Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Manifiesto comunista de Karl Marx y Friedrich Engels – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 13 de octubre, 2011


Febrero 1848.

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todos los poderes de la vieja Europa se han aliado en una sagrada cacería contra este fantasma: el papa, el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los policías alemanes.

¿Dónde está el partido de oposición que no haya sido tildado de comunista por sus adversarios en el gobierno? ¿Dónde está el partido de oposición que no haya devuelto la estigmatizadora acusación de comunismo tanto a los miembros de la oposición más avanzados como a sus enemigos reaccionarios?

De este hecho se desprenden dos cosas.

El comunismo ya es reconocido como un poder por todos los poderes europeos.

Ya es hora que los comunistas expongan abiertamente ante el mundo entero su modo de ver las cosas, sus objetivos, sus tendencias, contraponiendo a la leyenda del fantasma del comunismo un manifiesto de su propio partido.

Con esa finalidad se han reunido en Londres comunistas de las más diversas nacionalidades y han esbozado el siguiente manifiesto que será publicado en inglés, francés, alemán, italiano, flamenco y danés.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La historia de todas las sociedades existentes hasta el presente es la historia de luchas de clases.
  • En las épocas anteriores de la historia encontramos casi por todas partes una completa división de la sociedad en diversos estamentos, un múltiple escalonamiento de las posiciones sociales.
  • Toda la sociedad se divide cada vez más en dos grandes bandos hostiles, en dos grandes clases, que se enfrentan directamente entre sí: la burguesía y el proletariado.
  • Los maestros de los gremios fueron desplazados por la clase media industrial.
  • El vapor y la maquinaria revolucionaron la producción industrial.
  • El mercado mundial ha dado origen a un incalculable desarrollo del comercio, la navegación y las comunicaciones terrestres.
  • En la misma medida se desarrolló la burguesía, incrementó sus capitales y desplazó a un segundo plano a todas las clases heredadas de la Edad Media.
  • La burguesíano puede existir sin revolucionar permanentemente los instrumentos de producción, por tanto las relaciones de producción y, en consecuencia, todas las relaciones sociales.
  • La necesidad de una venta cada vez más extendida para sus productos lanza a la burguesía por todo el planeta.
  • En lugar de la antigua autosuficiencia y aislamiento local y nacional se establece un tráfico universal, una interdependencia universal de las naciones.
  • Los productos intelectuales de las diversas naciones se convierten en patrimonio común.
  • La consecuencia necesaria de ello es la centralización política. Provincias independientes, apenas aliadas [federadas], con diferentes intereses, leyes, gobiernos y aranceles, han sido comprimidas en una nación, un gobierno, una ley, un interés nacional de clase y una línea aduanera.
  • La burguesía ha creado fuerzas productivas más masivas y colosales que todas las generaciones pasadas juntas.
  • ¿De qué manera supera la burguesía las crisis? Por un lado, mediante la destrucción forzada de una gran cantidad de fuerzas productivas; por otro lado, mediante la conquista de nuevos mercados y la explotación más a fondo de viejos mercados. Las supera preparando crisis más extensas y más violentas y reduciendo los medios para prevenirlas.
  • La burguesía no sólo ha forjado las armas que le darán muerte; también ha engendrado a los hombres [varones] que empuñarán esas armas: los obreros modernos, los proletarios.
  • El trabajo del proletario, por la expansión de la maquinaria y de la división del trabajo, ha perdido todo su carácter independiente y, con ello, todo atractivo para los trabajadores. El obrero se convierte en un mero accesorio de la máquina.
  • Cuanto menor habilidad y fuerza física requiere el trabajo manual, cuanto más se desarrolla la industria moderna, tanto más es suplantado el trabajo de los hombres [varones] por el de las mujeres.
  • Una vez que ha concluído la explotación del obrero por el fabricante, y que recibe el pago de su salario en metálico, caen sobre él los otros sectores de la burguesía: el casero, el tendero, el prestamista, etc.
  • Las capas medias, el pequeño industrial, el pequeño comerciante, el artesano, el campesino, todas ellas combaten a la burguesía para asegurar su existencia como tales clases medias ante su hundimiento. Por lo tanto, no son revolucionarias, sino conservadoras. Más todavía, son reaccionarias, pretenden hacer girar hacia atrás la rueda de la historia.
  • Todas las sociedades existentes hasta el presente se han basado en la contradicción entre clases opresoras y oprimidas.
  • La vida de la burguesía resulta incompatible con la sociedad.
  • La condición esencial para la existencia y la dominación de la clase burguesa es la acumulación de la riqueza en manos privadas, la formación e incremento del capital.
  • El hundimiento de la burguesía y la victoria del proletariado son igualmente inevitables.
  • Los comunistas no tienen intereses separados de los intereses del conjunto del proletariado. No tienen intereses especiales según los cuales quieran modelar el movimiento proletario.
  • Los comunistas son, en la práctica, la parte más decidida de los partidos proletarios, la parte que siempre impulsa hacia delante; en la teoría, aventajan a la masa restante del proletariado en la compresión de las condiciones, de la marcha y de los resultados generales del movimiento proletario.
  • El objetivo inmediato de los comunistas es la formación del proletariado como clase, el derrocamiento de la dominación burguesa, la conquista del poder político por el proletariado.
  • Lo que caracteriza al comunismo no es la abolición de la propiedad en general, sino la abolición de la propiedad burguesa. Abolición de la propiedad privada.
  • El capital es un producto comunitario y sólo puede ser puesto en movimiento por una actividad en común de muchos miembros de la sociedad. El capital, no es un poder personal, es un poder social.
  • Lo que el trabajador asalariado se apropia mediante su actividad sólo basta para reproducir su mera vida.
  • Os horrorizáis de que queramos abolir la propiedad privada. Pero en vuestra sociedad actual, la propiedad privada está abolida para nueve décimas partes de sus miembros.
  • El comunismo sólo quita el poder sojuzgar, mediante la apropiación, el trabajo ajeno.
  • El burgués ve en su mujer un simple instrumento de producción.
  • El matrimonio burgués es en realidad la comunidad de las esposas.
  • Los obreros no tienen patria. No se les puede quitar lo que no tienen.
  • Con la desaparición de la contradicción de las clases en el interior de la nación, desaparece la posición hostil de las naciones entre sí.
  • Para los países más avanzados se podrán emplear las siguientes medidas de forma casi generalizada:
    1. Expropiación de la propiedad de la tierra y empleo de la renta de la tierra para los gastos estatales.
    2. Fuertes impuestos progresivos.
    3. Abolición del derecho de herencia.
    4. Confiscación de la propiedad de todos los emigrados y rebeldes.
    5. Centralización del crédito en manos del Estado.
    6. Centralización de los transportes en manos del Estado.
    7. Incremento de las fábricas nacionales, instrumentos de producción, roturación y mejora de los campos, según plan en común.
    8. Obligación de trabajar igual para todos.
    9. Unificación de la explotación de la agricultura y la industria, paulatina eliminación de la diferencia entre la ciudad y el campo.
    10. Educación pública y gratuita de todos los niños. Abolición del trabajo fabril de los niños en su forma actual.
  • Los burgueses socialistas quieren las condiciones de vida de la sociedad moderna sin las luchas y peligros que necesariamente surgen de ellas.
  • Los comunistas apoyan por doquier cualquier movimiento revolucionario contra las condiciones sociales y políticas vigentes.
  • Los comunistas trabajan en todas partes por lograr la unión y el entendimiento de los partidos democráticos de todos los países.
  • Los comunistas declaran abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados mediante la subversión violenta de todo orden social preexistente.
  • Pueden temblar las clases dominantes ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella salvo sus cadenas. Tienen un mundo que ganar.
  • ¡Proletarios de todos los países, uníos!

Enlaces relacionados:

Libros relacionados:

raul

3 comentarios to “Manifiesto comunista de Karl Marx y Friedrich Engels – Apuntes Breves”

  1. […] Manifiesto comunista de K. Marx y F. Engels. […]

  2. […] Manifiesto comunista de Karl Marx y Friedrich Engels. […]

  3. […] Manifiesto comunista de Karl Marx y Friedrich Engels. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: