Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

De aquí se sale de Mario Conde – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 9 de febrero, 2012


© 2011, Mario Conde.

Todo lo que sucede en el presente es derivado del pasado, y por ello el conocimiento de ese pasado es imprescindible si queremos edificar el futuro sobre bases sólidas. Con estas dos ideas nace este libro.

Conozcamos el porqué de nuestra situación, asumamos nuestra responsabilidad, y tengamos el valor de aportar todos algo de esfuerzo, ilusión y hasta de valentía para reconducir la situación.

Porque es evidente que de aquí se sale, como reza el título del libro. Pero debemos saber dónde entramos. Y asumir que si nada hacemos, que si dejamos que las cosas sigan funcionando por el sendero de siempre, caminaremos hacia peores datos y mayores sufrimientos. No podemos esperar que la clase política por sí sola afronte el cambio que reclaman los hechos.

Es necesario que la sociedad, como digo, recupere el protagonismo y quiera ser verdadera dueña de su destino. Ese es el reto. Y por eso este libro: para contribuir a que trabajemos para lograrlo.

Mario Conde nació en Tui (Pontevedra) el 14 de septiembre de 1948. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y abogado del Estado con el número 1 de su promoción, se casó con Lourdes Arroyo Botana, con quien tuvo dos hijos: Mario y Alejandra. Ha sido Consejero y Secretario General de Laboratorios Abelló hasta 1983, Vicepresidente y Consejero Delegado del Grupo de Empresas Antibióticos, S.A., y Consejero del Banco Español de Crédito, del que fue nombrado Presidente en 1987. Fue también Presidente de La Unión y el Fénix, Presidente de la Corporación Industrial y Financiera de Banesto, Presidente de la Fundación Banesto, Vicepresidente de Iberdrola y Consejero de Antena 3 TV.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Existe una conciencia social de que en temas importantes, en asuntos de trascendencia social, hemos fracasado. Hay una base de desconfianza que alcanza al Sistema. La valoración de la clase política y de los partidos políticos se encuentra bajo mínimos.
  • El gran responsable somos nosotros mismos, la sociedad, porque gracias al abandono de ciertos valores y al consumo de otros disvalores, hemos ido confeccionando un modelo de vida que ahora nos agobia por demasiados costados a la vez.
  • Con mi libro El Sistema, 1994, advertí de lo que estaba ocurriendo y de que, si continuábamos caminando por el mismo sendero, las posibilidades de fracaso colectivo eran elevadas. Si dejamos que las cosas sigan funcionando por el sendero de siempre, caminaremos hacia peores datos y mayores sufrimientos.
  • No podemos esperar que la clase política por sí sola afronte el cambio que reclaman los hechos. Es necesario que la sociedad recupere el protagonismo y quiera ser verdadera dueña de su destino. Ese es el reto.
  • Los españoles somos expertos en el arte de confeccionar excusas y hasta de disfrazarlas de razones.
  • Me gustaría que alguien dedicara energías a desvelar lo que ha sucedido en el seno de la Justicia en los casos políticos que hemos vivido en España.
  • Quien no ha sufrido no debería ejercer poder sobre los demás.
  • Existe una suerte de terror de Estado y su más sutil exponente reside en instrumentalizar el Derecho, la Ley y la Justicia al servicio de esos intereses.
  • Mientras no cambiemos al hombre lo tendremos muy difícil. El problema fundamental reside en la educación.
  • En este país se puede vivir protegido por un partido y atacado por otro, pero, si te atacan los dos, la cosa está clara: prisión.
  • Lo trágico es que en casos tan graves la percepción pública sea de politización total y absoluta de la Justicia. El alma de lo justo parece muerta en la conciencia ciudadana.
  • De Juana Chaos: “Es cierto que nosotros matamos. Pero pagamos en términos de vida y libertad. Nos arriesgamos y sufrimos. Unos mueren. Otros nos pasamos la vida en prisión peleando por subsistir. El Estado, ellos, también matan. Y asesinan. Hacen lo mismo que nosotros sin temor a sufrir las consecuencias de sus actos”.
  • Nada justifica la violencia legal. Es difícil encontrar los límites de la justificación moral de la violencia al servicio de causa justa, pero la violencia ilegal es abominable y sólo conduce a más violencia.
  • Cuando en el corazón de las personas ha prendido la semilla de la violencia, en forma de odio o cualquier otro desperfecto del alma, es difícil erradicarla de una vez para siempre.
  • El cáncer de nuestro modelo de convivencia es la renuncia a principios intocables. Ni jurídicos ni morales. Hemos elevado al altar a la diosa conveniencia. Toda vale si resulta conveniente. Ese es el principio del fin.
  • El Sistema reacciona al unísono cuando teme por su supervivencia conjunta. Una alternancia en el Gobierno en nada afecta al Sistema en cuanto tal.
  • Característica esencial del Sistema: se carece de proyecto de país. Se tienen proyectos personales de gobierno.
  • En la cárcel salvo que tus condenas tengan filiación política, tienen una fecha más o menos cierta de salida.
  • Se ha liquidado una buena parte del activo humano capaz de contribuir al crecimiento de este país.
  • Director bancario: “Estamos transfiriendo dinero desde las cuentas de los pensionistas a las de sus hijos y nietos para pagar sus deudas”.
  • Exministro alemán de Economía: “La situación en España se complicaría tanto que acabaría siendo peligroso residir en zonas no urbanas”.
  • Mientras no llegue el hambre a la población, a una proporción significativa, no es probable esa revuelta.
  • Son muchos los que en el fondo lo que quieren es que vuelva la especulación de la vivienda, que la especulación vuelva a crear el espejismo de una falsa riqueza.
  • No se trata de una mera crisis cíclica. Lo que vivimos es otra cosa. Los indicadores económicos son terribles, pero los sociales, los de fondo, mucho más. Terribles y al tiempo esperanzadores, al menos para los que creemos que estamos sobre todo ante una gran oportunidad.
  • Si queremos alcanzar la serenidad, una de las asignaturas más complejas consiste en la gestión del recuerdo.
  • Alejo Vidal-Quadras: “Lo que procede es una reforma profunda del sistema, una reforma que nos proteja en el futuro de nosotros mismos”.
  • Se van acumulando unas cosas sobre otras y al final llega el hartazgo social y si eso no se entiende, es cuando se produce el estallido.
  • La cuestión no es si salimos, que eso es claro. La pregunta es: salimos, sí, peor ¿dónde entramos?
  • Por difícil que sea un asunto, si realmente lo comprendes, si entiendes el fondo y sus coordenadas, si dispones de la adecuada capacidad de síntesis, puedes llegar a explicarlo de modo suficientemente claro, incluso, para no expertos.
  • El euro está distorsionando de manera brutal el poder llamar a las cosas por su nombre y su nombre es que hemos vivido rodeados de mentira.
  • Uno de los problemas brutales y esenciales que tenemos que atajar es el exceso de especulación en el mundo financiero.
  • Cada vez que se inventa dinero, al final se trata de una deuda que tenemos que pagar y que en su gran mayoría desplazamos a las siguientes generaciones.
  • Demasiadas veces en política funciona el principio de atajar y no solucionar. Parches y más parches que solo contribuyen a que el problema sea cada día mayor y, en consecuencia, más difícil la solución.
  • Cuando generalizas en exceso te pierdes matices importantes  para comprender.
  • Allí donde hay riqueza, dinero en sus diversas formas, hay necesidad de protegerla, de guardarla. Y en estos territorios forece una profesión social: los banqueros.
  • La reserva fraccionaria es el corazón del negocio bancario y el origen de los problemas.
  • La inmensa mayoría de la población que guarda sus dineros en un banco no se definiría a sí misma como prestamista a los señores banqueros.
  • La banca crea dinero de la nada. Inventa dinero.
  • Sería sensato cambiar la hora oficial de Galicia para acercarla a la solar. No tiene demasiado sentido que entre la parte más oriental de España, que es Mahón, y las más occidental, que somos nosotros, los gallegos, existe una diferencia solar de hora y pico y mantengamos la misma hora oficial.
  • Una cosa es que no podamos entender las leyes del cosmos y otra, asumir que solo existe el caos.
  • No todo es acumulación de experiencia. Hay información previa.
  • La demagogia es producto de fácil consumo y todavía más fácil preparación. Basta con apelar a instintos del bajo vientre, disfrazados de pretensiones de imposible cumplimiento. Políticamente no solo es fácil, sino que electoramente siempre ha sido muy rentable.
  • Hay un momento en que el dinero ya no cuenta. Solo sirve para vanidad, poder, autoestima y capacidad de ofender a terceros. Pero eso funciona. Porque es humano, demasiado humano.
  • El ahorro de una comunidad sirve para financiar la inversión de esa comunidad y los banqueros son meros intermediarios en el proceso. Un buen banquero es el que hace eso de la mejor manera posible.
  • Todo este lío en el que nos han metido se podría haber evitado si desde hace años los banqueros se hubieran dedicado a hacer lo suyo y no a inventos peligrosos.
  • Este país nuestro es un país capitalista sin capitales privados. No tenemos ricos de esos que circulan por otros mundos. Los ricos aquí son de segunda división en comparación con otros países.
  • El Banco de España es uno de los lugares que más necesitados están de que se entre en su funcionamiento con luz y taquígrafos.
  • Tener razón antes de tiempo es peligroso, es igual a equivocarte.
  • El mundo de lo financiero no solo se puso a la cabeza de la economía, sino que a los empresarios se les consideró algo como de segundo plano. Empresario podía ser cualquiera. Banquero solo el que formara parte del Olimpo de los elegidos.
  • Nadie quería poner coto a la proliferación de productos cada vez más sofisticados y más contaminados de riesgo brutal.
  • Ciertos sectores dogmáticos del Banco de España: “No queremos empresas sanas, sino bancos sanos”.
  • Escolásticos: si me dejas que ponga la premisa mayor, los gatos no tendrán rabo.
  • La riqueza financiera inundó el mundo de virtualidad. Y estalló.
  • Los premios Nobel como Stiglitz y Krugman dicen que la clave para salir de la crisis es que las entidades financiera vuelvan a ser lo que fueron, a prestar a particulares y empresas.
  • La juventud, según las últimas encuestas, recupera el deseo de ser funcionario por encima de empresario.
  • Hemos destrozado quizá uno de los logros más importantes de finales del siglo pasado: la legitimidad y atractivo de la actividad empresarial.
  • La Bolsa, las Bolsas mundiales no recogen instintos empresariales, sino puramente financieros. Llamarles a los que en ellas participan accionistas es un puro eufemismo, ninguno o casi ninguno de ellos tiene el menor interés en el futuro de la empresa en la que pone sus dineros, solo le interesa en tanto en cuanto se traduzca en subida de la cotización. Inversionistas puros y duros.
  • Creo que el Banco de España ha perdido toda credibilidad entre la gente.
  • La especulación es inevitable. Y no necesariamente mala. El problema es de medida, como casi todo en la vida.
  • Cada día tenemos más vocaciones de especuladores y menos de empresarios. El especulador es el hombre del corto plazo y eso inunda la sociedad.
  • Una buena explicación de los desastres se encuentra en la brutalidad de las retribuciones variables. El crecimiento se verá si es bueno es dañino a medio e incluso a largo plazo, pero los bonus los cobran hoy.
  • La gestión privada del sistema financiero mundial es lo que está en entredicho. Los desastres mundiales los han causado bancos privados, no bancos públicos.
  • Nuestra vida en parte depende de que los grandes bancos no caigan.
  • Si las cosas cambian, las recetas del pasado y las conclusiones de entonces pueden no serválidas hoy.
  • La capacidad que tiene un banco de perder dinero con los inventos estos de la riqueza financiera es ilimitada.
  • No disponemos de una verdadera clase empresarial homologable con los países más importantes de Europa.
  • En España siempre ha existido adoración del empresario por el político y fascinación por el banquero.
  • El punto de encuentro entre políticos y empresarios en demasiadas ocasiones es la corrupción pura y dura. Se paga para conseguir favores.
  • Un país con políticos corruptos solo existe de verdad si los empresarios participan en el juego. Un corrupto reclama un corruptor.
  • No se trata de echar la culpa a otro, sino de darnos cuenta de que todos en menor o mayor proporción, unos más y otros menos, unos con la nariz tapada y otros con la sonrisa abierta, pero todos, al fin y al cabo, hemos contribuido a crear este estado de cosas.
  • Es alucinante que China se haya convertido en el primer tenedor de deuda americana. El mayor acreedor del mundo, el que impone sus leyes en la economía capitalista, resulta ser un país comunista.
  • El asunto no es solo el sistema financiero, sino el conjunto del Sistema que parece desmoronarse.
  • Existe una descompensación entre los daños que puede provocar el sistema financiero y su gestión estrictamente privada.
  • Las protestas de los indignados son comprensibles, pero no tienen propuestas serias, susceptibles de ser implantadas con realismo.
  • Nada es duradero cuando necesita consumir cantidades ingentes de injusticia. Nada pervive a costa de negar al individuo, al hombre en su dimensión total. Al final, la gente salta.
  • Cuando lees interiorizas más que cuando escuchas.
  • Tenemos una sociedad civil inerte y vacía.
  • Los políticos de hoy en día han sustituido las convicciones por las conveniencias. Solo les importan los votos.
  • Me queda todavía mucho por aprender acerca del grado de servilismo de los medios de comunicación en nuestro país cuando sus interes económicos andan por en medio.
  • El poder ciega. No solo corrompe, sino que primero ciega. Porque se contempla lo real a través de los cristales de los intereses inmediatos.
  • La inmensa mayoría de las personas con las que comento la situación actual coinciden en que lo que sucede es serio y que algo muy profundo está cambiando.
  • Conviene no cultivar excesiva ingenuidad en las praderas del alma cuando de cambios políticos se trata.
  • La Historia demuestra que por muy perfecta que sea la organización que diseñes y que implantes en una sociedad, el tiempo provoca un deterioro progresivo de su funcionamiento. El poder destructor del hombre es gigantesco.
  • Tenemos que ganar dinero, tenemos que crecer para, como primera cosa, pagar las deudas que hemos contraído estos años.
  • Debemos asumir que estos años hemos vivido muy por encima de nuestras posibilidades.
  • Dinero y riqueza no es lo mismo. El dinero se puede inventar.
  • Sabíamos que el diseño del euro estaba mal concebido. Muchos defensores del euro, sobre todo políticos, no tenían la menor idea de las consecuencias de fondo de lo que estaban diciendo.
  • Jesús Polanco: “La gente no tiene ni idea ni tiene capacidad para comprender estas cosas. No se puede pedir el voto cuando el cuerpo social al que apelas está sumido en la más profunda ignorancia sobre estos asuntos. Los medios de comunicación estamos para corregir los errores que se pueden cometer con la democracia llevada hasta sus últimas consecuencias”.
  • Fue un claro exceso político embarcarse en una Unión Monetaria sin tener consolidada una Unión Política, sin tener centralizada la soberanía fiscal.
  • El motor de Europa es Alemania. Francia le sigue, pero menos.
  • En nuestro país se ha instalado una cultura del corto plazo, de la especulación pura y dura, de tal modo que lo que no consigues de hoy para mañana parece que no interesa. Es el culto a lo inmediato.
  • Uno de los desperfectos capaces de causar más daño a un país ha sido la pérdida de la cultura del esfuerzo.
  • Es muy posible que en algún sector no se den corruptelas, pero lo dudo mucho.
  • La empresa tiene que recuperar la noción de servicio. La empresa está en la vida económica y social para cumplir, para prestar un servicio, consistente en producir bienes o prestar servicios que la sociedad demanda. Es así como recuperaremos la noción de calidad.
  • No se puede hacer un plan empresarial por funcionarios que en su vida han tenido la responsabilidad de pagar una nómina.
  • Si tenemos cinco millones de parados es debido a la quiebra de quinientas mil empresas pequeñas y medianas. Tenemos que crear empresas allí donde las destruimos.
  • La reforma laboral tiene que consistir, entre otras cosas, en facilitar el despido y permitir la negociación en cada empresa. Hay empresas en las que prescindir de algunos trabajadores que por lo que sea ya no son necesarios, o no se han acompasado a los nuevos tiempos, puede permitir mantener el resto del empleo.
  • Los empresarios no disfrutan, ni tienen como objetivo despedir a nadie. Si lo hacen es porque no queda más remedio.
  • Lo clave es situar a lo financiero de nuevo en el lugar del que nunca debió salir. Se llama función social del crédito.
  • Los juegos liberales a ultranza tratándose de este mundo de las finanzas son muy pero que muy peligrosos.
  • La famosa libertad de mercado hay que tomarla con cierta prudencia. el mercado, por sí solo, no resuelve todos los conflictos.
  • Como consecuencia de esa amplísima libertad de mercado, esa desregulación a ultranza en beneficio de la cacareada riqueza financiera, se ha generado la destrucción de emrpesas y puestos de trabajo al carecer de financiación cuando les resultaba merecida.
  • No solo ha fallado la gestión de esos políticos, sino la supervisión de los llamados controladores.
  • Siempre debe existir una medida razonable para todas las cosas. Más allá aparecen distorsiones de la propia convivencia.
  • Hay que introducir reformas muy profundas en el funcionamiento de los mercados para evitar la proliferación absurda de instrumentos de la especulación pura y dura.
  • Hay que garantizar la presencia de la sociedad en los órganos de control del crédito y la inversión. Si se trata de algo que afecta de modo tan directo a la vida de la sociedad, debe existir algún modo de conocer y controlar que el proceso se ejecuta con normalidad.
  • Hay que debatir en profundidad qué hacemos con esos bancos tan grandes que no puedan caer.
  • Cuando llegues a ejercer poder, tienes ataduras muy profundas que coartan la libertad real para tomar decisiones. Es el Sistema, la red actuando.
  • Da igual que la Constitución proclame la división y la independencia de poderes. La vida, canalizada a través del Sistema, se encarga de corregir esos “excesos”.
  • Con esta clase política no vamos a conseguir la modificación del Sistema.
  • Los constructores de catedrales tenían un dicho: no todas las piedras son iguales, porque cada una tiene su lugar en la catedral.
  • No es conveniente que muchas personas que integran la clase política actual lleven toda su vida viviendo de y por/para la política.
  • ¿Tiene sentido que no exista una legislación sobre responsabilidad civil de los políticos? Pues para mí no, no tiene sentido alguno. Está claro que si soy consciente de que puedo tener que responder por un manejo negligente, tendré más cuidado.
  • Con independencia de terminar con la endogamia, hay que eliminar cualquier vestigio de privilegio jurídico o económico sea del orden que sea. Y si alguno es necesario, habrá que razonarlo y justificarlo a los ojos de la sociedad.
  • Deben incorporarse a la política personas que han demostrado ser capaces de hacer cosas por sí mismos en la vida civil. Que se ocupen transitoriamente y que luego regresen a esa vida civil.
  • Uno de los efectos indeseables de la aparición de la clase política es la inflación del Estado, el llevar al Estado a asumir papeles, funciones, misiones que no son suyas y que luego no sabe administrar.
  • Las leyes, las reglas, las libertades y demás tienen que contar con algo esencial: el factor humano, el hombre, el sujeto, el individuo, la persona.
  • Posiblemente porque la clase política profesionalizada no sabe a qué dedicarse si tiene que regresa a la sociedad civil es por lo que se producen ampliaciones innecesarias y de todo punto groseras del papel del Estado.
  • ¿Qué hace el Estado, por ejemplo, gestionando una red de hoteles a la que llama Paradores del Estado?
  • Es imprescindible recuperar el principio de la excelencia, de la profesionalidad, de la competencia en el desempeño de las funciones públicas. Tenemos que garantizar no solo su competencia técnica, sino además su independencia política.
  • Menos funcionarios en algunos campos y más en otros, pero en cualquier caso mejores, más capacitados y más independientes.
  • El Constitucional son ellos mismo (los políticos).
  • Creo que la Monarquía es una institución del pasado y que eso de seguir transmitiendo el poder por vía hereditaria es algo contra la lógica del momento.
  • Una generación no tiene derecho a comprometer con una ley a las futuras.
  • De nada sirve contar con leyes estupendas si son aplicadas por jueces corruptos.
  • El método más eficaz de controlar a los jueces es nombrándolos, designándolos para un cargo en el que ejercen poder y disponen de retribuciones adecuadas. El mentado suele ser respetuoso y obediente con el mentor.
  • La corrupción judicial de alta altura funciona de otra manera. Son ofrendas de cargos, de promociones que implican retribuciones y honores, y hasta la prolongación de emolumentos en los casos de jubilación.
  • No puede decirse que la Justicia española, en aquellos casos que tiene derivadas políticas para el Sistema, sea un ejemplo de sordera a los requerimientos de quienes ejercen el poder.
  • Nadie ha sido capaz de inventar un modelo que genere total inmunidad frente a las pasiones del bajo vientre humano.
  • Un juez sabe que si quiere prosperar en la carrera judicial, es mucho mejor que se dedique a tener buenas relaciones con los partidos políticos, cada uno con el suyo y a veces algunos hasta con los dos al tiempo, porque del favor de esos partidos va a depender que llegue a ser, por ejemplo, magistrado del Supremo o se quede en lugares de menos brillo social.
  • Algunos monarcas sabían que la clave residía en controlar a los hombres, a las personas, a los encargados de aplicar las leyes, porque si los tenían en sus manos, las leyes serían papel mojado.
  • Hay que volver a potenciar las instituciones básicas de la sociedad civil, como por ejemplo Academias, Colegios Profesionales, Universidades, Ateneos, Fundaciones …
  • El hombre en cuanto ser social se organizar celularmente. Si destruimos o minimizamos esas células organizativas, tendremos un individuo indefenso frente al poder del Estado.
  • Es imprescindible que los partidos se financien con aquellas personas que quieran pertenecer a ellos, pero no a cargo a los presupuesto del Estado.
  • El Senado creo honestamente que no sirve para nada positivo, aunque puede tener efectos incluso negativos. Habría que suprimirlo. Una segunda cámara integrada directamente por personas derivadas de instituciones de la sociedad civil.
  • El Estado de las autonomías que hemos fabricado ha sido un error. La descentralización política sin lealtad institucional es un dislate.
  • Nada es imposible. Nada.
  • La sociedad se compone de hombres y sus comportamientos derivan de sus modos de pensar. Si no establecemos un cuadro de valores claro que de alguna manera de una dimensión humana a lo que estamos haciendo, podemos caminar en directo hacia el precipicio.
  • Esta sociedad valora el éxito formal, exterior, no el medio de alcanzarlo.
  • Si a una persona la destroza el poder por motivos espurios y violando la Ley, la gente considera que ha perdido. Si alcanza posiciones de poder económico o político por medio ilegítimos, la sociedad considera que ha ganado. Esto de por sí solo ya nos indica que estamos en una sociedad enferma.
  • Si mil personas opinan que algo es bueno, no por ello lo es. Aunque la mitad más uno de un país decida que algo es lo cierto, no por eso lo será.
  • No tenemos que vivir con más cosas, sino con mejores cosas.
  • La sociedad del despilfarro no vive mejor que aquella que valora los bienes en su justa medida.
  • Hemos alcanzado un umbral de peligro. Es el momento de serenarnos, pensar y decidir qué tipo de sociedad queremos. Y diseñar los modelos de instituciones al servicio de ese ideal.
  • Si estuviera convencido al cien por cien de que solo soy un producto orgánico, no creo que tuviera sentido hacer nada diferente a expoliar las funciones biológicas. Los conceptos bueno, malo, regular, prójimo, otros, ayuda, caridad … Todo eso queda sin el menor sentido.
  • Siempre existirán individuos capaces de poner su dignidad en almoneda por un plato de lentejas o un sorbo de poder. Tratemos de reducir su número al mínimo posible y, desde luego, tratemos por todos los medios de evitar que consigan el poder de administrar la res pública de una comunidad.
  • Tenemos una estructura superior a eso que llamamos materia. Tenemos la doble dimensión que señalaba el Maestro Eckhart: somos hombre exterior y hombre interior.
  • La llamada sociedad multicultural es todavía algo lejano. Consumimos elementos que fragmentan, que dividen, que separan. Por ello es tan difícil aunar, integrar. Sobre todo cuando las diferencias culturales se complementan con las de porte religioso. Forzar las cosas en este campo es caminar hacia un desastre.
  • Tratemos de encajar nuestra idea y conducta acerca de la Humanidad en la noción de Trascendencia.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “De aquí se sale de Mario Conde – Apuntes Breves”

  1. […] De aquí se sale de Mario Conde. […]

  2. fpo said

    Me encantan las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario.

  3. […] De aquí se sale de Mario Conde. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: