Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Mi autobiografia de Charles Chaplin – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 29 de junio, 2009


La figura de Charles Chaplin ocupa por derecho propio uno de los lugares más relevantes en la mitología de nuestro tiempo.

Ningún otro personaje del mundo del cine ha obtenido un éxito tan generalizado entre los espectadores ni ha provocado tanto interés entre los críticos y especialistas del séptimo arte.

El genio de Charlot, acerca del cual parece que ya está todo dicho, permanece vivo y atrayente en la magia de sus películas.

La autobiografía de Chaplin es la única incursión en la literatura de uno de los personajes que más ha contribuido al desarrollo del medio cinematográfico. Contada con todo el humor y la ternura de que sólo Chaplin es capaz, la historia de su vida es también un recorrido por los hitos más significativos de una gran parte del siglo actual.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Difícilmente me daba cuenta de la crisis, porque vivíamos en una crisis continua.
  • Mi madre era actriz cómica en un teatro de variedades.
  • Lo que más me gustaba era mi silla de 6 peniques, comprada a unos gitanos, porque me daba una extraordinaria sensación de propiedad.
  • Yo apenas conocía la existencia de un padre.
  • Mi abuela era medio gitana.
  • Mi aparición por primera vez en un escenario a la edad de cinco años. Estaba a mis anchas como en mi casa. Hablé al públicom bailé e hice varias imitaciones, incluso una de mi madre.
  • Mi primera contemplación del mar me produjo un efecto hipnotizador.
  • El pelo es algo muy esencial en la vida de los niños.
  • Mi madre me imbuyó el convencimiento de que tenía yo talento.
  • El año 1899 fue la época de las patillas.
  • Llegué a ser veterano en desempeñar diversos oficios.
  • El teatro significaba para mí solamente una manera de ganarme la vida.
  • Vivía solitario en medio de esta niebla y esta confusión (adolescencia). Prostitutas, muchachas fáciles y unas ocasionales borracheras se entretejen en mi vida durante este período.
  • El americano es un optimista obsesionado por sueños apremiantes, un hombre que siempre está intentando algo.
  • Quería yo saber, no por amor a la ciencia, sino como una defensa contra el desprecio que siente el mundo por el ignorante.
  • La mecánica de la dirección era sencilla en aquellos días. Sólo había que saber distinguir la derecha de la izquierda para las entradas y los mutis.
  • Cuando empecé a dirigir mi primera película, no me encontraba tan confiado como hubiera creído, en realidad, sufrí un ligero ataque de pánico.
  • El éxito sirve para que le quieran a uno, y me hice amigo íntimo de todos los del estudio. Sabía que la familiaridad significaba que lograba el éxito.
  • Confirmó algo que ya presentía yo: estaba capacitado para provocar las lágrimas tanto como la risa.
  • Estábamos inundados de toda clase de proposiciones de negocios relacionados con libros, vestidos, velas, juguetes, cigarrillos y pasta dentínfrica.
  • A veces un argumento presentaba un problema y encontraba dificultades para resolverlo. Entonces me alejaba del trabajo y me dedicaba a pensar. A veces la solución llegaba al final del día, cuando me encontraba al borde de la desesperación. Entonces surgia la solución.
  • Ningún miembro de mi compañía resultó herido en mis películas.
  • Es indudable que los hombres que triunfan viven en un mundo diferente.
  • Yo sabía muy poco acerca de inversión del dinero.
  • Nunca he sido partidario de los estimulantes alcohólicos porque cuando trabajaba tenía la impresión de que cualquier estimulante perjudicaría mis facultades.
  • Nada exige un mayor estado de alerta de la inteligencia que idear y dirigir una película.
  • Como Balzac, quien creía que una noche dedicada al sexo significaba la pérdida de una buena página de alguna de sus novelas, yo creía también que representaba la pérdida de un activo día de trabajo en los estudios.
  • No puedo contestar satisfactoriamente a cómo se me ocurren las ideas de las películas. A lo largo de los años he descubierto que las ideas surgen cuando se siente un intenso deseo de tenerlas.
  • ¿Cómo se obtienen las ideas? Mediante una continua perseverancia, llevada al borde de la locura. Hay que tener capacidad para soportar la angustia y mantener el entusiasmo durante un largo período.
  • Más que la sexualidad o que las aberraciones infantiles, creo que la mayor parte de nuestra potencia de ideación proviene de causas atávicas.
  • Mi método para inventar el argumento de una película era sencillo. Consistía en buscar el procedimiento de que la gente se viera metida en apuros y hacerles salir de ellos.
  • Max Eastman resume el sentido del humor considerándolo como algo derivado del dolor que ríe. Dice que el Homo sapiens es masoquista, que goza con el dolor bajo muchos aspectos, y que al público le gusta sufrir por delegación. Estoy de acuerdo con todo esto.
  • Mi propio concepto del humor es un tanto diferente para mí: es la sutil discrepancia que discernimos en lo que parece ser la conducta normal.
  • Gracias al humor vemos lo irracional en lo que parece racional.
  • El humor también incrementa nuestro sentido de supervivencia y salvaguarda nuestra cordura.
  • Algunos periódicos me censuraron por no ir a la guerra.
  • Resulta difícil representar con naturalidad si no trabaja la mente.
  • Para un artista, la completa libertad para realizar lo que no es ortodoxo resulta generalmente muy estimulante, y por eso la primera película de muchos directores posee a menudo lozanía y originalidad.
  • En la actuación en el cine o en el teatro la sencillez es siempre lo mejor.
  • Personalmente, odio los trucos efectistas; por ejemplo, fotografiar a través del fuego de la chimenea, desde el punto de vista de un trozo de carbón.
  • El ahorrar tiempo en el cine sigue siendo una virtud básica.
  • Al manejar a los actores en una escena, la psicología sirve de gran ayuda.
  • Aunque sabiendo lo que quería, he solido llevar al nuevo actor aparte y le he confiado que me sentía cansado, inquieto y sin saber qué hacer en aquella escena. En seguida ha olvidado él su propio nerviosismo y ha intentado ayudarme, y así he logrado que desempeñase muy bien su papel.
  • Para mí lo teatral significa el embellecimiento dramático.
  • No creo que pueda enseñarse la forma de representar. He visto a personas muy inteligentes fracasar en este empeño, y a personas estúpidas actuar muy bien.
  • Ser todo intelecto sin nada de sensibilidad puede ser la característica del criminal consumado; y ser todo sensibilidad sin nada de intelecto es el ejemplo del idiota inofensivo.
  • El fundamento básico de un gran actor es que se agrada a sí mismo cuando representa.
  • El sentir simplemente un ferviente amor por el teatro no es suficiente: debe sentirse un amor y una confianza fervientes en uno mismo.
  • Aborrezco las escuelas y cursos de arte dramático que alientan la reflexión y la introspección para producir la emoción adecuada. El simple hecho de que un alumno tenga que pasar por una operación mental para conseguirla es una prueba suficiente de que debe desistir de ser actor.
  • He descubierto que el sentido de la orientación es uno de los medios más importantes para lograr ser un buen actor.
  • Al actuar, me gustan la sutileza y la sobriedad.
  • La riqueza y la celebridad me han enseñado a ver el mundo con la perspectiva adecuada: a descubrir que los hombres eminentes tenían tantos defectos como el resto de nosotros.
  • Todavía no he conocido un pobre que añore la pobreza o que halle la libertad en ella.
  • No encuentro ninguna coacción en la riqueza.
  • No soy religioso en un sentido dogmático.
  • Nunca creo ni dejo de creer algo.
  • Hay cosas que sobrepasan a la razón.
  • Creo que la fe es la precursora de todas nuestras ideas.
  • Tengo fe en lo desconocido, en todo lo que no comprendemos por medio de la razón.
  • Si se me preguntara qué personalidad me ha causado mayor impresión en mi vida, diría que el difunto William Randolph Hearst.
  • Gandhi. Siempre le había yo respetado y admirado por su habilidad política y su voluntad de hierro.
  • Es un error regodearse mucho tiempo con la adulación del público.
  • No soy patriota, no sólo por razones morales o intelectuales, sino porque eso no despierta en mí sentimiento alguno.
  • No quiero realizar ningún sacrificio por una causa política, a menos de creer personalment en ella.
  • No soy un mártir del nacionalismo ni quiero morir por un presidente, por un primer ministro o por un dictador.
  • Durante mi trabajo las mujeres nunca me interesaba; sólo entre dos rodajes, cuando no tenía nada que hacer, era vulnerable.
  • Las vacaciones, son, en el mejor de los casos, una “ocupación vacía”.
  • Nada crispa más los nervios que recibir noticias anunciando que la taquilla de la primera semana batía todos los récords y que la de la segunda semana iba flojeando algo.
  • Todo Hollywood había abandonado el cine mudo, excepto yo.
  • Seguir teniendo la impresión de que el arte de la pantomima iba quedando viejo poco a poco era una idea desalentadora.
  • Otra preocupación era que si hacía una película hablada, por buena que pudiera ser, no podría superar nunca la calidad artística de mi pantomima.
  • Siempre me había interesado la forma en que trabajan los escritores y cuánto producen al día.
  • Los escritores son personas gratas, pero no muy generosas. Rara vez comparten con los demás lo que saben.
  • Los sabios pueden ser una compañía excelente, pero su simple presencia en un salón paraliza mentalmente a los demás.
  • Los pintores son molestos, porque la mayoría pretenden hacer creer que son filósofos, más que pintores.
  • Los poetas pertenecen indudablemente a la clase superior e incidentalmente son agradables, tolerantes y excelentes compañeros.
  • Creo que los músicos son, en conjunto, más gratos de tratar.
  • Aunque pasara yo por algunas fases de depresión, periódicas, con respecto a mi carrera, nunca dejé de creer que una buena película resolvería todas mis preocupaciones.
  • Desde un punto de vista moral, creo que la violencia física y la filosofía son tan nocivas como una atrevida escena amorosa.
  • Mis amigos me han preguntado cómo me las arreglé para suscitar esta hostilidad de los americanos. Mi estupendo pecado fue, y sigue siendo, mi carácter no conformista. Aunque no soy comunista, me negué a seguir la corriente, y a odiarlos. En segundo lugar, yo era opuesto al Comité de Actividades Antiamericanas. En tercer lugar, nunca he intentado hacerme ciudadano americano.
  • Resumo el estado del mundo tal como lo veo hoy día. Las complejidades cada vez mayores de la vida moderna, la invasión dinámica del siglo XX, mantienen al individuo cercado por gigantescas instituciones que le amenazan por todos lados, política, científica y económica. Nos hemos convertido en víctimas de la limitación del alma, de las sanciones y de las cosas permitidas.
  • Nos hemos zambullido ciegamente en la fealdad y en el apiñamiento y hemos perdido nuestro sentido de la estética.
  • Nuestro sentido de la vida ha quedado embotado por el ansia de ganancia, el poder y el monopolio.
  • El hombre es un animal con instintos primarios de supervivencia. En consecuencia, su ingenio se ha desarrollado primero y su alma después.
  • Carlyle ha dicho que la salvación del mundo vendrá del pensamiento colectivo. Pero para que ocurra esto el hombre debe ser impulsado por graves circunstancias.
  • El mundo me ha dado lo mejor de él y poco de lo peor que contiene.
  • Nunca me han impresionado en demasía las cosas malas y me han sorprendido gratamente las buenas.
  • No tengo ni un plan de vida ni ninguna filosfía, ya que, sabios o locos, todos tenemos que luchar con la vida.
  • Schopenhauer ha dicho que la felicidad es un estado negativo, pero no estoy de acuerdo con él.

Enlaces relacionados:

raul

Anuncios

7 comentarios to “Mi autobiografia de Charles Chaplin – Apuntes Breves”

  1. Let said

    Hola, mi nombre es Leticia, te queria comentar que estoy tratando de conseguir este libro,(Mi autobiografia C. Chaplin) pero me esta resultando muy dificil ya que su ultima edicion fue del 2004 si no me equivoco, podrias ayudarme a encontralo? nuevo o usado?
    Muchas Gracias!!

  2. raulbarraltamayo said

    hola leticia!, puedes comprarlo en amazon en ingles o buscarlo en bibliotecas, que tengas suerte!

    raul

  3. Icono del cine said

    Esa biografia se refiere al hijo de Chaplin que se llama de la misma manrea. No la escribió el mismo Chaplin actor.

  4. Viviana Sánchez Lanzoni said

    Hola. Este libro “My Autobiography” sí es escrito por Charlie Chaplin…no es del hijo. Lo escribió como con 74 años de edad. Yo ya lo leí. Es buenísimo!…es excelente leer de las mismas palabras de él, toda la historia de su vida. Si hay muchos detalles que omite…como los escándalos con Lita Grey, y otros detalles que me imagino que él no quería que se supieran…pero básicamente está todo. Yo creo que ese libro sólo está en inglés.

  5. teresa said

    si lo consiguieron en inglés porfavor publiquen el link

  6. Porota said

    Ahí va un enlace para la bajadura.

    http://forum.mobilism.org/viewtopic.php?p=1509771

    ¡Que lo disfrutéis!

  7. […] Mi autobiografia de Charles Chaplin. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: