intactos y verá que es dinámicamente estable, igual que el cuerpo humano.
  • La mayor parte de la vida prospera entre 25 y 35 grados.
  • La aparición del oxígeno fue un acontecimiento tan importante para la existencia de Gaia como la pubertad para los humanos. Impulsó la evolución de células vivas más complejas, las eucariotas y, con el tiempo, llevó a los inmensos conglomerados de células que son las plantas y los animales.
  • Una gran biodiversidad no es necesariamente algo altamente deseable y que deba ser protegido a toda costa.
  • La previsión del tiempo y la previsión del clima no son lo mismo. Los climas futuros son mucho más predecibles que la meteorología futura.
  • Las granjas de viento alteran la verticalidad de la atmósfera y puede que influyan negativamente en el clima de la región en la que se instalan.
  • Cuando quemamos combustibles fósiles para conseguir energía, en términos cualitativos no estamos haciendo nada peor que quemar madera.
  • La industria petrolera puede pasar del petróleo al gas o el carbón como fuente a partir de la cual producir sus productos.
  • El gas natural parece en muchos sentidos el combustible fósil ideal pero el problema de los escapes de metano es que es 24 veces más potente como gas de efecto invernadero que el dióxido de carbono.
  • La mayor parte de los peores aspectos de la contaminación son iatrogénicos, consecuencia de un tratamiento que empeora la enfermedad en lugar de curarla.
  • Pocos parecen darse cuenta de que a las plantas no les gusta que se las coman, y llegan a extremos insólitos para disuadir, incapacitar o incluso matar a cualquier animal o invertebrado que trate de hacerlo.
  • Pedimos a los ecologistas de ciudad que recapaciten y comprendan que su principal obligación es hacia la Tierra viva. La humanidad va en segundo lugar.
  • A través de nuestra rutina diaria, casi todos estamos participando en la demolición de Gaia.
  • Nuestro papel en Gaia era el mismo que el de los demás animales: reciclar carbono y otros elementos.
  • No soy pesimista y creo que al final prevalecerá el bien.
  • Soy un científico y pienso en términos de probabilidades, no de certezas, y por tanto soy agnóstico.

Enlaces relacionados:

raul

Anuncios

9 comentarios to “La venganza de la tierra de James Lovelock – Apuntes Breves”

  1. rxna said

    “Si no cuidamos de la Tierra, ella cuidará de si misma…”. Para mí, es uno de los puntos clave. El “género humano” somos tan egocéntricos que pensamos ( no sin falta de paternalismo) que está en nuestras manos el hecho de re-generar nuestra atmósfera. La naturaleza es algo grande y tiene herramientas muy poderosas. Tendemos a pensar que estamos destuyendo la tierra….. ! que ilusos !.

  2. […] recientes Tanda de libros de M… en Hijo del cambio de Garri Kaspá…rxna en La venganza de la tierra de Ja…ramcs en Eric Raymond no cree necesaria…ramcs en Microsoft cierra la encicloped…Gheesh […]

  3. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  4. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  5. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  6. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  7. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  8. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

  9. […] La venganza de la tierra de James Lovelock. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: