Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Experimento en autobiografía de H. G. Wells – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 8 de febrero, 2010


En un momento de desgaste personal y abierto escepticismo, H.G. Wells, uno de los escritores más importantes de la literatura occidental, realizó el relato de su vida hasta 1934, fecha de publicación de este Experimento en autobiografía.

En una primera parte, el autor de La máquina del tiempo o La guerra de los mundos, repasa su niñez, la vida familiar y una embrollada educación, el periplo como estudiante de ciencias, sus dos matrimonios, el divorcio y los inicios como periodista.

A caballo con un segundo bloque, también recoge su día a día, el Londres del momento, sus rentas y la carrera de escritor profesional en el cambiante y fascinante mundo del periodismo de principios del siglo XX. Wells repasa la génesis de prácticamente toda su obra, sus ideas sobre el sexo y las transferencias de la ciencia en su escritura, sus éxitos y el ascenso como un hombre eminente en los círculos intelectuales y de influencia.

En esa cima, entrelaza el relato de su obra con los retratos y opiniones sobre el socialismo, el marxismo, la Sociedad Fabiana o sus contemporáneos literarios (Henry James, Joseph Conrad, Madox Ford, Barrie, Crane, Gissing, Bennett, Chesterton, Bernard Shaw, …); a veces profundos, otras crueles, pero siempre fascinantes.

En su deriva desde la literatura de ficción a la de “anticipación” sociológica, analiza todas sus preocupaciones filosóficas y sociales (la educación, la sociedad de clases, el poder y dominio de la tecnología y la ciencia, la crítica y aportaciones a una política mundial, o su idea de una auténtica revolución), que por igual constituyen auténticas profecías (especialmente en el terreno de la guerra y de la crisis económica) e inocentes y aceptados yerros de futuro.

Una certera ambientación del periodo de la Gran Guerra y sus opiniones poco halagüeñas sobre lo venidero nos llevan hacia una prospección de futuro a través de apasionantes encuentros con Roosevelt, Lenin y Stalin. Un libro que conforme avanza se nos revela fundamental para entender cómo la desintegración de una época exigía un nuevo tipo de ideas y de literatura, que el propio Wells tildó de “descubrimientos y conclusiones de un cerebro muy normal”.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La mayoría de los individuos desde que comenzara la vida se han visto arrastrados continuamente por el miedo y las ansias, han tenido que reaccionar antes los incesantes antagonismos de su entorno, y han hallado un interés suficiente y vigorizante en el drama de los acontecimientos inmediatos que estas exigencias les proporcionan.
  • En el albor de la precaución humana y con la aparición de un excedente de energía en la vida se ha dado una paulatina emancipación de la atención sobre las urgencias cotidianas. Lo que en otros tiempos constituía la vida entera se ha convertido cada vez más en el fondo de ella.
  • El deseo de vivir tan plenamente como sea posible dentro de ese sistema que regula el esfuerzo es cada vez más consciente y más definido.
  • Yo no deseo en absoluto vivir más, a menos que pueda realizar lo que considero mi propia ocupación.
  • Nunca realizamos la obra que creemos que hay en nosotros, nunca nos damos cuenta del secreto esplendor de nuestras intenciones, aunque sin embargo algunos hagamos a veces cosas que parecen dignas del esfuerzo.
  • Las obras de los trabajadores intelectuales son siempre imperfectas e incompletas. Todos transigimos. Todos tenemos defectos.
  • Somos esencialmente solitarios.
  • Estamos demasiado preocupados y somos demasiado experimentales para darnos libre y honradamente a otros, y en última instancia los otros no consiguen darse enteramente a nosotros.
  • Una persona, según Jung emplea la palabra, es el concepto que un hombre tiene íntimamente de sí mismo, su idea de lo que quiere ser y de cómo quiere que otros lo consideren.
  • Una biografía debería ser una disección y demostración de cómo un ser humano en concreto fue hecho y obró.
  • El cerebro sobre que el que han quedado inscritas mis experiencias no es especialmente bueno.
  • Los defectos en la estructura cerebral han de afectar a su carácter moral lo mismo que al intelectual.
  • Conforme he ido acumulando experiencia sobre la vida, cada vez me ha ido causando más impresión la injusticia que cometemos con nosotros mismos y con otros no permitiendo estos desmayos y olvidos locales y temporales a la hora de juzgar la conducta.
  • La naturaleza es capaz hasta de transformar los defectos en ventajas.
  • Existe una especie de leyenda periodística de que soy una persona de entusiasmo y energía ilimitados. Nada más lejos de la realidad.
  • He de confesar que la mayoría de cosas y personas me importan un comino.
  • Escribir gran cantidad de libros y artículos no es prueba de energía, sino de hábitos sedentarios.
  • Durante un tiempo tuve un miedo feroz al Infierno. El infierno sirvió para atemorizarme y evitar, entre otras cosas, que llamara tontos a mis hermanos, hasta que tuve once o doce años.
  • La verdad es que la Santísima Trinidad es un cuento idiota, y en la actualidad cada vez cuesta más trabajo a cada generación tragárselo.
  • Dudo que de entre todas las huestes de la Cristiandad uno entre un millón haya jamás mostrado una chispa de genuina gratitud por la Expiación.
  • Creo que el “amor” por el Dios Trino es tan infrecuente como innatural e irracional.
  • ¿Hubo alguna vez una mezcla más ininteligible de burda metafísica y grosera superstición materialista que el Sacramento?
  • Aprendí el alfabeto en una gran hoja de letras mayúsculas que había pegado en la cocina, aprendí los números en la misma hoja.
  • Sin ensoñaciones, la vida sería seguramente insoportable para la mayor parte de seres humanos.
  • Las clases dirigentes empezaban a darse cuenta de que una nación con una clase inferior formada por analfabetos estaba en desventaja a la hora de competir con los extranjeros.
  • Pocas personas se dan cuenta de los inmensos cambios que la organización y la mecánica de la enseñanza popular han sufrido en el pasado siglo.
  • Todo maestro “favorece” al alumno voluntarioso. Este tipo de favoritismo continuará hasta el fin de los tiempos.
  • Nunca he creído en la superioridad de lo inferior.
  • Se trataba de una igualdad de situación y oportunidades de lo que yo perseguía, y no igualdad de consideración o de recompensa.
  • Mi idea de una sociedad sin clases científicamente organizada es básicamente la de una clase media expandida que haya incorporado al aristócrata y al plutócrata, por arriba, y al proletario y al pobre por debajo.
  • Esta masa de seres humanos que se detienen en el infantilismo es el factor determinante en la mayor parte de los alarmantes procesos sociales y políticos que tienen lugar en la actualidad.
  • Nosotros los ingleses, por la pura superioridad innata, sin prácticamente esforzarnos, habíamos logrado un imperio en el que no se ponía el sol, y mediante los errores y debilidades de otras razas nos veíamos obligados a dominar el mundo.
  • Adolf Hitler no es más que, hecha realidad, una de las ensoñaciones de cuando yo tenía trece años. Toda una generación de alemanes no ha conseguido crecer.
  • Fue capital para mi, un golpe de buena suerte, romperme la pierna cuando tenía siete años.
  • A la edad de trece años yo no había oído música alguna, salvo de vez en cuando la de alguna banda, la no muy buena música de los himnos religiosos y los voluntarios que tocaban el órgano en la iglesia de Bromley.
  • Estoy convencido que el sistema por el cual la educación de un ciudadano normal termina antes de cumplir los catorce años es un error. Como pronto, no debería tener lugar hasta un año o dos más tarde, cuando el joven ha sido capaz de interesarse de forma activa por su propio porvenir.
  • Los dos principios que guiarían mi vida: Si quieres algo lo bastante, cógelo, y al infierno las consecuencias & Si la vida no es lo suficientemente buena para ti, cámbiala; no soportes jamás una forma de vida aburrida y monótona.
  • Si nunca fui un mentiroso desenvuelto, al menos sabía mentir de forma efectiva llegada la ocasión.
  • La perplejidad, la frustración, la humillación y la pérdida de energía son muy comunes a los seres humanos en una fase en la que las condiciones cambian a ciegas.
  • A causa de la cantidad finita de materia gris que poseemos, estamos obligados a simplificar.
  • No hay en verdad un punto donde acabe la buena enseñanza y comience la investigación original.
  • El socialismo se desarrolló primero en Inglaterra, y luego en Francia, porque tanto la revolución industrial como la mecánica habían tenido lugar primero en Inglaterra y luego en Francia.
  • Toda la historia es adaptación, y la única diferencia esencial entre nuestra época y el pasado es la inmensa diferencia en la escala y el ritmo de lo urgente de la adaptación.
  • La propiedad de la tierra y el capital industrial habían de “conferirse a la comunidad”. No decíamos qué queríamos decir por “comunidad” porque ninguno de nosotros lo sabía.
  • El socialismo era esencialmente un producto precientífico y tenía esa mala disposición hacia la finalidad de las afirmaciones que la ciencia experimental ha de imponerse disparar. El socialismo fue elevado a la condición de completa panacea.
  • Karl Marx era un hombre sin inventiva con un conocimiento inconsciente de su propia falta de inventiva. Carecía del poder imaginativo necesario para sintetizar un proyecto. Desde el principio hasta el final la influencia de Marx ha sido una absoluta rémora para la organización progresista de la sociedad humana. Si no hubiera existido, hoy estaríamos mucho más cerca de un mundo sanamente organizado.
  • Qué sostenido desastre, cuánta masacre, degeneración e inutilización de vidas se dio como consecuencia de la vivienda de Londres en el siglo XIX.
  • Cuando llegara el socialismo, la vida sería valerosa y espaciosa y no habría más fealdad ni oscuridad en el mundo.
  • Fui un estudiante fracasado y que manifiestamente carecía del carácter o la capacidad para realizar una carrera científica como es debido.
  • Sólo cuando se comprende la naturaleza de la educación que dan las escuelas privadas inglesas es posible entender por qué las enormes posibilidades de primacía y control mundial, manifiestas en la expansión política británica durante el siglo XIX, se marchitaron tan rápidamente bajo las presiones de los años siguientes.
  • El derroche y el absurdo acechan incesantemente a la humanidad, y es imposible ignorar su triunfo en esa lucha inicial por producir una comunidad culta en su totalidad.
  • El espíritu progresista no sólo ha de pedir enseñanza, sino asegurarse de que la recibe.
  • A la larga, si vivimos lo suficiente, nos encontramos solos, por fin maduros, enfrentados al universo y a la vida, y a lo que quede de nosotros hasta la muerte.
  • No hubo más que una muy leve inclinación hacia la homosexualidad. Menos, creo, de lo habitual.
  • Para el ser humano normalmente constituido ha de haber dos tipos de fases contrarias: la fijación en un sujeto en un extremo de la serie y la completa promiscuidad de atenciones e intereses en el otro.
  • No somos monógamos por naturaleza, o promiscuos por naturaleza, sino que sucede que algunos de nosotros permanecemos “fijados” durante períodos más largos o más cortos.
  • Todo personaje “vivo” en una novela está sacado, de manera franca o furtiva, de la vida.
  • Confieso que la vida me parece demasiado corta para hacer muchas cosas que me gustaría.
  • La última década del siglo XIX fue una época extremadamente favorable a los nuevos escritores.
  • He vivido durante muchos años en abierta controversia con el catolicismo.
  • El polemista católico común es un buen luchador y un hombre civilizado. Tiene una anticuada filosfía realista que a menudo le da una especie de dureza impertinente.
  • Es una cuestión demasiado sutil discutir si soy rotundamente ateo o un hereje radical en la frontera más lejana de la cristiandad, más allá de los arrianos, más allá de los maniqueos. Pero no cabe duda de que provengo de la raíz del catolicismo.
  • Todo hombre que haya perdido su fe infantil en la sensatez de las cosas que le rodean y haya desarrollado una conciencia social, lleva todo el mundo sobre los hombros.
  • Una de las cosas que me gustaría ver realizadas en el mundo es el establecimiento de una serie de cátedras para la enseñanza de una vieja materia con un nuevo espíritu.
  • Aunque Rusia no hiciese nada más por la humanidad, el experimento del Partido Comunista es en sí mismo suficiente para justificar su revolución y colocarla en un lugar superior a la liberación caótica y emocional de la primera Revolución Francesa.
  • La vida es conflicto, y la única manera de alcanzar la paz universal es mediante la derrota y desaparición det toda fuerza organizada menor.
  • La progresiva mecanización de la guerra hacía imposible la guerra para aquellos países que no poseyeran una organización industrial altamente desarrollada y parejos recursos naturales.
  • Los ingleses tienen aún que acostumbrarse al hecho obvio de que no puede haber una paz mundial sin que en la práctica se elimine la monarquía, de manera elegante o no, como la realeza elija.
  • La mayoría de los hombres están dispuestos a simpatizar con el desamparado pero pocos reconocerán que ellos mismos son desamparados.
  • Es de los artesanos cualificados, la clase media educada técnicamente, la fraternidad de mentes ilustradas, de donde provendrá su energía en lugar de las masas proletarias.
  • Este cerebro en particular ha fijado el establecimiento del estado mundial como su propósito directivo y ha hecho de él su religión y su fin.
  • En un tiempo mensurable la humanidad ha de constituirse en un estado y una hermandad, o sin duda será barrida por cataratas de desastres que la llevarán a una destrucción última.
  • Mr. Rudyard Kipling, para mí el más incomprensible de mis contempóraneos. con fases de grandeza y esplendor verdaderos y caídas cercanas a esos mugrientos sádicos, Stalky and Co.
  • Declaro que los mayores peligros actuales para la raza humana son estas mentes educadas por institutrices que al parecer monopolizan los Ministerios de Exteriores del mundo, que sólo pueden ver los asuntos humanos bajo la luz de una obra de teatro entre las vastas abstracciones infantiles que llamamos naciones.
  • Confieso que me acerqué a Stalin con cierta sospecha y prejuicio. Sin embargo tuve que reconocer que bajo su mandato Rusia no estaba simplemente siendo tiranizada y oprimida: al contrario, estaba siendo gobernada y salía adelante. Nunca conocí a un hombre más cándido, justo y honesto. Había pensado antes de verlo que podía estar donde estaba porque los hombres le tenían miedo, pero me di cuenta que debe su posición al hecho de que nadie le tiene miedo y todos confían en él.
  • Aunque la mayoría de las personas en el mundo en posiciones relevantes son más o menos accesibles para mí, carezco del poder solvente para unificarlos. Puedo hablarlos e incluso inquietarlos pero no puedo hacer que sus mentes vean.

Enlaces relacionados:

Un tocho de 762 páginas y ¿nada relevante que leer de sus pensamientos acerca de la ciencia ficción?, ¡que me lo expliquen!, al menos el libro se hace suficientemente entretenido para dejarse leer excepto algunos pasajes sobre Lenin y Stalin que causaron tanto dolor y los pone tan bien …

raul

Anuncios

2 comentarios to “Experimento en autobiografía de H. G. Wells – Apuntes Breves”

  1. Bill said

    Gracias por el enlace Raul y felicidades por este completísimo análisis de «Experimento en Autobiografía».
    Un saludo.

  2. raulbarraltamayo said

    se puede hacer bastante mas completo pero me alegro que te guste como esta :), salu2 bill!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: