Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

¿Qué te importa lo que piensen los demás? de Richard P. Feynman – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 22 de mayo, 2014


Título original: What Do You Care What Other People Think? Further Adverntures of a Curious Character.
Copyright © 1998 Richard P. Feynman.
© de la traducción: Luis Bou García
Editorial: Alianza Editorial.

¿QUÉ TE IMPORTA LO QUE PIENSEN LOS DEMÁS? es una transcripción de las conversaciones que el genial físico mantuviera con Ralph Leighton, y es una continuación de su anterior libro ¿ESTÁ USTED DE BROMA SR. FEYNMAN?.

Algunos emocionantes aspectos de su vida privada y las divertidísimas anécdotas que ponen de manifiesto el sentido del humor y el penetrante ingenio de uno de los físicos teóricos más destacados del mundo, se completan con un fascinante relato de la investigación que siguió a la explosión del transbordador espacial Challenger en 1986 y cómo Feynman ilustró las causas del desastre mediante un elegante experimento consistente en algo tan sencillo como sumergir un anillo de goma en un vaso de agua fría.

Richard P. Feynman nació en Manhattan, Nueva York, en 1918 y murió en 1988. Estudió en el MIT, donde se licenció en 1939, y tres años más tarde se doctoró en la Universidad de Princeton. Durante la segunda guerra mundial trabajó en el Laboratorio Científico de Los Álamos. Fue profesor de física teórica en la Universidad de Cornell, y desde 1950 en la de California, donde colaboró durante varios años con Murray Gell-Mann. Los trabajos en electrodinámica cuántica le valieron el Premio Nobel de Física en 1965.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Puedes conocer el nombre de ese pájaro en todos los idiomas del mundo, pero cuando termines de aprendértelos no sabrás absolutamente nada del pajarillo. Así que observemos el pájaro y veamos qué está haciendo, eso es lo que importa.
  • Allí donde hay una fuente de sustento hay alguna forma de vida que la descubre y la aprovecha.
  • Mi padre me enseñó a fijarme en las cosas.
  • Así es como fui educado por mi padre, con ejemplos y explicaciones como aquellos. No había presión; sólo explicaciones amables e interesantes.
  • jamás pude explicarle algo que él no comprendiera por sí mismo. Mi padre me envió a todas aquellas universidades para averiguar determinadas cosas, pero nunca llegó a poder saberlas.
  • Aquella crisis resolvió bastante rápidamente mis dudas, en favor de la teoría de que todos los milagros eran historias preparadas para hacerle entender “más vívidamente” las cosas a la gente, aun cuando los milagros estuvieran en conflicto con los fenómenos naturales.
  • Me sentí como un imbécil, porque había despreciado la posibilidad obvia fundándome en pruebas circunstanciales y atribuyéndoles a los médicos una inteligencia superior a la que tenían.
  • ¿Por qué deprimirse y sentirse miserable?, si uno comprende la realidad y la asume plenamente, es irrelevante e irresoluble. La situación de cada cual no es más que un accidente de la vida.
  • Teóricamente, la planificación puede ser buena. Pero nadie ha averiguado jamás la causa de la estupidez gubernamental, y hasta que se consiga, todos los planes caerán en arenas movedizas.
  • Richard Feynman comenzó a ir a clase de pintura a los 44 años, y continuó dibujando durante el resto de su vida.
  • Uno hace un montón de preguntas, obtiene respuestas inmediatas, y rápidamente comienza a hacerse una composición de lugar; aprende qué tiene que preguntar para que le den el siguiente elemento de información que necesita.
  • Hagamos lo que hagamos, siempre habrá filtraciones a la prensa. Lo más que podemos hacer es tratar de minimizarlas. El tratamiento idóneo contra las filtraciones consiste en celebrar sesiones públicas.
  • Descubrí que la prensa puede ser verdaderamente muy amistosos si se les da la oportunidad.
  • General Kutyna. “En la Fuerza Aérea tenemos un dicho: ¡Ojo a las seis! Un tipo está volando tranquilamente, mirando en todas las direcciones y sintiéndose muy seguro. Pero otro vuela un poquito más alto, exactamente detrás de él y le dispara. La mayor parte de los aviones son derribados de ese modo. Siempre hay que tener ‘ojo con las seis'”.
  • Senador Hollings: “Si no cuenta usted con algunos de esos fisgones, su producto no acaba de convencerme. Eso es lo malo de las comisiones presidenciales. Ya he estado en varias de ellas. Comen de lo que les dan, y no miran lo que hay detrás”.
  • Hay un dicho en Nueva York: “No se puede luchar contra el Ayuntamiento”.
  • La gente técnica adora discutir los problemas técnicos con personas técnicas que puedan dar una opinión o hacer una sugerencia que pueda resultar útil.
  • Los ordenadores hipotéticamente habían de acelerar la velocidad con que se hacen las cosas, en realidad, no han permitido aumentar la velocidad con la que se preparan los informes. antes solíamos hacer solamente tres versiones, por lo costoso que resultaba mecanografiarlas. ¡Ahora hacemos 23!
  • En asuntos importantes, las decisiones rápidas no son muy buenas.
  • Era preciso convencer al Congreso de que existe un proyecto que solamente la NASA puede realizar.
  • Aprendí, viendo cómo trabajaban, que los empleados de un gran sistema como la NASA “saben” lo que conviene hacer, “sin” que se lo digan. Existía ya gran presión para mantener en vuelo el transbordador. Así que no me parece que hubiera ninguna actividad directa o un esfuerzo especial desde la Casa Blanca.
  • En ciencia se aprende una especie de honestidad e integridad estándar.
  • Cuando veo a un congresista dando su opinión sobre algún asunto, me pregunto siempre si lo que dice es reflejo de su “verdadera” opinión, o si representa una opinión diseñada con el fin de ser elegido.
  • El hecho de que tal peligro no provocase antes una catástrofe no es garantía de que no lo haga la próxima vez, a menos que el fenómeno sea comprendido por completo.
  • Cuando resulta preciso atenerse a un calendario de lanzamientos razonable, es corriente que los problemas ingenieriles no puedan resolverse con la rapidez necesaria para mantener los estrictos criterios de certificación originales. En tales situaciones, los criterios de seguridad son sutilmente alterados al objeto de que la certificación de los vuelos pueda producirse a tiempo.
  • Solamente deberían proponerse calendarios de vuelos realistas. Si el gobierno está dispuesto a mantener a la NASA en estos términos, así sea.
  • la NASA tiene con los ciudadanos, cuyo apoyo solicita, el deber de ser franca, honrada e informativa, para que estos ciudadanos puedan decidir con la mayor prudencia y buen saber a qué deben dedicar sus limitados recursos.
  • Proverbio budista: “A cada hombre se le da la llave de las puertas del cielo; esa misma llave abre las puertas del infierno”.
  • Al periódico tan sólo le interesa la utilidad de la idea, no la idea en sí misma. A duras penas puede nadie comprender la importancia de una idea; tan notable es.
  • Cuando un niño capta una idea, tenemos un científico. Cuando se encuentran en nuestras universidades, ya es para ellos demasiado tarde el poder captar ese espíritu; debemos pues explicar estas ideas a los niños.
  • Hemos descubierto que para poder progresar es de fundamental importancia saber reconocer nuestra ignorancia y dejar lugar a la duda. El conocimiento científico es un cuerpo de enunciados que tiene diversos grados de certidumbre. Algunos son sumamente inseguros, algunos casi seguros, pero ninguno es absolutamente cierto.
  • Nosotros los científicos estamos habituados a ello, y damos por hecho que es perfectamente consistente tener inseguridad, que es posible vivir y no saber.
  • Lo malo puede ser enseñado, al menos, tan eficientemente como lo bueno. La enseñanza es una fuerza muy poderosas, pero lo es tanto para lo bueno como para lo malo.
  • ¿Por qué no podemos conquistarnos a nosotros mismos?
  • Ha sido a partir de la historia de las enormes monstruosidades creadas por las falsas creencias como los filósofos han comprendido las infinitas y maravillosas capacidades de los humanos.
  • La idea de que nadie sabía verdaderamente cómo se dirige un gobierno condujo a la idea de que se debería establecer un sistema mediante el cual las ideas nuevas pudieran ser desarrolladas, ensayadas y arrojadas por la borda en caso necesario; un sistema, en definitiva, basado en tanteos, en el ensayo y el error.
  • Si queremos resolver un problema jamás resuelto anteriormente, tenemos que dejar entreabierta la puerta a lo desconocido.
  • Nos encontramos en los comienzos mismos de la era de la raza humana. No es irrazonable que tengamos problemas o que tropecemos con ellos.
  • Es responsabilidad nuestra hacer lo que podamos, aprender lo que podamos, mejorar las soluciones y transmitirlas a nuestros sucesores. Es responsabilidad nuestra dejar las manos libres a las gentes futuras.
  • Su suprimimos toda discusión, toda crítica, condenaremos durante largo tiempo a la Humanidad, la encadenaremos a la autoridad, la confinaremos a los límites de nuestra imaginación presente.
  • Es responsabilidad nuestra como científicos, sabedores del gran progreso que emana de una satisfactoria filosofía de la ignorancia, del gran progreso que es el fruto de la libertad de pensamiento, proclamar el valor de esta libertad; enseñar que la duda no ha de ser temida, sino bienvenida y discutida, y exigir esta libertad como deber nuestro hacia todas las generaciones venideras.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “¿Qué te importa lo que piensen los demás? de Richard P. Feynman – Apuntes Breves”

  1. omalaled said

    Te recomiendo que leas el que yo consideraría el tercer libro “natural” después de haber leído los dos famosos de Feynman. Se trata de un libro de Leonard Mlodinow titulado “El arco iris de Feynman”. Es corti, pero maravilloso cuando has leído estos dos.

    Salud!

  2. […] ¿Qué te importa lo que piensen los demás? de Richard P. Feynman. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: