Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Yo puta de Isabel Pisano – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 16 de enero, 2014


© 2011, Isabel Pisano.
Editorial: Random House Mondadori.

¿Un libro sobre la prostitución? ¿Por qué y para qué? ¿Si la sociedad no quiere saber y “ellas”, las que ejercen el oficio, no quieren hablar?

Tal vez porque sólo quienes reciben dinero por un servicio que deberia ser gratis o no tener precio, pueden ofrecernos un retrato distinto de la raza humana: canalla, entrañable, cruel o sorprendente.

Las prostitutas destruidas por la droga y la desesperanza. Las de postín. Niñas en edad escolar en los prostíbulos de la selva amazónica. La top model que entró en el harén de un príncipe de Brunei.

Las desertoras, las que lo dejar atrás sin pena ni rabia. Las jóvenes del Este, botín de guerra; en Sarajevo se vendían por un cigarrillo y en otras partes están en manos de las mafias albanesas, moldavas y nigerianas.

Los entresijos del sexo para mirones, los secretos de una porno star, la técnica del sexo anal indolora. Los megamercados del sexo en la carretera. Los papeles que se invierten y el hombre objeto, al que las mujeres de éxito pagan y olvidan después de una noche de pasión prohibida.

El plato fuerte, Internet. El suplicio de la vietnamita atada a un poste. Y las que no lo contaron, un cuerpo mutilado en la morgue, sin un nombre, ni una flor, ni una oración de adiós. Como si no hubieran nacido…

Isabel Pisano, una de las periodistas más relevantes de la actualidad, ofrece una excepcional radiografía del mundo de la prostitución.

Un libro que nos abre los ojos a una de las industrias mas poderosas de hoy y de siempre. Un libro escrito por una mujer que ha llegado más lejos que nadie. Un documento único que desvela todo lo que ese mundo oculta.

Isabel Pisano nació en Montevideo (Uruguay), donde inició su carrera de periodista y escritora. Contrajo matrimonio con el compositor Waldo de los Ríos. Como periodista ha entrevistado a políticos, jefes de Estado y personalidades del cine y la cultura. Sus reportajes han aparecido en importantes publicaciones nacionales e internacionales. Enviada especial de la RAI en zonas de conflicto, ha cubierto las guerras del Líbano, Chad, Irak, Bosnia y Somalia.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Al terminar el libro tengo la impresión de que llevo toda la vida entre putas. Analizando al detalle los hechos, uno vive prostituyéndose cotidianamente hasta con una sonrisa o un golpe de melena. Comerciar con la propia atracción es algo que hacemos tan cotidianamente que ya no nos damos ni cuenta.
  • ¿Por qué todo lo que tiene que ver con el sexo es tan difícil de afrontar?
  • Para la sociedad, prostituta es quien vende su cuerpo y ejerce el oficio en espacios abiertos y es una minimización del problema. La prostitución es tráfico de personas, proxenetas, es clientes, maltrato físico, sexual y psicológico, es falta de recursos personales, abandono, droga, es pobreza y miseria.
  • Una chica drogodependiente no se libera nunca de la prostitución.
  • A diferencia de las prostitutas, Silvia, una de ellas, me ha dicho que cuando sube a la Pensión con un hombre siente deseos de “rajarlo”, las de lujo se preocupan por el cliente hasta el punto de “estar en tensión”.
  • Oscar Wilde: “La mayor parte de nosotros vive chapoteando en las cloacas, solo que algunos lo hacemos mirando a las estrellas”.
  • La superioridad masculina se nota hasta en la prostitución: con el macho que aun siendo pagado pretende la belleza física de quien paga. Osea que el hecho de comprar un servicio o le concede a la mujer la licencia de ser vieja, gorda o fea.
  • Susana, catalana. 30 años.
    • Las fantasías típicas del vídeo porno es lo que más les gusta y a lo que están acostumbrados. Se masturban muchísimo, y al final acaban masturbándose más que haciendo el amor.
    • Algunos van de enamorados, pero son muy falsos.
  • Marta, húngara. 24 años.
    • Este trabajo tiene momentos que parece una sala terapeútica.
  • Carlotta, italiana. 23 años.
    • No me metí en este mundo porque necesitase dinero, entré por probar.
    • En este nivel no se hace por necesidad, por necesidad se hace en la calle.
    • las putas de clase alta tienen un problema emocional latente.
    • Una persona drogada es bastante difícil de llevar.
    • Los hombres están convencidos de que yo soy una buena chica que se ha metido en ese mundo para seguir adelante, y no es así.
    • Estás con un cliente y este te pide droga, tú le respondes que de eso no tienes nada. Llamas a la agencia, dices lo que necesita esa persona y enseguida viene alguien. A mí no me cabe en la cabeza que se lo traigan si no trafican.
    • En general lo que más piden los hombres es una felación, el griego.
    • En general las mujeres que piden los servicios de otra mujer son chicas que no  tienen ningún problema físicamente pero sí esta curiosidad; tienen menos miedo que el hombre que ha pagado.
    • Generalmente son gente de bastante nivel social: abogados, jueces, médicos… de clase alta.
    • Todo el mundo se prostituye.
    • A este nivel hay para todos los gustos: chicas guapísimas, menos guapas. Lo importante es que seas alta.
    • Si voy a una discoteca con amigas y se me acerca un hombre, el dilema es: ¿voy a salir con él porque me apetece o voy a salir con él intentando sacarle algo de dinero?
    • Los discursos que puedes escuchar en una agencia son… simples, escuálidos, ninguna elevación del pensamiento, ningún razonamiento, nada de nada, escuchas: “Lo único que me interesa de un hombre es su dinero” o “Me da alergia la pobreza”… Las chicas son muy ambiciosas.
    • Si eres una mujer medianamente inteligente es fabuloso, porque consigues todo lo que quieres; si tienes un poquito de psicología, no eres tonta y además tienes buen físico, es muy bueno, porque los hombres repiten contigo.
    • ¿Un trío lésbico: tú haces el amor con una mujer y él mira? No me corto, en general todo está montado también, no te creas que se hace realmente. La mayoría de las chicas no son lesbianas pero claro, es mucho dinero.
    • Yo diría que hay hombres que no harían el amor con nosotras gratis, nunca. Les gusta pagar.
    • Piensan que pueden hacer lo que quieran con nosotras pero no es así, somos nosotras las que controlamos. Ellos lo hacen muy pocas veces, nosotras siempre nos anticipamos y llevamos al hombre a donde queremos ir.
  • Elisa, 32 años, madrileña.
    • La heroína es la que te engancha, la cocaína no te engancha; con la cocaína tienes vicio: cuanto más te pones, más quieres, con la heroína, no: con la heroína llega un punto en que una o dos caladas no te enganchan, peor hay un momento en que por narices las tienes que dar porque si no las das, no estás bien.
  • Graziella.
    • Debe de haber sido un shock terrible para una cría tan pequeña… Para nada, querida, los pobres no podemos permitirnos ese tipo de gilipolleces.
    • Prostitución es una palabra muy fuerte y no me gusta, digamos cuando empecé a sacarles dinero a los hombres.
  • Don Oreste Benzi, un sacerdote contra las bandas.
    • Volvió al día siguiente decidido a traerla consigo, a sacarle de la calle, pero no la encontró. La buscó noches y noches y nunca más la volvió a ver. Aún hoy don Oreste se desespera pensando en aquella mujer.
    • A partir de esa noche mi búsqueda en los alrededores de la estación se fue agrandando y comprendí una cosa: ninguna de esas mujeres, absolutamente ninguna, ejercía la prostitución libremente. Eran esclavas de situaciones imposibles y por lo tanto personas que se regalan.
    • Es necesario llevarlas otra vez al descubrimiento de la belleza de la vida.
  • Miroslava, albanesa, 17 años.
    • Antes deberían arrestar a toda la policía albanesa. Todos saben quiénes son los traficantes y gran parte de la policía albanesa está envuelta en el tráfico.
  • Jakova, 13 años, bosniaca.
    • Cuando empiezan a bombardear Sarajevo… Entro en estado de pánico y solo un cigarrillo me puede calmar esa angustia.
    • A un tío mío que estaba leyendo el periódico en el salón de su casa, le entró una bala a través de la pared y se le incrustó en la nuca, matándole en el acto. ¿Te das cuenta?, aquí te matan sin darte el tiempo de saber que vas a morir.
  • Ramon, 10 años, brasileña.
    • ¿De qué han muerto? Mamá de muerte natural: de hambre.
  • Verónica, estrella del hard.
    • Las chicas de las películas somos estrellas en nuestro ámbito natural: escuela, instituto. Casi todas pertenecemos al Este de Europa. La mentalidad de la mujer húngara es muy abierta y siempre está dispuesta a pasárselo bien.
    • No necesariamente somos pobres. Queremos dinero para ropa, artículos de lujo, para distinguirnos un poco más del entorno social.
    • Se paga siempre por escenas.
    • Tampoco hay gran diferencia de presupuesto entre una gran película porno, como las de Private, que se hace una vez al año y puede costar dos millones de dólares.
    • ¿Tenéis orgamos reales? Muy pocas veces. Claro que para una mujer es más fácil que para un hombre aparentar un orgasmo.
    • Las chicas no se dan cuenta de que el porno te da la oportunidad, no solo de conoces islas exóticas, sino de conocer gente y poder negociar tú misma tus contratos, en vez de dejarlos llevar por los “agentes”.
    • ¿De verdad no sientes una discriminación moral en torno a ti? Te debo confesar que sí. Los demás hombres del rodaje los miran envidiándolos. Con respecto a mí, aunque me tratan bien y es casi imperceptible, yo siento que piensan: ¡Es una puta!
  • Cada año se trafica con aproximadamente cuatro millones de personas, la mayoría mujeres y niños, para la industria del sexo en todo el mundo.
  • La tecnología de la información es un elemento clave en la explotación sexual. Internet es una puerta para el anuncio, el comercio y la explotación sexual de mujeres y niños.
  • A las mafias chinas no les bastaba solo en negocio de la prostitución, sino también lucrativo negocio de los abortos.
  • El enorme tráfico se debe a la creencia equivocada de que los niños no transmiten el sida.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Una respuesta to “Yo puta de Isabel Pisano – Apuntes Breves”

  1. […] Yo puta de Isabel Pisano. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: