Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

¿Qué hago con mi vida? de Po Bronson – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 12 de agosto, 2013


Título original: What should i do with my life?
© 2002, 2003, Po Bronson.
Traducción: © Patricia Torres.
Editorial: Ediciones Martínez Roca.

¿Qué hago con mi vida? Es una recopilación de testimonios reales de personas muy diversas que se enfrentaron a este gran interrogante, ignorando sus miedos y logrando superarse a sí mismos.

Po Bronson viajó en busca de gente a la que le hubiera costado encontrar su vocación, su verdadera naturaleza. Gente que hubiera cometido errores antes de acertar.

Gente de todas las edades y profesiones, individuos fascinantes que se hubieran enfrentado sin reparos a preguntas como: ¿mi profesión es mi destino?, ¿cómo puedo distinguir la curiosidad por algo de la pasión por la pasión por algo?, ¿debo ganar dinero primero para así financiar mis sueños?, ¿si tengo un hijo se pasarán las frustraciones profesionales?, ¿debo aceptar lo que me ha tocado, aparcar la ambición y dejar de angustiarme?, ¿por qué me siento culpable al pensarlo?

La publicación de este bestseller internacional ya ha provocado que miles de personas de diferentes países se replanteen sus vocaciones y prioridades vitales en busca de una vida mejor.

Una obra que nos inspira para encontrar nuestro verdadero lugar en el mundo.

Po Bronson estudió economía en la Universidad de Stanford e hizo un master de escritura creativa en la universidad de San Francisco. Ha escrito para The New York Times Magazine, The Wall Street Journal y Wired. Actualmente, vive en San Francisco y forma parte del consejo directivo de Consortium Book Sales & Distribution y del consejo editorial de la revista Zoetrope: All Story.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • He descubierto que el mayor obstáculo a la hora de responder la pregunta que plantea este libro es que la gente no se permite tomársela en serio.
  • Las personas que aparecen en este libro son gente común y corriente. Algunos tuvieron éxito y otros no.
  • La gente se enfrenta a todo tipo de obstáculos psicológicos que le impiden encontrarse a sí misma. Concepciones terriblemente erróneas, miedos profundamente arraigados.
  • Algunos de estos miedos y concepciones erróneas:
    • La idea equivocada de que esta pregunta sólo le interesa a la gente muy educada que se enfrenta a una crisis vital.
    • Miedo a que nuestras pasiones nos arruinen.
    • Miedo a las decisiones irrevocables que limitan el futuro.
    • Miedo a no hallarnos en un camino con un destino desconocido.
    • Miedo a que lo que necesitamos para sentirnos realizados nos aparte de nuestra pareja y de nuestros amigos.
    • La concepción errónea de que nuestra vida no comenzará hasta que no encontremos una respuesta.
  • Me temo que mi generación ha utilizado la estimulación como una especie de sustituto artificial de otro tipo de gratificación que puede ser mucho más satisfactoria y duradera.
  • La pregunta relevante no es qué vamos a hacer sino en quién nos vamos a convertir. ¿Qué sistema de creencias vamos a adoptar y qué será lo más importante en nuestra vida?
  • Un banquero es alguien que quiere darle a uno un paraguas cuando no está lloviendo y luego, cuando empieza a llover, se pone nervioso y quiere que se lo devuelvan.
  • Ana, parte de la clase alta cubana: “Las organizaciones sin ánimo de lucro necesitan que tú les vendas el alma a los políticos. Tienes que competir con las otras agencias por el dinero. Luego descubrí que a uno le clavan el chuchillo por la espalda en todas partes. Y que a ellos realmente no les importa la gente. Su negocio es que la gente siga siendo pobre. Mientras la gente se mantenga en la pobreza, ellos siguen obteniendo apoyo y donaciones y presupuestos más grandes.”
  • Si no lo necesitas, el dinero no puede controlarte.
  • Es como la historia de los tres tipos que están poniendo ladrillos y les preguntan por qué lo hacen. El primero contesta: “Lo hago por el sueldo”. El segundo dice: “Lo hago para mantener a mi familia”. El tercero dice: “Estoy ayudando a construir una catedral”.
  • En el mundo de las inversiones bancarias, cada dos años surge una nueva operación financiera que tiene mucho éxito y con la cual todo el mundo hace dinero, y entonces la consigna es reproducirla hasta la saciedad, aunque no a todo el mundo le convenga.
  • Haber estado en una de las mejores compañías de Wall Street es un logro importante y valioso, que tiene mucho significado, pero sólo en Wall Street. Fuera ese título se devalúa rápidamente. No es posible cambiar esa experiencia por un empleo en otra área y ganar la misma cantidad de dinero.
  • Wall Street le enseña a uno que el dinero es la única manera justa y objetiva de medir a una persona.
  • El fracaso es duro, pero el éxito es todavía más peligroso. Si uno tiene éxito en la profesión equivocada, la combinación de elogios y dinero puede atraparlo para siempre. La verdad es que es muy difícil dejar una cosa buena.
  • No metan sus sueños en una caja y no inviertan años de su vida en un trabajo sólo por el dinero. El que crea en ese mito, debe asumir los riesgos.
  • El verdadero reto es superar las propias debilidades.
  • Gavin Newson, empresario de éxito: “El fracaso no existe. Buscad aquello en lo cual uno pueda fallar, y seguid adelante. Corred más riesgos, preparad el terreno.”
  • Thomas Edison había descubierto el método para conducir la energía después de setecientos ensayos sin éxito.
  • Les hacemos daño a los chicos cuando les presionamos. Con sólo preguntarles todo el tiempo ¿qué quieres hacer cuando crezcas? o ¿en qué quieres especializarte?, los chicos piensan que deben tener una respuesta y se sienten mal por no saberlo.
  • Inevitablemente, el hecho de buscar un ambiente de gente que piense como uno significa tener que abandonar su antiguo sistema de apoyo, la familia, los amigos, los colegas y los compañeros de universidad.
  • ¿Por qué tantas personas ahogan sus deseos de convertirse en alguien diferentes? Es porque no quieren ser el tipo de persona que abandona a los amigos y se va con otra gente.
  • Sentirse incómodo es algo bueno. Si uno permanece en un estado de comodidad, se mantiene más o menos igual siempre.
  • La manera más rápida de sentirse incómodo es viajar solo.
  • Hay una altísima correlación entre el hecho de viajar solo y encontrar la respuesta. Se necesita valor para cambiar de vida.
  • La ley del mono. Cuando cruza un árbol a otro en medio de la selva, el mono nunca debe soltar una rama hasta que no esté firmemente agarrado a otra.
  • No se puede pretender que lo que hacemos no nos moldee de cierta manera.
  • Uno aprende a protegerse, a guardar las distancias y a conocerse mejor. Cuando uno ha tenido que luchar para conocerse, nunca más cede terreno.
  • A menudo nuestras expectativas no nos hacen mucho bien y terminan interponiéndose en nuestro camino. A menudo, nuestras expectativas son las versiones veladas de nuestros deseos y temores.
  • Katt: “Lo más frustrante de la experiencia de ser padre no son los sacrificios. ES cuando tú te esfuerzas al máximo y los niños simplemente no comen, o se encierran en sí mismo y no aceptan tu consuelo. Uno se siente impotente. Y, en cambio, lo contrario es la experiencia más satisfactoria: cuando el hecho de estar ahí para ellos realmente les ayuda”.
  • Ustedes no saben lo mucho que me ayudó el que uno de los productores de Hollywood con los que trabajaba, padre de tres hijos, me dijera un día: En otoño, los domingos, ya no podrás ver todos los partidos de fútbol. Verás alguno, y el resumen de los demás cuando se hayan acostado. Por lo demás, la vida sigue igual.
  • Me he dado cuenta de que las personas que no tienen hijos nunca se ven a sí mismas como gente exitosa, mientras que la gente que sí los tiene nunca se ven como un fracaso.
  • Tener hijos te enseña a aceptar. No se trata de ser sumiso, sino de ser paciente; de tolerar los retrasos menores. La experiencia de ser padre obliga a la mente a ser más flexible. Enseña la alegría de ser generoso.
  • Rick: “Llevo viviendo aquí veintidós años y nunca me había fijado en todas esas cosas. ¿Qué más me estaré perdiendo en la vida?”.
  • La manía de hacer varias cosas al mismo tiempo produce un sentimiento de culpa porque sentimos que no estamos siendo justos con nadie, ni siquiera con nosotros mismos.
  • Estas últimas historias son un recordatorio para que nunca olvidemos nuestro Gran Sueño.
  • El trabajo es una herramienta que nos sirve para sostener aquello en lo que creemos.
  • La publicación de libros es un negocio absolutamente loco. La mayor parte de los libros provocan pérdidas. Las grandes editoriales reducen las pérdidas porque son grandes y distribuyen el riesgo. Las editoriales pequeñas sufren altibajos constantes, entran y salen de la quiebra y se salvan en el último minuto a costa de la hipoteca de sus gerentes. Las editoriales pequeñas asumen constantemente riesgos que a cualquier persona entrenada en negocios le parecerían totalmente inaceptables.
  • Puede ser normal que algo que escribimos cambie la manera de pensar de la gente, pero no que sean nuestros actos los que lo hagan. Pero prefiero ayudar a observar. Prefiero tener un corazón a tener una mente racional. Prefiero decir demasiado a decir demasiado poco. Prefiero saludar a los desconocidos y no tenerles miedo. Prefiero saber todas estas cosas sobre mí mismo que tener más dinero del que necesito. Prefiero tener algo que amo y no algo que sirva para impresionar a los demás.
  • Ésta es mi moraleja: por lo general, todo lo que tenemos es una idea vaga. Una curiosidad. Una vocecita interior que nos susurra algo. Depende de nosotros el ser capaces de construir el resto. Sólo los que están dispuestos a escuchar atentamente, sólo quienes realmente se preocupan, son recompensdos por perseguir sus objetivos.
  • Si somos víctimas de una injusticia, depende de nosotros mismos encontrar una forma útil de canalizar la rabia.
  • La gente que ama lo que hace tiende a ser mucho más productiva que quienes sólo trabajan por el sueldo a final de mes.
  • ¿Qué es lo que la gente quiere realmente? Quiere encontrar un trabajo que le apasione. Tenemos que mejorar la orientación profesional. Necesitamos animar a la gente a encontrar su lugar. La productividad se dispara cuando la gente ama lo que hace. Estamos sentados sobre un gran volcán de productividad que podemos activar.
  • Solía pensar que algunos trabajos eran mejores y más adecuados para inspirar pasión. Ahora sé que la pasión nace de las experiencias profundas, y que éstas pueden tener lugar en cualquier parte.
  • Solía pensar que la vida cabía en un menú de opciones. Ahora creo que la opción está en si decidimos ser honestos, con nosotros mismos y con los demás, y que el resto es como ir descubriendo, retirando una capa tras otra, talentos que no creíamos que tuviéramos.
  • Solía querer cambiar el mundo. Ahora estoy abierto a la posibilidad de que el mundo me cambie.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: