Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Todo es posible de Christopher Reeve – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 20 de julio, 2009


El accidente de equitación que Christopher Reeve sufrió en 1995 y a consecuencia del cual quedó tetrapléjico supuso para él un punto de inflexión en su vida. Desde entonces, Reeve vive consagrado a la superación personal y, en su empeño, ha llegado a dominar el arte de hacer de lo imposible lo inevitable.

En Todo es posible, Reeve demuestra que todos somos capaces de superar infortunios en apariencia irremediables; nos enseña que, para quienes gozan de un cuerpo sano, la parálisis es una opción voluntaria, una elección personal que consiste en vivir abnegado por las dudas y por el miedo a asumir riesgos, y que esa opción es inaceptable.

Reeve sabe por experiencia propia que conquistar el espacio interior es una ardua labor y que requiere sufrimiento. En este libro, en el que intercala anécdotas de su vida con fragmentos extraídos de sus discursos y entrevistas, Reeve guía sutilmente al lector, ofreciéndole sus reflexiones.

“Al principio, muchos de nuestros sueños parecen imposibles, más tarde se convierten en improbables pero de repente, cuando conseguimos la suficiente fuerza de voluntad, los sueños se vuelven inevitables.” Christopher Reeve.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Más vale tener claro lo que quieres porque, como lo consigas, no te va a quedar otro remedio que aceptarlo.
  • Ante el éxito o ante la adversidad, siempre tienes que creer en tu valor como persona. Eso es lo que cuenta.
  • En cuanto me percaté de la gravedad de mi situación, mi reacción inmediata fue la de pensar que aquella forma de vida era inaceptable.
  • Siete años después del accidente y el año en que cumplo la cincuentena, al echar la vista atrás, veo con indescriptible gratitud el momento en que Dana se sentó a mi lado en la cama y me dijo: “Sigues siendo tú, y te quiero”.
  • La primera decisión emanó de las palabras de Dana y de la mirada de mis tres hijos cuando entraron en la habitación. Di mi aprobación a la intervención quirúrgica. Aunque de modo inconsciente, en ese preciso momento acababa de elegir el camino hacia la supervivencia.
  • Primero tenía que aprender a tragar.
  • Algunos psicólogos se acercaron a mi cama para ayudarme, pero su tono excesivamente paternalista hacía que me sintiese aliviado cuando se iban.
  • La intuición de Dana sobre mis ganas de vivir a los dos años del accidente resultó ser un gran acierto.
  • Hoy en día soy un hombre más ocupado que antes del accidente. Tengo que compaginar la fisioterapia con mis responsabilidades en la fundación, mi cargo de vicepresidente de la Organización Nacional de Discapacitados, NOD, mi trabajo como guionista, productor y director, la familia, los amigos, los viajes y otros tantos compromisos.
  • Cuando me preguntan si me agobia que los demás sientan pena, tengo que admitir que el problema es en realidad que los demás creen que lo puedo hacer casi todo.
  • Los científicos se contradicen todo el tiempo.
  • Algunos discapacitados aprenden a vivir con la parálisis pero descuidan la salud. Yo les sugeriría que cuidasen su alimentación e intentaran hacer un poco de ejercicio.
  • La lesión de médula me ayudó a constatar que el humor es una de las mejores maneras, i no la mejor, de canalizar la ira.
  • Tenían que convencer a los medios de comunicación y a todos en general de que yo era un jinete experto y que mi lesión se había producido por un accidente fortuito, no como resultado de mi torpeza.
  • Cuando echo la vista atrás, agradezco a los medios de comunicación y al público el haber introducido cierta dosis de humor en una época en la que se daba noticias diarias sobre la gravedad de mi situación.
  • Los altibajos emocionales propios del proceso de adaptación a una enfermedad o discapacidad grave oscilan desde la tendencia suicida hasta la plena recuperación de las ganas de vivir. Entre uno y otro extremo se extiende una borrosa zona gris de apatía.
  • Cuando sufrí el accidente pensé que todo era por mi culpa, que acababa de recibir un castigo por ser una mala persona. El sentido de la disciplina que había desarrollado con los años me ayudó en parte a darle la vuelta a ese planteamiento.
  • Comparto esa creencia, hasta cierto punto generalizada, de que hay una relación entre la mente y el cuerpo que puede conducir un estado de ánimo propicio hasta la recuperación.
  • Antes del accidente, mi actitud positiva contribuyó probablemente a combatir varias enfermedades y lesiones.
  • Una gran mayoría de personas optan por permanecer dentro de su zona de seguridad. La zona de seguridad de una persona está delimitada por sus miedos y la percepción de sus limitaciones.
  • Creo que el aspecto más importante del éxito tiene que ver con encontrar una pasión real por algo en la vida.
  • Se requiere tesón para poder exprimir el potencial propio al máximo. Ese potencial se tiene que descubrir libremente, no se puede forzar a un niño a ser lo que no quiere. No podemos esperar que los niños sean nuestra réplica.
  • Descubrí que, en la educación de tus hijos y en tus relaciones con los demás, a veces es más importante tu presencia que tus acciones.
  • Las palabras sólo pueden surtir su efecto sobre los demás cuando éstos están receptivos.
  • Es importante escoger las palabras con cuidado, sobre todo cuando representamos la voz de la autoridad ante seres más vulnerables.
  • Casi todo lo que decimos tiene un enorme impacto en nuestros hijos, incluso cuando no nos damos cuenta de que están prestando atención.
  • Abraham Lincoln: “Cuando hago el bien, me siento bien. Cuando hago el mal, me siento mal. Y ésa es mi religión”.
  • No sólo crecí sin influencias religiosas, sino que además tampoco tenía yo ningún sentido de la espiritualidad.
  • Mi desencuentro con la Cienciología marcó el comienzo de una búsqueda perpetua de significado espiritual para la vida.
  • Franklin Delano Roosevelt: “No podemos ser un país fuerte, a no ser que seamos un país sano”.
  • La militancia a favor de la investigación y la calidad de vida de las personas discapacitadas se convirtió en mi gran prioridad.
  • Los investigadores y los defensores de los enfermos vieron truncadas sus expectativas debido a la fuerte oposición de los partidos políticos conservadores y de los colectivos religiosos.
  • Puedo entender el dilema moral ante la destrucción de embriones fertilizados en la investigación científica, pero empeñarse en que un óvulo no fecundado goce del mismo estatus y protección que un ser humano es algo que me sobrepasa.
  • Cuando empecé mi actividad militante en favor de los discapacitados, pensaba que el mayor obstáculo que me iba a encontrar sería la falta de fondos y la escasez de científicos dispuestos a dedicar su carrera a una minusvalía. En cambio, resultó que el problema no iba por ahí. El principal obstáculo es la polémica desatada por las células madre embrionarias y la clonación terapeútica.
  • A menudo hago hincapié en el trastorno que supone para mí levantarme cada mañana. Me levanto de un sueño en el que estoy completamente en forma y capaz de hacer todo lo que me proponga y me tengo que adaptar a la realidad de mi parálisis. En cuanto se me pasa, entonces empiezo el día. Entro en razón y recupero la esperanza.
  • Ramón y Cajal: “En el sistema nervioso, los nervios son algo fijo, finito e inmutable. Todo es susceptible de degenerar, pero nada se podrá regenerar”.
  • Revista Brainwork, octubre 1998: “Por lo que se refiere a la lesión de médula, se ha acabado el fatalismo, que pasa a ser sustituido por la seguridad de que la ciencia encontrará la manera de ayudar a la recuperación de los afectados de una lesión medular”.
  • Muchos discapacitados han sentido la frustación de querer mover una pierna para acabar moviendo el hombro. En general hacen falta meses, e incluso años de rehabilitación, para aprender a compensar esa tendencia del cerebro a dar órdenes erróneas después de una lesión.
  • Mi primer acto de fe no fue religioso. Ocurrió cuando me casé con Dana. No podía conocer ni definir nuestro futuro de antemano. Era un acto de fe.
  • Mi identidad y mi autoestima siempre habían encontrado un pilar básico en el ejercicio físico.
  • Con el tiempo, he llegado a la conclusión de que la espiritualidad se encuentra en la manera de vivir la vida cotidiana, implica emplear parte de nuestro tiempo para pensar en los demás.
  • No es tan difícil imaginarse que existe un poder supremo. No necesitamos saber qué forma adopta, ni dónde se encuentra exactamente. El simple hecho de respetarlo y vivir con él es suficiente.
  • A menudo nos equivocaremos, porque somos humanos, pero al menos sabemos que no merecemos ningún castigo. Ser conscientes de eso nos da seguridad y deseos de volverlo a intentar.
  • Le dije a Dana que lo que me gustaba del Universalismo Unitario es que no te presuponen culpable nada más entrar por la puerta.
  • Me parecía que los valores que representaba Superman en la gran pantalla debían ser también los valores que prevalecieran en el mundo real.
  • Cuando me enteré de que los experimentos con seres humanos para la regeneración de la médula espinal llevaban años retrasándose por culpa de una compañía farmaceútica que reclamaba la propiedad parcial de los derechos sobre las tecnologías recientemente desarrolladas por los científicos, me enfurecí.

Enlaces relacionados:

Recomiendo su lectura.

raul

Anuncios

10 comentarios to “Todo es posible de Christopher Reeve – Apuntes Breves”

  1. […] « Ahora hablaré de mí de Antonio Gala – Apuntes Breves Todo es posible de Christopher Reeve – Apuntes Breves […]

  2. […] Todo es posible de Christopher Reeve. […]

  3. […] Todo es posible de Christopher Reeve. […]

  4. titanide1986 said

    Hola, yo realmente quería preguntar dónde puedo conseguir este libro. Soy de Sevilla.

    Gracias de antemano.

    • Raul BT said

      hola sevillano!, yo tarde unos segundos en encontrarlo, seguro que si realmente estas interesado tambien lo haras tu :). salu2!

      • titanide1986 said

        Gracias por responder. Soy sevillana más bien xD. Pues al final he tenido que encargarlo, pero bueno el caso es que lo he encontrado xD.

      • titanide1986 said

        Vaya, pues al final mi gozo en un pozo, porque el sitio en el que lo he encargado me acaba de decir que la edición está agotada. ¿En serio no sabe usted de ninguna página web donde pudiera comprar libros difíciles de encontrar? Es que por lo visto lo que pasa con éste es que la edición está agotada, y creo que eso significa que ya no lo venden más :-(

        Una verdadera pena, porque realmente me interesaba…

      • titanide1986 said

        Comprar o descargar, que en último caso también me valdría en formato digital.

        Perdone la molestia.

      • Raul Barral Tamayo said

        estoy viendo lo mismo que tu, esta agotado, comprarlo seria en un sitio de segunda mano pero no conozco ninguno alternativo a amazon, una buena opcion podria ser el original en ingles, tb podrias preguntar en bibliotecas a las que tengas acceso, yo lo cogi en una. suerte!

        raul

  5. […] Todo es posible de Christopher Reeve. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: