Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 2 de octubre, 2014


© Alfredo Diez Ceretti, 2013.
Editorial: Editorial Planeta.

¿Te quejas o buscas soluciones?

Ante cada situación que nos presenta la vida podemos responder de dos maneras: como víctimas, dando excusas y buscando culpables que nos permitan justificar nuestros errores, o como protagonistas, erigiéndonos en responsables de la solución frente a cada desafío.

En el primer caso, sin saberlo, la actitud reactiva nos irá alejando de nuestros objetivos y nos veremos sumidos en el fracaso; en el segundo, tomaremos las riendas de nuestra vida y alcanzaremos nuestras metas, por más difíciles que éstas sean.

En este libro, Alfredo Diez, experto en coaching y liderazgo, nos presenta un método para desarrollar lo que ha dado en llamar «la personalidad del protagonista», caracterizada por una serie de habilidades que nos ayudarán a mantener la energía firme frente al cambio, superar los contratiempos y fortalecernos ante las adversidades.

Alfredo Diez nació en Mendoza (Argentina), vivió su infancia en Buenos Aires y estudió Derecho en Córdoba. Durante más de diez años trabajó como abogado y ejerció de mediador del Ministerio de Justicia. Es MBA por la EAE Business School de Barcelona, executive coach por The International School of Coaching (TISOC), máster en programación neurolingüística y business coach por la International Coaching Community (ICC). También posee un posgrado internacional en desarrollo gerencial por el TEC (Monterrey, México). Durante más de veinte años se ha dedicado a la docencia universitaria: es director de la escuelade liderazgo ADEN Barcelona y profesor de la Universidad de Barcelona, la Universidad de Lérida y la Universidad Pompeu Fabra. Es especialista en habilidades directivas y desarrollo organizacional, y uno de los expertos en liderazgo y coaching más reputados de nuestro país. Actualmente trabaja como business coach, formador de coaches y consultor internacional de empresas; además de dictar seminarios y conferencias en Europa y Latinoamérica.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La clave del éxito es combinar el optimismo y la proactividad con la resiliencia, la responsabilidad y el compromiso para vivirlos en una única palabra integradora: “protagonismo”.
  • Steve Jobs: “La única forma de hacer un trabajo extraordinario es estar enamorado de lo que uno hace”.
  • Si estoy realmente comprometido y amo mi objetivo, puedo ser optimista en que llegaré a mi meta.
  • El pesimismo de la inteligencia nunca debe ser más fuerte que el optimismo de la voluntad.
  • Steve Jobs: “No se queden atrapados en el dogma, lo cual equivale a vivir con los resultados y las ideas de otras personas. No permitan que el ruido de las opiniones de los demás acalle su voz interior”.
  • Mark Twain: “Toda persona está chiflada hasta que su idea funciona”.
  • No importa lo que seas, asegúrate de hacerlo de manera excelente. Esto es, lo mejor que puedas.
  • Los protagonistas estructuran sus pensamientos de tal manera que nunca pierden la dirección y actúan implacablemente con el objetivo de alcanzar lo que tiene importancia para ellos.
  • De nada sirve que conozcamos los principios del protagonismo si no se nos enseña a vivir y actuar de acuerdo a ellos.
  • Podemos elegir como filosofía interpretar los hechos desde una posición de víctimas, justificando nuestros errores, buscando culpables, dando excusas y atribuyendo nuestra falta de resultados a personas o situaciones externas. O podemos elegir interpretar la realidad siendo protagonistas, lo que nos hará responsables de lo que vivimos, buscando acciones concretas y soluciones creativas para lograr nuestros fines.
  • William Arthur Ward: “Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”.
  • Victor E. Frankl: “Cuando ya no podemos cambiar una situación, el desafío consiste en cambiarnos a nosotros mismos”.
  • La víctima se queda paralizada en su posición de reclamo y queja. La protagonista entra en acción y resuelve el problema.
  • Es más cómodo pensar que la responsabilidad es de otro. Esto me evita tener que ponerme en marcha y esforzarme por cambiar la situación.
  • Andrew Matthews: “La vida es un sistema enérgetico. Si nada te sale bien es culpa tuya y, cuando te hayas dado cuenta de que lo que aportas configura tus circunstancias, dejarás de ser una víctima”.
  • Lo que cambia de un individuo a otro no es la percepción del evento que observa, sino la interpretación que realiza de él.
  • Stephen Covey: “Si quieres cambios pequeños, trabajan en tus conductas; si quieres cambios significativos, trabaja en tus paradigmas”.
  • La víctima “explota” y reacciona emocionalmente. La protagonista reflexiona y “responde” con mesura.
  • William James: “Cuando tienes que elegir y no eliges, ésa es tu elección”.
  • La víctima se excusa y dice “yo no fui”. La protagonista asume sus responsabilidad y dice “yo lo arreglaré”.
  • ¿Cómo vamos a alcanzar nuestros objetivos si siempre estamos echando la culpa a los demás? Nunca.
  • Cualquier persona, al margen de su origen, capacidad y formación, puede tener éxito en la vida si desarrolla una actitud protagonista.
  • La víctima siempre se está quejando y poniendo excusas. La protagonista ve el lado positivo y busca soluciones.
  • Mi actitud ante las circunstancias determina mis resultados.
  • No es la voluntad de ser protagonista lo que cuenta, ya que todo el mundo la tiene; lo que realmente cuenta es la voluntad de entrenarse para serlo.
  • William Shakespeare: “Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser”.
  • La víctima cree en el talento innato de algunos privilegiados. La protagonista sabe que con “práctica” puede desarrollarlo.
  • Cuando practicamos el swing con ese palo de golf, tocamos esanota o hablamos en público, nuestra mielina responde cubriendo el circuito neural, añadiendo en cada nueva capa un poco más de habilidad y velocidad.
  • La víctima se queja de que es muy duro entrenar y abandona. La protagonista sabe que con perseverancia podrá llegar y sigue.
  • Aristóteles: “Somos lo que hacemos cada día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”.
  • la víctima sólo “intenta” alcanzar sus objetivos. La protagonista “persevera” y lucha para alcanzarlos.
  • Ralph Waldo Emerson: “Todo momento importante y exigente en los anales del mundo es un triunfo de algún tipo de entusiasmo”.
  • La víctima actúa con desgana y falta de energía. La protagonista vive apasionada con sus objetivos.
  • Las respuestas a estas preguntas te indicarán el grado de compromiso y la pasión que tienes para luchar. ¿Para qué quiero ser protagonista? ¿Qué beneficios creo que voy a obtener? ¿Pienso que me resultará una tarea sencilla? ¿Cuál de mis habilidades deseo mejorar? ¿Qué pasará si no lo logro?
  • La víctima sólo ve obstáculos y no cree poder alcanzar sus metas. La protagonista sabe que su compromiso transformará su vida.
  • Víctima: conciencia, dormido; responsabilidad, acusador; efectividad, inmóvil. Protagonista: conciencia, consciente; responsabilidad, responsable; efectividad, hacedor.
  • Ovidio: “Un caballo nunca corre tan deprisa como cuando tiene otros caballos que alcanzar y adelantar”.
  • Maya Angelou: “He aprendido que las personas se olvidan de lo que dices, también se olvidan de lo que haces, pero nunca se olvidan de cómo les haces sentirte”.
  • La víctima se conforma con resultados transitorios. La protagonista sólo valora los resultados sostenibles.
  • La víctima intenta y desiste, pensando: “Esto es muy duro”. La protagonista practica y piensa: “Lo lograré aunque cueste”.
  • El poder del individuo nace en el instante en que decide convertirse en protagonista, cuando se hace responsable de todos y cada uno de sus resultados.
  • La conciencia de lo que está sucediendo es básica para alcanzar tus metas. Si no adviertes la razón de tu fracaso, nunca podrás despertar. Sólo la conciencia permite que la personase haga parte del problema y lo pueda solucionar.
  • la inconsciencia hace al individuo vulnerable frente a la vida, al mostrarle una imagen distorsionada de su propia realidad.
  • La víctima dice: “Todo está bien”, y no se deja aconsejar. La protagonista analiza ese “todo” y cuestiona “su realidad”.
  • La víctima deja a su “herencia cultural” influir en sus actos. La protagonista escoge los “principios” que guiarán estos actos.
  • Luis Rojas Marcos: “Los valores culturales son para la sociedad lo que la experiencia y la memoria son para las personas”.
  • La víctima se compara y justifica así su falta de éxito. La protagonista sabe que debe superarse a sí misma.
  • Theodor Leschetizky: “Lo desagradable que dicen de nosotros nos enseña, porque nos hace reflexionar; en tanto que lo bueno sólo nos proporciona una pasajera satisfacción”.
  • La persona de talante protagonista está abierta a la sana discusión, ya que sus creencias le llevan a aceptar las verdades de otros como forma de alimentar y nutrir las propias. Analiza lo que la otra persona está planteando e intenta aprender una nueva forma de ver la situación.
  • Paradigmas del estilo “tengo razón” pueden transformar nuestra vida en un infierno de victimismo e intolerancia para con los demás.
  • La víctima se paraliza viendo en la crisis una difícil amenaza. La protagonista busca aprovechar la crisis como oportunidad.
  • La realidad es neutra y cada uno puede decidir cómo enfrentarse a ella según su particular visión.
  • Einstein: “Es en la crisis cuando nace la inventiva, la creatividad y las grandes estrategias para superarla”.
  • La palabra “crisis” en el idioma chino tiene dos significados: “amenaza” y “oportunidad”.
  • Antiguo proverbio chino: “Todas las crisis encierra peligro y oportunidad. Con independencia de la peligrosidad de la situación, en el corazón de cada crisis se esconde una gran oportunidad”.
  • Eleanor Roosevelt: “Nadie puede herirte sin tu consentimiento”.
  • La víctima critica a los demás por detrás para sentirse superior. La protagonista acepta a las personas como son y nunca critica.
  • No podemos lograr la paz y el equilibrio en nuestras vidas si no reconocemos la necesidad de comprender y tener compasión por los demás, porque la mayoría de las veces juzgamos conforme a lo que vemos superficialmente.
  • Nuestra valía no puede depender de la opinión que los demás tengan de nosotros.
  • Paula Eagle: “No se intentaría hacer nada si antes se tuvieran que superar todas las objeciones posibles”.
  • La víctima se deja influir y llena su vida de “deberías”. La protagonista confía en sí misma y lucha por lo que desea.
  • Los “deberías” en muchas circunstancias son externos.
  • Sólo un individuo consciente es capaz de analizar la influencia que está teniendo en sus resultados y asumir la responsabilidad que le cabe en ellos.
  • Proverbio chino: “Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución”.
  • La víctima está convencida de que no es parte del problema. La protagonista asume “su parte” y se hace cargo.
  • La víctima se cree todo lo que le dicen los demás. La protagonista decide basándose en su propia convicción.
  • Galileo Galilei: “No se puede enseñar nada a un hombre, sólo se le puede ayudar a descubrirlo en su interior”.
  • José Santayana: “La mente más sabia siempre tiene algo que aprender”.
  • la víctima lo “sabe todo” y no deja espacio al aprendizaje. La protagonista se adapta al cambio y “aprende siempre”.
  • Ésta es la filosofía y el lema que defiende el protagonista: “En la vida nunca pierdo: o gano, o aprendo”. De esa manera el fracaso, la equivocación o el error no existen.
  • Thomas Kuhn: “Todos los descubrimientos significativos fueron rupturas de las antiguas maneras de pensar”.
  • Jeffrey Swartz: “Una de las cosas más importantes que he aprendido es que no siempre tengo que tener razón”.
  • Alfred Korzybski: “El mapa no es el territorio”.
  • Detrás de toda reacción emocional acusadora se encuentra un modelo victimista de interpretación y afrontamiento de la realidad.
  • En la vida, o te haces parte y te responsabilizas de las cosas… o no existes.
  • George Bernard Shaw: “Las personas siempre culpan a las circunstancias por lo que ellas son. Yo no creo en las circunstancias”.
  • La víctima echa la culpa al mundo por lo que le sucede. La protagonista se hace cargo y busca soluciones.
  • Proverbio hindú: “Si tiene remedio, ¿por qué te quejas? Si no tiene remedio, ¿por qué te quejas?”.
  • Proverbio chino: “La persona que dice ‘no se puede hacer’ no debe interrumpir a la que lo está haciendo”.
  • La víctima, por su memoria, se queda atrapada en el pasado. La protagonista aprende de su pasado y se supera cada día.
  • Molière: “No hay nada que una persona no pueda ingeniárselas para reprobar o justificar acorde con sus prejuicios y creencias”.
  • La víctima se queja y culpa a los demás de su mala suerte. La protagonista se hace preguntas y las responde con humor.
  • La queja es una de las características típicas del comportamiento victimista.
  • Helen Keller: “Ningún pesimista ha descubierto el secreto de las estrellas, ni ha navegado por mares desconocidos, ni ha abierto una nueva puerta al espíritu humano”.
  • La víctima explica su realidad poniendo el foco en lo negativo. La protagonista disfruta relatando lo positivo de las cosas.
  • Lo importante del caso no es lo que suceda, sino cómo lo explico y “me lo explico”.
  • Henry Ford: “Tanto si usted cree que puede como si cree que no puede, siempre tiene razón”.
  • La forma que tienes de explicar y explicarte tus desventuras y hazañas es lo que te posiciona en un lugar débil y victimista o en uno poderoso y protagonista.
  • Luis Rojas Marcos: “La persona inteligente no es la que da las mejores respuestas, sino la que hace las mejores preguntas”.
  • La víctima acusa a los demás y se pregunta: ¿Por qué? La protagonista aprende y se pregunta: ¿Para qué?
  • Sólo la persona que actúa desde un fuerte compromiso con sus objetivos puede encontrar soluciones para todos y cada uno de sus desafíos.
  • La víctima no se hace responsable de los resultados. La protagonista reconoce su responsabilidad directa.
  • Si tomas conciencia y reconoces que cada uno de tus resultados es producto de tu influencia directa, podrás asumir con madurez las consecuencias de tus actos.
  • Mikhail Baryshnikov: “No pretendo bailar mejor que nadie. Sólo pretendo bailar mejor que yo mismo”.
  • La víctima busca justificar por qué no lo ha logrado. La protagonista se compromete y encuentra soluciones.
  • La pasión es un elemento básico en la vida de toda persona.
  • Con una actitud comprometida y proactiva cualquier objetivo es realizable.
  • Henry David Thoreau: “Lo que un hombre piensa de sí mismo es lo que determina su destino”.
  • La programación neurolinguística me ha enseñado, de la mano de Richard Bandler, una enorme lección: nada menos que el valor que tiene el inconsciente en nuestras vidas.
  • No hay nada malo en el inconsciente.
  • Programa nuestra mente supone generar mensajes conscientes basándonos en modelos protagonistas que se graban en nuestro subconsciente a fin de que estén allí para cuando los precisemos.
  • Albert Einstein: “La imaginación es más importante que la sabiduría”.
  • Los individuos tienden a interactuar con el mundo de una manera que confirma sus creencias, prejuicios y predicciones.
  • George Bernard Shaw: “Las personas exitosas son las que al levantarse por la mañana buscan las circunstancias que quieren, y si no las encuentran las inventan”.
  • Muchas de las tragedias que nos afligen proceden de nuestra general incapacidad para soportar los esfuerzos de la vida.
  • Nuestra vida es el resultado de lo que hacemos, no de lo que pensamos hacer.
  • Henry Harley Arnold: “La peor derrota de una persona es cuando pierde su entusiasmo”.
  • La víctima se siente eximida por un simple “lo intenté”. La protagonista analiza la realidad y “lo hace”.
  • La víctima cree que su tarea se agota en cumplir con “su tarea”. La protagonista sabe que sólo vale el “objetivo alcanzado”.
  • Benjamin Franklin: “La peor decisión es la indecisión”.
  • La víctima sólo “espera” que las cosas cambien. La protagonista entra “en acción” para motivar el cambio.
  • El vivir en estados prolongados de impotencia y desamparo va debilitando poco a poco la autoestima de la persona y consumiendo su esperanza.
  • La víctima se paraliza y deja que el miedo gobierne su vida. La protagonista ve los miedos fuera de su esencia y actúa.
  • Krishnamurti: “Los miedos son un invento del pensamiento, porque el miedo lo inventamos nosotros mismos”.
  • El miedo incrementa nuestra debilidad, genera duda y confusión en nuestra mente y esto impacta de lleno en nuestra autoestima.
  • Si tienes miedo ante algo que deberías hacer, ¡hazlo igualmente!
  • Giovanni Boccaccio: “Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello que arrepentirse de no haber hecho nada”.
  • La víctima sigue la ley del sistema siendo un engranaje. La protagonista lee las “señales” y toma “sus” decisiones.
  • Hacerme preguntas como método me permite una gran introspección. ¿Cuál ha sido el hecho más importante en mi vida reciente? ¿Quién soy con esta experiencia? ¿Cómo he reaccionado? ¿Qué valor tiene para mí? ¿Qué me ha aportado? ¿Qué he aprendido? ¿Y ahora qué?
  • La inmovilidad es signo de victimismo y de que nada cambia.
  • Todo comienza en tu cabeza, en un pensamiento, en una convicción, en un sueño.
  • Una forma de desactivar la parálisis que nos impide entrar en acción es la práctica de ejercicios de visualización que suponen posicionarnos mentalmente en el sitio en el que deseamos estar.
  • Lucio Séneca, filósofo: “No es que no nos atrevamos porque las cosas sean difíciles, sino que son difíciles porque no nos atrevemos”.
  • Julio Verne: “Si lo puedo imaginar, es señal de que es posible”.
  • Voltaire: “La suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentra y fusionan”.
  • Uno de los peligros de la idealización del protagonismo es que puede convertirse para muchas personas en una tiranía, y producirles un estado de insatisfacción y decepción con ellos mismos si no logran los objetivos que se habían propuesto.
  • Siempre es posible llegar a una solución: sólo depende de tu compromiso en encontrarla.
  • La víctima depende de los demás para sentirse valiosa. La protagonista posee gran autoestima frente a la adversidad.
  • Las siete preguntas que te llevan a descubrir cuál es tu especial “motivación”:
    • ¿Qué creencias están limitando mis posibilidades?
    • ¿El pesimismo forma parte de mi conducta?
    • ¿Cuántas veces reacciono frente a los eventos?
    • ¿Qué grado de flexibilidad poseo para adaptarme?
    • ¿Qué responsabilidad  tengo en lo que me sucede?
    • ¿Estoy realmente comprometido con mis objetivos?
    • ¿Cómo resisto a las adversidades?
  • La víctima se abraza a sus creencias limitantes. La protagonista trabaja para acuñar creencias potenciadoras.
  • Confucio: “Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad”.
  • La víctima piensa que existe un único camino: el suyo. La protagonista sabe que hay tantos caminos como estrellas.
  • Richard Bandler: “Si sólo cuentas con una opción, eres un robot; si cuentas con dos opciones, estás en un dilema; sólo si cuentas con tres o más opciones puedes ser flexible”.
  • Heráclito: “Día a día, lo que eliges, lo que piensas y lo que haces es en quien te conviertes”.
  • Fredy Kofman: “Libertad no significa hacer lo que uno quiere, sino elegir, frente a una situación dada, la respuesta más congruente con los propios valores e intereses sin amenazas de coerción”.
  • El compromiso incondicional con los resultados genera la motivación necesaria para alcanzarlos.
  • La resiliencia alude a la capacidad humana de ser transformado por las experiencias adversas.
  • La decisión de ser protagonista sólo depende de ti, de nadie más.
  • Debes tomar conciencia de lo que deseas en la vida, hacerte responsable en la búsqueda de un camino adecuado para alcanzarlo y finalmente ejecutar el plan de acción que te permita hacer que las cosas sucedan.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

5 comentarios to “¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez – Apuntes Breves”

  1. […] ¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez. […]

  2. […] ¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez. […]

  3. […] ¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez. […]

  4. […] ¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez. […]

  5. […] ¡Nunca te rindas! de Alfredo Diez. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: