Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Nunca es demasiado tarde, princesa de Irene Villa – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 24 de marzo, 2015


© Irene Villa, 2013.
Editorial: Espasa Libros.

Vital, positiva, luchadora y optimista, Irene Villa es todo un ejemplo de superación y tenacidad: a lo largo de los años, su vida ha recomenzado unas cuantas veces y ha tenido que franquear barreras que parecían insalvables.

Tras contar su terrible experiencia en Saber que se puede, Irene Villa se enfrenta a un nuevo reto: volver su mirada y pasar por el tamiz de su experiencia las vivencias entrelazadas de siete personas que nunca creyeron que su vida iba a sufrir un vuelco dramático. Y mucho menos pensaron que ese revés del destino sería la llave que les diera acceso a una vida mucho mejor que la que tenían antes, más plena e infinitamente más feliz a pesar de las limitaciones.

En este libro, Irene nos demuestra que nunca es demasiado tarde para dar la bienvenida a la vida: no lo fue para ella ni lo es para sus protagonistas, que fueron capaces no solo de empezar de nuevo, sino de renacer en toda la extensión de la palabra.

Con estas vidas de novela, recibiremos una auténtica inyección de realidad y optimismo que nos ayudará a quejarnos menos, a disfrutar más y a querernos mejor.

Irene Villa (Madrid, 1978) es licenciada en Comunicación Audiovisual, Humanidades y Psicología. Desde que su madre y ella sufrieron un brutal atentado en 1991, su vida ha estado orientada a ayudar a quienes tienen que superar cualquier barrera. En la actualidad, trabaja como escritora, conferenciante, transmisora de valores a jóvenes y periodista de opinión en prensa, radio y televisión. Colabora con varias organizaciones que defienden la libertad, la paz y los derechos de los más desfavorecidos. Desde 2007 forma parte del equipo de Esquí Alpino Adaptado de la Fundanción También, con el que ha ganado numerosas medallas.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Creo que nunca es tarde para dejar que lo negativo salga de nuestra vida y quede atrás.
  • Mi vida ha comenzado varias veces. El día que perdí las piernas, el día que retomé el deporte, el día que conocí a Juan Pablo, que hoy es mi marido, el día que nacieron mis sobrinos y, por supuesto, el más especial y determinante.
  • Creo que conocer estas historias puede ser muy útil para ayudarnos a relativizar lo que nos ocurre. Para quejarnos menos. Para disfrutar más. Para valorar las cosas que realmente son importantes en la vida.
  • Lo que realmente me apetece es decirte que espabiles, que la situación no va a cambiar por mucho que despotriques y te autocompadezcas y que nadie tiene la culpa de lo que te ha ocurrido.
  • Hay que empezar a cambiar porque las expresiones tienen el poder de convertir su significado en realidades. Por culpa de esa expresión, precisamente, muchas personas que están en silla se sienten verdaderamente postradas.
  • No entendía por qué la gente no se atrevía a hablar con una persona en silla de ruedas. ¿Sería por miedo a o por rechazo? Lo único que quería era que la siguieran tratando como antes.
  • Nadie nos enseña a ser padres y, a veces, por querer darles todo, creamos tiranos que no saben tolerar la frustración.
  • Leopoldo Abadía: “Más que preocuparnos por el mundo que dejamos a nuestros hijos, hay que ocuparse de los hijos que dejamos al mundo”.
  • Nunca es tarde para comenzar a agradecer lo que tenéis, ¡te pase lo que te pase!, para decir a los que os r odean lo mucho que les queréis.
  • Uno quizá no pueda cambiar lo que el destino le tiene preparado, pero sí tiene poder sobre su actitud ante esas nuevas circunstancias. Si no te gusta lo que ves, ¡cambia la forma de verlo!
  • Solo uno mismo es quien marca la diferencia. Ante los retos o las difcultades de la vida, el único capaz de ayudarte eres tú y tus ganas de superarte.
  • Es increíble cómo cabia todo cuando se comparte, tanto lo bueno como lo malo.
  • En cuanto elimines falsas creencias negativas como “No sirvo para nada” o “Todo lo malo me pasa a mí”, podrás actuar y pensar de una forma nueva. hay que abrir mucho la mente porque es como un paracaídas, sólo funciona si está abierta.
  • Ese amor para toda la vida que despiertan los hijos no puede compararse con nada.
  • No tengas miedo a equivocarte, porque a veces es el único camino, y nunca dejes de intentarlo, porque nunca es demasiado tarde.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios to “Nunca es demasiado tarde, princesa de Irene Villa – Apuntes Breves”

  1. […] Nunca es demasiado tarde, princesa de Irene Villa. […]

  2. […] Nunca es demasiado tarde, princesa de Irene Villa. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: