Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Ilícito de Moisés Naím – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 5 de mayo, 2015


Título original: Illicit.
© 2005, Moisés Naím.
Editorial: Random House Mondadori.

Siempre han existido contrabandistas, traficantes y piratas, pero nunca como hoy, con la capacidad de operar a nivel mundial conectando los lugares más remotos del planeta y las capitales más cosmopolitas a la velocidad de Internet o de sus jets privados, con un poder económico que mueve más del 10 por ciento del comercio mundial (diez veces más que hace una década), y sobre todo con el poder político que han acumulado en todo el mundo. Nunca antes los criminales habían sido tan globales, tan ricos ni tan políticamente influyentes.

Moisés Naím expone en este libro la contundente tesis de que los traficantes están cambiando el mundo. El autor, director de la influyente revista Foreign Policy y uno de los analistas más prestigiosos del mundo, desvela por qué ningún gobierno ha podido contener el crecimiento de este comercio ilícito, llevando al lector a mundos inexplorados que muestran gráficamente las fuerzas tecnológicas, económicas, sociales, culturales y políticas que dan forma a este siglo XXI.

¿Por qué ha aumentado de forma espectacular el comercio ilícito de armas, órganos humanos, drogas, falsificaciones de lujo y personas? ¿Cómo se explica que el vendedor ambulante de imitaciones de Gucci sea él mismo tan ilegal como su mercancía? ¿Cómo se conectan las redes del tráfico humano con las de los relojes copiados o bufandas de Hermès pirateadas?

Escrito con gran pulso narrativo, el resultado es una obra llena de datos sorprendentes y nombres propios, un panorama mundial casi desconocido, que nos permite comprender cómo el incesante aumento del comercio ilícito internacional no solo altera la economía mundial, sino que afecta a los gobiernos y socava las bases mismas de nuestro modo de vida.

Moisés Naím es director de la influyente revista Foreign Policy, con sede en Washington. Doctorado por el MIT y con experiencia de gobierno como ministro de Fomento en Venezuela, también ha sido director ejecutivo del Banco Mundial. Naím combina sus amplios conocimientos, el acceso informativo a los más altos (y bajos) niveles y un estilo ameno y accesible para cualquier lector. Sus reflexiones y análisis políticos y económicos aparecen con regularidad en prestigiosas publicaciones como el Financial Times, Newsweek, New York Times, El País, Le Monde e Il Corriere della Sera.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Existe una enorme zona gris entre las transacciones legales y las ilegales, una zona gris de la que los comerciantes ilícitos extraen enormes ganancias.
  • No es que los canales de comercialización y distribución que transportan todo este contrabando (y los circuitos financieros que mueven los cientos de miles de millones de dólares que genera cada año) estén precisamente ocultos.
  • Las fábricas filipinas o chinas que producen bienes manufacturados con autorización pueden muy bien estar haciendo paralelamente segundos turnos en los que se fabrica ilegalmente utilizando componentes de mala calidad.
  • La aparición de Internet no solo ha potenciado la rapidez y la eficacia de todo este comercio, sino que ha multiplicado sus posibilidades.
  • Quienes se benefician del comercio ilícito no siempre tienen cuidado de ocultarse en la sombra.
  • Hay al menos tres grandes ideas falsas que persisten en el modo en que todos nosotros abordamos la cuestión del comercio ilícito global:
    • La ilusión de que no hay nada nuevo.
    • El comercio ilícito no es más que delincuencia.
    • La concepción del comercio ilícito como un fenómeno “sumergido”.
  • Las nuevas tecnologías posibilitan asimismo el comercio internacional de productos que en el pasadfo resultaban difíciles o imposibles de transportar o de “invertariar”, como, por ejemplo, riñones humanos.
  • Existen amplias evidencfias de que, pese a todas las precauciones y medidas legales y en vigor, actualmente hay más dinero negro flotando en el sistema financiero internacional que nunca.
  • Las actividades delictivas globales están transformando el sistema internacional, invirtiendo las reglas, creando nuevos agentes y reconfigurando el poder en la política y la economía internacionales.
  • Gracias a al-Qaeda, hoy el mundo sabe lo que puede hacer una red de individuos fuertemente motivados, no vinculados por lealtad a ningún país concreto, y potenciados por la globalización.
  • El término inglés offshore capta vívidamente este sentimiento de que el comercio ilícito se produce en algún otro lugar.
  • Desde comienzos de la década de 1990, el comercio ilícito global ha experimentado una gran mutación. Se han distanciado de las jerarquías rígidas para estructurarse en redes descentralizadas.
  • En los países en vías de desarrollo, y en los que están en fase de transición del comunismo, las redes delictivas a menudo constituyen los más poderosos grupos de intereses creados a los que se enfrenta el gobierno.
  • Obtener acceso al poder e influencia, y buscar la protección del gobierno, ha sido siempre algo consustancial a las grandes empresas.
  • Las redes ilícitas no solo se hallan estrechamente interrelacionadas con las actividades lícitas del sector privado, sino que se hallan también profundamente implicadas en el sector público y el sistema político.
  • Resulta imposible leer el periódico un día cualquiera en cualquier lugar del mundo sin encontrar alguna noticia que hable del comercio ilícito. Casi siempre se presenta como una noticia sobre un tema distinto.
  • Las cinco guerras de la globalización: los mercados ilícitos de armas, drogas, seres humanos, propiedad intelectual y dinero.
  • Las fuerzas que impulsan el auge económico y político de las redes mundiales de contrabandistas son las mismas que motorizan la globalización.
  • La esclavitud está proliferando bajo la forma del sexo forzoso, el trabajo doméstico y las labores agrícolas a que se ven abocados los inmigrantes ilegales para saldar las impagables deudas contraídas con los traficantes.
  • Enormes cantidades de armas sobrantes de la guerra fría han invadido el mercado.
  • El blanqueo de dinero y la evasión de impuestos han crecido en proporción al tamaño del sistema financiero internacional, o incluso más rápido.
  • En 1998,k el entonces director del FMI, Michel Camdessus, estimaba que el flujo global de dinero negro representaba entre el 2 y el 5 por ciento de la economía mundial. Sin embargo, otras estimaciones más recientes sitúan el flujo hasta en un 10% del PIB mundial.
  • El dinero negro es hoy una parte fundamental de la economía mundial.
  • El mundo interconectado ha abierto nuevos y lucrativos horizontes para el comercio ilícito.
  • Con tecnologías de la información que permiten que tareas como el control de inventarios y el seguimiento de envíos se realicen a distancia, el comerciante y los bienes ya no tienen por qué estar en el mismo sitio al mismo tiempo.
  • Mientras los traficantes veían cómo sus mercados se globalizaban y sus ingresos aumentaban, los fondos destinados a los organismos encargados de combatir sus actividades se veían reducidos o congelados.
  • La generalización de los condones de látex de alta calidad, por ejemplo, reduce el riesgo de ruptura asociado a lo que se ha convertido en el contenidor universalmente preferido para pasar alijos de droga dentro del aparato digestivo de personas, las denominadas “mulas”.
  • La liberalización financiera ha aumentado la flexibilidad de los traficantes para invertir sus beneficios y el abanico de usos que pueden dar a su capital, además de generar numerosos instrumentos nuevos con los que mover su dinero por el mundo.
  • Una vez que los gobiernos permitieron las transacciones con divisas, las redes bancarias globales informatizadas hicieron que dichas transacciones se produjeran a la velocidad de la luz, y desde cualquier sitio a cualquier otro. De repente, los blanqueadores de dinero se encontraron en el paraíso.
  • Algunas de las tecnologías financieras que han beneficiado a los comerciantes ilícitos resultan bastante comunes y corrientes. Una de ellas es la humilde tarjeta de crédito o de débito.
  • Tanto para el contrabandista tradicional como el “capo” de la mafia ya no tienen las ventajas competitivas para sobrevivir en el nuevo ambiente global.
  • El propio “crimen organizado” está cambiando, haciéndose cada vez menos organizado (en el sentido tradicional de basarse en estructuras rígidas y verticales de control y mando) y más descentralizado.
  • Maureen Baginski, subdirectora del FBI: “La especialidad de estos criminales es el control de la logística y los medios de transporte ilegal. El lucro está en su capacidad para obtener, transportar y distribuir mercancía ilegal a través de distintos países. De qué mercancía se trate se ha convertido en algo casi irrelevante”.
  • La confortable vida de las clases medias en los países ricos está mucho más vinculada al tráfico ilícito de lo que la mayoría imagina.
  • Fue una entrega fallida lo que puso al descubierto el oscuro mundo del comercio nuclear clandestino.
  • Prácticamente todos los países de Europa Oriental y central cuentan con una industria de armas cortas, con una mayoría de empresas creadas en el apogeo del complejo militar industrial de la guerra fría.
  • Un hipermercado que no conoce fronteras y en el que puede conseguirse casi todo de prácticamente cualquier fuente siempre que el comprador esté dispuesto a pagar el precio que se le pide. Las evidencias muestran que hay demasiados clientes dispuestos a ello y que disponen de los medios para hacerlo.
  • Es muy posible que el lector no hay oído hablar jamás de la República Moldava del Transdniéster. Las armas son para el Transdniéster lo que el chocolate a Suiza o el petróleo a Arabia Saudí. Se trata de una empresa de contrabando criminal de propiedad y gestión familiar. El Estado y la empresa criminal son lo mismo.
  • En 1986, en la población rural keniata de Kolowa, hacían falta quince vacas para comprar un AK-47; hoy solo se precisan cinco.
  • Todavía en una fecha tan reciente como la década de 1980, el tráfico de drogas lo personificaban figuras legendarias como Pablo Escobar Gaviria.
  • No solo los mayoristas del narcotráfico pueden utilizar empresas de mensajería, sino que mediante el seguimiento online del envío están en condiciones de saber si este ha llegado o ha sido incautado, lo que los pone en alerta y estrecha el margen de que disponen las autoridades para capturar a los traficantes antes de que se den a la fuga.
  • Ex alto funcionario de la DEA: “Antes de cada viaje que hacía para comprobar con mis colegas del gobierno mexicano los esfuerzos de este para combatir el narcotráfico, nuestros servicios de inteligencia me facilitaban un informe detallado de los vínculos existentes entre algunos de los funcionarios mexicanos de alto nivel con los que iba a entrevistarme y los traficantes de droga. Pero después solía recibir otro informe donde se me decía que el Tratado de Libre Comercio constituía una prioridad para Estados Unidos y que debía tener cuidado de no hacer nada que pudiera ponerlo en peligro. Nuestra política era y sigue siendo extremadamente esquizofrénica”.
  • En el contrabando humano, el emigrante simplemente paga al contrabandista por el viaje. En el caso del tráfico humano, en cambio, el traficante engaña o coacciona al emigrante y vende su trabajo a un tercero. En la práctica, no obstante, esta distinción no resulta tan clara.
  • Los propietarios de las marcas se muestran alarmados por la creciente calidad de las falsificaciones. Los doscientos Rolex falsos incautados en Italia entre 2000 y 2004 estaban tan bien hechos que consiguieron engañar a la propia empresa.
  • Mientras haya demanda, habrá oferta.
  • Que hoy resulte tan fácil blanquear fondos no importaría mucho si la demanda de servicios financieros ilícitos fuera limitada. Por desgracia, sin embargo, el negocio está en plena expansión.
  • El blanqueo de dinero ha penetrado profundamente en el sistema. Ningún segmento del sistema bancario global es inmune a él.
  • Gracias a la tecnología, cualquier institución financiera de provincias puede convertirse en un cómodo y casi instantáneo origen o destino de fondos de y hacia cualquier lugar.
  • Una solución extrema para los blanqueadores de dinero consiste en ir a por todas y comprar su propio banco, lo que no les resultaría particularmente difícil.
  • La relativa eficacia e impunidad de la que disfrutan los blanqueadores de dinero se basa en su habilidad para mover fondos a través de las fronteras y jurisdicciones, a menudo con gran rapidez.
  • En Zurich entrevisté a un banquero privado especializado en la “gestión de patrimonio” de clientes muy adinerados. En la actualidad, si una persona requiere sus servicios para “gestionar”, pongamos por caso, 50 millones de dólares, ¿le resulta muy difícil ayudarla a mantener el dinero oculto al control de las autoridades en comparación con lo que podía ser diez años atrás? La principal diferencia es que ahora le cobro más.
  • Necesitaba un transplante, pero la lista de espera superaba ampliamente el número de riñones disponibles, por lo que la espera podía durar muchos años.
  • Un intermediario israelí le ofreció varias opciones. Por un cuarto de millón de dólares, podía someterse a un trasplante rápido en un hospital de primera categoría, con toda la documentación médica en regla, a elegir entre Alemania, Sudáfrica o Estados Unidos. Por un precio más bajo, 160.000 dólares, también podía escoger Turquía.
  • Cualquier oportunidad de beneficio no permanece sin explotar durante mucho tiempo, ni siquiera cuando hacerlo sea ilegal o inmoral.
  • El tráfico internacional de órganos humanos está estrechamente relacionado con el tráfico internacional de personas.
  • Hoy, el sistema penitenciario chino es un importante proveedor de órganos tanto para el mercado interno como para el internacional.
  • No todos los órganos van a parar al mercado de transplantes. Hay algunos que se destinan a la industria farmacéutica para la investigación, mientras que las facultades de medicina necesitan cadáveres completos.
  • No hay ejemplo más ilustrativo de la interconexión del comercio ilícito global con las desigualdades económicas que el recorrido de los residuos peligrosos.
  • La lucha contra el tráfico ilícito no se limita a los gobiernos y a los organismos internacionales; por el contrario, las ONG se han convertido en un arma esencial de la misma, tanto porque en la última década se han vuelto extremadamente activas, como porque disponen de instrumentos y capacidades que los gobiernos no tienen, especialmente la flexibilidad para moverse rápidamente de un país a otro.
  • A los ojos de los traficantes el riesgo que representan los medios de comunicación es proporcional a su importancia. Los periodistas gozan de una atención por parte del público con la que pocas ONG se pueden equiparar, ni siquiera las más importantes e influyentes.
  • Son los intermediarios los quie controlan el actual mercado ilícito de armas y quienes cierran los acuerdos y se quedan con la mayor parte del dinero de los transplantes de riñón ilegales. Lo mismo puede decirse de todos los tipos de comercio ilícito.
  • En la lucha contra el comercio ilícito global, los gobiernos están fracando. Y también las empresas y las ONG. Pese a todos nuestros esfuerzos, estamos perdiendo esta batalla.
  • Una pauta fundamental que surge de los diversos tipos de comercio ilícito globales que en todos los casos la estrategia preferida por los gobiernos es la de atacar la oferta. Lo normal es que los esfuerzos que hacen los gobiernos para frenar la oferta superen siempre, por un amplio margen, a los dedicados a frenar la demanda.
  • Culpar a los delincuentes extrajeros resulta políticamente rentable, pero atribuir la responsabilidad a los propios compatriotas que consumen drogas o a las empresas y las familias que emplean a extranjeros ilegales podría equivaler a un suicidio político.
  • Poner coto a la demanda requiere una serie de complejos e inéditos cambios en los valores, la educación y las instituciones, además de otras medidas sociales “blandas”, lo que para los políticos constituye un terreno resbaladizo.
  • Lo que impulsa el comercio ilícito no es la baja moral sino las altas ganancias.
  • El comercio ilícito es un fenómeno político. Quienes practican el comercio ilícito no pueden prosperar sin la ayuda de los gobiernos o la complicidad de determinados cargos públicos clave.
  • El comercio ilícito tiene que ver más con transacciones que con productos.
  • El comercio ilícito no puede existir sin el comercio lícito. Todos los negocios ilícitos se hallan profundamente interrelacionados con los lícitos.
  • El comercio ilícito es cosa de todos. El hecho es que el comercio ilícito impregna nuestra vida cotidiana de varias maneras sutiles.
  • Jamás haremos progresos en este ámbito si centramos nuestra atención en los proveedores de los productos ilícitos y no en los honrados ciudadanos cuya demanda crea los incentivos que posibilitan su tráfico.
  • El comercio ilícito es un problema tan complejo que ningún país, fuerza policial, ejército o servicio secreto puede afrontarlo solo.
  • La solución requiere la existencia de una organización gubernamental unificada; una organización con el radio de acción, la autoridad y la capacidad necesarios para contrarrestrar unificadamente la totalidad de actividades del comercio ilícito.
  • Las fronteras burocrácticas favorecen a los traficantes, como también el modo en que esos organismos suelen fragmentar sus esfuerzos.
  • Despenalizar algunas clases de comercio ilícito constituye una necesidad pragmática, derivada de una sencilla realidad: en la era de la globalización, resulta prácticamente imposible conseguir que todas las froneras sean seguras contra todo durante todo el tiempo. Debemos elegir entre dos opciones, escogiendo entre aquellas actividades en las que centrar nuestros recursos represivos y aquellas en las que un planteamiento distinto resulta lo más apropiado.
  • Principio de la reducción de valor. Al igual que ocurre con cualquier otra actividad económica, el comercio ilícito crece más cuanto mayor sea el valor que obtienen quienes particpan en él. Si se elimina el valor de una actividad económica, su prepronderancia disminuirá de manera proporcional.
  • Principio de la reducción del daño. Equivale a medir el perjuicio social que causa una actividad comercial ilícita y comprar las diversas formas de combatirla con el grado en que reducen dicho perjuicio.
  • Un desilusionado senador estadounidense: “No me cabe duda de que lo que estamos haciendo en la guerra contra la droga no funciona. Pero tampoco me cabe duda de que si yo lo dijera y saliera en favor de legalizar algunas drogas, como la marihuana, perdería las próximas elecciones. Estoy dispuesto a aceptar que se necesitan medidas nuevas y audaces que rompan con todo lo que llevamos hecho, pero mis votantes no”.
  • La mayoría de nosotros no somos delincuentes, pero saldremos ganando si comprendemos quién se beneficia de nuestras actividades y quién paga los costes, cuáles son las leyes y los incentivos que hacen que esto sea así, y cómo podemos cambiar las cosas.
  • En la actualidad resulta frecuente referirse a la Costa del Sol como la “Costa del Crimen”. A su soleada manera, se ha convertido en un agujero negro geopolítico utilizado por toda clase de traficantes trasnacionales como uno de los múltiples centros de sus redes.
  • La Venezuela de Hugo Chávez se ha convertido en un paraíso para todo tipo de traficantes internacionales.
  • El comercio ilícito está esencialmente determinado por las diferencias de precio.
  • El comercio ilícito está empujando al mundo en nuevas direcciones que hasta ahora habían escapado a nuestra capacidad de comprensión, por no hablar de nuestra capacidad de frenar su crecimiento. El comercio ilícito desbocado está haciendo el mundo menos seguro. Da impulso a quienes rechazan el buen gobierno y las normas sociales. Proporciona un abrigo económico a rebledes, ladrones y terroristas. Estimula la corrupción, perjudica al desarrollo económico, y nos hace más vulnerables a quienes obedecen las leyes y dependen de ellas para su protección. Es una nueva amenaza que ha a dquirido la capacidad de cambiar el mundo. Ya no se trata del aumento de los índices de delincuencia, sino de la expansión de la inestabilidad mundial.
  • Realpolitik, término acuñado por el canciller alemán Otto von Bismarck en el siglo XIX para describir lo que consideraba “la política de la realidad”; en otras palabras, el arte de afrontar el mundo como es, y no como uno quisiera que fuera.
  • Las fronteras son el mejor amigo de los traficantes y representan un enorme quebradero de cabeza para quienes los combaten.
  • La política y la toma de decisiones en los países de la antigua Unión Soviética no puede comprenderse sin la influencia y los intereses de los traficantes.
  • Seria un error suponer que porque un funcionario o alto representante del gobierno está implicado en una transacción ilícita todos los factores que han intervenido en ella han requerido el respaldo del Estado.
  • Los beneficios jamás derrotarán del todo a las ideas, ni estas erradicarán jamás el incentivo del lucro.
  • La única forma de poner freno al ascenso del comercio ilícito es atacar aquello que lo hace rentable.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Anuncios

3 comentarios to “Ilícito de Moisés Naím – Apuntes Breves”

  1. […] Ilícito de Moisés Naím. […]

  2. […] Ilícito de Moisés Naím. […]

  3. […] Ilícito de Moisés Naím. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: