Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

Flashbacks de Timothy Leary – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en lunes, 26 de abril, 2010


Timothy Leary, impulsor de la revolución psicodélica, ejerció de profesor de psicología en la Universidad de Harvard, hasta que fue expulsado por sus pioneros experimentados sobre los efectos del LSD. Declarado enemigo público por el gobierno de Estados Unidos, fue perseguido por la CIA y vivió en el exilio hasta su detención en Afganistán.

Es autor de numerosas obras donde defiende la experiencia psicodélica y se le considera una de las figuras más destacadas de la contracultura clásica. Desde que sus cenizas fueron enviadas al espacio, su estatura como gurú de la cultura underground global en la era de las drogas sintéticas no ha dejado de crecer.

Flashbacks es su autobiografía, donde relata sus vidas múltiples como “reconocido psicólogo clínico de la Universidad de Harvard, diletante en el misticismo oriental, fugitivo y preso, cómico de micrófono y actor, escritor, diseñador de software y exponente de la cibernética”.

The New York Times.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • ¡A mi no me reprodujeron! A mí me creó un proceso inteligente y teleológico de Elección Natural. Al igual que vosotros, yo fui recreado con precisión e inteligencia para desempeñar un papel necesario dentro de la evolución de nuestro acervo genético.
  • Landon Y. Jones: “La vida de los individuos destacados de una generación no puede separarse de la generación en sí”.
  • A lo largo de diez años mi equipo investigador había llevado un registro de la tasa de éxitos de la psicoterapia. Descubrimos que, con independencia del tratamiento psiquiátrico empleado, se producían los mismos y descorazonadores resultados. Un tercio de los pacientes mejoraba, un tercio se quedaba igual y otro tercio iba a peor. Los grupos de control que no recibían tratamiento exhibían las mismas cifras.
  • Por transacción quiero decir que los psicólogos no deberían permanecer distanciados de sus pacientes.
  • En 1960 Cuernavaca era un enclave encantador que llevaba siglos como refugio de aztecas sofisticados, políticos corruptos y eruditos errantes.
  • Los hongos mágicos fueron prohibidos por la Iglesia católica, tan a conciencia que destacados botánicos contemporáneos negaban que existiera siquiera tal especie.
  • Todos hemos oído y leído relatos maravillados de los que han viajado, y aun así para la mayoría de la gente el descubrimiento es una sorpresa gloriosa. Para la mayoría es un golpe que les cambia la vida al descubrir que el circuito de su realidad cotidiana no es más que uno entre una docena que, una vez conectados, son igual de reales. Algunas de estas realidades alternativas pueden resultar microscópicas en su exquisito detalle, mientras que otras son telescópicas. Descubrimos de sopetón que durante largos años hemos estado programados, que todo lo que aceptamos como realidad es sólo una invención social.
  • En los veintidós años transcurridos desde que comí hongos en un jardín de México, he consagrado la mayor parte de mi tiempo y mis energías a la exploración y clasificación de esos circuitos del cerebro y sus implicaciones para la evolución, pasada y futura.
  • Descubrí que el cerebro es un ordenador biológico infrautilizado que contiene miles de millones de neuronas a las que no se accede. Descubrí que la consciencia normal es una gota en un océano de inteligencia. Que la consciencia y la inteligencia pueden expandirse de manera sistemática. Que puede reprogramarse el cerebro.
  • Apenas ha pasado un día de mi vida sin que alguien me agarrara la mano con esa mirada intensa y me largara un resumen de su primera experiencia psicodélica.
  • Nuestros experimentos no seguirían el model médico de administrar drogas a otros y para después limitarnos a observar los resultados externos. Primero nos enseñamos a nosotros mismos a usar las drogas y conducir sesiones.
  • Flashbacks, revivir de forma breve pero intensa un recuerdo, una repentina reentrada en habitáculos del cerebro altamente cargados. A mis ojos los flashbacks eran una indicación positiva de que una vez que se accedía a los nuevos circuitos del cerebro gracias a las drogas, era posible aprender a reactivar la experiencia sin ellas.
  • Sólo nos teníamos a nosotros. La literatura psicológica occidental casi no contenía guías, mapas o textos que reconocieran siquiera la existencia de los estados alterados. Carecíamos de rituales, tradiciones o rutinas tranquilizadoras a los que recurrir.
  • Aprendimos mucho sobre la dosificación y la importancia del entorno: el tono del entorno, en el que se incluye a las personas que asisten a la sesión. No tardamos en descubrir que se establecían fuerte vínculos entre los que compartían una sesión.
  • Aldous Huxley: “La Biblia empieza con prohibiciones sobre alimentos y drogas”. De modo que la Caída y el Pecado Original fueron causados por el consumo de drogas ilegales.
  • Los gestores de la conciencia, desde el Vaticano hasta Harvard, llevan mucho tiempo en este negocio, y no tienen ninguna intención de renunciar a su monopolio.
  • Cobramos consciencia de la existencia de una red internacional de científicos y eruditos que experimentaban con drogas psicodélicas como la psilocibina, el LSD y la mescalina.
  • El consumo inteligente de drogas psicodélicas precisaba de un nuevo profesional, desconocido para Occidente: el guía cerebral. El entrenador de realidad múltiples. El cometido del guía no es constatar el imaginario en desbocada aceleración del viajero, sino estar disponible como base de referencia segura, como una presencia reconfortante a la que regresar.
  • Comenzamos a idear la revolución neurológica, pasando de la objetividad científica al activismo social. La quinta libertad: el derecho a gestionar el propio sistema nervioso. Primero iniciaríamos y adiestraríamos en la expansión de la consciencia a estadounidenses influyentes. Ellos nos ayudarían a generar una corriente de opinión pública. Rechazamos la perspectiva elitista de Huxley y adoptamos el enfoque estadounidense, igualitario y abierto al público.
  • Libera tu mente para que vayas dondequiera que estés dispuesto a ir.
  • Las drogas son atajos. Pero también nos proporcionan opciones añadidas.
  • A diferencia de mis compañeros de clase católicos, animados a imitar a santos afligidos, vírgenes virtuosas o mártires masoquistas, yo me modelé a imagen y semejanza de héroes y amantes legendarios.
  • Mi trabajo de psicólogo y filósofo ha seguido el mismo patrón: prueba todos los juegos de la vida y descubre cuáles quieres aprender. El objetivo es ir avanzando hacia juegos más complejos.
  • Los porcentajes son importantes, unas veces se gana y otras se pierde, todos tenemos rachas buenas y malas, sé digno y deportivo tanto en la victoria como en la derrota, acepta cada partido como te venga, juega limpio porque los rivales de hoy puede ficharlos tu equipo la temporada que viene.
  • En cuestión de semanas me di cuenta de que a los cadetes no se nos adiestraba en estrategia de batalla, pensamiento innovador o lógica científica, sino para que encajáramos, ciegamente, en una burocracia descomunal y gris.
  • El retroquelado psicodélico está a la altura de los descubrimientos más trascendentales del siglo.
  • Las drogas psicodólecias son también afrodisiacos muy potentes.
  • LSD significa Let’s Strip Down (vamos a desnudarnos).
  • Creencia sostenida por muchos psicólogos y psiquiatras, de que la personalidad se erige con años de condicionamiento y de que el cambio es lento y doloroso. Entonces llegamos nosotros. Si podíamos cambiar a convictos, estudiantes de teolología y, sobre todo, a nosotros mismos, entonces se deducía que los psicólogos iban a tener que variar sus creencias y métodos.
  • El psicoanálisis era una ortodoxia reverenciada que aportaba respetabilidad y fortuna a una élite.
  • Nada relacionado con el cambio en el cerebro es seguro.
  • El objetivo de la investigación era estudiar cómo podía emplearse el ácido para el crecimiento personal.
  • La reacción más frecuente, comprobada en casi todos los sujetos de LSD, era: “Todo está vivo”. La segunda más habitual: “Llega en ondas”.
  • Gurdjieff animaba a los investigadores a estudiar el camino del meditador, el yogui y el faquir, pero enseñaba que el modo más eficaz de aumentar la inteligencia y el control del cerebro era la Cuarta Vía: las drogas.
  • Muchos idealistas e intelectuales sinceros sucumbieron a la obsesión fanática de las paranoias de la guerra fría.
  • Regla número uno: trabajar con funcionarios influyentes en los márgenes del sistema.
  • Regla número dos: aprovechar el prestigio de la institución a la vez que se permanece lo más alejado posible de su centro.
  • Regla número tres: encontrar individuos encubiertos dentro del sistema para que te ayuden.
  • Los estados alterados de conciencia sencillamente no existían como categoría en la psicología de la época. Se trataba de la consabida estrechez de miras que siempre ha limitado la mentalidad académica.
  • Con un mínimo de de información sobre la vida personal de un sujeto y dos o tres sesiones de LSD, es posible conseguir que la más convencional de las personas haga cosas escandalosas.
  • Cambiar la propia mente y desarrollar una nueva fijación de realidad es una proposición simple y directa.
  • Sabemos que se puede cambiar la mente de casi todo el mundo en cualquier dirección.
  • Los científicos creativos tienden a ser librepensadores.
  • Identificamos ocho niveles de consciencia: letárgico, emocional, simbólico, somático, sensorial, celular, molecular y extracorpóreo.
  • Ya entonces nosotros sabíamos que la formación en el uso responsable es el único modo de evitar el abuso.
  • Mi vida se ha visto influencida en toda su extensión por las drogas y su abuso. He acumulado una considerable experiencia con todas las sustancias alteradoras del cerebro más conocidas. De ellas es el alcohol el que ha causado los incidentes más perjudiciales.
  • El noventa por ciento de las erupciones de vulgaridad, insensibilidad o agresividad de mi historial han sido impulsados por dosis leves a moderadas de alcohol.
  • Jamás he hecho nada de lo que me arrepienta bajo la influencia de drogas psicodélicas.
  • Sin una base de poder (territorial, política o económica) las innovaciones sociales se ven acosadas sin tregua por todas las burocracias existentes.
  • Las religiones ortodoxas tratan en vano de responder, por medio del dogma y el mito poético, a las ocho preguntas básicas sobre el destino humano, pero que sólo la ciencia puede responder.
  • Según el lama el poder de las religiones orientales derivaba de la tradición oral, sesiones cara a cara conducidas a lo largo de periodos prolongados para asegurarse de que los estudiantes crecieran en sabiduría personal a la par que en habilidad técnica. Ese método de enseñanza evitaba el mal uso del saber para fines personales.
  • A lo largo de siglos nuestros filosofos hindúes han visto cómo todo llegaba y desaparecía. Imperios, religiones, hambrunas, bonanzas, invasiones, reformas, liberaciones y represiones; y drogas.
  • Las drogas se cuentan entre los poderes más influyentes y peligrosos al alcance de los humanos. Abren de par en par cámaras gloriosas y placenteras de la mente. Su seducción puede apartar del Camino al buscador.
  • La verdad sale a relucir tarde o temprano.
  • La experiencia psicodélica no sólo podía iluminar los conceptos teológicos del pasado, sino también trazar nuevas visiones, lo que es más importante.
  • Después de lo de Laredo asumí que mi cometido era convencer al gobierno de que apoyara la investigación y la educación en drogas y abandonara la política de represión policial.
  • Los políticos de derecha y los encargados del cumplimiento de la ley inflaron con ímpetu la “amenaza de las drogas” hasta convertirla en un peligro de primera magnitud.
  • En torno a un diez por ciento de los consumidores de alcohol abusan de la bebida.
  • Turn on, Tune In, Drop Out. Enchúfate significa penetra en tu interior para activar tus herramientas neuronales y genéticas. Sintonízate significa interactúa en armonía con el mundo que te rodea. Sal sugería un proceso activo, selectivo y digno para apartarse de los compromisos involuntarios o insconscientes.
  • El control de la consciencia estadounidense era y sigue siendo la madre del cordero.
  • En todos los confines del globo los negros seguían en la pobreza y cada vez más furiosos y desesperados, mientras los blancos no hacían ningún caso de su sufrimiento. Yo creía, y sigo creyendo, que la humanidad no puede evolucionar más allá del salvajismo hasta que se enmiende esta horrenda injusticia.
  • Le pregunté al doctor Hofmann por los peligros del LSD. Respondió sin vacilar que no existía prueba alguna de que el LSD dañara el cerebro.
  • Me sentía calificado para desalentar el consumo de heroína sin prejuicios. Se trata de un sedante eufórico sin atractivo para mí o para cualquier otra persona activa que deseara conservar su libertad e independencia.
  • Los opiáceos y otras drogas adictivas de evasión que reducen la inteligencia ocasionan el efecto contrario al de las drogas psicodélicas, que aumentan la sensibilidad y la comprensión del amplio espectro de realidades humanas.
  • El venerable ritual de cortesía de la cárcel. El nuevo recluso, que llega sin nada, recibe artículos de lujo de los veteranos.
  • Lo que tenía en mente era enseñarle a la gente a evitar los líderes y dirigir sus propias vidas.
  • Los contactos cara a cara de la vida carcelaria requieren una sensibilidad diplomática de precisión milimétrica. En el mundo exterior uno puede pasar de los demás, rozarlos o insultarlos con poco riesgo.
  • La carcel es un psicotrón, un recipiente sellado para la termodinámica interpersonal. Cualquier desaire real o imaginario se encona en el ambiente cerrado y bochornoso. Todos lo saben todo de ti. Cuando quedé en libertad me costó un tiempo adaptarme al descuidado tráfico de trato social de la calle.
  • Hemos continuado nuestros experimentos privados con las drogas psicoactivas de costumbre y hemos probado cuatro nuevos neurotransmisores, adam, XTC, ketamina e Intellex, que revelan que hay dimensiones del cerebro todavía por explorar.
  • Siento lástima por cualquier persona con ambiciones filosófica que no haya viajado al Indostán o Indianápolis, no haya tostado “menteviscos” en las piras de los ghats de Benares, no haya recibido lecciones de natación de espalda de los salvavidas del Ganges ni haya consumido sacramentos psicobernéticos en otros parajes sagrados para desentumecer los antiguos músculos cerebrales.
  • Me he inscrito en la Alcor Cryonics Foundation de Riverside, California, para condecerme a mí  y a mi familia la opción de que pongan en hibernación nuestra cabeza con la esperanza de que en el futuro nos reanimen y transplanten nuestro cerebro a un cuerpo sano.
  • El “alma personal e inanimada” reside en el “cerebro” y puede transplantarse a otro cuerpo.
  • Existe cierta posibilidad de que los recuerdos personales almacenados en el cerebro puedan conservarse, recuperarse y ser reconstruidos a partir de archivos electrónicos.
  • Un intento digno, racional y científico de conservar y pilotar el alma, cerebro, a través de nuevos ejemplares de cuerpo es más natural y noble que el pasivo, involuntario e irreversible estirar la pata metabólico.
  • Soy del parecer de que quien muere de muerte “natural” es una víctima engañada de suicidio gestionado por el Estado.
  • Los alimentos y las drogas psicoactivas son tan necesarios para alimentar el cerebro como el aire, el agua y la comida lo son para el cuerpo.
  • Habría que enseñar a los adultos jóvenes a usar los productos infoquímicos para navegar por sus cerebros.

Enlaces relacionados:

raul

4 comentarios para “Flashbacks de Timothy Leary – Apuntes Breves”

  1. […] Flashbacks de Timothy Leary. […]

    Me gusta

  2. […] Flashbacks de Timothy Leary. […]

    Me gusta

  3. […] Flashbacks de Timothy Leary. […]

    Me gusta

  4. […] Flashbacks de Timothy Leary. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: