Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Ética y derechos humanos en la era biotecnológica de José María Rodríguez Merino – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Miércoles, 19 de mayo, 2010


El fuerte auge de las biotecnologías aporta innovación, progreso y bienestar. El uso que se haga de estos avances conlleva muchos pros y contras biomédicos, legales y éticos que deben de ser deliberados con responsabilidad y precaución tanto por la comunidad de biotecnólogos como por toda la sociedad.

José María Rodríguez Merino, largo tiempo dedicado al estudio y reflexión ética sobre el fenómeno biotecnológico, cree necesario complicar un poco la expresión Bioética de Potter introduciendo en medio otro término griego, el de techne, que dice referencia a la aplicación práctica de nuestros conocimientos. Ciencia, técnica y ética: tales serían los tres componentes a integrar en un solo objetivo y una única expresión, “biotecnética”..

¿Añade esto algo a la palabra acuñada por Potter? Pienso que sí. Cuando menos, pone un énfasis especial en la dimensión técnica de la ciencia. Porque esa distinción ha sido siempre, y sobre todo es hoy, completamente artificial. No hay ciencia sin técnica y viceversa. Ambas forman una estructura indisociable.

José María Rodríguez Merino considera, por ello, que “ni la ciencia ni la técnica son disociables, ni pueden considerarse premorales o ajenas al mundo de la ética. Lo demostraron bien las bombas de Hiroshima y Nagasaki, en el caso de la Física atómica, y los experimentos en los campos de concentración nazis, en el de la Biomedicina”. A día de hoy lo pueden demostrar las hibridaciones en el campo de la Ingeniería genética. En definitiva, no puede haber ciencia ni técnica sin ética que promueva la vida humana, cure la enfermedad o mejore la salud.. De ahí, la emergencia del nuevo término “biotecnética”.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Desde hace dos década el autor viene apostando por una estrategia predictiva en torno a la ética en la era biotecnológica y los Derechos Humanos. Esta preocupación se concretó en el término/concepto biotecnética.
  • El objetivo es deliberar sobre los pros y los contras de los problemas éticos que generan los avances biotecnológicos y la genómica aplicados a la investigación biomédica y a la praxis clínica.
  • El motor del progreso científico-técnico lo constituyen las grandes instituciones que se consolidaron y/o multiplicaron en el siglo XVIII por todo el continente. Como por ejemplo están la Royal Society instituida en 1660, la Academia des Sciences en 1666, la Academia de Berlín en 1700 y la Academia de San Petersburgo.
  • La palance que hizo mover este motor fue el cambio de mentalidad que se efectuó en el siglo de las luces por medio de la divulgación de los descubrimientos del siglo XVII; es decir, el hallazgo científico ya no se quedaba en el laboratorio sino que salía a luz pública.
  • El mismo ejemplo de saber cómo la naturaleza animal se ha ido transformando a través del tiempo, es el que impulsó a los biomédicos y científicos ilustrados a realizar las transformaciones artificiales, idea que desde entonces ha ido cobrando una mayor fuerza por la utilidad que reporta a toda la humanidad.
  • El siglo XVIII estuvo lleno de sabios-curiosos y aventureros que prepararon expediciones con laboratorios ambulantes y bibliotecas. Estas expediciones eran financiadas por los reyes como medio de fomentar la investigación útil a los ciudadanos.
  • En el siglo de las luces se generalizó el interés de los médicos por conocer mejor el organismo.
  • Estaba naciendo una nueva clase social, la burguesía ilustrada, que entraba en liza con las clases nobles por participar de la vida buena y confortable que ofrecían artesanos, científicos y comerciantes.
  • La reivindicación de libertad e igualdad social vino idealizada y simbolizada por el movimiento filosófico ilustrado que encabezaron los enciclopedistas. Estos no hicieron más que divulgar por medio de la prensa escrita las aplicaciones prácticas de los principios científico-técnicso del siglo XVII.
  • El obstruccionismo a las exigencias democrácticas fue alimentando el descontento entre la clase burguesa que terminó por tomar el poder en julio de 1789, bajo el principio de “libertad, igualdad, fraternidad” para todos los ciudadanos.
  • Con el rápido tránsito de lo “in vivo” a lo “in vitro” se perfila el comienzo de una era dorada que camina hacia la creación de una sociedad artificial y biodirigida por los mandarines de la tecnocracia.
  • Con la biotecnética se quiere afrontar la emergencia de un nuevo paradigma ético denominado de tercera generación; ya que la ética de primera generación la ocupó la bioética y la segunda la genética.
  • El objetivo principal ya no es la predicción moral, como en décadas anteriores, sino la prevención y hacer diana ética en la era biotecnológica.
  • Se constata que la ética normal es necesaria pero no suficiente para afrontar y/o resolver los nuevos conflictos de valores y/o intereses que emergen del avance biotecnológico.
  • La manipulación de la aldea global por los Medios de Comunicación sin una conciencia crítica puede acabar vendiendo el sueño dorado del hombre feliz rediseñado y producido por las multinacionales de la biotecnología.
  • La clonación de seres humanos es insalvable moralmente porque, aun siendo posible desde el punto de vista ético, despierta indignación y rechazo desde el punto de vista ético, ya que la patente creadora del ser humano pertenece en exclusiva al Creador o a la suprema sabiduría de la naturaleza biológica.
  • Intentos de clonar seres humanos no han faltado ni faltan en la actualidad.
  • La clonación terapeútica de células embrionarias aporta posibilidades curativas en múltiples enfermedades hasta ahora incurables.
  • Desde la propaganda biomédica y comercial se ha vendido la idea de que la clonación de células humanas embrionarias es la mejor. Esta propaganda ha sido engañosa hasta ahora y, aunque se han hecho grandes avances en la investigación biomédica, la realidad aplicada está todavía lejos de poder conseguirse.
  • La obtención de células pluripotentes adultas por inducción (iPS) superar a la clonación embrionaria en que ofrece similares potencialidades terapeúticas, solventa los problemas biomédicos, evita los dilemas éticos y salva las confrontaciones religiosas. Actualmente se desconocen los efectos secundarios.
  • En la nueva Medicina Genética Predictiva nadie duda de lo complejo que es el establecer límites entre la evidencia del diagnóstico clínico y lo que puede suceder, ya que no todo está en los genes.
  • La predicción hecha por medio de las pruebas genéticas no ha hecho más que empezar, porque estos diagnósticos sólo se realizan a unos pocos individuos sanos y/o enfermos que voluntariamente lo desean.
  • Ante los nuevos retos diagnóstico-médicos surge el problema de quién, cómo, cuándo y dónde se van a guardar con seguridad datos tan sensibles.
  • El derecho de la persona es a saber y a no saber, y más si no hay tratamientos eficaces, ante la posibilidad de desarrollar una enfermedad genética conocida por medio de un test predictivo.
  • La hipótesis de este trabajo se centra en que la libertad en la investigación biomédica es, no sólo un derecho y un deber del ser humano dirigido a mejorar la salud de la comunidad de generación en generación, sino también una responsabilidad para los investigadores.
  • Después de la clonación de Dolly se ha abierto el camino a la “granja farmaceútica”.
  • La ética del curar nunca de ir contra la dignidad y los intereses de la persona sana y/o enferma.
  • Los alimentos y fármacos transgénicos prometen beneficios en la curación de numerosas enfermedades, pero también conllevan el riesgo de crear otras nuevas, tales como infecciones víricas y plagas incontrolables e incurables.
  • Consumo, biotecnología y utilitarismo fueron los nuevos jinetes liberadores del apocalipsis totalitario que ofrecían, como recambio ideológico, útilies manufacturados, bienestar, ocio, felicidad. Así, la utopía colectivista era sustituida por la razón biotecnológica de sistema individual y democrático.
  • El poder que generan las biotecnologías se convierte en una poderosa arma biotenocrática para los políticos y administradores de la economía.
  • El imperativo biotecnológico se enunca así: “Todo lo que es posible hacer se puede hacer”. La ética tiene su propio imperativo que contrapone al de la biotecnología: “No todo lo que se puede hacer se debe hacer”.
  • La bioética es definidad como el “estudio sistemático de la conducta humana en el ámbito de las ciencias de la vida y del cuidado de la salud, examinada a la luz de los valores y principios morales”.
  • Es de justicia reconocer que la solidaridad es de origen y raíz religiosa e incluso se puede decir que es la religión cristiana, al menos, la que más y posiblemente la que mejor la ha practicado a los largo de los siglos hasta hoy día.
  • El Estado como filosofía de la “seguridad absoluta” ya no tiene porvenir, y hay que recurrir a la “seguridad relativa” como solución. Ejemplos de ello son las privatizaciones de los centros de salud.
  • Cuanto más concienciada y organizada esté la comunidad para defender a los más débiles, enfermos y vulnerables tanto mejor preparada estará la sociedad para defender muchos otros derechos y valores humanos.
  • La bioética nació en Grecia pero creció y se desarrolló en los años setenta del siglo pasado en Estados Unidos.
  • Amparado en una nueva normativa legal el enfermo exige al profesional que le haga lo que él quiere, pero que no le haga lo que no quiere y, por supuesto, él es quien decide.
  • El derecho inalienable del paciente a ser informado y consentir firmar el consentimiento informado se trivializa en tantos casos que se vuelve un acto meramente protocolario por parte del sanitario, debido a que lo que más le interesa es solventar el problema legal de la manera más rápida y con las menos complicaciones posibles.
  • El deterioro interpersonal en la relación médico-paciente acaba en el ejercicio de una medicina despersonalizada, judicializada, medicalizada en exceso y en constante agresión verbal o amenaza legal por parte del usuario o de los familiares.
  • Los criterios éticos en la praxis médica, de ordinario, suelen quedar relegados a segundo plano cuando son urgidos por la presión legal, o desplazados a un tercer plano cuando priman los intereses económicos o políticos.
  • Ante el desequilibrio entre los deberes del profesional de la medicina y los derechos de los pacientes, no se encuentra mucha literatura que hable y defienda los derechos del médico.
  • El CI entró en el hospital más urgencia legal que por necesidad ética.
  • En la praxis clínica son necesarios tanto los conocimientos y las habilidades como las actitudes.
  • La confidencialidad de la historia clínicia en soporte informatizado es un problema emergente, no demarcado y complejo.
  • Errar es de humanos y comunicar, reducir, corregir o prevenir los errores es de sabios.
  • “A casos iguales, tratamientos iguales”.
  • No se debe decidir por el paciente.
  • Nunca hay información total, deliberación perfecta, ni decisión completa.
  • Durante veinticinco siglos el médico tomó decisiones por el enfermo.
  • “Dar a cada uno lo que le pertenece”.

Enlaces relacionados:

Libros relacionados:

raul

Anuncios

2 comentarios to “Ética y derechos humanos en la era biotecnológica de José María Rodríguez Merino – Apuntes Breves”

  1. […] Ética y derechos humanos en la era biotecnológica de José María Rodríguez Merino. […]

  2. […] Ética y derechos humanos en la era biotecnológica de José María Rodríguez Merino. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: