Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Sueños lúcidos de Dylan Tuccillo, Jared Zeitel & Thomas Peisel – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 8 de julio, 2014


Título original: A Field Guide to Lucid Dreaming – Mastering the Art of Oneironautics.
Copyright © 2013 by Oneironautics, LLC.
© 2014 de la traducción by Rosa Arruti Illarramendi
Editorial: Ediciones Urano.

Cada noche, tanto si eres consciente de ello como si no, viajas a otro mundo. Un lugar situado más allá del plano físico, cuyos escenarios pueden ser transformados por el mero poder del pensamiento. Un estado de consciencia que alberga los aspectos más profundos y desconocidos de ti mismo. Por desgracia, muchos de nosotros olvidamos esas experiencias o las desestimamos al despertar. Pero tú tienes la capacidad de descorrer el velo: puedes ser plenamente consciente mientras sueñas.

la técnica del sueño lúcido ha sido utilizada desde antaño por budistas y chamanes, filósofos y escritores no solo para controlar el contenido y desarrollo de los sueños sino también para curar, ampliar la conciencia y adquirir sabiduría. Hoy día, cada vez son más las personas que utilizan la onironaútica para acceder al enorme caudal de poder curativo y transformador de los sueños.

Escrito por onironautas expertos, Sueños lúcidos es un precioso libro-objeto que no solo te enseña a dominar esta antigua técnica sino también a explotar su enorme potencial: volar, reconducir las pesadillas, reencontrar a los seres queridos, resolver problemas… e incluso a aprovechar el sueño lúcido para expandir tu creatividad y transformar tu realidad.

El sueño lúcido no se parece a nada que hayas experimentado anteriormente. Esta misma noche, tú también puedes empezar a explorar ese lugar situado más allá del tiempo y el espacio, cuyas posibilidades solo conocen un límite: tu capacidad de soñar.

Dylan Tuccillo, Jared Zeizel y Thomas Peisel son escritores, cineastas y artistas que empezaron a experimentar con el sueño lúcido en la adolescencia. Desde entonces han convertido esta antigua técnica en una herramienta indispensable para el desarrollo de sus vidas personales y profesionales. Con sugerentes ilustraciones vintage de Mahendra Singh.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Este viaje va a ser algo diferente, pues nuestro destino no aparece en los mapas.
  • Tu sueñas. Lo haces cada noche, tanto si lo recuerdas como si no.
  • Aunque suene ridículo dudar de tu realidad es el primer paso para despertarte en medio de un sueño.
  • Una vez que estés lúcido, recordarás por completo tu vida diurna y serás capaz de pensar con lógica, tomar decisiones y explorar el paisaje onírico igual que al desplazarte por el mundo físico. Tendrás influencia directa sobre todo el sueño y su contenido.
  • Las sensaciones de tacto, olfato, vista, sabor y sonido parecerán igual de vívidas que en el estado de vigilia.
  • Cualquiera puede tener un sueño lúcido. No es una capacidad que tengas que adquirir, es algo que ya posees.
  • No se necesita nada para tener sueños lúcidos. No te hacen falta fármacos ni ningún dispositivo especial para comenzar a andar por los caminos inexplorados.
  • El sueño lúcido es una experiencia indescriptible.
  • Tanto volar como tener relaciones sexuales parecen ser las primeras actividades del soñador lúcido principiante.
  • Dado que en el mundo onírico las leyes físicas y los límites no existen tal y como aquí los conocemos, la lucidez ofrece el área de recreo perfecta para dar rienda suelta a tus fantasías.
  • Los sueños son el paraíso para una persona creativa.
  • ¿Tienes un problema que precisa solución? Busca consejo en el sueño. Pedir indicaciones a los sueños es una práctica antigua y una excelente manera de comprender mejor los problemas cotidianos.
  • René Magritte, pintor: “Si el sueño es un reflejo del estado de vigilia, el estado de vigilia es asimismo un reflejo del sueño”.
  • En épocas modernas, los sueños han sido responsables al menos de dos premios Nobel, de adelantos científicos increíbles e invenciones inestimables, así como de novelas, obras de arte y otros muchos descubrimientos.
  • Gracias a su poder, inspiración y guía, los sueños constituyen un misterio asombroso para todos nosotros, incluso hoy en día.
  • Los investigadores han descubierto que soñamos durante unas dos horas cada noche.
  • ¿Qué son en realidad los sueños? ¿Qué sucede mientras dormimos y adónde vamos? No lo sabemos.
  • Freud afirmaba que todos los sueños son formas de cumplir deseos. Los sueños son los intentos de la mente “inconsciente” de resolver conflictos pasados.
  • Robert Moss, Sueños conscientes: “El soñador típico al despertarse tiene la misma idea de dónde ha pasado la noche que un borracho con amnesia”.
  • Tendemos a recordar sólo fragmentos que a menudo no tienen sentido para nosotros.
  • Nadie sabe dónde tienen lugar los sueños.
  • Se afirma, con cierto fundamento, que el mundo de los sueños es la encarnación del subconsciente.
  • ¿Es el subconsciente lo que visitamos o es algo más que se halla en algún lugar fuera de nuestro campo de entendimiento presente?
  • Las culturas chamánicas creían que los sueños eran una clave para acceder a otras realidades que permanecen ocultas a nuestros cinco sentidos, y que hay muchos mundos sutiles paralelos y superpuestos al físico.
  • Platón teorizó que los sueños eran la expresión de nuestros deseos reprimidos.
  • Aristóteles llegó a la conclusión de que los sueños no tenían propósito alguno.
  • Los hindúes creen que soñar es un estado superior al de la vigilia.
  • La práctica filosófica del yoga onírico entre los budistas tibertanos data de hace por lo menos mil años.
  • Martín Lutero difundió la idea de que el diablo era responsable de los sueños y que los mensajes divinos sólo podían llegar a través de la Iglesia.
  • Tras la Edad Media podría decirse que los sueños quedaron relegados al olvido.
  • El doctor Carl Jung creía que los sueños no sólo tenían que ver con el pasado, sino también con el presente. Pensaba que los sueños nos muestran tanto lo que ansiamos alcanzar como lo que se interpone en nuestro camino.
  • ¿Son los sueños experiencias privadas y aisladas que sólo suceden en la mente de cada cual? ¿O es posible que los sueños tengan lugar en un espacio compartido y colectivo?
  • Tal y como decían nuestras madres, no creas lo que oyes y cree sólo la mitad de lo que ves.
  • Descubre por ti mismo y a través de la experiencia lo que son de verdad los sueños.
  • Arthur Schopenhauer:, filósofo: “La misma función cerebral que durante el sueño produce como por encanto un mundo totalmente objetivo, intuitivo y hasta palmario, ha de tomar igual parte en la representación del mundo objetivo de la vigilia. Pues ambos mundos, aunque diferentes en sustancia, están hechos no obstante con el mismo molde”.
  • Alcanzar intencionadamente el último ciclo de sueño REM es una de las mejores herramientas para inducir el sueño lúcido. En el ciclo de los cincuenta minutos finales, esos sueños de las primeras horas de la mañana, es donde empieza nuestro viaje.
  • Cuando entramos en fase REM, nuestro cerebro muestra pautas similares a la vigilia.
  • Sin estímulos externos que configuren nuestra realidad, nos volvemos hacia el interior y creamos nuestra experiencia a partir de pensamientos y recuerdos.
  • Carl Jung: “Quien mira fuera, sueña; quien mira dentro, despierta”.
  • Cuando tenemos claro qué queremos, es mucho más fácil intentar conseguirlo.
  • El cerebro no diferencia entre un pensamiento y un acto en la vida real.
  • Antes de irte a la cama di para tus adentros: “Estoy lúcido y consciente en mi sueño”.
  • Las palabras no tienen sentido a menos que las sientas de verdad.
  • Un soñador lñucido experimentado no se va a dormir sólo con la esperanza de tener un sueño lúcido de forma espontánea. En vez de ello, se va a la cama buscando un sueño lúcido; en otras palabras, espera despertarse esa noche en medio del sueño.
  • Define una intención antes de acostarte. Es importante que esos pensamientos, sentimientos y afirmaciones sean lo último en tu mente antes de dormirte.
  • Lo único necesario para tener un sueño lúcido es irte a la cama con la seguridad, la expectativa y la intención de darte cuenta de cuándo estás soñando.
  • Sólo te hace falta recordar los sueños que ya estás teniendo.
  • Los sueños son experiencias reales similares a los sucesos y las acciones de nuestro mundo diurno.
  • Mirar la tele antes de ir a la cama es uno de los dos principales factores de pérdida de sueño.
  • Si vas a la cama a la misma hora cada noche tendrás unos ciclos de sueño más constantes, lo cual resulta práctico para inducir después el sueño lúcido.
  • Nada difumina más rápidamente el recuerdo de un sueño que un despertar demasiado apresurado.
  • El sueño que recuerdas por la mañana sólo es el recuerdo del sueño, no el sueño en sí.
  • Acuéstate con una intención definida: “Voy a recordar mis sueños”.
  • Mantener un diario de sueños no consiste en escribir los recuerdos borrosos del sueño nocturno, sino en relatar la historia de las experiencias personales desde otro mundo completamente distinto.
  • Escribir los sueños es la única manera eficaz de recordarlos. Al anotarlos, en esencia le estás diciendo a tu subconsciente que los sueños son importantes, que los estás escribiendo porque quieres recordarlos.
  • Dana Scully, Expediente X: “Un sueño es una respuesta a una pregunta que no hemos aprendido a formular”.
  • Nuestros sueños, lúcidos o no, reflejan el funcionamiento interno de nuestra psique y pueden ser altamente provechosos a la hora de aprender cosas de nosotros mismos.
  • Sólo tú, y nadie más que tú, es la autoridad final en materia del significado de tus sueños.
  • Saber que tus sueños hablan un idioma familiar que incluye luares, gente o temas recurrentes será una de las maneras más sencillas de reconocer que estás soñando.
  • Eres un explorador, y el terreno desconocido es tu propio universo interior.
  • Si te paras a pensar, por regla general eres capaz de determinar si estás soñando o no. El truco está precisamente en pararse y pensarlo.
  • ¿Puedes atravesar con el dedo la palma de tu mano? ¿Es normal el aspecto de tus manos? ¿Tienes tantos dedos como deberían? Cuando te tapas la nariz, ¿continúas respirando? ¿Ves normal tu reflejo? ¿Puedes leer la misma frase dos veces sin cambiarla? ¿Puedes leer la misma frase dos veces sin cambinarmus?
  • Tener disciplina es importante, pero nos percatamos de que una disposición mental adecuada es incluso más esencial.
  • Técnica conocida como despierta-y-de-vuelta-a-la-cama. En pocas palabras, implica despertarse después de seis horas de sueño, quedarse despierto veinte minutos y luego volver a la cama. Esta austera solución te manda a la cama justo antes de entrar en las dos últimas ventanas de REM.
  • Con mucha frecuencia, las primeras hazañas de los soñadores lúcidos que empiezan suelen consistir en sólo unos escasos minutos de lucidez.
  • La forma más común de tener un sueño lúcido es tomar conciencia durante un sueño normal.
  • Lillian Smith: “No tardé en percatarme de que ningún viaje que realices por el mundo que te rodea que te lleva demasiado lejos a menos que cubra, al mismo tiempo, idéntica distancia por tu mundo interior”.
  • No hay nada m´s frustrante que encontrarse en medio de un sueño lúcido y, de pronto, dejar de estar consciente.
  • La capacidad de permanecer lúcido es una habilidad que todo soñador debe aprender si quiere explorar el mundo de los sueños.
  • Cuando los sueños empiecen a volverse borrosos y pierdan intensidad, sabrás que se están desvaneciendo y que es hora de estabilizarse.
  • En cuanto te sientas lúcido, mantén la calma e intenta relajarte. Respira hondo el aire del sueño, mira a tu alrededor y en vez de felicitarte por haberlo logrado, tómatelo con calma. Una vez relajado, puedes empezar a explorar.
  • El soñador pasivo no tardará en olvidarse de quese encuentra en un sueño.
  • Mantener activo alguno de tus sentidos, sobre todo el tacto, te ayudará a estabilizar el mundo onírico.
  • Cada vez que empieces a percibir que éste se desvanece, dale la orden de estabilizarse. Emplea esta técnica con frecuencia durante el sueño. Los resultados por lo general son inmediatos.
  • La práctica de la meditación funciona tanto en el mundo onírico como en la vigilia.
  • Desarrolla la percepción de que estás en tu propio subconsciente y que cualquier cosa que aparezca ahí en realidad es un reflejo de ti.
  • No nos sorprende que volar sea la forma preferida de viajar entre los soñadores.
  • Tal vez volar se la forma más gozosa de viajar en sueños, pero a veces no es la más eficaz. Sátate el vuelo transoceánico que dura toda la noche y elige una de las formas de viaje instantáneo.
  • En el mundo onírico, no existen obstáculos en tu camino, sólo parecen estar ahí: una ventana, un muro de ladrillo, la cara de una esas cosas roca, son simples, proyecciones de tu mente, no son físicas.
  • Cuando vuelas o te desplazas por el sueño, lo único que de verdad necesitas es una intención o pensamiento centrado. No hace falta nada más en realidad.
  • George Bernard Shaw: “La vida no consiste en encontrarte a ti mismo. La vida tiene que ver con crearte a ti mismo”.
  • Si pudieras crear lo imposible, ¿qué harías?
  • En tus sueños puedes encontrarte con viejos amigos, retomar relaciones antiguas o caminar con familiares fallecidos.
  • En sueños, podemos crear cualquier cosa, pero no todo lo hacemos nosotros mismos.
  • En el mundo onírico, nuestros pensamientos y emociones crean al instante el mundo que nos rodea. A menudo lo que esperamos que suceda, sucederá.
  • Los personajes oníricos destacan sobre todo como fuente excelente de conocimiento y sabiduría.
  • Cuando te cruces con un personaje onírico o lo hagas aparecer de la nada, plantea preguntas importantes, las que de verdad reclaman una respuesta.
    • Disculpa, ¿quién eres?
    • ¿Por qué estás aquí?
    • ¿Puedo ayudarte en algo?
    • ¿Te gustaría enseñarme algo?
    • ¿Cómo te llamas?
    • ¿Representas algo importante?
    • ¿Qué debería hacer a continuación en mi vida?
    • ¿Dónde estamos?
    • ¡Llévame de aventura!
    • ¿Me cantas una canción?
  • No es buena idea andar por ek mundo onírico importunando a los personajes que aparecen en ellos como si fuera meras marionetas.
  • Nadie sabe con exactitud qué y quiénes son estos personakes de los sueños. La explicación más lógica es que brotan de la mente subconsciente.
  • Muchos soñadores lúcidos han presenciado a los habitantes de los sueños haciendo gala de habilidades y conductas curiosas. Con frecuencia algunos personajes actúan como individuos inteligentes y autónomos.
  • No sabemos quiénes son esos habitantes, y no siempre sabemos con exactitud qué decirles, pero sabemos que son importantes y se merecen nuestra amistad.
  • Cada habitante de los sueños tiene su propio nivel consciente; hay toda una gama de grados de inteligencia y sabiduría.
  • Los personajes oníricos proporcionan orientación, confianza y consejos, por lo tanto no los ignores.
  • Buda: “Nos convertimos en lo que pensamos”.
  • Imagínates que eres un delfín, que explora el mar, o que eres el presidente de Estados Unidos. Los cambios de forma no son nuevos. Es una de las prácticas más antiguas de los soñadores lúcidos, sobre todo entre las muchas culturas indígenas del mundo.
  • Controlar y aprovechar la energía es una destreza de lo más divertida. Una vez que eres capaz de aprovechar la energía, puedes emplearla para enfrentarte a robots ninja gigantes, afrontar pesadillas monstruosas y derribar muros simbólicos.
  • Los límites de tus destrezas se corresponden directamente con tu concentración y confianza en ti mismo.
  • Es posible superar por completo una pesadilla durante un sueño lúcido.
  • Aunque no lo parezca, nuestras pesadillas no pretenden asustarnos: lo que intentan es transmitir un mensaje importante.
  • Cuando tengas delante al protagonista de tus pesadillas hazle preguntas como:
    • ¿Por qué me persigues?
    • ¿Qué quieres?
    • ¿Quién eres?
    • ¿Por qué me encuentro en esta situación?
    • ¿Cómo puedo ayudarte?
    • ¿Qué representas?
    • ¿Qué tienes que enseñarme?
  • Plantea preguntas a tu pesadilla y saca a la luz los demonios reprimidos de tu subconsciente.
  • Mark Twain: “El poder de la imaginación sobre el cuerpo para curarlo o enfermarlo es una fuerza de la que ningún hombre carece al nacer. El primer hombre lo tenía; y el último lo poseeraá”.
  • Parece posible mejorar la salud física con ayuda de un sueño.
  • La incubación es un modo de decidir qué sueño vas a tener antes de tenerlo.
  • Los WILD (Wake-Initiated Lucid Dream) difieren de otros sueños lúcidos en un aspecto importante: requieren pasar del estado de vigilia directamente al sueño lúcido sin ningún lapsus de conciencia. Es posible observar tu cuerpo durmiéndose mientras tu mente sigue despierta y consciente. Esta proeza extraordinaria se reduce a una ide sencilla: dejar que tu cuerpo se relaje por completo mientras mantienes la conciencia clara.
  • El sonambulismo se produce durante la fase no-REM.
  • Busca un guía o totem. Plantea preguntas o pídele que te lleve a alguna ubicación que valga la pena.
  • No tienes que esperar a despertarte para interpretar un sueño. Pide al sueño discernimiento y luego observa lo que te revela el subconsciente, interpretando los sucesos y personajes del sueño a medida que vayan surgiendo.
  • Al encontrarte lúcido puedes hacer la siguiente petición a tu subconsciente: “Muéstrame qué necesito saber” y a continuación siéntate a observar.
  • Examina tus propias creencias sobre espacio, tiempo, intuición y percepción, y entonces desafíalas, aunque sólo sea por diversión.
  • Medita sobre los misterios existenciales como:
    • ¿Quién soy?
    • ¿Dónde estoy?
    • ¿Qué es Dios?
    • ¿Qué son el tiempo y el espacio?
    • ¿Soy mi propio cuerpo?
    • ¿Qué aspecto tiene mi alma?
    • ¿Qué caray pasa cuando muero?
  • El entorno en el que te hallas durante un sueño no es fortuito. Aprovecha para observar e incluso involucrarte con los elementos oníricos que te rodean para aprender más sobre tu funcionamiento interior.
  • Don Juan: “Somos seres sólidos. No tenemos límites”.
  • Las experiencias vividas durante la noche, las recordemos o no, nos influyen más de lo que imaginamos.
  • Al f ranquear los límites del mundo de la vigilia vemos que la realidad existe en otros planos, más allá del físico, y que tenemos la capacidad de funcionar y experimentar dentro de otros mundos con conciencia plena.
  • Sé audaz en tu partida hacia el horizonte. Dulces sueños.

Enlaces relacionados:

  • Blogs: 1 y 2.

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “Sueños lúcidos de Dylan Tuccillo, Jared Zeitel & Thomas Peisel – Apuntes Breves”

  1. Maicro said

    “En el mundo onírico, nuestros pensamientos y emociones crean al instante el mundo que nos rodea. A menudo lo que esperamos que suceda, sucederá.”

    Que es lo que afirma y ha demostrado la física cuántica. La creación del mundo real por parte del observador.

    Curioso que el origen de esta técnica venga de experiencias durante la adolescencia. No sabía que fuese algo generalizado.

    Mis dos mejores hallazgos fueron en el mundo onírico. Y ambos fueron soluciones a problemáticas de personas ajenas a mí. Uno de ellos, se contradice con lo de que un despertar brusco dificulta el recuerdo del sueño. Durante una noche de tormenta un relámpago me despertó en el momento que encontraba la solución al dilema. Este se mantuvo en la vigilia. Y no sé si fue la emoción por haber encontrado la solución lo que me permitió recordarlo al día siguiente.

    Precisamente la finalización de mi pesadilla fue cuando conseguí de manera lúcida afrontar al objeto de mi pesadilla, que, curiosamente, era yo mismo, mi proyección de una parte de mí.

    En “Origen”, Christopher Nolan presenta de manera extraordinaria parte de las posibilidades del mundo onírico y lo adorna con el espectáculo del séptimo arte. Allí se hace mención a lo atrayente del mundo onírico cuando eres consciente del mismo. Y esa es una de las razones de mi respecto a esta técnica. Los sueños alcanzan tal estado de perfección y sincronía con uno mismo que se llega a crear una distorsión con el mundo real cuando regresas a él. Por cierto, me pasé dos noches en vela intentando dar lucidez a la película. Y, no lo conseguí, porque cuando busqué información respecto a los hijos de Dom Cobb en Internet fue cuando dí con la explicación de que la trama de “Origen” consistía en implantar Origen precisamente a Dom Cobb. ¿Lo sabías?

    No tengo ni idea de qué son los sueños. Pero algo me dice que su relación con el mundo real está mucho más conectada de lo que sentimos. De hecho, cada siento más como el ambos mundos, real y onírico, son proyecciones de una realidad superior a lo tangible. Y, el mundo onírico, lo veo como una herramienta de aprendizaje para explotar capacidades del mundo real. Una pasada.

    ¿Vas a continuar con los otros? Porque espero una recomendación final sobre todos ellos.

    Muchas gracias. Dulces sueños ;)

    • Raul Barral Tamayo said

      Esa es una de las cosas q he aprendido ultimamente con estos libros, q se pueden utilizar para resolver problemas entre otras cosas, interesante :).

      La proxima vez q vea Origen lo tendre en cuenta :).

      Dicen q nadie sabe q son los sueños, q quizas es una realidad tan importante como la de “siempre” como tu dices.

      Mi intencion es ir leyendolos poco a poco, la recomendacion es implicita, si los comentarios son pocos es q tiene poco q decir y si son muchos es q tiene mucho q decir y de lo q aprender por lo tanto :).

      dulces sueños :)

      raul

  2. […] Sueños lúcidos de Dylan Tuccillo, Jared Zeitel & Thomas Peisel. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: