Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La salud que viene de Miguel Jara – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 19 de noviembre, 2012


© Miguel Jara, 2009.
Editorial: Ediciones Península.

Miguel Jara comenzó las investigaciones que conforman este libro al descubrir que, en los últimos años, miles de personas están perdiendo la salud por patologías que antes no existían o que permanecían latentes.

Enfermedades que la contaminación ambiental está expandiendo. Acostumbrados a vivir en entornos sintéticos, la población muestra, cada vez con más frecuencia, diferentes hipersensibilidades a los impactos tóxicos.

Las personas que desarrollan estas sensibilidades son la punta del iceberg: lo que el futuro nos depara. Armado con testimonios sorprendentes y una amplia y contrastada documentación, Jara rastrea estas nuevas dolencias al tiempo que descubre enfermedades creadas por la industria farmacéutica.

Vacunaciones masivas, peligrosas e innecesarias; tecnologías espía o geoingeniería para modificar el clima que expanden el temor entre la población, benefician a las grandes multinacionales e inciden sobre el control social.

Miguel Jara (Madrid, 1971) es escritor y periodista freelance. Especializado en la investigación de temas de salud y ecología, es corresponsal en España del British Medical Journal (BMJ) y colaborador habitual de la revista Discovery DSalud, además de otros medios como Interviú o Diagonal. Ha realizado la investigación que sirve como base para el documental Carga tóxica de Documentos TV (TVE), que versa sobre los efectos que producen en nuestra salud las sustancias químicas que hay en el medio ambiente.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La mayoría de los fabricantes tienen como fin principal la rentabilidad económica de sus productos.
  • Los medicamentos están elaborados con sustancias que no son inocuas y debemos utilizarlos sólo en casos de verdadera necesidad. Por nuestra salud es preciso racionalizar al máximo su uso.
  • El objetivo de este libro es exponer la aparición de nuevas enfermedades provocadas por los daños que inflige el ser humano al medio ambiente y advertir sobre los peligros que puede provocar el uso de estrategias de marketing que tienen como fin asustar a la población para vender más productos y facilitar el control social.
  • Este libro es fruto de años de trabajo periodístico, no científico.
  • Alexis de Tocqueville: “Las sociedades deben juzgarse por su capacidad para hacer que la gente sea feliz”.
  • Nueva y extraña patología: Sensibilidad Química Múltiple (SQM). La exposición ocasional o continuada a productos químicos tóxicos es el desencadenate de la SQM, afección que lleva al paciente a no tolerar ninguna sustancia química en el ambiente.
  • Otra enfermedad relacionada en mayor o menor grado con los daños producidos por los productos químicos tóxicos, Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).
  • Existen personas que son electrosensibles, víctimas de la contaminación electromagnética que despiden las antenas y aparatos de telefonía y, en general, todos los sistemas y conducciones eléctricos.
  • Las personas hipersensibles no tienen una “carencia” sino un “don”: son los relámpagos que preceden a la tormenta. Son las primeras en padecer lo que en breve pueden sufrir millones de habitantes de una civilización basada en el consumo.
  • Las enfermedades por hipersensibilidad aún están poco configuradas conceptualmente y a menudo no se diagnostican correctamente, e incluso se confunden con otros procesos como la alergia, la autoinmunidad o los trastornos somatoformes.
  • Ya no es sólo que tierra, mar y aire estén contaminados, es que las personas también comienzan a presentar síntomas de estar saturadas.
  • Estos ciudadanos enferman por el simple hecho de vivir en una sociedad que ha sacrificado todo al “progreso tecnológico” y a un bienestar antinatural. La tecnología no está hoy al servicio de las personas sino que las personas en buena parte viven para que exista la tecnología.
  • Partimos de la idea preconcebida de que la tecnología en buena en sí misma. De que cualquier novedad técnica es igual a progreso y que por lo tanto es buena. Pero la fe ciega produce monstruos y muchas tecnologías están causando problemas que antes no existían.
  • “El marketing del miedo” es una estrategia global para vender productos y servicios impopulares o prescindibles que como segunda ventaja ofrece control social, pues no hay sociedad que presionada por el miedo no abrace las medidas que propongan sus autoridades para “vencer” sus causas.
  • Vivimos un tiempo de paradojas. Una civilización bipolar, en la que la búsqueda del bienestar nos conduce al malestar; la búsqueda de salud, a la enfermedad; y la búsqueda de seguridad, a la falta de libertad e intentos de domesticación.
  • El bienestar tal como lo conocemos hoy es sólo la máscara dramática de un verdadero estar bien.
  • El miedo tiene un antídoto que no suele fallar: la información.
  • Jiddu Krishnamurti: “No es signo de buena salud estar bien adaptado a una sociedad enferma”.
  • Doctora Pilar Muñoz-Calero: “Hemos creado una sociedad global donde lo que más nos iguala a todos son los tóxicos, que no reconocen barreras culturales, políticas, ideológicas o de cualquier otro tipo. La realidad es que somos delatores de un envenenamiento lento que está afectando tanto a la especie humana como a cualquiera de las demás especies de plantas o animales que desaparecen a un ritmo de setenta y tres cada hora de nuestro planeta”.
  • Desintoxicar el cuerpo es un proceso lento y duro, pero no por ello imposible.
  • El Síndrome de Sensibilidad Electromagnética amenza con ser una de las epidemias más grandes de la historia por el número de personas expuestas a los potencialmente peligrosos campos electromagnéticos.
  • Las compañías eléctricas y de las tecnologías de la información conocen desde hace años el carácter potencialmetne lesivo y mortal de la telefonía movil.
  • La radiación de torres de antenas de microondas también ha sido asociada con la muerte de bosques, fallos en la reproducción y disminución de la población de muchas especies de pájaros y deformidades de nacmiento en animales en granja.
  • El principio de precaución consiste en que cuando no se conocen los efectos en la salud de una tecnología lo razonable es no instalarla o al menos tomar todas las medidas posibles de precaución.
  • Los efectos de la contaminación electromagnética se conocen desde hace décadas.
  • Wifi, una tecnología que no se ha demostrado que sea inocua para la población y que en este caso concreto está demostrado que puede ser dañina jamás debería considerarse un avance, más bien un retroceso que puede conducirnos al precipicio.
  • Se supone que una institución como AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) debería trabajar para denunciar cualquier actividad que pudiera ocasionar cáncer a la población. Ciertos dirigentes echan balones fuera cuando se les pregunta por la contaminación electromagnética.
  • El mejor “tratamiento” para una hipersensibilidad es la distancia de la fuente de contaminación.
  • Llevar ropa confeccionada con tejidos naturales pues la sintética acumula electricidad estática; evitar las gafas con montura metálica, pues hacen de “antena” para los campos electromagnéticos; tener cuidado con los aparatos para vigilar bebés, pueden ofrecer más problemas de los que prometen avisarnos al emitir radiaciones electromagnéticas.
  • Potenciar el sistema inmune aumentando la ingesta de frutas, verduras y hortalizas, preferentemente de cultivo biológico/ecológico, y evitar en la medida de lo posible los alimentos precocinados e industrializados. Beber mucha agua, mínimo dos litros diarios. Hacer ejercicio físico moderado a poder ser todos los días y salir al campo a respirar aire puro y a tomar el sol. Caminar descalzo, sobre césped o arena, sirve para descargar a tierra el electroestrés (voltaje corporal).
  • Alberto Cela: “Lo más importante es inspeccionar los lugares donde dormimos, ya que es cuando nuestro cuerpo está en reposo y es más vulnerable”.
  • Son millones de personas las que habitan ese 30% de edificios enfermos que citan los expertos en la materia, trabajan a diario en instalaciones que presumen de inteligentes y que son una muestra más de la especulación a la que se someten salud y medio ambiente.
  • Tras la primera aparición de casos de lipoatrofia, Telefónica instaló en algunos despachos (no en todos) una toma de tierra para derivar al suelo las posibles cargas electroestáticas.
  • Carlos Requejo: “A veces el problema es la forma y diseño del edificio, como es el caso de Gas Natural o Agbar. Casi siempre el primer factor de riesgo percibido es el sistema de climatización. Y sigue con la red eléctrica interna, iluminación, informática, redes telefónicas y telemáticas, etc. En muchos edificios la única solución es el derribo, como ocurrió con el Parlamento de Estrasburgo, pues arreglarlo era más caro que construirlo de nuevo”.
  • El cuerpo humano es una máquina bioeléctrica. Los órganos funcionan eléctricamente y la actividad electromagnética del entorno nos afecta. La tensión eléctrica del cuerpo se reduce rápidamente al tumbarse sobre la arena o la hierba pues se produce una descarga.
  • La bioconstrucción persigue minimizar el impacto en nuestro entorno ayudando a crear espacios que potencien nuestra integración en el medio natural y no al revés.
  • Hidrargirismo, “evitable” intoxicación crónica por mercurio dental (empastes dentales de amalgama, de “plata” o amalgamas dentales).
  • La única cantidad segura de un tóxico es cero, según la propia OMS.
  • Servando Pérez: “La mayor privación de libertad es la privación de la salud, y la mayor cadena perpetua es padecer una importante patología crónica”.
  • El miedo a enfermar o a no estar todo lo sanos que se nos exige en esta sociedad auténticamente obsesionada con la salud es aprovechado por laboratorios farmaceúticos para promover nuevas enfermedades para las que siempre ofrecen un tratamiento.
  • Simples factores de riesgo como la hipertensión, el colesterol alto o la osteoporosis son elevados a la categoría de enfermedad.
  • José Bergamín, escritor: “Soy subjetivo, ya que soy sujeto. Si fuese objetivo, entonces sería un objeto”.
  • La agencia reguladora de medicamentos de referencia, la FDA de Estados Unidos, está financiada al 70% por el dinero que le aportan los laboratorios para que acelere el proeso de revisión y aprobación de sus productos.
  • El miedo es infinitamente rentable porque el miedo genera miedo. El miedo se reproduce.
  • “El laboratorio Merck había inventado el medicamento y la enfermedad vino después”, concluiría El País.
  • El miedo a morir es quizás el recurso más utilizado por las fuerzas del marketing del malestar.
  • Cuando enfermamos nos garramos a un clavo ardiendo con tal de que nos suministren un tratamiento que alivie nuestros males.
  • Jean-Paul Sartre: “El infierno son los otros”.
  • El sector que nos ocupa es eminentemente financiero y su necesidad de ganancias en la actualidad es tal que ya no es seguro que éstas se obtengan vendiendo tratamientos para las enfermedades conocidas, por ello se crean nuevas necesidades, nuevas patologías y se inocula el miedo en la sociedad para animar el mercado.
  • La industria farmaceútica atraviesa una crisis. Durante los próximos años verá cómo vencen las patentes de los fármacos que más dinero le han producido.
  • El problema actual para la industria farmaceútica radica en que no “aparecen” nuevas enfermedades y que las denominadas “enfermedades raras” afectan a tan pocas personas que no les resultan rentables.
  • No discuto que la industria farmaceútica ha creado numerosos productos innovadores y útiles, sobre todo para aliviar los síntomas de la enfermedad.
  • La mayor parte de los partidos políticos tienen hoy grandes intereses que proteger y sus relaciones con las multinacionales farmaceúticas son bien conocidas en el campo sanitario.
  • Tomar medicamentos “por si acaso”, tratar farmacológicamente un estado de salud, es le penúltimo objetivo de un negocio de inversión que se llama industria farmaceútica.
  • En nuestra vida cotidiana son miles las enfermedades o dolencias que pueden asaltarnos. Sólo unas pocas llegan a hacernos daño. Entre ellas alguna nos presentará graves complicaciones. Lo normal es que la mayor parte del tiempo que vivimos estemos sanos.
  • Las vacunas son un descubrimiento acertado que ha salvado muchas vidas. Pero también son uno de los productos médicos más mitificados. Sus aspectos positivos son ensalzados de manera sistemática hasta cubrir con un velo de autocomplacencia sus fracasos.
  • Las vacunas, en general, pueden tener efectos secundarios de gran importancia y frecuencia. Ninguna vacuna está exenta de riesgos, por ello recordarlo es una buena pauta de actuación. Si decide vacunarse, tenga en cuenta el concepto de monovacuna, procure no utilizar ni las combinadas ni las conjugadas. El periodo de tiempo mínimo entre la administración de vacunas diferentes ha de ser de seis meses.
  • Para que la ciudadanía disfrutase de los beneficios de las vacuna se tendría que desarrollar una política de vacunación diferenciada, personalizada. El calendario vacunal infantil responde más a criterios económicos y políticos que a necesidades de la población.
  • En tiempos de crisis es cuando el ser humano ha avanzado más. La crisis agudiza los sentidos y despierta al ser humano del aburguesamiento del espíritu que lo transporta a la mediocridad. La dificultad hace crecerse a quienes tienen algo que proponer.
  • Nuestra sociedad ha venido denominando crecimiento, desarrollo y progreso a lo que es consumir a ciegas los recursos que ofrece la naturaleza.
  • Santiago Alba Rico: “El capitalismo es un sistema que cuando va bien, mata de hambre a mil millones de personas y si va mal puede acabar con todo el resto”.
  • El dinero ha de servir a las personas y no al revés.
  • Una sociedad es ñla suma de la libertad individual y la responsabilidad social.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios to “La salud que viene de Miguel Jara – Apuntes Breves”

  1. […] La salud que viene de Miguel Jara. […]

  2. […] La salud que viene de Miguel Jara. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: