Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Reivindicación de la política de Javier Solana – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Viernes, 18 de marzo, 2011


Desde que en 1995 fuera nombrado secretario general de la OTAN, Javier Solana ha pasado quince años en la primera fila de la política internacional. Han sido quince años repletos de acontecimientos: la disolución de la antigua Yugoslavia, la decadencia de Rusia, el auge de China, la aparición del terrorismo islámico, los años de Clinton, de Bush y la llegada de Obama, la expansión de la OTAN y de la UE, la globalización, la mayor crisis económica desde 1929…

Gracias a su experiencia y en muchas ocasiones a su presencia en las cumbres y reuniones que definieron momentos históricos, Solana presenta, guiado por las inteligentes preguntas de un periodista de prestigio como es Lluís Bassets, un fascinante panorama del mundo actual, los retos a los que nos enfrentamos y cómo se hizo la transición del mundo estable de la guerra fría a las incertidumbres del actual.

Dos ideas y un principio vertebran el libro. Primero, Occidente se ha impuesto a costa de perder poder frente a las potencias emergentes, como Brasil, China o India; segundo, Europa se empezó justificando como reconciliación tras la guerra, luego como estabilización tras la caída del muro, pero ahora se fundamental en la necesidad de no pasar a la irrelevancia. Y el principio es la inquebrantable fe en la política como la manera de conciliar intereses, alcanzar objetivos y evitar conflictos.

Un libro esencial, plagado de anécdotas y de retratos de primera mano por el español más importante en la escena internacional de los últimos tiempos.

Javier Solana (Madrid, 1942) es catedrático de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid, pero ha dedicado la mayor parte de su carrera a la política. Afiliado al PSOE desde 1964 y miembro de las Cortes Constituyentes, tras el triunfo de Felipe González en las elecciones de 1982 fue sucesivamente ministro de Cultura (1982-1988), de Educación y Ciencia (1988-1992) y de Exteriores (1992-1995), además de ser portavoz del gobierno entre 1985 y 1988. En diciembre de 1995 fue elegido secretario general de la OTAN, y en 1999 pasó a ser el primer Alto Representante de la Unión Europea para la Política Exterior y de Seguridad Común, y secretario general del Consejo Europeo, cargos que ocupó hasta diciembre de 2009.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Fue la “irrelevancia” española durante la primera mitad de siglo lo que nos proporcionó el margen que tan bien utilizó Felipe Gonzalez sellando con Alemania una relación muy provechosa para nosotros posteriormente.
  • En la construcción europea hay tres momentos fundamentales. El primero es la reconciliazación tras la guerra. El segundo momento es más difícil, es lo que llamamos ampliación, hay que dar cabida a todos los que contribuyen a la estabilización. Hay un tercer momento que es el actual, que responde a una necesidad de supervivencia.
  • Es una fantasía pensar que en el mundo de hoy algún país europeo tenga futuro fuera de unas instituciones europeas fuertes.
  • La globalización se construye sobre edificios.
  • La reforma más ambiciosa posible. intentar una Constitución. ¿Fue lo acertado? Quizá no. Fracasaron dos referendos y se perdió un tiempo precioso para profundizar. Ahí se produce el desacoplamiento entre ampliación y profundización.
  • Si se hubiera ratificado la Constitución, en 2005 habría habido un tratado totalmente nuevo, la ampliación se habría absorbido más rápidamente y la crisis económica se habría atacado con unas estructuras de la Unión Europea más preparadas para hacerle frente. No fue así y pagamos las consecuencias.
  • La Unión Europea nunca retrocede. Puede que no avance al ritmo deseado, pero nunca ha retrocedido.
  • Todavía estamos en un período muy rico para el movimiento europeo. La agenda de Lisboa que hay que revitalizar porque está llena de recomendaciones acertadas que nunca se llevaron a cabo.
  • Trabajar en una institución a la que tu país pertenece es otra manera de ayudar a tu país.
  • Felipe me dijo que quería que fuera ministro portavoz, pero yo le sugerí que era un error ser sólo portavoz. Debía ser ministro de algo, con la gestión de una cartera propia, además de ser quien comunicara a la opinión pública los acuerdos y posiciones del gobierno.
  • No creo en la política de titulares, pero sí en que hay que comunicarse y que hay que tener networking, siempre lo he creído.
  • Mis discursos se basan en el relato. Me ha atraído construir lo que hoy se llaman relatos.
  • Cada vez que tenía que pronunciar un discurso, siempre tenía una cifra sobre la que intentaba montar el relato.
  • La política no es mera gestión, no es administración, es mucho más que eso. Es que la gente te entienda y que sepa adónde vas. La política tiene que ser pedagogía y tiene que ser liderazgo. En parte es hacer presente el futuro, y para eso hay que tener una visión del futuro.
  • Siempre tiene que haber cierto componente de optimismo, de confianza y de pasión, porque no se trata sólo de administrar. Los meros administradores suelen fracasar.
  • En un cuarto de hora Obama cree que cabe todo lo que se le puede decir al presidente de Estados Unidos. No se les escapa nada, y es muy inteligente, muy disciplinado intelectualmente y meticuloso… Quizá a costa de su espontaneidad.
  • Leo mucho, y además, aprendo muchísimo por ósmosis.
  • Creo que para un dirigente político, empresarial o de cualquier tipo, una de las cosas más importantes es saber preguntar. Tienes que saber dónde están los problemas. Y confiar en la gente que te rodea y en las respuestas que te dan.
  • Quien toma decisiones también debe delegar, pero hay algo que no se puede delegar. En las cosas importantes tienes que saber lo que dices, y si dices sí es porque asumes con todas sus consecuencias ese sí. Tienes que estar convencido.
  • Es muy importante tener capacidad para generar los consensos necesarios porque el gobierno mundial no existe ni existirá.
  • El “no” es un killer que impide seguir avanzando. Cuando crees que tienes la razón, tienes que seguir preguntando, hablando, discutiendo, sugiriendo, lo que haya que hacer, para convencer y acercar posiciones, porque el “no” es el final. Cuando te dicen “no”, se acabó. En cierto modo, hay que esperar a hacer la pregunta fundamental hasta que sabes que la respuesta va a ser la que buscas. Así es como se avanza.
  • No creo que se vuelva a repetir el a priori de que el número uno del FMI sea europeo y el del Banco Mundial, estadounidense. Eso se ha acabado, y me parece bien, la verdad.
  • Hay países que funcionan como una máquina de relojería. Los españoles tenemos otras virtudes.
  • El mundo ha cambiado y Europa ha dejado de ser un teatro de operaciones y una preocupación de seguridad para Estados Unidos. Las relaciones no se han debilitado, sino que se han normalizado totalmente.
  • La teoría de Estados Unidos como hiperpotencia surgió con Bill Clinton.
  • Con el 11-S se repitió un momento excepcional. Hubo un gran sintonía y una extraordinaria unidad internacional, aunque por poco tiempo, porque se les fue de las manos y se convirtió en un desastre con la guerra de Irak.
  • Los neoconservadores tienen una doctrina propia que va más allá de respuestas puntuales. Quieren cambiar el mundo, si es necesario por la fuerza.
  • No nos dimos cuenta entonces de que la globalización no iba a traer automáticamente cambios políticos, que es lo que se esperaba. La prosperidad sola no hace cambiar las ideas.
  • Los estadounidenses no quieren que los dejen en minoría en público. No quieren ser identificados con el veto sistemático, que también produce cierto desgaste. Cuando empiezan un debate, quieren acabarlo bien y sacar las consecuencias.
  • En Bruselas son sobre todo lobbies comerciales e industriales, más que políticos.
  • De los lobbies estadounidenses, el primero en influencia es el israelí, pero el cubano es muy importante también.
  • Es inconcebible hoy una guerra que involucre a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad e incluso es muy improbable una guerra entre estados.
  • T. E. Lawrence: “Mejor que lo hagan ellos de forma imperfecta a que lo hagamos nosotros de forma perfecta. Nosotros nos iremos y ellos se quedarán”.
  • La crisis económica empieza con algo tan noble como darle crédito a los que no tienen vivienda; cosa más noble no puede haber, y ya vemos en lo que hemos acabado por la codicia de algunos.
  • Estados Unidos ya no puede organizar el mundo solo, tiene que pactar.
  • Niall Ferguson: “Obama ya no es la persona más importante del mundo”.
  • Después del 11-S la conmoción fue terrible en todo el mundo, y el terrorismo, sea el que sea, viniera de donde viniera, adquirió la tonalidad de mal absoluto, del enemigo a batir. La atmósfera internacional sobre el terrorismo dio un cambio radical, y eso afectó a las organizaciones terroristas, sin duda alguna. Se disiparon todas las dudas sobre cómo tratar los movimientos terroristas.
  • Irak era un obstáculo para la estabilidad de la región, pero el reequilibrio resultante dejó un escenario mucho más complejo que hoy todavía padecemos. Los neocons querían organizar todo Oriente Próximo con un predominio de Israel.
  • Cuando Francia y Reino Unido se separan y distancian es algo estructural.
  • La guerra de Irak ha sido profundamente divisiva. Lo ha dividido todo, instituciones y países. Al final se ha dotado a Irán de una capacidad en Oriente Próximo que no tenía. Y hemos dejado Afganistán también muy mal.
  • La guerra contra el terrorismo de verdad, en el sentido más profundo del término, es en Afganistán y Pakistán. En el Líbano, también Hezbollah ha adquirido una fuerza que no había tenido nunca.
  • El multilateralismo no puede ser un elemento de gobernanza paralizante.
  • Prevenir es evitar la guerra. Es crear las condiciones para que no ocurra. Lo contrario es hacer la guerra para prevenir un hipotético ataque.
  • Los españoles no participamos en la Segunda Guerra Mundial, lo que nos diferencia del resto de Europa.
  • Cuando entras a resolver un conflicto, no sabes cuánto tiempo llevará.
  • Los rusos son muy orgullosos y sentimentales, y cuando la percepción que ellos tienen de las cosas no coincide con la realidad, nos encontramos con un problema.
  • Los rusos siguen con una idea del poder muy decimonónica, entendido como alcance territorial y zonas de influencia. Tienen un gran defícit de pedagogía. Es muy grave que Stalin aprezca en sus encuestas como el mayor dirigente de la historia de su país.
  • Rusia no ha tenido una vivencia democrática en su historia, pasaron de los zares al comunismo. Nunca ha habido una relación de poder que no se haya basado en la sumisión.
  • Lo que tiene que hacer Rusia es una transición hacia un Estado de derecho, una sociedad con leyes. No hay que pedir mucho más que eso. Que funcione el derecho, la justicia, los tribunales, las garantías; lo demás, las elecciones por ejemplo, no es lo fundamental. Las elecciones por sí mismas no definen las democracias.
  • La civilización es la acumulación de acuerdos, de procedimientos, de normas …
  • La idea de una Rusia amenazada es absurda para nosotros, pero es como se sienten los rusos. Al contrario, deberían entender que los pequeños países vecinos son los que realmente se sienten vulnerables al lado del gigante que son ellos.
  • Rusia no va a entrar nunca en la OTAN, porque es demasiado grande. Pero el Consejo OTAN-Rusia tiene que desarrollar todo su potencial, que es inmenso.
  • Si la Unión Soviética fue fiable, no hay razón alguna para que los rusos no sean fiables.
  • Las personas son importantes, qué duda cabe, pero la clave siempre son las instituciones.
  • La inteligencia tiene dos partes: el esfuerzo por la obtención de la información y el análisis. La Unión Europea como tal no debe tener personal sobre el terreno en la recopilación de la información. Donde hay mucho campo que mejorar y avanzar es en la coordinación de los análisis.
  • Europa se ha construido a base de crisis y de todas hemos salido adelante.
  • Si queremos jugar como actores globales, tenemos que estar representados en el mundo como corresponde. Tenemos que estar representados como Unión Europea, y esto requiere contar con una diplomacia propia sólida y eficaz.
  • La construcción europea es un largo viaje cuyo final no está escrito.
  • La profundización tiene que hacerse a través de la sociedad civil, de la vida intelectual, dela vida universitaria, de las empresas, de la investigación en común, de los medios de comunicación, de los partidos políticos, de un pensamiento europeo que va avanzando. Ya no se trata de cambiar instituciones.
  • El desarrollo económico de la Unión Europea va a exigir en el futuro una considerable fuerza de trabajo emigrante. Digámoslo en términos egoístas. Necesitamos a los emigrantes, y por eso hay que abrirles las puertas.
  • Europa tiene dos grandes vecinos: Rusia y Turquía. El problema con ambos es el mismo, aunque las fórmulas y métodos sean distintos: ver cómo se les asocia. Rusia no es candidata y probablemente nunca lo sea. Turquía sí lo es.
  • El problema de Turquía tiene más que ver con su tamaño que con otras cuestiones.
  • Que Europa tiene unas raíces cristianas nadie lo pone en duda.
  • En Europa todos los estados son laicos.
  • Porque vengan inmigrantes con su religión o que vengan de estados confesionales, no tenemos que cambiar nuestra manera de pensar y organizarnos. Que cada uno haga lo quq quiera en su comportamiento como ciudadano en la sociedad civil. Yo no tengo que cambiar, pero tampoco que los demás me cambien.
  • Con los fanatismos, vengan de donde vengan, por definición es muy difícil tratar.
  • Seguramente nuestro valor central es la tolerancia, lo único que defendemos es que cada uno piense como quiera, pero que se comporte según la ley.
  • Las identidades que nos deben interesar son las del futuro, no las del pasado. Lo que queremos ser, cómo lo hacemos, cómo llegamos, esto es lo que nos interesa. No las raíces y las identidades.
  • Tenemos unos valores, los valores que son compartidos por todos y que están en la Constitución. Eso es lo que tenemos que preservar entre nosotros y en relación con los demás. Ni debemos obligar a nadie a que los comparta ni podemos dejar que nos obliguen a cambiarlos.
  • El principal desfío de los partidos democrácticos: saber responder desde su valores de siempre a los nuevos desafíos de las sociedades en las nuevas circunstancias.
  • No hay desarrollo sin seguridad.
  • Afganistán es el pasado, es la Edad Media, pero a la vez el siglo XXI.
  • El arma nuclear debe desaparecer, tal como explicó Obama en su discurso de Praga. El problema estriba en que para que desaparezca de verdad tiene que desaparecer en todas partes.
  • Hay que buscar un orden mundial donde todos puedan ganar algo.
  • No funciona la idea de que la globalización como megatendencia iba a tener como corolario el fin de la historia, sociedades gobernadas todas según las mismas pautas.
  • Piensa que a China no le ilusiona mucho que Estados Unidos lo pase mal. La interdependencia es total. Recordemos que son los banqueros de Estados Unidos y de otros muchos.
  • En el ADN de China está el concepto de “armonía”. Los occidentales somso más “nerviosos”.
  • En el mundo islámico hay dos países relevantes: Arabia Saudí, que brinda la legitimidad religiosa por los lugares santos; y Pakistán, que tiene el poder militar que le da la bomba atómica.
  • La historia demuestra que si tú tratas bien a un país en su ascenso, cuando llegan arriba lo normal es que te respeten. Pero si pones dificultades en el momento del ascenso, cuando llegan te lo hacen pagar.
  • Hay una escuela de política, equivocada, que tiene mucha facilidad para reacciones excesivas. En mi opinión, las cosas no deben ser así. Si necesito advertirte un día, te lo digo en público. Pero si lo que quiero es resolver un problema seriamente, entonces lo hago en privado.
  • A China la proyección internacional no les interesa mucho, ni siquiera ahora. Lo que les interesa es la estabilidad, que les permita sacar a la gente de la pobreza. Cuando les hablas de “derechos humanos”, te responden que el primero de todos es comer y que ellos han sacado de la miseria a centenares de millones de personas.
  • China conoce muy bien el funcionamiento de la Unión Europea, lo que no suce de igual en la India, donde se nos conoce menos y se nos entiende peor. China tiene mucha gente dedicada a aprender.
  • El G-8 está llamado a desaparecer. Dentro de pocos años, en un hipotético G-8, salvo Estados Unidos, no estaría ninguno de los miembros actuales.
  • No es “el fin de la historia”, es el principio de “otra historia”, la de un mundo más desoccidentalizado con un centro de gravedad que se desplaza hacia el Pacífico desde el Atlántico.
  • Avanzamos hacia un concepto de guerras asimétricas, en las que no es evidente que la hegemonía militar te dé la victoria. Nadie te puede ganar, pero no está claro que tú vayas a ganar.
  • La desaparición del G-7 como tal es la primera cosa que veo clara. Quizá quede como un foro informal de contactos para cuestiones concretas.
  • Los gobiernos “mandan” menos, los estados pierden poder hacia el sistema financiero; los mercados; los nuevos actores de la comunicación social; las grandes corporaciones multinacionales; las organizaciones no gubernamentales; los actores no estatales, sean buenos o malos, como las mafias o los grupos terroristas. Es el mundo multipolar.
  • La multipolaridad desnuda conduce a un comportamiento de suma cero, unos ganan y otros pierden, lo que hace más probable el conflicto.
  • Necesitamos soluciones globales. Pero la legitimidad, la política y los recursos siguen siendo locales. Y ahí está la dificultad, la gran paradoja del momento: la ausencia de mecanismos para hacer lo que hace falta, que es atacar globalmente los problemas globales.
  • Tenemos que acuñar nuevos conceptos. No hay duda de que el mundo es interdependiente. hay que hacerlo responsablemente interdependiente.
  • Si hay un Estado que no se responsabiliza de sus ciudadanos, la comunidad internacional tiene derecho a defenderlos. Fue un concepto adoptado por la última reforma de las Naciones Unidas.
  • En el proceso de gobernanza mundial hay que empezar por lo menos difícil, coordinar las instituciones internacionales existentes: FMI, BM y OMC. Adaptar el peso relativo de los distintos países. Hoy Chinca tiene en el FMI el mismo peso que Bélgica. En segundo lugar, hay que estudiar si necesitamos alguna organización nueva. Y, en tercer lugar, hay que potenciar la legitimación internacional, algo que sólo lo proporcionan directamente las Naciones Unidas.
  • Yo veo factible una modificación práctica del derecho de veto, aunque parezca difícil o imposible. Obligar a seguir discutiendo; obligar a explicar y justificar la posición cuando está en juego el interés vital de uno de los socios; finalmente cuando se toma la decisión más tarde ya se ha conseguido resolver parte o todo el problema. Esto excluye el veto por sistema, o como una actitud a priori, antes de cualquier discusión. En una primera fase hay que convertir el veto en un mecanismo excepcional.
  • La venganza organizada por un Estado contra una persona que se halla en otro Estado que no están en guerra contigo no se justifica. No puede tomar cada uno la justicia por su mano, personas o estados. Va contra todas las leyes.
  • El Premio Nobel de la Paz no lo puede recibir un presidente de un país que tiene la pena de muerte. Es una contradicción total. Lo de las guerras es importante, pero la clave es la pena de muerte.
  • Estados Unidos, que es el país líder y el más rico, es también el país más endeudado. En este tipo de cosas es donde está el origen de la decadencia de los imperios. ¿Cuánto tiempo se puede estar viviendo de otros y ser el líder?
  • En 1750 China y la India representaban el 50% del PIB mundial, y Europa apenas el 32%. En la historia es más bien un resurgimiento.
  • Estamos en un mundo de poder y de intereses; esto es la política. Al final es poder. Y hay que saber jugarlo bien, y saber que la política internacional es muy muy difícil. Simplificar las cosas o ignorar las dificultades no conduce a nada.
  • Obama no es la solución instantánea, porque esa solución no existe, pero será y es ya un gran presidente, un presidente transformador de su país y del mundo.
  • La figura del Alto Representante estaba definida en una línea y media del Tratado de Amsterdam. Con esto en las manos se puede hacer poco o mucho. Y creo que se hizo bastante a base de voluntad y de entusiasmo.
  • Seguiremos mejorando a un ritmo más moderado, pero el AVE social sólo lo tomarán los más necesitados. Los demás pueden ir más despacio. Eso es lo justo.
  • El mundo ha cambiado. Afortunadamente, la globalización ha hecho aumentar el nivel de vida de millones de ciudadanos en el mundo, pero todavía quedan muchos que viven en la extrema pobreza. No es un juego de suma cero.
  • Tel Aviv se está convirtiendo en una especie de Silicon Valley, uno de los centros más dinámicos de investigación del mundo.
  • En cualquier país democrático el poder militar debe estar supeditado al poder civil.

Enlaces relacionados:

Libros relacionados:

raul

6 comentarios to “Reivindicación de la política de Javier Solana – Apuntes Breves”

  1. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

  2. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

  3. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

  4. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

  5. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

  6. […] Reivindicación de la política de Javier Solana. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: