Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Digo yo. Los monólogos de La Sexta de Andreu Buenafuente – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 18 de marzo, 2014


Obra basada en el programa de televisión “Buenafuente” © LaSexta 1998.
Editorial: Editorial Planeta.

El monólogo es la apertura de la partida. Un penalti. Un solo. Tú eres el único instrumento. Hay una partitura, pero también aparecen decena de factores.

Todo tiene que estar en armonía y, por descontado, tiene que ser divertido. No voy a negar el placer que produce hacer un monólogo y que, además, el público se ría. Hay pocos momentos comparables a ése. Sí, el que están pensando es uno de ellos.

Durante los últimos tiempos me siento muy seguro. Como si lo hubiera hecho toda la vida. Explicación: estamos llegando a la mítica cifra de MIL. Echamos cuentas el otro día y casi me se cae el pelo del susto. ¡Mil! Eso lo explica todo: son horas y horas de vuelo. Y de risas. Y de buenos textos. Y de mirar el día a día por debajo de las faldas.

Me encanta ser cómico y que vaya quedando un testimonio escrito en forma de libro. Como éste.

Puede que pienses: “Vaya burrada.” Tienes razón.

Andreu Buenafuente nació una vez y escarmentó, porque jamás ha vuelto a hacerlo. Su infancia estuvo marcada por unos obsesivos estudios de caligrafía, pero gracias a ellos nunca tiene una palabra más alta que otra. A los veintipocos años se independizó, pero tras unos pocos meses de guerra civil volvió a ser una nación sin estado. Aunque todas las mujeres afirman buscar a un hombre que las haga reír, Andreu está soltero y con compromiso, el de sacar un libro de monólogos cada año. Parece que lo lleva bien.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Dedicado a los que escriben las dedicatorias de los libros.
  • Los que nos conocen saben que el interés económico o el oportunismo no son nuestras motivaciones.
  • Si no tienes programa, te vas a caer de la parrilla por mucha ambición que le pongas.
  • La verdad es que estoy muy a gusto en esta empresa, presidida por Emilio Aragón. Cuando tú sabes el primer día que tu jefe es un payaso… es una ventaja… Porque en la mayoría de empresas te das cuenta al segundo o tercer día.
  • La capoeira la inventaron dos amigos que hacía tiempo que no se veían y no sabían por donde entrar.
  • La memoria es selectiva. Por ejemplo, recuerdas que aquella noche de agosto ligaste con una mujer hermosa, pero te olvidas de que fue pagando.
  • Eso no es chivarse, esto es conservar el puesto trabajo, que es muy diferente.
  • El śummum de la reunión que quieres evitar es la cena con los padres de tu pareja. Un día tu novia te dice: “Cariño, hoy podrías afeitarte.” “vale, pero si se afeita tu madre también”.
  • Todo el mundo niega ser cotilla.
  • La Renfe ha cambiado mucho. Antes los trenes echaban humo, y hoara los que echan humo son los pasajeros.
  • El abuelo pidió silencio a la hora de comer y dijo: “Quiero que me incineréis”. Y la familia: “Vale.” Y lo quemaron. “¡Ahora no, capulloas, cuando me muera!”
  • Otra costumbre rara son los matrimonios que quieren ser enterrados juntos, en un mausoleo. Pero a ver, ¿no quedamos en que hasta que la muerte nos separe? No es bastante tiempo ¿ya?
  • Yo soy más partidario de un epitafio que leí hace poco que decía: “Aquí descansa mi mujer, y yo descanso en casa”.
  • De momento, lo único infantil que voy a tener en casa es un güisqui de Malta que tiene doce años.
  • Ya lo dijo Groucho Marx: “Es imposible ser gracioso a las nueve de la mañana”.
  • Un amigo dice que él tiene la receta para que la gente no vaya al médico sin motivo. Hacer siempre el chequeo normal… y luego un tacto rectal. Tú vas a ver cómo baja la afluencia. Y si no baja… ése es otro tema.
  • ¿Qué es lo único abierto a las tres de la mañana en todo el mundo? Los puticlubs.
  • Por algo los llaman cardenales. Porque se ponen morados.
  • Con España pasa lo mismo que con la cara de Pozí, que está como mal repartida.
  • En España, cada vez queda menos terreno virgen. Te echas una siesta bajo un árbol y te despiertas en la sección de congelados de un nuevo Carrefour.
  • Es lo bueno de ser presidente: por más veces que te cases, tu mujer siempre es la primera dama.
  • Este fin de semana se ha marcado el gol más rápido de la Liga: a los siete segundos de partido. Fue tan rápido, que va a contar para la jornada anterior.
  • ¿Alguien ha terminado alguna vez una partida del Monopoly? Yo casi termino una, pero tuvimos que dejarlo porque el viejo del logotipo se murió.
  • En lo de ligar, la edad es como la puntuación en el tenis: quince, treinta, cuarenta, match ball y para casa.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Una respuesta to “Digo yo. Los monólogos de La Sexta de Andreu Buenafuente – Apuntes Breves”

  1. […] Digo yo. Los monólogos de La Sexta de Andreu Buenafuente. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: