Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Juntos podemos de Albert Rivera – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 21 de agosto, 2014


© Albert Rivera, 2014.
Editorial: Espasa Libros.

Movilizar a los defraudados con los viejos partidos, espolear la conciencia crítica y recuperar la confianza de los ciudadanos es el ánimo que preside la actividad de Albert Rivera desde que en 2006, con tan solo veinteséis años, fundara y liderara Ciudadanos. Durante este tiempo, a través de su intensa experiencia política, ha puesto de manifiesto unas señas de identidad que le definen: la honestidad, la valentía y el sentido común.

El discurso innovador de Albert Rivera representa la unión y la convivencia de todos los españoles como alternativa a los partidos separatistas, defiende con firmeza la democracia constitucional, aboga por abrir una nueva etapa política en España con partidos transparentes y democráticos, y reclama, asimismo, una verdadera separación de poderes.

En un momento en que muchos españoles buscan una alternativa que reforme el sistema político actual, Rivera reivindica la recuperación del ejercicio honesto y comprometido de la política y expresa la necesidad de una educación capaz de formar auténticos ciudadanos. Junto a un mayor protagonismo de la sociedad civil, nos propone una implicación activa, capaz de devolvernos la esperanza en el futuro.

De padre catalán y madre andaluza, Albert Rivera (Barcelona, 1979) es licenciado en Derecho y Máster por ESADE. En 2001, mientras cursaba sus estudios, ganó la Liga Nacional de Debate Universitario, participando con el equipo de la Universidad Ramon Llull. Trabajó como abogado en los servicios jurídicos de la Caixa hasta que su interés por la política le llevó a participar activamente en la implantación de la plataforma Ciutadans de Catalunya, que daría origen a Ciudadanos, partido político que preside desde 2006. En octubre de 2013 impulsó junto a otras personalidades la plataforma civil Movimiento Ciudadano, con la que pretenden conseguir reformas democráticas que abran una nueva etapa política en España.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Victor Hugo: “No hay nada más poderoso en el mundo que una idea a la que le ha llegado su tiempo”.
  • Fernando Savater: “¿Cuál es la diferencia entre un súbdito y un ciudadano? Los súbditos son los que se pregunta qué nos va a pasar mañana y los ciudadanos somos los que nos preguntamos qué vamos a hacer mañana”.
  • Creo que la única rivalidad aceptable es la que debe darse entre los que queremos cambiar las cosas y los que quieren que todo siga igual.
  • Siempre he creído que tener buenas ideas es relativamente sencillo y que lo difícil es llevarlas a cabo.
  • Actualmente no se le da el suficiente valor a la decisión de entrar en política para cambiar, mejorar o modificar la vida de las personas.
  • Debemos recuperar el poder mediante unas reglas de juego democráticas en las que ciudadanos y representantes públicos se hallen en igualdad de condiciones.
  • En nuestro sistema actual no se ceden las responsabilidades a miles de representantes públicos, sino a una cúpula de tres o cuatro partidos políticos.
  • A veces nos olvidamos de que, junto a nuestros derechos, tenemos una serie de obligaciones fundamentales en democracia. Me refiero a controlar, exigir, cambiar el voto y, en definitiva, participar en política.
  • Hacer caso omiso a la tarea de exigir más a nuestros representantes ha contribuido a la malnutrición de nuestro sistema.
  • Es imprescindible deshacer los tapones que la partitocracia ha puesto a todas aquellas vías que sirven para canalizar la voluntad popular.
  • No podemos vivir resignados, pues la resignación es incompatible con la voluntad de cambiar las cosas.
  • Aun con las actuales reglas del juego, votando también podemos cambiar las cosas.
  • Lo que se necesita es una reforma profunda y, sobre todo, un buen mantenimiento.
  • Recordemos que somos ciudadanos y no súbditos, y que cada una de nuestras decisiones, cada uno de nuestros votos, ostentan el poder del país.
  • La gran lección que he aprendido de Ciudadanos y de aquellos primeros años es que cuando uno se organiza, todo es posible.
  • La historia nos demuestra que los cambios en las sociedades no suceden de golpe, sino que llegan de la mano de grandes minorías que entienden que a una idea le ha llegado su momento y que se organizan para llevarla a la práctica.
  • Cuando los ciudadanos se movilizan a favor de una idea a la que le ha llegado el momento, esta se convierte en algo imparable.
  • Solo existe una alternativa a la democracia, y es más democracia. No hay atajos ni populismos que valgan.
  • Las grandes transformaciones sociales tardan años, décadas, y cuestan mucho esfuerzo.
  • No se puede decir que no hay democracia en España, pero sí podemos afirmar que tenemos una democracia debilitada que hay que sanear entre todos.
  • Sería absurdo dejarse llevar por la motomanía de aquellos que ven en la Transición una especie de momento idílico, pero también lo sería caer en el fatalismo de quienes pretenden borrar de un plumazo una etapa de tantos logros y mejoras para nuestra sociedad.
  • Tener por primera vez en España una Constitución de todos, nacida de la reconciliación, fue sin duda el mayor logro de la Transición española.
  • Ver a Carrillo y a Fraga sentados a la misma mesa fue todo un símbolo de la puesta en marcha de nuestra Constitución.
  • Queremos unos poderes del Estado verdaderamente separados, que se controlen entre sí y que sirvan a los ciudadanos y no a los partidos.
  • En el escenario político, el hecho de ser joven sigue siendo un obstáculo.
  • Constitución, artículo 6: “La estructura interna de los partidos políticos y funcionamiento deberán ser democráticos”. Sin embargo, la mayoría de los partidos polítcos no hacen elecciones primarias, disponen de mecanismos para expulsar de facto a aquellas personas que puedan disentir de los núcleos de poder, al tiempo que la ley electoral vigente blinda un sistema de listas cerradas y bloqueadas.
  • La historia nos debe servir para conocer nuestro pasado, pero nunca puede condicionar nuestro futuro.
  • Los obstáculos que plantean los partidos nos alejan de la vida pública, impidiendo que se produzca un cambio generacional en la política española que cada vez resulta más imprescindible.
  • A muchos el sistema les beneficia y no quieren modificarlo, y otros simplemente no lo creen posible.
  • Ni siquiera podremos quejarnos si permitimos que nuestro presente y nuestro futuro sigan en manos de aquellos que han hecho de la política su modus vivendi.
  • Lo que hoy está sucediendo en Cataluña es consecuencia de los problemas que sufre España en su totalidad.
  • Lema de campaña: “Catalunya es la meva terra, Espanya el meu país y Europa el meu futur”.
  • La idea de las dos Españas ha muerto, por más que algunos quieran mantenerla viva artificialmente desde la política y desde los partidos mayoritarios y nacionalistas.
  • José Antonio Marina, La educación del talento: “Para educar a un niño falta la tribu entera”.
  • La educación es la base de una sociedad.
  • ¿Qué educación estamos impartiendo desde la Administración Pública y qué valores estamos inculcando desde las familias? El análisis de este binomio nos permitirá determinar qué sociedad tendremos en un futuro.
  • La fortaleza de una nación es proporcional a la calidad de su sistema educativo y a los valores que desde la sociedad se transmiten.
  • Hemos pasado de una educación represiva y antigua durante el franquismo a otra que ha prescindido de valores tales como el esfuerzo, la excelencia o la autoridad del profesor.
  • Es fundamentl que la escuela pública y la concertada oferzcan un servicio educativo de calidad para todos.
  • Es innegable que no se puede entender la sociedad sin conocer las religiones, desde el arte y la historia, hasta los propios valores humanos que hoy defendemos. Pero creo que no debemos confundir el conocimiento cultural de nuestra realidad con el dogma.
  • Soy de la opinión de que del deporte emanan valores fundamentales, como la competición, el esfuerzo, el compañerismo y el respeto hacia los demás, que no suelen trabajarse en las escuelas.
  • Es inadmisible que algunos representantes públicos sean incapaces de hacer una pregunta parlamentaria de dos minutos sin dejar de leer un texto, y menos aún intervenir en el Parlamento sin levantar la vista del papel.
  • Pío Baroja: “El nacionalismo se cura viajando”.
  • Viajar te hace tomar conciencia de que no somos el mejor país del mundo, pero tampoco el peor.
  • El proyecto político nacionalista siempre ha estado obsesionado con controlar la educación en aquellos lugares donde han querido generar un conflicto con el resto del país.
  • Muchos de nosotros sabemos lo peligroso que puede resultar la utilización de la educación de nuestros hijos para fines partidistas.
  • En Cataluña la obsesión identitaria ha convertido a una de nuestras lenguas, el catalán, en el instrumento principal de la construcción nacional, necesario para aglutinar una diferencia que no existe.
  • La realidad es que en Cataluña se hablan las dos lenguas, el castellano y el catalán, y que la primera es la lengua mayoritaria, con casi un 51% de castellano-parlantes.
  • En un futuro pacto por la educación se debería evitar hacer de esta una batalla entre bandos ideológicos.
  • Antonio Pérez Henares, periodista y escritor, antiguo miembro del Partido Comunista: “Los ciudadanos consiguieron vencer al dragón, en referencia a la dictadura, pero no liberaron a la chica, es decir, España”.
  • Una gran parte del antifranquismo, procedente en buena medida de la izquierda política, fue incapaz de entender que había que separar España de la dictadura y de su dictador.
  • Asociar la bande española a la dictadura franquista es tan absurdo como asociar la bandera alemana al nazismo.
  • En mi opinión, nos gusten más o menos, los himnos siempre deben respetarse.
  • La sombra del franquismo y la apropiación de símbolos por parte de determinadas fuerzas políticas siguen marcando el presente.
  • El filtro de las primarias es más importante de lo que muchos creen, pues permite a los militantes premiar o castigar el comportamiento de sus cargos electos. No estoy diciendo que siempre deba haber tres o cuatro candidatos, sino que, sencillamente, quien quiera presentarse pueda hacerlo con libertad.
  • Por desgracia, el mecanismo de las primarias en un país con tan poca cultura democrática como el nuestro a veces se presenta como una lucha interna en el seno de una determinada formación política.
  • No es lo mismo que te elijan mil personas con poderes delegados que cien mil afiliados. No tengo duda de que sería mucho más democrático un modelo en el que los militantes eligan directa y libremente su presidente o a su secretario general.
  • La opacidad y el hermetismo del actual sistema de partidos son un cáncer que se ha extendido al resto del entramado democrático español.
  • Para que una democracia funcione, los poderes del Estado y los órganos de control deberían estar separados.
  • La politización se ha extendido también a los medios de comunicación públicos, donde o bien los cargos directivos son nombrados directamente por los partidos políticos, o bien se opta por subvencionar a medios de comunicación privados.
  • Un sistema electoral con circunscripciones provinciales permite que un partido separatista que trabaja por dividir a los españoles pueda tener la llave del gobierno con poco más del 2% de los votos y con ocho escaños, como fue el caso de Esquerra Republicana en el año 2004.
  • Lejos de incentivar la participación política, pretenden bloquearla para que cada vez resulte más difícil el nacimiento de nuevas formaciones que puedan suponer una alternativa real al bipartidismo dominante.
  • Uno de las principales ventajas de la red es que es un espacio libre y sin intermediarios.
  • Gestionar los perfiles en las redes sociales, el blog, la página web, o las cuentas de correo electrónico se lleva una parte importante de tu tiempo, pero considero que es una labor fundamental e innegociable.
  • Estoy convencido de que Ciudadanos no habría nacido como movimiento civil si no hubiese existido internet.
  • Ni mucho menos estoy diciendo que los medios tradicionales hayan dejado de tener importancia, sino que los instrumentos digitales la tienen cada vez más.
  • El daño más grave que provoca la corrupción no es la cantidad de dinero público que se roba o se malversa, sino la quiebra de confianza en nuestras instituciones y en el propio sistema.
  • 24 de febrero de 2005, en el hemiciclo catalán se vivió una escena más propia de la Mafia que de una sede parlamentaria. Pasqual Maragall: “Ustedes tienen un problema y este problema se llama 3%”. Artur Mas: “Entre ustedes y nosotros hemos de hacer cosas muy importantes en los próximos meses al servicio de este país. No lo olvide. Para hacer estas cosas importantes es muy necesario que un cierto círculo de confianza entre ustedes y nosotros siga existiendo. Usted envía la legislatura a hacer puñetas. Le pido formalmente que retire esta última expresión”. P.M.: “Accedo a su demanda por una sola razón, porque usted acaba de decir una cosa muy importante, que interesa más el país que todo lo que nos ha dicho antes”. A.M.: “Yo le agradezco, señor Maragall, esta rectificación, que es buena, no le humilla en absoluto”. Después de algunos años hemos podido saber que aquel “3%” al que se refería el líder del PSC era la “mordida” que se llevaba Ciu de las obras públicas de la Generalitat.
  • Para Artur Mas, los que “enmierdamos” somos los que denunciamos los casos de corrupción, los que pedimos explicaciones y los que planteamos soluciones, cuando es obvio que los que ensucian la vida pública son aquellos que amparan la corrupción o la practican en el interior de sus partidos.
  • No podemos permitir que la sospecha sobre los representantes de los ciudadanos se extienda a toda la vida pública, y de ahí que pidamos el alejamiento temporal de sus cargos de todos aquellos que se vean implicados. Reconozco que esta decisión pueda resultar injusta, en especial si finalmente dichos imputados resultan absueltos, pero creo que es más importante proteger la confianza en la democracia, en las instituciones y en nuestros representantes.
  • No podemos olvidar que otro gran aliado de la corrupción es nuestros sistema electoral y la falta de democracia interna de las formaciones políticas.
  • Debería acordarse que ningún cargo público cobrase más de un sueldo por asumir varias funciones a la vez.
  • Lo que no tiene explicación es que existan decenas de personas que viven alrededor de algunos políticos y que cobren sueldos públicos cuando su verdadera actividad se desarrolla en los partidos e incluso en sus campañas electorales.
  • Hemos visto cómo algunos partidos políticos han utilizado los municipios desde una perspectiva electoralista y no de servicio al ciudadano, lo que ha llevado a un gran endeudamiento al poner en marcha gigantescas construcciones e infraestructuras que después se han visto infrautilizadas.
  • Ha llegado el momento de plantear una fusión de municipios. Los viejos partidos no quieren abordarlo porque son conscientes de que esa fusión les haría perder poder político.
  • Actualmente hay en España 8.115 ayuntamientos, si se llevara a cabo dicha fusión con el criterio de que no se mantuvieran entes municipales que gestionan poblaciones de menos de cinco mil habitantes, el número quedaría reducido a unos mil ayuntamientos.
  • Ser un distrito o una pedanía de un ayuntamiento mayor, más allá de cuestiones identitarias, no cambiaría la vida diaria de los ciudadanos. O quizá si, porque con los mismos impuestos se tendrían mejores servicios y se sanearían las cuentas de muchos municipios.
  • Tras los ayuntamientos, el siguiente nivel administrativo que se debería reformar son las diputaciones. La diputación era el organismo administrativo que gestionaba un territorio y prestaba servicio a todos los municipios de la demarcación. Ese modelo funcionó hasta la creación del Estado autonómico. Esta situación dio lugar a un solapamiento de funciones. La realidad es que las diputaciones funcionan como agencias de colocación de los partidos políticos. Constituyen un espacio perfecto para la corrupción debido a su opacidad.
  • No sólo deberían suprimirse las diputaciones, sino también algunos “inventos” político-administrativos. En la década de los ochenta, en Cataluña, la Generalitat para compensar el poder de las cuatro diputaciones catalanas, gobernadas por el PSC, dio carta blanca para la creación de los consejos comarcales.
  • Creo que ha llegado el momento de cerrar definitivamente el modelo autonómico y dejar claro qué competencias son exclusivas del Estado; cuáles asumen las comunidades autónomas y, finalmente, cuáles asumen los ayuntamientos.
  • Respecto al Senado español sólo hay dos opciones: reformarlo o suprimirlo.
  • Yo nací en el seno de una familia de comerciantes. En mi casa he escuchado cientos de conversaciones y he vivido multitud de situaciones que me permiten afirmar que los autónomos y los emprendedores se llevan la peor parte de los trabajadores (trabajan tanto o más que los contratados por cuenta ajena, pero tienen menos derechos laborales) y de los empresarios (arriesgan lo mismo o más que los grandes empresarios, y sus dificultades para montar su negocio son enormes).
  • Soy partidario de una sociedad en la que todo el mundo tenga acceso a ciertos servicios básicos, como una educación gratuita y universal, una sanidad pública, unos servicios sociales dignos y una justicia y una seguridad ágiles y efectivas.
  • Los esfuerzos deberían ponerse en el mantenimiento y en la creación de empresas, que son las que generan empleo.
  • Lo peor del caso de las preferentes no es la estafa en sí, sino la falta de respuesta por parte de las instituciones del Estado ante el drama que se ha generado en tantas familias españolas.
  • Si somos capaces de rescatar bancos, debemos vivir en un país que sea capaz de rescatar personas.
  • Necesitamos una economía al servicio de los ciudadanos.
  • Es muy triste que los que nos gobiernan o nos han gobernado tengan miedo a la libertad, a la pluralidad y a que los ciudadanos conozcan de primera mano las opiniones y las propuestas de todas las opciones políticas.
  • Tengo muy buenos amigos en el campo del periodismo y gracias a ellos conozco de primera mano las presiones y las censuras que padecen.
  • Marta Rivera de la Cruz: “Es más peligroso un presidente que quiere quitar periodistas que periodistas que quieren quitar presidentes”.
  • Charles de Gaulle: “Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero”.
  • La violencia y el terrorismo son incompatibles con la democracia, y solo se puede negociar, dialogar y pactar soluciones políticas entre demócratas, nunca con los asesinos ni con sus portavoces.
  • Javier Casanueva, tío de la desaparecida Marta del Castillo: “En un Estado de Derecho es necesario intentar reinsertar en la sociedad a los asesinos y a los delincuentes, pero también es necesario reinsertar a las víctimas y a los familiares inocentes de esos asesinos”.
  • Una de las maneras de examinar la dignidad de un país es la forma de mostrar respeto a sus muertos.
  • A Europa le queda un largo camino para llegar a ser una federación de Estados.
  • El objetivo debería ser innegociable: unir a todos los europeos en unos Estados Unidos de Europa.
  • Si algo he aprendido en estos años de trabajo en la vida pública es que para intentar transformar un país es fundamental que nos transformemos individualmente.
  • El gran logro de los que quieren que en este país todo siga igual ha sido hacernos creer que hay cambios imposibles.
  • Albert Einstein: “No podemos cambiar las cosas si seguimos haciendo lo mismo”.
  • Arnold Toynbee, historiador británico: “El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que serán gobernados por personas que sí se interesan”.
  • Yo también tengo mi sueño: sueño con una España de ciudadanos libres e iguales, con una nación diversa pero unida, con un país que forme a buenas personas y buenos profesionales. Quiero vivir en un país donde los bancos presten dinero a los ciudadanos y no donde estos sean los encargados de rescatar a los bancos; un país en el que las administraciones y las instituciones estén al servicio de las personas y no de los partidos políticos. Sueño con una nación en la que, en todos sus rincones, ser valiente no salga tan caro y donde, como diría el maestro Joaquín Sabina, ser cobarde no valga la pena.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “Juntos podemos de Albert Rivera – Apuntes Breves”

  1. […] Juntos podemos de Albert Rivera. […]

  2. […] Juntos podemos de Albert Rivera. […]

  3. […] Juntos podemos de Albert Rivera. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: