Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 2 de noviembre, 2009


La palabra crisis corre de boca en boca, pero pocos saben en qué consiste.

Si todavía no te has enterado de lo que está pasando, este es tu libro. En La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual, Leopoldo Abadía te explica de manera clara y positiva que hasta de las peores situaciones se puede salir bien parado y sacarle partido. Todo esto poniendo al mal tiempo buena cara y sin perder nunca el sentido del humor.

¿Cómo es posible que algo que ocurre en Illinois afecte inmediatamente a nuestro bolsillo? ¿En qué se parece la economía de mi casa a los tan lejanos Presupuestos Generales del Estado? ¿Qué tienen que ver en todo esto la ética y la decencia?

Desde su San Quirico imaginario, rodeado de una realidad cotidiana, un vecino, un perro y un petirrojo, Abadía, el nuevo gurú de la economía, responde a estas y otras preguntas “a lo Leopoldo”.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Hace unos meses se me ocurrió escribir un documento o informe que titulé Crisis 2007-2008 y que ahora he retitulado La Crisis Ninja porque pienso que todo esto empezó con los ninjas americanos y porque no veo nada claro cuándo acabará.
  • El método científico que utilicé fue el de entender, cortar y pegar. No hay nada original mío.
  • Me puse una condición: no escribir nada si no lo entendía.
  • En mi casa me enseñaron que había que pensar bien de todo el mundo.
  • Ahora a los ingenieros de industrias textiles se nos llama ingenieros industriales.
  • Ninjas, no income, no job, no assets, osea, personas sin ingresos, sin empleo fijo, sin propiedades.
  • Se llaman “hipotecas subprime” las que tienen más riesgo de impago y están valoradas entre 620 las menos buenas y 300 las malas.
  • Como los bancos iban dando muchos préstamos hipotecarios, se les acababa el dinero. La solución fue muy fácil: acudir a bancos extranjeros para que les prestasen dinero.
  • Las Normas de Basilea exigen a los bancos de todo el mundo que tengan un capital mínimo en relación con sus activos, que no sea inferior a un determinado porcentaje del activo.
  • Si el banco está pidiendo dinero a otros bancos y dando muchos créditos, el porcentaje de capital sobre el activo baja. Hay que inventar algo nuevo y eso nuevo se llama titulización: el banco “empaqueta” las hipotecas, prime y subprime en paquetes que se llaman MBS. El dinero que obtiene por esos paquetes va al activo.
  • El banco crea unas entidades filiales, los conduits, que no son sociedades, sino trusts o fondos, y que por ello no tienen obligación de consolidar sus balances con los del banco matriz. Los conduits se financian mediante créditos con otros bancos y contratando los servicios de bancos de inversión que pueden vender esos MBS a fondos de inversión, sociedades de capital riesgo, etc…
  • Para ser financieramente correctos, los conduits o MBS tenían que ser bien calificados por las agencias de rating.
  • Algunos bancos de inversión lograron una recalificación de las agencias de rating: estructuraron los MBS en tramos, tranches, ordenando, de mayor a menor la probabilidad de impago, fueron rebautizados como CDO, CDS y Synthetic CDS.
  • Quiero recordar una cosa que es posible que se haya olvidado: todo está basado en que los ninjas pagarán sus hipotecas y que el mercado inmobiliario norteamericano seguirá subiendo.
  • Este libro no es más que un conjunto de servilletas pasadas a limpio y puestas un poco en orden.
  • “Lo más importante es que tiene un modelo en la cabeza. Tiene todo empalmado en su cabeza, y automáticamente sabe que si tiras de un hilito se mueven cuatro o cinco cosas”. Desde aquel día estoy luchando por tener un modelo.
  • Si piensas que toda la gente de tu empresa no son más que unidades de producción la empresa irá de distinto modo que si piensas que las personas de tu empresa son eso: personas.
  • “Lo que pasa es que muchas veces, sabiendo lo que las cosas son, la gente las utiliza para otros fines que no son los propios de las cosas”. Esto es, se cargan el para qué.
  • Lo que pasa es que hace cien años uno se cargaba una empresa y no se enteraban más que los del pueblo donde estaba aquella empresa, que se quedaban en la calle.
  • Todo forma parte de un todo.
  • Esta crisis es una crisis también de comunicación, además de imprudencia, avaricia, soberbia y confianza.
  • Es importantísimo hablar claro. Y para hablar claro hay que entender lo que se dice. Y para entender lo que se dice hay que tener criterio. Y para tener criterio hay que tener sentido común y evitar el bombardeo indiscriminado de información, leyendo con calma todo desde una misma fuente. Y procurar tener un modelo en la cabeza.
  • No se sabe cuál es la dimensión real de la crisis porque ni los que la originaron la han entendido. Se han dado cifras escalofriantes que van desde los 100k millones de dólares a 5,3 trillones.
  • Esos productos tan complicados no se hubieran repartido por el mundo si los otros bancos que los compraron los hubiesen entendido. Por tanto, han estado vendiendo y comprando cosas que no comprendían.
  • Mientras tanto nadie se fía de nadie.
  • Otra idea de mi mujer sería pagarles el bonus a los inventores de los instrumentos estructurados con instrumentos estructurados que ellos mismos hayan inventado.
  • Las autoridades financieras tienen una gran responsabilidad sobre lo que ha ocurrido. Las Normas de Basilea, teóricamente diseñadas para controlar el sistema, han estimulado la titulización hasta extremos capaces de oscurecer y complicar enormemente los mercados a los que se pretendía proteger.
  • Me resisto a pensar que todo está montado para que cuatro decidan los destinos de seis mil millones.
  • Yo le he tenido siempre mucho respeto a la capacidad de discurrir de la gente.
  • Es distinto estar en el paro que parado. Lo del paro le puede pasar a cualquiera. Lo de estar “parado” no te puede pasar nunca, mucho menos cuando estás en paro. Hay que moverse.
  • Gente sin criterio ni opinión propia es más fácil de manejar.
  • El manual de instrucciones, en nuestro caso, se llama ley natural, que es lo que he llamado la norma moral objetiva y creo que esta ley natural la ha puesto Dios dentro de nosotros y nos dice: esto es acorde con tu naturaleza, esto no es acorde con tu naturaleza. La ley natural es algo aceptado universalmente.
  • Actuar en conciencia puede ser muy malo si no tengo la conciencia bien formada o si descuido formarla constantemente.
  • Le llaman tener la conciencia bien formada a que mi normal moral subjetiva sea coherente con la normal moral objetiva.
  • La frivolidad es algo que los que tienen responsabilidades políticas no se pueden permitir.
  • Yo me conformaría con que pusiesen controles, entre férreos y muy férreos, para evitar que agencias de rating y banqueros sin escrúpulos no nos la volvieran a jugar otra vez.
  • Criterios de actuación. Primero: no distraerse. Segundo: ser prudente. Uno más: el optimismo.
  • El optimismo consiste en sacar el mejor partido posible de cualquier situación concreta. Luchar es diferente de no asumir la realidad.
  • Las crisis lo son más cuando las gestionan los pesimistas.
  • Distraerse es, en una situación determinada de mayor o menor dificultad, hacer cosas que no ayudan a resolver esa situación.
  • La prudencia requiere conocer y medir las consecuencias de las acciones y, una vez evaluadas, decidir hacerlas o no atemperando muchas cosas.
  • Hemos llevado una vida buena muy cara. Y ahora tenemos que llevar otra vida, la normalita, menos cara.
  • La iniciativa privada es una cosa que lleva dentro el ser humano, por lo que hablar de desaparición del capitalismo es una estupidez.
  • Hemos perdido los valores.
  • Además de responsabilidad global, existe la individual. La suma de las dos hará que salgamos de la crisis. La global es más gestión que responsabilidad. La individual es la verdadera responsabilidad.
  • Lo que diferencia a un empresario de un directivo no sólo es que se juegue su dinero, sino que lo haga de una forma sostenida en el tiempo.
  • Julio Iglesias: “Me olvidé de vivir los detalles pequeños”.
  • Lista de cosas pequeñas que podemos intentar hacer en nuestra vida cotidiana:
    • Interesarnos por lo que nos cuenta cada uno de los componentes de nuestra familia.
    • Flexibilidad.
    • Tranquilidad, sin manías.
    • Nuestra familia debe ser optimista.
    • Sonreír todo lo que podamos.
    • No dejar de pasar ocasiones de decir algo amable.
    • Abortar en su inicio cualquier pequeño conflicto.
    • Confiar siempre en quien está al lado nuestro y sobre todo en nuestros hijos.
    • Dar importancia a cada uno individualmente.
    • Se celebra todo, santos, cumpleaños, aniversarios.
    • Pedir perdón.
    • No empecinarse en las discusiones.
    • Contar cosas profesionales. Nuestros hijos tienen que saber a qué nos dedicamos.
    • Ser respetuoso con la libertad de los hijos.
    • La familia es de todos.
  • Debemos tener amigos. Yo creo que nosotros debemos ir de casa a los amigos, de los amigos al trabajo, del trabajo a los amigos y de los amigos a casa. La gente nos necesita.
  • Con frecuencia las personas están solas, muy solas.
  • Hay que devolver al trabajo su prestigio.
  • El trabajo es bueno en sí mismo. El trabajo bien hecho es una fuente de satisfacción importante.
  • En este momento, más que nunca, hay que hablar lo necesario y empezar a trabajar de verdad. Cada uno. Desde nuestra responsabilidad.
  • Es la hora de la responsabilidad individual y global. Por este orden.

Enlaces relacionados:

Un libro muy ameno de leer, un tío tan simpático escribiendo como hablando, un placer de lectura.

raul

Anuncios

8 comentarios to “La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía – Apuntes Breves”

  1. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  2. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  3. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  4. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  5. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  6. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  7. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

  8. […] La Crisis Ninja y otros misterios de la economía actual de Leopoldo Abadía. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: