Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

El declive de los dioses de Mariano Guindal – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 3 de octubre, 2013


© Mariano Garrido Guindal, 2011.
Editorial: Editorial Planeta.

Un país aún muy alejado de los vecinos del norte inicia, en los primeros setenta, una transformación económica y política a gran velocidad. La sociedad pasa, en menos de dos generaciones, del seiscientos al AVE y conquista con la integración en Europa niveles de bienestar nunca antes imaginados.

La intensa liberalización de la economía reparte de modo desigual la riqueza. Aparece un nuevo capitalismo, al calor del pelotazo, que da pie a innumerables casos de corrupción. Los medios de comunicación destapan negocios multimillonarios, corrupciones y enriquecimientos súbitos a la sombra del poder.

Pero no todos los delitos quedan impunes, y asistimos al declive y la caída de banqueros, políticos, constructores e incluso jueces. Por los juzgados desfilarán los protagonistas de casos que han quedado fijados en la memoria colectiva, desde Sofico a Gürtel, pasando por Filesa, Casinos, o la sonada huida, detención y condena de Luis Roldán. Los intereses y las decisiones de esos poderosos recién llegados condicionan la actuación del Estado, el rumbo de grandes empresas y la vida de millones de ciudadanos.

Mariano Guindal (Madrid, 1951) es uno de los periodistas económicos de mayor prestigio y mejor informados de España. Testigo de excepción de la Transición y de los últimos cuarenta años de nuestra historia, inició su trayectoria profesional con Manuel Leguineche en 1972. Trabajó en las agencias Colpisa y LID, en las revistas Guadiana, Cambio 16 y Panorama, y en Diario 16, aunque la mayor parte de su trayectoria profesional, 37 años, ha discurrido en La Vanguardia, donde ha sido redactor jefe de Economía y editorialista.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Señor ministro, ¿qué pasa con Rumasa? Esta breve pregunta que le hice a Miguel Boyer en febrero de 1983 le costó al Estado español 5.000 millones de euros, lo que equivalía a 800.000 millones de pesetas de 1983.
  • A lo largo de estas páginas queda en evidencia que detrás de cualquier decisión política hay un trasfondo económico.
  • La historia no se mueve en línea recta, sino en espiral, y cualquier acontecimiento el presente tiene su origen en el pasado.
  • ¿Por qué los gobiernos temen tanto a los sindicatos? Para entenderlo había que remontarse al Proceso 1001.
  • Si algo hemos aprendido en estos últimos cuarenta años es que España avanza a golpe de crisis. Cuando las cosas van bien, las reformas se paralizan; sin embargo, cuando van mal somos capaces de hacer todo lo que estaba pendiente.
  • Desde la muerte de Franco todos los grandes ministros de Economía han sido reformistas.
  • La experiencia nos dice que cuando España se ha abierto al exterior, siempre le ha ido bien.
  • Pepe Oneto, legendario director de Cambio 16: “La objetividad no existe, trata de ser honesto”.
  • Charo Nogueira: “La mejor fuente de un periodista es otro periodista”.
  • Los hechos han demostrado que España no resolvió sus problemas ingresando en Europa, más bien al contrario.
  • CC. OO. nacieron de manera bastante espontánea al calor del Plan de Estabilización de 1959, que proporcionó prosperidad y seguridad al país, si bien a costa de provocar un fuerte malestar social. El PCE, que por entonces tenía su propio sindicato clandestino, la Organización Sindical Obrera (OSO), decidió disolverlo y apostar por controlar el nuevo movimiento, en el que se daban cita todos los partidos e ideologías antifranquistas.
  • Tanto el poder económico como las grandes potencias occidentales optaron por favorecer por todos los medios económicos, políticos y diplomáticos a UGT y al PSOE, para neutralizar al PCE de Santiago Carrillo y a las CC. OO. de Marcelino Camacho.
  • Nicolás Redondo era el referente ético de la clase obrera frente a la dictadura. Sin embargo, decidió dejar el puesto a Felipe González porque entendía que no estaba suficientemente preparado para asumir las responsabilidades que suponía la secretaría general del PSOE.
  • El miedo al comunismo no era sólo una manía de los empresarios españoles, sino de los dirigentes políticos.
  • UCD utilizó siempre a la CEOE como bróker.
  • No influían ni tanto ni tan poco como a veces se ha escrito. Sería excesivo considerar el “club de los siete” como una especie de mano negra que movía todos los hilos, pero tampoco eran hermanitas de la caridad. Era la mano invisible que movía algunos resortes a la hora de tomar algunas decisiones clave, como las que definían el modelo de sociedad y el tipo de economía que quedaría establecido en la Constitución o el Estatuto de los Trabajadores.
  • La CEOE había ayudado públicamente a elaborar las líneas generales del programa económico de UCD, que se había convertido en el partido de los patrones.
  • UGT no tenía aparato ni gente para formalizar las actas preparadas. En vista de ello, la patronal decidió transformar a su propio equipo en agentes electorales ugetistas. Simplemente, tenían que cambiar el traje y la corbata por el jersey de cuello alto, nos relató años después Cuevas. El esfuerzo dio resultados. CC. OO. logró 50.817 delegados, seguido por UGT con 48.194.
  • El clima de profunda desconfianza hacia la Guardia Civil, creado tras el 23-F, fue una constante en aquellos primeros meses del gobierno de Calvo-Sotelo. En el fragor de aquella psicosis durante la madrugada del 23 al 24 de mayo, Rodolfo Martín Villa llegó a poner sobre la mesa del presidente del Gobierno un borrador de decreto ley por el que se disolvía la Guardia Civil. Al final la prudencia se impuso y el borrador no prosperó.
  • Miguel Boyer: “Prefiero hacer los ajuste yo antes de que tengan que imponérmelos desde fuera”.
  • José María Ruiz-Mateos conservó gran parte de su patrimonio personal y eso le permitió aprovechar la burbuja financiera de la primera década del siglo XXI para repetir la jugada. Volvió a repetir la fórmula de una caja única que prestaba el dinero a todas las empresas del grupo y fracasó por segunda vez.
  • El propio Felipe González, según comentó su hijo Íñigo Oriol, le dijo a éste durante una visita a la presa de la localidad cacereña de Alcántara, y en presencia del presidente portugués Mário Soares: “Con seis personas como tu padre, yo levanto el país, aunque no piense como yo”. Felipe González y José María de Oriol sólo se habían visto una vez.
  • Ninguno de ellos previó las gravísimas consecuencias de lo que habían firmado. Aquel contrato marcó a toda una generación. Los sindicatos en su afán de sobreproteger a los trabajadores que tenían un contrato laboral fijo, que eran la mayoría de sus afiliados, se olvidaron de los que buscaban su primer empleo. Los contratos temporales se generalizaron, con una indemnización prácticamente inexistente. De esta manera se implantó por la vía de los hechos un despido libre y muy barato.
  • Margaret Tatcher: “Haga usted lo mismo que yo: entre, y después siga negociando lo que no le han impuesto. Tenga en cuenta que aquí hay dos negociaciones, la que se hace desde fuera y la que se hace desde dentro”.
  • Carlos Solchaga, ministro de Economía, 4 de febrero de 1988: “Éste es el país donde se puede ganar más dinero a corto plazo de toda Europa y quizá uno de los países donde se puede ganar más dinero de todo el mundo. Y eso no es ya que lo digamos nosotros, los que nos juntamos en esta mesa, o que lo diga yo, que soy ministro de Economía, es que lo dice cualquier asesor bursátil o de inversiones extranjeras que ustedes se tomen el trabajo de leer en estos días”.
  • ¿Hubo detrás del caso Ibercorp una mano negra? Sin duda. Había mucha gente interesada en la caída y sustitución de Mariano Rubio y de Carlos Solchaga.
  • Cuevas intentó convencer a Mario Conde para que se limitase a mandar desde la sombra, como David Rockefeller en Estados Unidos o Jesús de Polanco en la España de Felipe Conzález. Pero él no quería eso, sino triunfar en política: ser el presidente del Gobierno. Lo tenía pensado todo, incluso llegó a pedir a su hombre de confianza y consejero delegado, Enrique Lasarte, que se preparase para sustituirle al frente del banco cuando llegase el momento.
  • Mario Conde: “La derecha no tiene imagen para ganar aunque González no se presente”.
  • Ése era el Antonio Navalón: vendía unas influencias que no tenía, contaba mentiras como si fuesen verdades y, según decía, mientras nosotros perdíamos el tiempo contando paparruchas, él iba a lo suyo. Y lo logró. En la Transición de la dictadura a la democracia existía un enorme desconocimiento entre los miembros de bandos que habían sido enemigos y era necesario tender puentes… y entre tanta confusión, conseguidores como Navalón se movían como peces en el agua. Así, lo que al principio empezó siendo una mentira, al final terminó siendo una verdad, un auténtico tráfico de influencias. Se requerían brókers sin ideología política y sobre todo sin escrúpulos.
  • Felipe González: “Lo peor que me puede pasar, mi peor pesadilla, es tener que correr delante de los trabajadores en vez de correr delante de la Policía”.
  • Carlos Soto, gerente de PSV: “El gobierno no nos ayudó y hasta cierto punto era lógico. UGT le había montado cuatro huelgas generales y Nicolás estaba dispuesto a terminar con Felipe. A mí me cogieron en medio”.
  • Carlos Espinosa de los Monteros, presidente del Círculo de Empresarios: “Las privatizaciones han sido sin duda un gran acierto, lástima que han quedado empañadas por un exceso de amiguismo. ¿Por qué lo hicieron? El poder nubla las mentes, y porque hay que pagar muchos favores”.
  • Miguel Sebastián: “Menos mal que no vamos a ganar, porque la que viene sobre España es gorda. Nuestro programa electoral no es para gobernar, sino para que José Luis obtenga un resultado suficientemente bueno para salir reelegido como secretario general del PSOE en el próximo congreso. Después ya haremos un plan económico en serio para gobernar. ¿Y si ganáis? ¡Qué horror! Eso sería muy malo para mí, porque trataría de implicarme y no podría negarme…, y mucho peor para él. No estamos preparados ninguno de los dos para gobernar este país”.
  • Pedro Solbes: “Lo que ocurre es que por experiencia propia sé que cuando un presidente del Gobierno tiene una ocurrencia, no hay que hacerlo caso. Hay que darle largas hasta que se olvide. Por el contrario, Miguel, que siente por Zapatero una fascinación sólo comparable a la que Zapatero tiene por él, se pone manos a la obra y le da el cuerpo teórico que necesita para aprobarla. Así convierte las ocurrencias en leyes y las consecuencias económicas pueden terminar siendo muy graves”.
  • Juan Carlos Escudier: “Jesús Gil decía que el palco del Real Madrid es como las cacerías de Franco, en las que había que estar aunque no te gustara la caza, en ese palco hay que estar aunque no te guste el fútbol”.
  • Pepe Peñas, denunció el caso Gürtel: “No ha habido castigo electoral a los imputados ni tampoco lo habrá judicial. Este país está corrompido hasta la médula”.
  • Al finalizar el recorrido por la historia de los últimos cuarenta años hay una idea clave que sobresale por encima de todas las demás, y es que
  • España siempre ha salido reforzada de todas las crisis.
  • Eric Maskin, premio Nobel de Economía: “El cambio de liderazgo ya es estaba produciendo en el mundo antes de que estallase la crisis financiera. La recesión lo único que ha hecho ha sido acelerar lo inevitable. China y los países emergentes más pronto que tarde se van a convertir en los motores económicos del mundo, y ese cambio traerá nuevas reglas de juego”.
  • Tendremos que ajustar nuestro estado del bienestar a lo que podamos pagar.
  • El poder del dinero y la falta de ética en los negocios han sido persistentes. No es privativo de España, pero aquí la corrupción ha estado demasiado presente.
  • Luis Ángel Rojo: “No nos queda más remedio que ser reformistas. El esfuerzo y la ética son los dos únicos caminos que nos conducen al progreso”.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios to “El declive de los dioses de Mariano Guindal – Apuntes Breves”

  1. […] El declive de los dioses de Mariano Guindal. […]

  2. […] El declive de los dioses de Mariano Guindal. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: