Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

La asertividad para gente extraordinaria de Eva Bach y Anna Forés – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 28 de junio, 2016


© Eva Bach Cobacho y Anna Forés Miravalles, 2008.
Editorial: Plataforma Editorial.

¿Cómo circulas por la vida? ¿Con asertividad o como un elefante en una cacharrería?

Asertividad rima con felicidad y no es una mera coincidencia. La asertividad es un poderoso recurso para unas relaciones más positivas y armoniosas con los otros y de ahí el gran interés que despierta. Nos permite expresar lo que sentimos, lo que pensamos y lo que necesitamos sin agredir ni ser agredidos. Es un concepto que implica, entre otros muchos aspectos, la capacidad de comunicar eficazmente y con empatía.

Con este libro, las autoras nos regalan un tratado esencial sobre comunicación y relaciones humanas. El lector@ encontrará gran cantidad de ejemplos y situaciones cotidianas que le sonarán conocidas, de ideas y soluciones que podrá aplicar en su vida personal y laboral. Leerlo le acercará un poco más al arte de la exquisitez personal y a la capacidad de comunicarse de un modo honesto, directo y respetuoso.

La asertividad es un concepto de reciente estudio. Eva Bach y Anna Forés nos lo desnudan de un modo sencillo, delicado, profundo y cercano, vertiendo en este trabajo toda la experiencia y sensibilidad que atesoran.

Eva Bach Cobacho (Manresa, 1963) es licenciada en Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona. Maestra, formadora de formadores y escritora, es especialista en desarrollo personal, inteligencia emocional, comunicación y relaciones interpersonales. Es diplomada en Pedagogía Sistémica por el Institut Gestalt de Barcelona y el CUDEC (México).

Anna Forés Miravalles. Doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación y Licenciada en Pedagogía pr la Universidad de Barcelona. Sus ámbitos de trabajo son la didáctica, la educación social y el e-learning. Actualmente es delegada de la decana en temas de doctorado de la Facultad de Pedagogía de la UB y coordinadora de la universidad de la experiencia “Pedagogia i Societat”. Es profesora del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Universidad de Barcelona, donde ha sido secretaria académica. Durante dieciséis años fue profesora de la Universitat Ramon Llull, en educación y trabajo social, además de ejercer cargos de gestión y dirección. También ha sido consultora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Vaclav Havel: “La esperanza no es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, salga como salga”.
  • Las personas extraordinarias son personas de buen corazón que a veces se pierden en las formas.
  • Máximos: favorecer el placer de comunicarnos, el goce del encuentro y del reconocimiento mutuo, la emergencia de una auténtica corriente de afecto en las relaciones.
  • Mínimos: Propiciar, cuando no es posible lo anterior, el respeto mutuo y la asunción de la propia responsabilidad que cualquier interacción humana requiere.
  • Asertividad no significa afirmarse uno le pese a quien le pese.
  • Resiliencia y serendipidd tienen que ver con la capacidad del ser humano de crecer, madurar y transformarse con las dificultades y extraer algo positivo de aquello aparentemente desfavorable o negativo.
  • Empatía y asertividad tienen que ver con unas relaciones de calidad.
  • Empatía. Capacidad de percibir, sintonizar, conectar y comprender las emociones y sentimientos de otras personas.
  • Asertividad. Competencia para expresarnos de un modo honesto, directo y respetuoso, para abrir nuestros corazones y establecer r elaciones más sanas, más positivas, más cálidad y más próximas con las otras personas.
  • Resiliencia. Capacidad que tenemos las personas, familias, grupos o comunidades de saber afrontar, sobreponernos a las adversidades y salir airosos o transformados.
  • Serendipidad. En el ámbito ciéntifico haxe referencia a los descubrimientos casuales o imprevistos. En otros ámbitos se utiliza la serendipidad como don de la capacidad accidental. Es la sabiduría de convertir un hecho inesperado o adverso, un accidente o un contratiempo en buena suerte. Se trata de saber dar respuesta a la pregnta, ¿qué hay de bueno en todo esto?
  • La asertividad significa igualdad. Igualdad en derechos y en deberes. Igualdad en dignidad. El otro no es mejor ni pero que yo.
  • La comunicación asertiva está compuesta de muchos lenguajes: verbales y no verbales, pero basados en la sinceridad del propósito, no un enmascaramiento para manipular y dominar al otro.
  • Eric Schuler: “La asertividad es una herramienta que te ayuda a SER tú mismo, a no tener miedo ni vergüenza de tus propias convicciones, a defenderlas con entusiasmo sin menos preciar ni mostrarte agresivo hacia quienes no las comparten”.
  • Nadie puede ser asertivo al cien por cien, en todo momento y en todas las situaciones de su vida. No siempre decimos todo lo que tenemos que decir ni callamos todo lo que tenemos que callar.
  • Puede ser contraproducente ser asertivo cuando sólo sirve para poner claramente en evidencia de las limitaciones o la incompetencia social de otras personas.
  • No basta con la habilidad de ser asertivo, hay que saber distinguir cuándo, dónde, cómo y con quién puedo serlo y estar pendiente de los efectos sobre mí y sobre el otro.
  • La técnica por sí sola sirve de poco. Hace falta una actitud, un sentimiento, una disposición plenamenta asertiva.
  • El silencio puede ser asertivo, pasivo o agresivo.
  • Aristóteles: “Cualquiera puede enfadarse, eso es algo sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”.
  • Es conveniente ser prudentes y saber distinguir que lo que el otro hace o dice es una cosa y lo que nosotros entendemos, interpretamos o sentimos otra.
  • El Dhammapada, El camino de la verdad: “La ira nunca se extingue con la ira en este mundo: solamente se apaga con amor. Ésta es una antigua ley eterna”.
  • La necesidad de romper la cadena del resentimiento, de la rabia y del dolor acumulado a lo largo de generaciones, que hemos heredado de nuestros grupos de origen, empezando por la familia y terminando por la nación y la cultura a las que pertenecemos. A veces la rabia y la tendencia a enfadarnos por cualquier cosa son algo heredado.
  • La clave para saber si una situación está perturbando nuestra dignidad es si nosotros nos sentimos LIBRES de realizar esta acción.
  • Una de las premisas de la asertividad es la LIBERTAD, la libertad de pensamiento y de acción.
  • Yo y los otros tenemos grados diferentes de asertividad:
    • Yo agresivo:
      • Otros agresivo: Demasiado jefe para tan poco indio. Dos gallos de corral queriendo demostrar quién es MÁS.
      • Otros asertivo: Todo puede ser de otra manera.
      • Otros pasivo: ¡Ojo que estoy aquí!
    • Yo asertivo:
      • Otros agresivo: Ante todo mucha calma.
      • Otros asertivo: Nos entenderemos.
      • Otros pasivo: ¡Tú puedes! ¡ánimo!
    • Yo pasivo:
      • Otros agresivo: David contra Goliat.
      • Otros asertivo: ¡Tú vales!
      • Otros pasivo: ¡Dónde tú quieras! No, dónde tú.
  • Deberíamos observa bien a las personas y evitar prejuicios de categorización.
  • Cuando cambian las emociones cambian las conductas, aunque puedan permanecer ciertos prejuicios implícitos sutiles. La clave para cambiar las emociones es conectar con uno mismo y acercarnos al otro abriendo ambos los corazones.
  • Daniel Goleman: “El reto esencial al que colectivamente nos enfretamos en este siglo consiste en ampliar el círculo del “nosotros” y disminuir simultáneamente el de “ellos” “.
  • La asertividad es una d anza entre un “yo” y un “tú” que tienen que convergir en un “nosotros”
  • Hay personas que bajo su perspectiva de ser “sinceras y auténticas” dejan ir afirmaciones, valoraciones, interpretaciones de lo más crueles o poco acertadas, bajo el sello de la asertividad.
  • Wayner W. Dyer, Tus zonas erróneas: “El hacer las cosas para los demás es algo admirable a veces, pero si se hace a expensas de uno mismo, simplemente enseñarás a los demás a comportarse de una manera que sólo puede engendrar resentimientos”.
  • Si yo no me cuido no podré cuidar a los demás. Si yo no me escucho tampoco sabré escuchar a los demás. No puedo ofrecer lo que no tengo.
  • El yo-yo es agresivo yel tú-tú es pasivo. Si te centras demasiado en ti mismo te olvidas del otro y si te centras demasiado en el otro te olvidas de ti.
  • Tres deseos para la asertividad:
    • Que confíes en ti mismo.
    • Que te comuniques sintiendo y pensando en ti mismo y en los otros.
    • Que te afirmes afirmando a los otros.
  • La asertividad requiere confianza. Hace falta que cada uno confíe en sí mismo y en el otro.
  • Warren Christopher, Lo que mueve mi vida: “Uno debe confiar en la buena fe y el buen criterio de los demás”.
  • Es preciso desintoxicarnos de una tremenda adicción: la adicción al drama.
  • Carl R. Rogers, El proceso de convertirse en persona: “Nuestra primera reacción ante las afirmaciones, sentimientos, actitudes o ideas de otra persona suele ser una evaluación inmediata o un juicio. Muy pocas veces nos permitimos comprender exactamente lo que su afirmación significa para él”.
  • F. Aélion, la regla de los dos tercios:
    • Escuchar el doble de lo que hablamos.
    • Al hablar, formular el doble de preguntas que de afirmaciones.
    • Al afirmar, reformular el doble de veces las palabras del interlocutor que las propias.
  • Krishnamurti, La libertad primera y última: “La mayoría de nosotros escuchamos a través de una pantalla de resistencia. De una auténtica escucha nos separan nuestros prejuicios, sean religiosos o espirituales, psicológicos o científicos; nos separan nuestras preocupaciones diarias, nuestros deseos o expectativas, nuestros miedos, etc. Y con esto como pantalla.. ¡escuchamos! Por lo cual, lo que realmente escuchamos es… nuestro ruido, nuestro sonido, no lo que realmente se está diciendo…”.
  • Por muy asertivos que seamos, vamos a seguir experimentando frustraciones y dificultades, aunque probablemente las vivamos y las afrontemos mejor.
  • Aceptar que las opiniones de los demás son tan legítimas como la snuestras es el origen de un buen entendimiento y la base para poder crecer personal y profesionalmente.
  • Estar dispuestos a contrastar lo que creemos como cierto es un signo de flexibilidad y de capacidad de aprendizaje constante.
  • La parte negativa de la proposición adversativa es preferible ponerla al comienzo y la positiva al final. Siempre que se pueda, sustituir la adversativa por la copulativa, el “pero” por “y”. No voy a poder acompañarte y me habría gustado.
  • La asertividad es contagiosa. Observar actitudes asertivas nos mueve a practicarlas.
  • Hablar desde el yo requiere en primer lugar reconocer las propias emociones; en segundo lugar, hacernos cargo de ellas y, en tercer lugar, aprender a contenerlas, y lo más habitual es que no las identifiquemos claramente, que echemos la culpa de ellas a los otros y que nos dejemos llevar por ellas y las convirtamos en ataques o en juicios totalmente subjetivos y desafortunados.
  • Juicio del “tú”: Esta persona es antipática. Juicio del “yo”: Esta persona no me cae simpática.
  • Lenguaje sucio: Qué idea tan tonta. Lenguaje limpio: Discrepo de tu idea.
  • J. Soler y M. M. Conagla, Sin ánimo de ofender: “La raíz del problema es cómo reaccionamos y nos comportamos ante nuestros propios fallos y errores, porque de la misma forma lo haremos ante los errores y ofensas ajenos”.
  • La asertividad no nos otorga carta blanca para decir cualquier cosa que se nos antoje a cualquier persona y en cualquier contexto. Las quejas y las críticas hay que hacerlas con cuentagotas y sustituirlas por observaciones sobre lo que yo siento, capto o experimento ante algo o ante alguien.
  • El hambre de reconocimiento y estima es una necesidad tan imperiosa, que, si no recibimos caricias que lo sacien de manera positiva, trataremos de saciarlo de manera negativa. Una caricia negativa es siempre mejor que la indiferencia.
  • Creemos que aceptar una caricia es un acto de soberbia y en realidad es un acto de humildad.

Cuento:

Cuentan que un nuevo empleado de una empresa acudió el primer día de trabajo al despacho del director general. Éste hizo que se sentara y le comenzó a leer una interminable lista de los  derechos que le correspondían como miembro de dicha empresa. Cuando llevaba ya largo rato leyéndole los derechos, el empleado interrumpió un momento al director:

– Perdone, le dijo, ¿y no tengo ningún deber?

– Tiene usted un solo deber, le respondió el director. Respetar todos esos derechos en sus compañero/as.

Cuento:

La directora de una sucursal bancaria fue trasladada de localidad. De camino hacia su nuevo destino, le preguntó al conductor del autobús cómo era la gente del pueblo al que se dirigían:

-¿Cómo era la g ente del pueblo de donde usted viene? -le preguntó a su vez el conductor.

-La mayoría muy desagradable, antipática, conflictiva, … -contestó la directora.

-Pues los de este pueblo son iguales -le respondió el conductor.

-Al cabo de unos años, otro director fue destinado a la misma localidad. El nuevo director tomó el mismo autobús y le hizo la misma pregunta al mismo conductor:

-¿Cómo es la gente del pueblo al que nos dirigimos?

-¿Cómo era la gente del pueblo de donde usted viene? -le preguntó a su vez el conductor.

-La mayoría muy amable, atenta, agradable … -contestó él.

-Pues los de este pueblo son iguales -le respondió el conductor.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios to “La asertividad para gente extraordinaria de Eva Bach y Anna Forés – Apuntes Breves”

  1. […] La asertividad para gente extraordinaria de Eva Bach y Anna Forés. […]

  2. […] La asertividad para gente extraordinaria de Eva Bach y Anna Forés. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: