Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La Paradoja de James C. Hunter – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Viernes, 29 de abril, 2011


¿Qué cualidades se necesitan para ser un buen jefe? ¿Cómo se consiguen la autoridad y la credibilidad necesarias para dirigir de forma efectiva? Este libro responde a estas y a otras muchas preguntas, y nos recuerda los principios universales que nos permiten colaborar con los demás, ya sea en el trabajo o en el ámbito familiar:

  • No hay autoridad sin respeto.
  • El respeto no se funda en la imposición ni en el miedo, sino en la integridad, la sinceridad y la empatía con el prójimo.
  • No podemos cambiar a nadie, sólo podemos cambiar nosotros mismos.
  • El trabajo lo hacen las personas, y no puede hacerse un buen trabajo sin cuidar las relaciones humanas.

Los principios del liderazgo son tan simples que se nos han olvidado por completo. Confundimos la autoridad con el poder y el respeto con el miedo, lo que lleva a unas relaciones tensas y recelosas entre jefes y subordinados, y a un triste resultado: cuando un equipo trabaja para contentar al jefe, ¿quién se ocupa realmente del trabajo?

Este libro nos enseña que dirigir consiste, paradójicamente, en servir a los demás, porque un buen líder está pendiente de sus subordinados para atender a sus legítimas necesidades, ayudarles a cumplir sus aspiraciones y aprovechar sus capacidades al máximo. Una reflexión inteligente sobre la responsabilidad moral que implica dirigir que ha servido de inspiración a numerosos directivos norteamericanos.

James C. Hunter es asesor en una empresa dedicada a la formación empresarial de ejecutivos, cerca de Detroit. Ha impartido numerosas conferencias acerca de sus especialidades: la preparación de directivos y la formación de equipos.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • A pesar de mi desahogada situación y de todos los juguetes materiales que poseía, en mi interior todo era conflicto y confusión. Vivir se convirtió en un fútil ejercicio de ir despachando obligaciones. Me estaba convirtiendo en un ser triste y taciturno.
  • Aún hoy, como hace catorce siglos, la vida de los monjes se ordena en torno a tres prioridades: oración, trabajo y silencio.
  • Llamamos “padre” a los clérigos que han recibido órdenes sagradas, mientras que los “hermanos” son seglares de toda condición.
  • Margaret Thatcher: “Lo de tener poder es como lo de ser una señora. Si tienes que recordárselo a la gente, malo”.
  • Len Hoffman: “Es importante tratar a otros seres humanos exactamente como desearías que ellos te trataran”.
  • Escuchar es una de las capacidades más importantes que un líder puede decidir desarrollar.
  • Cuando estaba en el mundo del trabajo me dejaba estupefacto la indiferencia, incluso la frivolidad de la gente ante la responsabilidad de ser líder. Es mucho lo que está en juego y la gente cuenta con uno. El papel de líder es una vocación de lo más alto.
  • Siempre que dos o más personas se reúnen con un propósito, hay una oportunidad de liderazgo.
  • El tener influencia sobre los otros, el verdadero liderazgo, está al alcance de cualquiera, pero requiere un tremendo esfuerzo personal. Desgraciadamente, muchos de los que ocupan puestos de liderazgo lo rehuyen.
  • La gestión no es algo que hagas con la gente. Se gestionan cosas, se lidera a la gente.
  • Liderazgo, el arte de influir sobre la gente para que trabaje con entusiasmo en la consecución de objetivos en pro del bien común.
  • El liderazgo consiste en una serie de destrezas que cualquiera puede aprender y desarrollar si une al deseo apropiado las acciones apropiadas.
  • Poder, la capacidad de forzar o coaccionar a alguien, para que éste, aunque preferiría no hacerla, haga tu voluntad debido a tu posición o tu fuerza.
  • Autoridad, el arte de conseguir que la gente haga voluntariamente lo que tú quieres debido a tu influencia personal.
  • El poder se define como una capacidad, mientras que la autoridad se define como un arte.
  • Ejercer el poder no exige inteligencia ni valor.
  • Se puede estar en una posición de poder y no tener autoridad sobre la gente. Y, a la inversa, se puede tener autoridad sobre la gente y no estar en una posición de poder.
  • El poder se puede comprar y vender, se puede dar y quitar.
  • El poder desgasta las relaciones.
  • El fenómeno habitual con los adolescentes, lo que llamamos rebeldía, responde en muchos casos al hecho de que han estado demasiado tiempo “sometidos al poder” en casa.
  • No se pueden ordenar o exigir cosas como el compromiso, la excelencia o la creatividad.
  • Cuando no queda más remedio que ejercer el poder, el líder debe dejar claro por qué se ha visto obligado a ello.
  • Si hay que recurrir al ejercicio del poder es porque ha fallado nuestra autoridad.
  • Cualidades esenciales para desarrollar autoridad sobre la gente: honrado, digno de confianza, ejemplar, pendiente de los demás, comprometido, atento, exige responsabilidad a la gente, trata a la gente con respeto, anima a la gente, actitud positiva, aprecia a la gente. Estas cualidades no son innatas.
  • Cuando queremos conseguir que la gente haga cosas, nos encontramos siempre con dos dinámicas: la tarea y la relación humana.
  • Si nos centramos en la tarea y no en la relación humana nos encontramos con cambios permanentes de personal, rebeldía, falta de calidad, bajo nivel de compromiso, bajo nivel de confianza,…
  • La clave del liderazgo es llevar a cabo las tareas asignadas fomentando las relaciones humanas.
  • La mayoría de la gente que asciende hoy día a puestos de liderazgo, llega a ellos por sus capacidades técnicas o relacionadas con el trabajo. Es una trampa muy habitual.
  • Los que se encuentran en la mayoría de los puestos de liderazgo son probablemente en su mayoría gente orientada hacia la técnica o la tarea.
  • Las familias que funcionan, los equipos que funcionan, las iglesias que funcionan, los negocios que funcionan, todos tienen que ver con relaciones humanas que funcionan.
  • Los grandes líderes de verdad poseen el arte de construir relaciones que funcionan.
  • Una relación de simbiosis que funcione con los clientes, los empleados, los propietarios y los proveedores, es el seguro para que un negocio funcione.
  • En las encuestas el ser tratados con dignidad y respeto, el ser capaces de contribuir al éxito de la empresa, el sentirse parte de ella, siempre aparecen por encima del dinero.
  • Todo el mundo le echa la culpa siempre al dinero porque es algo tangible pero la raíz de sus problemas matrimoniales es siempre la pobreza de las relaciones.
  • Sin confianza es difícil, por no decir imposible, mantener una buena relación.
  • La confianza llega cuando se la merece.
  • Cuando se corta a la gente, dejándola con la palabra en la boca, se están emitiendo mensajes poco positivos (no te estaban escuchando muy atentamente, no me valoran en absoluto, lo que tienen que decir es mucho más importante que lo que yo tengo que decir).
  • Los sentimientos de respeto deben ser acordes con los actos de respeto.
  • No son las cosas materiales de la vida las que le hacen a uno feliz. Los mayores placeres de la vida son absolutamente gratis: el amor, el matrimonio, los amigos, los hijos, los nietos, las puestas de sol, los amanecers, las noches estrelladas, los bebés, el don del tacto, del gusto, del olfato, del oído, de la vista, la salud, las flores, los lagos, las nubes, el sexo, la capacidad de elegir, la propia vida.
  • Los paradigmas pueden ser peligrosos si los consideramos verdades inmutables que valen para todo.
  • No vemos el mundo tal y como es, vemos el mundo tal y como somos.
  • Mark Twain: “Debemos poner mucho cuidado en extraer las lecciones adecuadas de nuestras experiencias”. El gato que se ha sentado sobre una estufa encendida no volverá a hacerlo pero tampoco volverá a sentarse sobre una estufa apagada.
  • El mundo cambia a tanta velocidad que, si no revisamos nuestras creencias y nuestros paradigmas, nos estamos arriesgando a quedarnos paralizados.
  • El cambio nos hace salir de un ámbito que nos resulta cómodo y nos obliga a hacer las cosas de modo diferente.
  • Nada en esta vida es permanente.
  • La naturaleza nos muestra con claridad que sólo si estás creciendo estás vivo, si no estás muriéndote, estás muerto o te estás pudriendo.
  • Por definición, no es posible mejorar sin cambiar.
  • George Bernard Shaw: “El hombre sensato se adapta al mundo, el insensato se empeña en intentar adaptar el mundo a sí mismo; por lo tanto todo progreso depende del hombre insensato”.
  • ¿Quién está más cerca del cliente, los presidentes y consejeros delegados o los operarios que hacen el trabajo y le ponen el producto el valor añadido?
  • Mientras todos se esfuerzan en tener contento al jefe, ¿quién se ocupa de tener contento al cliente?
  • Por desgracia, hay demasiados ejecutivos que no sólo no quitan los obstáculos, sino que son ellos mismos un obstáculo permanente.
  • El líder es alguien que identifica y satisface las legítimas necesidades de su gente y quita todo obstáculo para que puedan servir al cliente. Para ser el primero hay que servir.
  • Los esclavos hacen lo que los otros quieren, los servidores hacen lo que los otros necesitan. Hay una diferencia abismal entre satisfacer deseos y satisfacer necesidades.
  • Jerarquía de las necesidades de Maslow: alimento, agua, abrigo; seguridad y protección; amor e identificación; autoestima; realización personal.
  • Jesucristo: “El que quiera ser el primero debe antes ser servidor. Si quieres mandar tienes que servir”.
  • Debemos tener mucho cuidado en no hacer juicios precipitados.
  • Si en las reuniones con vuestra gente estáis los diez de acuerdo en todo, probablemente sobran nueve.
  • La obediencia es asombrosamente eficaz para ayudarme a desprenderme de la vanidad y del falso ego.
  • Martin Luther King fue a la India a finales los años cincuenta para estudiar los métodos de Gandhi.
  • La autoridad, la influencia, se funda en el servicio, incluso en el sacrificio por los otros.
  • La Ley de la Cosecha, cualquier campesino la conoce. Se recoge lo que se siembra.
  • Cuando alguien nos hace un favor, nos sentimos automáticamente en deuda con él.
  • Modelo de liderazgo: liderazgo, autoridad, servicio y sacrificio, amor y voluntad.
  • Todo el mundo tiene una religión. Todos tenemos algún tipo de creencia sobre la causa, la naturaleza y el propósito del universo.
  • Nuestra religión es sencillamente nuestro mapa, nuestro paradigma, las creencias que responden a las difíciles preguntas existenciales.
  • Para que las relaciones crezcan y maduren hay que poner mucho cuidado en alimentarlas y desarrollarlas.
  • Cuando Jesús habla de amor en el Nuevo Testamento, la palabra que aparece es ágape, el amor del comportamiento y la elección, no el amor de la emoción.
  • Jesús no quiso decir que tengamos que pretender que la mala gente no es mala gente si realmente lo es, ni que tengamos que sentirnos bien con gente que actúa de forma despreciable. Lo que está diciéndonos es que tenemos que comportarnos bien con ellos.
  • No siempre puedo controlar mis sentimientos hacia los demás, pero lo que sí puedo controlar es mi comportamiento hacia los demás.
  • El amor es: paciencia, afabilidad, humildad, respeto, generosidad, indulgencia, honradez y compromiso.
  • El objetivo de cualquier acción disciplinaria debe ser corregir o cambiar un comportamiento, entrenar a la persona, no castigarla.
  • Una disciplina puede ser progresiva: primer aviso, segundo aviso y, finalmente, “no estás ya en el equipo”. Ninguno de esos pasos tiene por qué tener un cariz emocional.
  • La escucha activa consiste en tratar de ver las cosas como el que habla las ve, y tratar de sentir las cosas como el que habla las siente.
  • El mero hecho de escuchar y compartir el problema con el otro alivia su carga.
  • Faraón Ptahhotep: “Aquellos que tienen que escuchar las quejas y los gritos de su pueblo deben armarse de paciencia. Por que el pueblo quiere que se preste atención a lo que dice, más que resolverse aquello por lo que viene”.
  • El amor no es lo que uno siente por los demás, es más bien cómo se porta uno con los demás.
  • Recibir elogios es una necesidad humana legítima y es esencial para que las relaciones humanas funcionen. El elogio debe ser sincero y concreto.
  • Humildad, ser auténtico y sin pretensiones ni arrogancia.
  • Los egos realmente entorpecen y pueden levantar murallas entre la gente.
  • La humildad no es más que el conocimiento verdadero de ti mismo y de tus limitaciones. Aquellos que se ven como realmente son en verdad sólo pueden ser humildes.
  • Respeto, tratar a los demás como si fueran gente importante.
  • Dios no creó basura humana, sólo gente con problemas de comportamiento.
  • ¿No nos merecemos algún respeto, sólo por el hecho de ser seres humanos?
  • Generosidad, satisfacer las necesidades de los demás.
  • Indulgencia, no guardar rencor al que nos perjudica.
  • Honradez, estar libre de engaños.
  • Compromiso, atenerse a las propias elecciones.
  • Bill Hewlett, fundador de HP: “Hombres y mujeres quieren hacer un buen trabajo. Si se les proporciona el entorno adecuado, lo harán”.
  • Intentar ir siempre primero es amarse a sí mismo. Poner al prójimo en ese lugar y ser consciente de sus necesidades es amar al prójimo. Piensa en la facilidad que tenemos para perdonarnos las meteduras de pata y los comportamientos absurdos que invaden nuestr vida. ¿Mostramos la misma indulgencia en perdonar los errores y los comportamientos absurdos del prójimo?
  • Nosotros no hacemos que las cosas crezcan en la naturaleza. Nosotros, lo más que podemos hacer es poner las condiciones adecuadas para que esto ocurra. Este principio es especialmente válido para los seres humanos.
  • Los bebés privados de todo contacto humano mueren.
  • La respuesta al crimen tiene muy poco que ver con la silla eléctrica y mucho con lo que pasa en la trona.
  • Ningún médico ha arreglado nunca un hueso roto ni ha sido causa de que una herida curara. Lo más que puede hacer la medicina y los médicos es proporcionar asistencia con medicación o terapias, es decir, crear las condiciones adecuadas para que el cuerpo se cure a sí mismo.
  • La gente de poder se siente por lo general amenazada por la gente de autoridad.
  • Tolstoi: “Todo el mundo quiere cambiar el mundo, pero nadie quiere cambiarse a sí mismo”.
  • ¿Cómo consigues que toda tu gente sea siempre tan entusiasta? Lou Holtz contestó: “Pues es muy fácil. Elimino a los que no lo son”.
  • John Ruskin: “Lo que creamos o lo que pensemos, al final no tiene mayor importancia. Lo único que realmente importa es lo que hacemos”.
  • Nos apegamos a todo aquello a lo que prestamos atención, a lo que dedicamos tiempo, a lo que servimos.
  • La praxis nos enseña que si alguien no nos gusta, y además le tratamos mal, acabaremos odiándole cada vez más.
  • Vivimos en una sociedad más aquejada de neurosis que de trastornos de carácter.
  • La capacidad de escoger nuestra respuesta es una de las glorias del ser humano. Los animales responden de acuerdo con su instinto.
  • Kierkegaard: “No tomar una decisión ya es una decisión”.
  • El hombre es un animal de costumbres.
  • Etapas de aprendizaje de nuevas destrezas: primera etapa: inconsciente e inexperto; segunda etapa: consciente e inexperto; tercera etapa: consciente y experimentado; cuarta etapa: inconsciente y experto.
  • Las ideas se convierten en actos, los actos en nuestro carácter y nuestro carácter en nuestro destino.
  • Jim Rohn: “Todo esfuerzo disciplinado tiene una recompensa múltiple”.
  • Estudio sociológico sobre un centenar de personas mayores de noventa años. Si volviera a vivir, ¿qué es lo que haría de forma diferente? Tomarían más riesgos, reflexionarían más y harían más cosas que les sobrevivieran.
  • ¿No os parece que la regla de la casa de Dios sea que nos amemos unos a otros? Insisto, no amor en el sentido de qué sentimos unos por otros, sino de cómo nos comportamos unos con otros, con respeto.
  • La gente que no consigue crecer se hace más y más egoísta, está cada vez más absorta en sí misma.
  • Estoy convencido de que nuestro propósito aquí abajo no tiene por qué consistir en ser feliz, ni siquiera en satisfacer nuestras ambiciones personales. Nuestro propósito aquí como seres humanos es desarrollarnos hasta alcanzar una madurez en lo psicológico y en lo espiritual.
  • Proverbio chino: “Un viaje de tres mil leguas empieza con un solo paso”.

Enlaces relacionados:

Libros relacionados:

raul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: