Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Memorias de un amante sarnoso de Groucho Marx – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 8 de marzo, 2010


Nadie más impertinente ni mordaz para hablar del amor que Groucho, “amante sarnoso”, como él mismo se califica, no sólo por su obsesión por las mujeres, sino sobre todo por su desfachatez.

No contento con relatarnos algunas de sus aventuras galantes, condenadas invariablemente al fracaso, Groucho se lanza a una hilarante historia universal del amor, o mejor dicho del sexo, “esa gloriosa experiencia que la madre naturaleza improvisó con el fin de mantenernos en pie y, de vez en cuando, acostados”.

Aunque estas memorias no revelen ningún gran escándalo erótico, por desgracia, pues, como él dice, le habría asegurado las ventas, ni recetas infalibles para la conquista, si proporcionan al lector a cada página incontables ocasiones de partirse de risa.

Ya trate de la vida de la farándula, de las fiestas de postín, o de algunas cuestiones capitales de la visión “marxista” de la vida, nada escapa a su verborreica causticidad.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Es bastante probable que un hombre de mi posición escuche historias extrañas sobre sí mismo.
  • Las modas en el mundo de la medicina cambian casi con la misma rapidez que la ropa de mujer. La panacea de hoy puede convertirse en un tóxico mortal mañana.
  • Lo malo del amor es que muchos hombres lo confuden con gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentra unidos en santo matrimonio con una mujer con quien no los pillarían ni borrachos.
  • Después de treinta años viviendo en Hollywood, he llegado lentamente y de mala gana a la conclusión de que soy un inepto social.
  • De la misma manera que los lobos van en manada, en esta ciudad se vive en círculos cerrados.
  • Cuando un actor guarda cama, sus ingresos cesan de inmediato.
  • No hay hombre o mujer en esta vida que no anhele aparecer en un escenario, en la pantalla o en la tribuna. El mundo está lleno de exhibicionistas.
  • Tal como escribió un oscuro poeta llamo Shakespeare: el mundo es un escenario y al parecer todos quieren estar en él, en primera fila y en el centro.
  • Ninguna furia del infierno es peor que la de una mujer engañada.
  • Quiero aclarar desde el principio que no soy candidatos a nada.
  • En los viejos tiempos, cuando la gente era pobre, vivía pobremente. Hoy viven como ricos. He discutido esto con muchos de los que ganan entre ocho y diez mil dólares al año y, casi todos ellos, admiten que prácticamente nada de lo que poseen es de su propiedad. Sin embargo, basta con que se equivoquen en unas décadas para que se vean de viejos viviendo a costa de la beneficencia.
  • Es posible que la limpieza se acerque a lo divino, aunque desde mi punto de vista es el ahorro el que lo roza. Me considero uno de los últimos supervivientesde una especie en extinción. Estoy convencido de que el ahorro, en mi caso, es una característica innata descubierta en una infancia llena de deudas imposibles de superar en la vejez.
  • El éxito no se alcanza sin la ayuda de la suerte.
  • Hay que estar en el lugar preciso en el momento adecuado cuando llega la oportunidad, más vale estar alerta.
  • Si uno tiene talento, tarde o temprano saldrá a relucir.
  • Lamento decir que la costumbre de tener varias esposas está hoy desapareciendo en otras tierras.
  • En casi todos los países, el hombre todavía practica una forma particular de poligamia, aunque se llame de otra forma. En Francia, por ejemplo, no es extraño que un marido tenga esposa y querida.
  • Ninguna imposición detiene a un hombre normal con sangre en las venas cuando mira lascivamente a la pelandusca que pasa a su lado.
  • Ya sea por miedo, por ostracismo social, por las pensiones alimentacias o por el deseo de mantener la familia bajo un mismo techo, la mayoría de los hombres reprime sus apetitos básicos y naturales.
  • Lord Chesterfield: “Dos son los objetivos del matrimonio: el amor y el dinero. Si uno se casa por amor disfrutará seguramente de algunos días muy felices, si lo hace por dinero, no disfrutará de días felices pero, tampoco probablemente de días difíciles”.
  • Hacer el amor a la propia esposa es como disparar a patos inmóviles.

Enlaces relacionados:

raul

Anuncios

2 comentarios to “Memorias de un amante sarnoso de Groucho Marx – Apuntes Breves”

  1. […] Memorias de un amante sarnoso de Groucho Marx. […]

  2. […] Memorias de un amante sarnoso de Groucho Marx. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: