Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

El negocio de la Fe de Juan Gonzalo – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Miércoles, 15 de septiembre, 2010


Durante más de un año, un periodista de investigación vivió infiltrado en el mundo de la videncia, haciéndose pasar por un santero iniciado llamado Juan Gonzalo. Con ayuda de su cámara oculta, recogió infinidad de testimonios reales de quienes acuden a las consultas esotéricas para solucionar sus problemas. En la mayoría de los casos, estos inocentes clientes buscan resolver sus conflictos relacionados con la salud, el dinero o el amor, pero son estafados y engañados por supuestos “profesionales”, desenmascarados en estas páginas.

La gran sorpresa para el periodista fue que, entre los muy diversos tipos de personas que recurren a estos servicios, víctimas muchas veces pero que en ciertos casos también actúan como calculadores verdugos, había personajes del mundo del corazón. Esta obra cuenta historias anónimas de gentes desesperadas que acaban arruinadas, de santeros sin escrúpulos capaces de todo por un puñado de euros, de seudofamosos concretos cegados por la ambición o simplemente crédulos. Las imágenes, grabadas mientras se investigaban los casos más escandalosos destapados en estas páginas, no cesan de dar lugar a polémicos reportajes en varios programas de televisión.

Este libro recoge el fascinante día a día de esta compleja investigación, durante la cual presenciamos cómo Juan Gonzalo se juega la integridad física para penetrar en una peligrosa trama donde se comercia sin tapujos con la fe de las personas.

Juan Gonzalo es un seudónimo que esconde a un prestigioso periodista de investigación español que colabora habitualmente con diversos programas de televisión, periódicos y revistas.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La presión psicológica cuando se trabaja con cámara oculta tiene un efecto de desgaste, y es acumulativo.
  • Opté por dejar que las cosas ocurrieran, y de la primera estrategia, que consistía en indagar desde fuera, pasé a algo más agresivo y peligroso.
  • Este libro trata de la verdad del mercado esotérico, de su realidad al desnudo.
  • El negocio de la fe extorsiona y exprime al creyente que quiere resolver un problema para el que no ve otra salida que confiar en la espiritualidad y el buen propósito de las religiones.
  • Lo que sabía del mundo esotérico y lo que se vende en su publicidad nada tiene que ver con la realidad. Yo pensaba que en estos comercios primaba la ayuda y no el dinero.
  • En esta obra se tratan los pormenores de los reclamos publicitarios engañosos, muchas veces avalados por seudofamosos que reciben beneficios, nada despreciables, por prestar su imagen al engaño.
  • Conocí a videntes honestos y santeros genuinos que compartían mis inquietudes.
  • Existen comercios esotéricos administrados con mesura, y que tratan de dar lo mejor de sí a quienes acuden a ellos.
  • Un amigo me dijo una vez que el santero vivía de las miserias humanas. Esta investigación me demostró que es así en muchos casos.
  • No existe mejor remedio contra el negocio de la fe que la cordura y la incredulidad.
  • Cada cultura, en mayor o menor medida, tiene una importante afinidad con un determinado sector de estas creencias.
  • Se tiene la creencia de que el esoterismo forma parte exclusiva de las sociedades menos desarrolladas, o de personas con bajo nivel cultural.
  • Cabe destacar que es un esfuerzo inútil intentar erradicar un fenómeno que es prácticamente inherente al ser humano.
  • La santería afrocubana es una creencia milenaria, respetable, constructiva y solidaria en sus tesis.
  • Los clientes estaban preocupados por cuánto debían pagar y si les decía que nada no se lo creían, hasta el punto de que algunos dejaron de llamar y no devolvían las llamadas.
  • ¿Haces trabajos?¿Cuánto tiempo se tarda en lograr resultados?
  • Me parecía muy curioso que se repitieran una y otra vez nombres de videntes y comercios, la coincidencia en el itinerario esotérico de los clientes y en los métodos con los que eran engañados.
  • La tipología del cliente de artículos y servicios esotéricos puede definirse en tres categorías.  El cliente medio es una mujer de entre 20 y 35 años, de clase media alta, motivada por un problema de infidelidad, abandono de la pareja, precaria vida sexual o celos. Otro grupo lo enmarco en un nivel socioeconómico algo más elevado, con paridad de sexos, entre los 40 y los 54 años además por temas económicos o judiciales, pagan por ello como de un servicio de cualquier otra índole se tratara. La última categoría, más reducida pero con mucha presencia, abarca todos los ámbitos y niveles generacionales de la sociedad.
  • La santería se practica como una estafa de lotería, compras el billete por si te toca, si sale premiado es la suerte, la buena estrella y, si no, compras otro y olvidas el dinero perdido.
  • El pensamiento humano muchas veces toma decisiones incomprensibles para las personas que lo ven de lejos, pero perfectamente válidas para sus protagonistas, y además con argumentos muy sólidos, que, aunque nos puedan parecer subjetivos, no podemos ni cuestionar ni poner en duda.
  • Aquella monja me relató con toda naturalidad que aunque prohibido por la Iglesia, el esoterismo era una práctica habitual dentro de las congregaciones, y que, incluso existían hermanas que eran expertas en el uso de las cartas del tarot.
  • Algunas personas no tiene escrúpulos, ni límites morales de ningún tipo cuando se trata de conseguir sus objetivos.
  • Las personas que recurren a estos servicios no se dan por vencidas fácilmente, ni admiten el fracaso o la ineficacia de estos “hechizos mágicos”, siguen gastando y recurriendo a estos personajes.
  • El cliente acepta normalmente el pago como una inversión a fondo perdido y el vidente, que lo sabe, se aprovecha de la situación. Es una situación muy rara a la que no encuentro lógica, pero que he visto en numerosas ocasiones.
  • Uno a la desesperada piensa en cualquier cosa por salir adelante.
  • El miedo al escándalo hace amedrentarse a los personajes públicos y a las personas que acuden a un santero, pensando que lo que hacen está mal hecho, pero que es una opción para salir adelante.
  • Son muy pocos los que practican el esoterismo como filosofía de vida o tienen definida una creencia como patrón de fe.
  • Las personas son muy reacias a poner una denuncia cuando tienen un problema, y esperan resolverlo con artículos esotéricos y hechizos mágicos siempre subjetivos y totalmente ineficaces, pero es una cuestión de fe.
  • El santero que ve peligrar sus ingresos trata para un buen cliente de buscar todo tipo de argucias para hacerle regresar.
  • Tenlo muy claro, si no se los vendes tú se los venderá otro.
  • En el negocio del esoterismo existe un regla no escrita por la cual todos saben que lo que venden no sirve para nada pero nadie habla de ello.
  • “Todos mis productos son legales, pero, claro, son cosméticos, perfumes, jabones y todo eso. Funcionan por la fe”.
  • “Es como cuando vas a la iglesia y te encomiendas a la Virgen, si sale lo que le has pedido le das las gracias y si no no te buscas otra Virgen, esperas a otra ocasión”.
  • “Nadie te va a reclamar nada. En el caso de que el cliente viniese le dices que use otro producto más fuerte y ya está, se lo cobras y todos tan contentos”.
  • Con el argumento de poseer poderes maléficos y destructivos meten el miedo en el cuerpo a sus víctimas para que no acudan a la policía a denunciarlos.
  • Los comercios tienen una rivalidad feroz entre sí.
  • “La publicidad es lo que hace que luego el producto se venda solo, la gente viene aquí y te pide cualquier cosa. Tienes que tenerla porque si no se irá a otro sitio a buscarla, y tú pierdes una venta”.
  • “Lo que tienes que hacer es no asegurar nada, ni dar fechas”.
  • “Al cliente tampoco le interesa denunciar el asunto porque lo que hacen con el santero es casi siempre algo malo. Aquí no vienen a pedir cosas buenas”.
  • En España los productos que se venden para hechicería y los “trabajos” de santería son un auténtico fraude.
  • “La santería es un modo de vida, una opción de fe, que incluye la idolatría. Las personas en su mayoría no quieren oír hablar de ewes, prohibiciones”.
  • “El sacerdote de la santería no tiene ningún poder especial ni es una persona diferente a sus semejantes”.
  • “A primera vista es imposible saber si un santero es genuino o un simple farsante”.
  • “El santero no puede serlo por elección propia, es el orisha el que lo elige a él”.
  • “El santero es sólo un mediador entre el orisha y el ahijado, no puede hacer nada que el santo no autorice, si usted hace caso al santo todo saldrá bien, pero no quiera hacer algo que el santo no haya dicho porque no lo conseguirá”. (N. del B.: la banca siempre gana!)
  • “De velas no se vive, son los ‘trabajos’ los que te dejan los verdaderos beneficios”.
  • Periódicos serios a nivel nacional permiten la inserción de anuncios de videncia como algo normal y lícito. El negocio de la publicidad es muy jugoso y a nadie le interesa perder esa fuente de ingresos.
  • Las poderosas compañías telefónicas no quieren dejar de sacar tajada, por lo que dejan prácticamente al usuario a merced de sus depredadores.
  • Son deseos ocultos y secretos inconfesables las cosas que un cliente quiere conseguir y por esta regla se atan de pies y manos para una posterior acción legal.

Enlaces relacionados:

  • Blogs: 1.

Otro libro que me recuerda que no dedico el tiempo suficiente para elegir los libros que pillo, mal, mal, y no es ni el primero, ni el segundo, … Aún no doy crédito que la palabra “fe” sea parte del título del libro.

raul

Anuncios

3 comentarios to “El negocio de la Fe de Juan Gonzalo – Apuntes Breves”

  1. […] El negocio de la Fe de Juan Gonzalo. […]

  2. […] El negocio de la Fe de Juan Gonzalo. […]

  3. […] El negocio de la Fe de Juan Gonzalo. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: