Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Pero si dice que me quiere de Dina L. McMillan – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 10 de febrero, 2015


Título original: But He Says He Loves Me.
Copyright © 2007 by Dina L. McMillan
© 2007 de la traducción by Esther Gil San Millán
Editorial: Ediciones Urano.

Las señales que delatan una relación abusiva son detectables ya en las primeras citas, aunque algunas tardan más en manifestarse: ¿te sientes totalmetne cómoda con él o temes cometer un error? ¿En ocasiones te trata con frialdad sin motivo? ¿Mira con admiración a otras mujeres mientras está contigo y se asegura de que te des cuenta? ¿Bromea sobre aspectos tuyos de los que te sientes insegura?

La respuesta afirmativa a cualquiera de estas preguntas indica que puedes estar iniciando una relación abusiva. El maltratador escoge a su víctima con cuidado, realiza sus primeras tentativas al inicio y va extendiendo su control hasta apoderarse de los mismos pensamientos y sentimientos de su víctima, quien acabará por creer que se somete a su acosador por voluntad propia.

Para la doctora McMillan, sólo una información detallada que ayude a las mujeres a identificar las estrategias específicas usadas por los maltratadores para condicionar psicológicamente a su pareja puede mantenerte a salvo. Al mismo tiempo, ofrece inestimables y sencillos consejos para poner en práctica siempre que inicies un nuevo contacto sentimental; limitar el tiempo que pasas con él en las primeras citas, no contarle todos tus secretos o prestar atención a cómo habla de las mujeres son algunas de las estrategias para detectar a un maltratador.

Después de leer este libro, sabrás lo que hace un manipulador en las diversas fases de la relación y por qué. El prestar atención a las señales de alarma, considerar su gravedad y poner distancia cuanto antes depende sólo de ti.

Doctorada en psicología social por la Universidad de Stanford, Dina L. McMillan es una de las grandes expertas mundiales sobre el tema de la violencia doméstica y posee una dilatada experiencia prestando consejo y tratamiento a numerosas víctimas así como a los propios maltratadores. Además de formar a terapeutas, McMillan ha colaborado con diversos gobiernos sobre políticas de violencia doméstica y ha ayudado a numerosas organizaciones a desarrollar programas contra la violencia de género. Originaria de Los Ángeles, actualmente vive en Sydney.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Este manual ha sido diseñado con el propósito de ayudar a las mujeres a identificar las estrategias específicas que utilizan los maltratadores al principio de la relación para condicionar psicológicamente y atrapar a sus parejas.
  • Puede ser muy inquietante darse cuenta de con qué facilidad nos puede calar y manipular un depredador decidido.
  • Lo que me asombra es la increíble coherencia que parecen mostrar estos hombres para hallar el modo más eficaz de manipular a las mujeres que les quieren. Parece que todos hayan leído el mismo manual.
  • La semejanza en la conducta de un maltratador hace que sea predecible. La gente que padece el mismo tipo de problemas emocionales y psicológicos se comporta de la misma manera, sean cuales sean sus circunstancias personales.
  • La mayoría de las culturas les inculcan a las mujeres que los hombres son los que tienen que tomar las riendas de una relación y que eso es bueno.
  • No les enseñan a discernir o a ser independientes. Al contrario, les animan a ceder y a reprimir sus instintos con el fin de adquirir y mantener una pareja sentimental.
  • El dominador sabe que no tiene por qué haber un motivo fundado para castigar a su pareja: le puede castigar con razón o sin ella. El amo no tiene que rendirle cuentas a su esclava.
  • Lo que hace el maltratador es disimular sus verdaderas intenciones de dos formas. En primer lugar, llevar a cabo acciones que sabe que la mayoría de las mujeres interpretarán como señales de amor y devoción. En segundo lugar, convence a la mujer de que el resto de sus acciones, las que revelan sus verdaderas intenciones, también son demostraciones de amor.
  • Las mujeres tienen que aprender a no asociar automáticamente determinadas acciones con intenciones positivas.
  • Algunos maltratadores buscan a mujeres dóciles a las que puedan dominar enseguida, mientras que otros prefieren a las mujeres que exigen mayor habilidad. Por cada dos maltratadores que se decantan por una presa fácil hay otro que busca un reto.
  • Las religiones tradicionales acostumbran a enseñar que el deseo del Creador es que hombres y mujeres tengan papeles distintos en las familias y en la sociedad.
  • Una de las razones principales por las que los hombres eligen a mujeres mucho más jóvenes es porque las jovencitas carecen de experiencia.
  • Quien tenga más conocimientos tendrá también mayor poder. Es una de la causas por las que los regímenes opresores empiezan por controlar la información.
  • Algunos hombres buscan mujeres que estén visiblemente solas. Saben que, si buscas desesperadamente una relación, no es probable que te plantees los motivos de sus acciones ni les dejes cuando las cosas se pongan feas.
  • Si él posee muchas cualidades y tú no, no pienses que sólo busca una pareja que le quiera: está buscando a alguien a quien controlar y dominar.
  • Hay que tener mucho cuidado con los hombres a los que conozcas cuando estés en proceso de separación de un maltratador: en ese momento, serás la candidata ideal a liarte con otro.
  • Hazte a la idea de que no eres tan lista para no caer en la trampa. Estate siempre atenta.
  • No creas que todo lo que dice tu hombres es verdad. Los maltratadores saben mentir muy bien para conseguir lo que quieren.
  • Comprueba si existen discrepancias entre lo que dice y lo que hace.
  • No te fíes de ningún hombre que intente llegar a ti a través de tus hijos.
  • La información que le proporcionas es trascendental para ellos y van a memorizarla: le estás facilitando los datos esenciales que necesitarán para poderte manipular. Utilizan esta información para reforzar sus promesas de recompensas y castigos.
  • Lo que no suele variar es la intensidad y el ritmo acelerado que adopta la relación.
  • Para la mayoría de los maltratadores, el noviazgo es extremadamente incómodo.
  • Al ponerse en contacto contigo a menudo y asegurarse de que el contacto dura lo máximo, el maltratador no te da tiempo suficiente para reflexionar sobre lo que está haciendo.
  • Siempre que quieras hacer algo y él consiga que lo hagas tal y como a él le gusta, estará consiguiendo más influencia. Será la piedra angular de su tremendo poder.
  • Hará todo lo posible para saber cómo te sientes contigo misma.
  • Los maltratadores manipuladores saben algo que los terapeutas descubrieron ya con Sigmund Freud: cuando alguien comparte información sobre uno mismo (sobre todo si se trata de esperanzas, sueños, temores y una profunda sensación de vergüenza o culpabilidad), está estableciendo un fuerte vínculo.
  • No des por sentado que un hombre es bueno porque te lo diga él o porque sea físicamente atractivo, sea culto, tenga dinero o sea amigo de un amigo.
  • Limita el tiempo de interacción cuando empieces a salir con alguien.
  • Los maltratadores saben mentir muy bien. Basan sus halagos en lo que creen que quieres oír.
  • Muchos maltratadores sienten una gran hostilidad hacia las mujeres y es perceptible cuando hablas con ellos.
  • Debido a que el maltrato se suele transmitir de padres a hijos, los hombres que se han criado en familias con maltratadores presentan un alto riesgo de convertirse a su vez en maltratadores.
  • No te fíes de los elogios desmedidos.
  • Presta atención a los comentarios que no te gustan o te incomodan.
  • Los maltratadores sólo ejercen su “magia” si ignoras las señales de manipulación y te centras en las recompensas que te ofrecen.
  • Ten cuidado si un hombre te da órdenes o te critica enseguida.
  • Los maltratadores te pondrán a prueba de inmediato, nada más iniciar la relación, para ver si estás dispuesta a que te eduquen.
  • Observa si se enfada con facilidad. Tampoco pueden evitar ser tajantes a la hora de manifestar su opinión sobre los hechos.
  • Escucha para ver a quién hace responsable de su vida. No aceptan la responsabilidad de sus propias acciones y culpan a fuerzas externas de lo que les ocurre.
  • No permitas que diga que eres su “novia” cuando sólo habeis salido un par de veces. ¿Te ha propuesto ya matrimonio o lo ha sacado a relucir en alguna conversación?
  • No esperes demasiado antes de actuar. Cuanto más tiempo estés con él, más insegura te sentirás y más difícil te será escapar.
  • Tus instintos no siempre te avisarán cuando estés saliendo con un maltratador.
  • El maltratador tiene que imponerte su autoridad para establecer el tipo de relación que ansía.
  • No confiarás en ti misma cuando tengas que tomar una decisión y se lo consultarás todo antes a él.
  • Es consciente de que cuanto más haga por ti, más agradecida estarás y más difícil te será dejarle.
  • Si es un maltratador, todas las promesas sobre vuestro futuro en común nunca se cumplirán, porque son meras herramientas para embaucarte y distraerte de sus graves defectos.
  • Los maltratadores confían en su capacidad para dañarte emocionalmente y manipularte. Si no dejas que la opinión que tiene sobre ti te afecte, no podrá manejarte a su gusto.
  • Una de las formas más sencillas de averiguarlo es si él está dispuesto a ir contigo a lugares en los que seas tú quien brille con luz propia.
  • Un día será espléndido y generoso y al siguiente se mostrará frío y distante.
  • ¿Te sientas cómoda con él o tienes miedo de cometer errores?
  • Uno de los indicadores más claros de que una relación es negativa es la existencia de un doble rasero.
  • Incluso durante las primeras citas te mostrará cómo es de verdad, pero tendrás que estar muy alerta y no restarle importancia.
  • Cuanto más desee la persona la gratificación y más tema u odie el castigo, más rápido será el adiestramiento.
  • Cuanto menos segura te sientas como mujer, menos recompensa pensarás que te mereces en tu relación sentimental.
  • El maltratador quiere mantener a la persona alejada de cualquiera que no respalde abiertamente su posición.
  • No permitas que nadie dirija tu vida.
  • No hay amor saludable que no resista una breve separación.
  • Una de las tácticas más inteligentes y más insidiosas del arsenal del maltratador es el modo en que consigue que accedas a realizar cosas que te resultan desagradables.
  • Los maltratadores entienden el poder que tiene el sexo.
  • Sea cual sea el estilo sexual del maltratador, lo que varía poco es la exigencia de que la pareja le dé lo que él quiere, del modo que quiera y cuando quiera.
  • Sabrá darle la vuelta a la situación para echarte a ti la culpa de todo.
  • Otra táctica que utiliza el maltratador es acusarte de sacar las cosas de quicio.
  • Si ya estás lista para dejarle, el maltratador tendrá un ataque de pánico y te prometerá que cambiará.
  • Hablará constantemente de los dos como si fueseis una sola entidad. Dirá “nosotros” con mucha frecuencia.
  • La mayoría de los maltratadores tienen una memoria selectiva.
  • Tienen predisposición a soltar diatribas periódicas que sus parejas ya esperan.
  • Cuando ya lleves un tiempo con un maltratador, utilizará determinadas expresiones o giros para que sepas que está enfadado y te prepares para el castigo.
  • Las amenazas irán aumentando de frecuencia e intensidad.
  • Los comentarios aumentarán de frecuencia y se volverán más crueles.
  • Nunca esperes reciprocidad.
  • El maltratador te convence de que los hechos no ocurrieron tal y como los recuerdas.
  • Se puede afirmar que hay un denominador común a la personalidad del maltratador. Entre estas características comunes hay que resaltar un factor esencial que se ha identificado como “organización límite de la personalidad” o BPO (Borderline Personality Organisation). El BPD (Borderline Personality Disorder) es el punto más extremo de la enfermedad.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “Pero si dice que me quiere de Dina L. McMillan – Apuntes Breves”

  1. […] El fin del trabajo de Jeremy Rifkin – Apuntes Breves Pero si dice que me quiere de Dina L. McMillan – Apuntes Breves […]

  2. […] Pero si dice que me quiere de Dina L. McMillan. […]

  3. […] Pero si dice que me quiere de Dina L. McMillan. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: