Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Historias de un corresponsal económico de Martí Saballs – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 25 de noviembre, 2013


© 2009, Martí Saballs Pons.
Editorial: Ediciones Gestión 2000.

Se dice que los jóvenes pasan actualmente de política. Pero Las inversiones bursátiles de la hermana ursulina Barbara Glendon, la competencia salvaje de bancos y cajas españolas para dar créditos, las paellas multitudinarias organizadas por la otrora espléndida inmobiliaria Astroc en Central Park, los negocios de Mario Conde con JP Morgan, el ascenso fulgurante de valores como Terra o Boston Chicken tras su salida a bolsa, las esplendorosas fiestas en los alrededores del FMI y el descaro de George Soros para especular con divisas.

Años de euforias desaforadas y entusiasmos desmesurados que han desembocado en la mayor crisis financiera y económica de los últimos setenta años. Martí Saballs, reconocida pluma del periodismo económico español, nos acompaña a lo largo de dos décadas por ciudades como Nueva York, Buenos Aires, México D. F. Shanghai, Madrid y Barcelona.

Un punto de vista único sobre los escándalos, anécdotas y estafas que éste ha conocido y narrado, desgranando al mismo tiempo los detalles y costumbres de su labor profesional y de los personajes que se encuentra, desde John Kenneth Galbraith hasta Carlos Menem y Jack Welch.

Historias de un corresponsal económico es el retrato de una época radiante, pero también una lectura cercana, escrita con un lenguaje irónico y mordaz, sobre las causas y consecuencias del desmán, de los acontecimientos que de él derivan y de los entresijos del mundo político y financiero.

Martí Saballs Pons. Nació en La Bisbal d’Empordà (Girona) en 1967. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra y MBA por el IESE, se incorporó a la revista Actualidad Económica como redactor en 1990. En 1992 asumió el cargo de corresponsal en Nueva York de esta revista y del diario Expansión. Desde mayo de 1997 hasta 2001 fue redactor jefe de Actualidad Económica en Madrid. Posteriormente trabajó en Lisboa y Buenos Aires, donde fue responsable de contenidos del diario El Cronista y la revista Apertura hasta octubre de 2004. Desde esta fecha es subdirector del diario Expansión.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Un periodista debe ser un explorador de la realidad que le rodea. Un trabajo que consiste en preguntar, escuchar y descubrir; saber contar los acontecimientos e interpretarlos. Hay que ser lo suficientemente escéptico, un poco idealista, sincero y prudente. Saber rectificar y reconocer que, en algunas ocasiones, las hipótesis estaban mal planteadas. Un periodista debe identificar cuál es la diferencia entre propaganda y opinión, entre publicidad e información.
  • La información económica se divide en dos grandes vertientes, con sus respectivos peligros. Podemos pasar de informar e interpretar euforias a contar crisis. Parte de nuestro trabajo consiste en no dejarnos llevar ni por la euforia ni por la depresión. No es fácil cumplirlo.
  • Éste es un libro de relatos, anécdotas, personas, entrevistas, un poco de teoría y unas cuantas cifras y números.
  • Burbujas ha habido, hay y habrá. Todos acabarán algún día por explotar. Algunas lo harán con mayor intensidad que otras. Cada generación vivirá la consecuencia de un par o tres de estas explosiones. Sin apenas darnos cuenta, contribuimos a su nacimiento, desarrollo y explosión.
  • La detección de los fenómenos de euforia se produce casi siempre a posteriori.
  • En el caso de los países, las burbujas empiezan el mismo día en que las autoridades políticas deciden resolver un problema anterior.
  • La desgracia ocurre porque no siempre todo el mundo se comporta responsablemente. Si no se hace en la vida diaria, ¿cómo se puede lograr una conducta perfecta en los mercados financieros e inmobiliarios?
  • Para lo bueno y para lo malo, estamos cada vez más, interrelacionados. Una decisión económica que se tome en Pequín puede afectarnos más que aquella que se tome al lado de casa.
  • Por muy dura que sea la situación incluso, en el peor de los momentos, a largo plazo los problemas se superarán. Evitar el fatalismo es lo más importante que tenemos por delante.
  • Funcionario del Foreign Press Center: “El pollo es el único animal políticamente correcto”.
  • Los mercados odian la incertidumbre. Quieren que sople una ligera brisa todo el tiempo. Sin cambios continuados de viento.
  • Preguntado en qué estaba basado primariamente el crédito comercial bancario, si dinero o propiedad, JP Morgan respondió: “No señor. Lo más importante es el carácter. El dinero no puede comprar el carácter. Porque un hombre en el que no confíe, no podría obtener dinero prestado mío ni aunque tuviera todos los bonos de la Cristiandad”.
  • Han pasado unos años y un ex alto directivo de Terra no duda en responderme a lo que ocurrió: “fue la euforia del ignorante”. Y se pregunta: “¿cuántos inversores y pequeños accionistas se leyeron el folleto de la salida a bolsa de la primera a la última letra? ¿cuántos siguieron todas las informaciones públicas que la empresa iba ofreciendo a la CNMV?”.
  • Los emprendedores de hoy son los empresarios del mañana, una frase que, por oída mil veces, siempre vale la pena repetir.
  • Vivimos en una sociedad en la que a un emprendedor aún se le ve como a un bicho raro.
  • Las series de televisión aún presentan a los empresarios como despiadados patrones y especuladores.
  • Cuando los políticos se aburren, son malos, están agotados y son incapaces de tener una visión a largo plazo de hacia dónde se dirige el mundo económicamente, se inventan polémicas artificiales que no interesan a la gran mayoría de la población.
  • John Kenneth Galbraith explicaba que la memoria financiera no suele durar más de veinte años. Es el tiempo que se requiere para borrar las causas y consecuencias del último desastre, ya que aparece una nueva generación con sus genialidades e innovaciones. Para él, sólo los acontecimientos como la Gran Depresión producen efectos más a largo plazo en la memoria.
  • Una tesis defiende que si el epicentro de la crisis ha sido en Estados Unidos, la salida empezará también en ese país.
  • Otra tesis defiende que esta crisis representará un cambio de 180 grados del eje del poder económico mundial. Habrá un desplazamiento gradual y cada vez más profundo hacia las nuevas potencias emergentes que, como China, mantienen las mayores reservas en divisas del planeta.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Una respuesta to “Historias de un corresponsal económico de Martí Saballs – Apuntes Breves”

  1. […] Historias de un corresponsal económico de Martí Saballs – Apuntes Breves […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: