Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Hitch-22 de Christopher Hitchens – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 4 de marzo, 2013


Título original: Hitch-22: A Memoir.
© 2010, Christopher Hitchens.
Editorial: Debate.

En Hitch 22, sus esperadas memorias, Christopher Hitchens, el escritor politico por excelencia, repasa su vida hasta la actualidad, desde su infancia en Portsmouth con una madre que le adoraba, de destino trágico, y un padre reservado y distante; hasta su vida en Washington DC, desde donde ha escrito contra todo tipo de tiranías.

En el camino recuerda los amigos, las batallas y las botellas, las grandes luchas y las causas perdidas, y los errores y las dudas que han definido su vida.

Hitch 22 es un libro por turnos conmovedor, gracioso, delicioso, enfurecedor e inspirador. Un complemento indispensable a la vida y la obra de un intelectual fundamental de los últimos treinta años.

Christopher Hitchens (1949-2011) se licenció en filosofía, política y economía en Oxford. Periodista y escritor, en 1981 emigró a Estados Unidos. Colaboró con publicaciones a ambos lados del Atlántico, como Slate, The Nation, The New York Times Review of Books, The Times Literary Supplement, entre otras.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • En la Gran Bretaña de posguerra, como en la Gran Bretaña de todas las épocas, sólo había una forma probada y verificada de movilidad social. El primogénito (por lo menos) debía ser educado en una escuela privada, con el fin de asistir a una universidad decente.
  • Mi madre: “El único pecado imperdonable es ser aburrido”.
  • Puede ser peligrosamente frívolo decir que quienes intentan suicidarse solo piden “ayuda”.
  • Algunos dicen que Cambridge es más austera y Osford más decadente y lujuriosa. Se decía que Cambridge era mejor en “ciencias”.
  • Cuando Kennedy fue asesinado el año siguiente, me sabía algo apartado del supuesto trauma generacional, ya que no notaba una sensación particular de pérdida ante el fallecimiento de ese narcisista amante del riesgo. Si sentí alguna emoción, fue una leve sensación de alivio.
  • Martin Buber: “Toda vida verdadera es encuentro”.
  • En la escritura y la lectura hay un patrón oro. ¿Cómo puedes detectarlo? Lo sabrás sin problemas.
  • Aunque en general me alegro de no ser gay, aprendí bastante pronto que la mayoría de los debates sobre ese asunto son insípidos o algo peor, porque lo que se discute no es una forma de sexo, o no solo una forma de sexo, sino una forma de amor. Y como tal, exige respeto.
  • Siempre he dado por sentado que las recomendaciones moralizantes sobre el sexo de figuras públicas son una señal de hipocresía o algo peor, y normalmente de un deseo de practicar el acto que se condena.
  • Por una parte, está el mundo no del hedonismo, sino de la tolerancia ante la apreciación de que el amor y el sexo tienen dimensiones irónicas y perversas. Por otra, la pétrea exigencia de contención, sacrificio y conformidad, y la concepción de castigos cada vez más crueles contra la desviación, invocados como si ese fanatismo no mostrara todas sus cartas. La represión es el principal problema.
  • Era cierto que la Unión Soviética y sus satélites eran un imperio tiránico (de hecho, un sistema de “capitalismo de Estado”, según los teóridocsde los Socialistas Internacionales), pero ¿sabía que Rosa Luxemburg había advertido a Lenin de la tiranía que estaba por venir en 1918?
  • Si hubiera dos pseudointelectuales que definieran la idiotez moral en ese período, serían Herbert Marcuse y R. D. Laing.
  • Mi organización, los Socialistas Internacionalistas, habían participado en las primeros momentos en las protestas, manifestaciones y huelgas no sectarias que habían desafiado el sistema de los “seis condados de Ulster”.
  • Es difícil olvidar la primera vez que ves una muerte violenta, o que sientes que te muerde la manga.
  • Borges tenía una síntesis escueta para cada autor.
  • Henrich Heine: “Allí donde se queman libros se acaba quemando también a seres humanos”.
  • Peter Galbraith: “Nunca hay una segunda oportunidad para producir una buena primera impresión”.
  • La clara conciencia de haber nacido en una lucha perdida de antemano no conduce necesariamente a la desesperación.
  • Me falta el coraje para ser un verdadero soldado o un verdadero disidente.
  • Evita todos los narcóticos: te harán más aburrido en vez de menos y no están pensados para animar a la compañía.
  • Es mucho peor ver a una mejor borracha que a un hombre: no sé por qué es cierto, pero lo es. Nunca seas responsable de ello.
  • Martin Amis señala a menudo que puedes aprender mucho sobre un novelista si te fijas en las molestias que se toma para dar nombre a sus personajes.
  • Como ateo convencido, debería coincidir con Voltair en que el judaísmo no es solo una religión más, sino a su manera la raíz de todo el mal religioso.
  • Si hay una característica de los judíos que admire, es que la ironía pocas veces les pasa desapercibida.
  • La labor habitual del “intelectual” es defender la complejidad e insistir en que los fenómenos del mundo de las ideas no deberían convertirse en eslóganes ni reducirse a fórmular fáciles de repetir. Pero existe otra responsabilidad: decir que hay cosas sencillas y que no habría que oscurecerlas.
  • Es una tarea ímproba combatir a los absolutistas y a los relativistas al mismo tiempo.
  • He llegado a creer que Karl Marx tenía toda la razón cuando recomendaba una duda y autocrítica continuas.
  • Pertenecer a la tendencia o facción escéptica no es, en absoluto, una opción blanda.
  • La defensa de la ciencia y la razón es el gran imperativo de nuestro tiempo.
  • Ser no creyente no solo signfiica posee “una mente abierta”. Es, más bien, una admisión decisiva de incertidumbre, que está dialécticamente conectada con el repudio del principio totalitario, en la mente y en la política.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios to “Hitch-22 de Christopher Hitchens – Apuntes Breves”

  1. […] Hitch-22 de Christopher Hitchens. […]

  2. […] Hitch-22 de Christopher Hitchens. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: