Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La Casta de Daniel Montero – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 13 de septiembre, 2010


¿Qué futuro tiene un país como España donde las casi 80.000 personas que forman la clase política están envueltas en un velo informativo sobre el despilfarro de sus privilegios?

¿Un país donde la casta política lava los trapos sucios en casa para ocultar abusos, privilegios y corruptelas?

¿Un país cuya legislación carece de una normativa específica para regular los regalos de empresarios a políticos?

¿Un país que permite que los políticos de todos los niveles disfruten de cierta libertad para disponer de dinero público?

¿Un país que ha convertido el Parlamento Europeo en el cajón de sastre para exiliados de la política, enchufados y parientes que utilizan el padrinazgo de los partidos para dar el salto a la política de mejor nivel y a un mejor sueldo?

Si quiere saber cómo se mantiene la Casta española y disfruta de los privilegios del poder, sumérjase en las páginas de este libro. Tras su lectura, su visión sobre la política de nuestro país será distinta.

Daniel Montero Bejerano nació el 22 de junio de 1978 en Madrid. Licenciado en Periodismo en 2001 por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, es colaborador habitual del diario El Mundo desde los inicios de su carrera. Desde 2002 ha realizado diversos reportajes de investigación periodística sobre proxenetismo, tráfico de personas, delitos económicos y terrorismo, emitidos en Antena 3, Telemadrid y Telecinco. Desde 2005 forma parte de la redacción de la revista Interviú, en la que ha investigado los principales casos de corrupción política y financiera de los últimos años.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • España tien 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.031 diputados provinciales, 139 responsables de cabildos y consejos insulares, 13 consejeros del Valle de Arán, 1.206 parlamentarios autonómicos, 264 senadores, 350 diputados nacionales y 54 del Parlamento Europeo. En total, alrededor de 80.000 miembros de “la Casta”. En total los sueldos de los políticos electos cuestan a los españoles cerca de 720 millones de euros al año.
  • La Casta tiene cada vez más hambre, cada vez consume más recursos, ejerce más influencia y controla desde las subvenciones a empresas y los contratos estatales hasta la elección de la cúpula judicial.
  • ¿Quién vigila al vigilante? La respuesta a la eterna pregunta es sencilla: a veces, la justicia. Otras, ellos mismos. Y en algunos casos, nadie.
  • En el Congreso de los Diputados, los miembros del Parlamento votan cada año la lista de incompatibilidades de sus señorías, pero lo hacen sin saber siquiera lo que votan. El contenido es secreto y se revela únicamente a los portavoces de cada partido con representación en el hemiciclo. Sólo ellos conocen las actividades privadas de cada miembro del Congreso. Las cámaras de televisión del canal parlamentario, que cubren por completo la celebración de los plenos, dejan de grabar.
  • La inmensa mayoría de los parlamentarios ha declarado actividades empresariales. Al final sólo 33 cargos se dedican a su labor política en exclusiva.
  • La Casta, en España, es un grupo depredador, codicioso, que guarda sus secretos con un evasivo recelo. Un velo informativo vestido de transparencia envuelve muchos de sus actos.
  • Es imposible conocer sin filtraciones cuánto gastan sus señorías en cuestiones como el teléfono móvil o las dietas parlamentarias. Nadie sabe cuánto le cuesta al Estado la gasolina de sus desplazamientos, sus regalos oficiales o mantener sus despachos. No hay un recuento global de coches oficiales. Sencillamente porque esos datos no son públicos, pese a que el dinero sale del bolsillo de todos los españoles.
  • El PSOE nos quita a cada diputado 300 euros de la nómina. De hecho, el dinero se ingresa en la cuenta del grupo parlamentario y después del descuento se pasa a la mía.
  • La política es una rueda donde todos reciben: el diputado atesora su sueldo, además de las dietas, los gastos, la posibilidad de hacer otras labores fuera del hemiciclo y los numerosos beneficios del cargo. Y el partido se lleva su porcentaje. Un peaje que los diputados y senadores pagan, a pesar de que los partidos políticos ya reciben millones de euros en subvenciones desde las distintas administraciones. Nunca es suficiente.
  • Un reguero de pequeños y grandes privilegios que hacen de la clase política un negocio rentable.
  • Ningún miembro de la Casta ha sido sancionado por incumplir el manual del buen político.
  • No hay ni un solo organismo público en España que conozca cuántos concejales tienen dedicación exclusiva en los ayuntamientos.
  • No hay datos oficiales sobre el absentismo laboral de los parlamentarios, o no se han hecho públicos.
  • Los diputados excusan sus ausencias con un sencillo razonamiento: es imposible conocer  el contenido de todas las leyes. Así que ellos votan a favor o en contra según la disciplina de partido. Los diputados se reparten las materias por especialidades. Y consideran una pérdida de tiempo asistir a plenos sobre legislaciones que no son de su competencia.
  • La Asociación de Periodistas Parlamentarios entrega cada año un galardón simbólico al diputado desconocido, aquel al que los periodistas consideran menos trabajador.
  • Alto responsable socialista: “Es imposible leerse todas las leyes y las cuestiones que se presentan así que en muchas ocasiones votamos según nos indican los especialistas en cada materia”.
  • El Parlamento Europe es un hemiciclo que cuesta 1.320 millones de euros al año y un lugar donde la picaresca se ha convertido en norma para lucrar los bolsillos de muchos parlamentarios. La falta de control en las dietas y contrataciones de sus señorías se expresa hasta la saciedad en todas las auditorias que pasa cada año el organismo.
  • Ahora son hijos, sobrinos, nietos o conocidos de los históricos del PP y del PSOE los que hacen de escuderos de la Casta en Europa. El Parlamento Europeo ha pasado de cementerio de elefantes a campo de entrenamiento.
  • En el mundo de la política, la lealtad se paga. Incluso en los niveles más bajos del escalafón.
  • El Parlamento Europe no sólo es una importante fuente de financiación para los diputados, sino también para los partidos políticos.
  • Sueldos abultados, falta de control, pagos indebidos, enchufados … El Parlamento Europeo es el sueño de todo político sin escrúpulos.
  • La legislación española carece de normativas específicas para regular los presentes hechos a los políticos por parte de empresarios, y no hay intención de cambiar.
  • Un policía: “Aquí trinca todo el mundo, no sólo los políticos. Tendrías que ver cómo se llevan los periodistas en Navidad los jamones que reparte el señor Bono. Entonces no se queja nadie. Y los que más atacan la corrupción luego son los primeros que preguntan si están en la lista”.
  • En ocasiones las empresas privadas hacen llegar a los partidos políticos incluso borradores de las proposiciones de ley completamente redactadas.
  • El Fondo de Protección para el cine español ya sobrepasa el dinero que la industria ingresa en taquilla, con 88 millones de euros de subvenciones frente a 81 millones de euros de facturación. Un extraño modelo de negocio que sólo se entiende bajo el amparo de las instituciones públicas.
  • Sobre el papel, los políticos españoles no pueden aceptar regalos de notable cuantía, pero en realidad nadie controla el montante de los obsequios destinados a la Casta. No hay un solo organismo que les fiscalice en este respecto. No hay un límite claro que permita a los jueces actuar contra ellos. Y, por supuesto, no hay intención de modificar la normativa.
  • Las delegaciones extranjeras son agasajadas continuamente con presentes en sus visitas internacionales. Hasta el punto de que algunos países se han convertido en auténticas bicocas, destinos preferentes para el turismo de interés.
  • La administración de Estados Unidos lleva un riguroso registro de todos los obsequios protocolarios que reciben sus mandatarios, ya que todos, sin excepción, pasan directamente a titularidad pública. Allí no hay dilemas: si un político recibe un regalo y no lo entrega al Estado, está cometiendo un delito.
  • En España cada ayuntamiento, diputación, parlamento u organismo público es dueño de administrar el dinero que recibe de la caja común. Así que los políticos de todos los niveles disfrutan de cierta libertad para disponer de fondos públicos.
  • La legislación española no acota de forma clara los gastos a los que tiene acceso la clase política. No hay límites sobre lo que puede gastar un político en una comida, ni sobre la cantidad de dinero de la que dispone en efectivo. No hay control previo sobre la contratación de tarjetas de crédito ni sobre el uso que se hace de ellas. Todo queda bajo la tutela de la Casta.
  • Cuando se habla de corrupción, todo está conectado.
  • Los trapos sucios se lavan en casa. Ésa es una de las máximas de la clase política, que mantiene dentro del vestuario todos sus problemas y una sonrisa hierática siempre de cara a la galería. Y aún más cuando se trata de abusos, privilegios y corruptelas.
  • No hay Casta sin un buen séquito. La Casta necesita subalternos. Esa cohorte de ayudantes, colaboradores, secretarios, asistentes personales, escoltas, coches oficiales y conductores sale también del bolsillo de los españoles. Siempre hay alguien que canta.
  • En España no hay datos reales sobre lo que cuesta mantener la flota de automóviles oficiales.
  • El coche oficial de Barack Obama se el más desarrollado del planeta por algo más de 330.000 euros. Pero desde luego no el más caro. Alberto Ruiz-Gallardón se mueve en un Audi A8 blindado que cuesta al Ayuntamiento de Madrid 591.624 euros.
  • ¿Por qué la mayoría elige Audi? La empresa alemana se ganó la confianza de los cargos electos en abril de 1995 cuando el entonces líder de la oposición, José María Aznar, salió ileso de un atentado de ETA en Madrid gracias al blindaje de su coche. Ni siquiera llegaron a romperse los cristales.
  • Prácticamente todos los códigos de conducta firmados por los políticos españoles recogen la necesidad de que los cargos electos se abstengan de hacer ostentación con el dinero público. Y prácticamente todos se incumplen de forma sistemática.
  • La doble moral es patrimonio de toda la Casta. Y no entiende de ideologías ni de militancias.
  • ¿Realmente son necesarios tantos viajes?¿De verdad se justifican todas y cada una de las visitas de la clase política? La respuesta es completamente subjetiva. Incluso depende de los propios miembros de la Casta.
  • La democracia real se ha convertido en quimera, la separación absoluta de poderes se ha visto arrastrada al mismo lugar utópico. De hecho las democracias occidentales ni siquiera lo pretenden. Las constituciones occidentales cuentan con mecanismos de intervención pensados para que ninguna de las tres ramas de la autoridad tome un poder desmedido ante la sociedad.
  • Cuando las investigaciones y los procesos judiciales afectan a la clase política, el proceso está viciado.
  • Ni una sola de las investigaciones abiertas por el Congreso o el Senado ha derivado nunca en responsabilidades penales.
  • Cajas de Ahorros, 2.087 hombres controlan para los partidos el 65% del mercado bancario del país.
  • Las cajas de ahorro se han convertido también en un retiro dorado para muchos altos cargos de la clase política.
  • El Estado repartió 19.000 millones de euros a las entidades bancarias. El 70% de ese dinero fue a parar a las cajas de ahorro. Es decir, que el dinero quedó de nuevo en manos de la Casta.
  • Los contratistas del Estado no pueden financiar directamente a los partidos, pero sí pueden dar dinero a sus fundaciones.
  • Los 5 think tanks españoles más influyentes: el Centro de Estudios Internacionales de Barcelona; FAES; La Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior; el Institut Europeu de la Meditarrània; y el Real Instituto Elcano, considerado el más influyente de todos.
  • La clase política española defiende la democracia, pero en muchos casos no la practican.
  • La Casta se blinda, legisla en ocasiones a su favor, obliga a sus miembros a mantener una disciplina interna, coloca a su cantera, se financia de forma oficial e irregular y controla asignaciones de la sociedad que no son de su competencia, como la banca o la justicia. Son un grupo homogéneo y endógeno.
  • Entre las maniobras financieras de los partidos políticos hay de todo: extensas deudas con entidades financieras, falta de información, omisión de entregas y subvenciones, inversiones cuestiondas, altas donaciones anónimas … Todo vale para seguir amasando.
  • Los ayuntamientos suponen la mayor fuente de financiación de los partidos políticos. Son ellos quienes aportan el 78% del dinero público que reciben los partidos, y por eso es tan importante controlarlos.

Enlaces relacionados:

raul

Anuncios

10 comentarios to “La Casta de Daniel Montero – Apuntes Breves”

  1. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  2. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  3. […] lo que iba a provocar era un aumento del paro y no más contratación. Y en esas estamos. La Casta, formada por nuestros políticos del PPSOE-CIU y cía que son otros privilegiados como los del […]

  4. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  5. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  6. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  7. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  8. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  9. […] La Casta de Daniel Montero. […]

  10. […] La Casta de Daniel Montero. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: