Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 6 de abril, 2017


Título original: Feel the Fear and do it Anyway.
© Susan Jeffres.
Editorial: Swing.

Libérese del miedo que le atenaza. Las técnicas explicadas, de forma amena y práctica, en este libro son auténticas herramientas de fácil aplicación y de gran eficacia para:

  • Controlar la propia vida y vencer el miedo.
  • Cambiar la forma de pensar y eliminar la ira y el resentimiento.
  • Encontrar el trabajo deseado.
  • Crear relaciones positivas con los demás.
  • Afrontar las situaciones con fuerza y seguridad en sí mismo.

Sea quien quiere ser y viva la vida del modo que realmente desee vivirla.

Susan Jeffers es doctora en psicología por la Universidad de Columbia. Reconocida experta en relaciones interpersonales, está considerada como una de las mejores autoras de autoayuda del mundo.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Pasaremos del dolor, de la parálisis y de la depresión (sentimientos que acompañan a menudo al miedo) a una sensación de poder, energía y excitación.
  • El miedo puede dividirse en tres niveles:
    • El primero es la historia superficial. Puede ser dividido en dos tipos: el que “sucede” y el que exige acción.
      • Los miedos que “suceden”: envejecimiento, incapacidad, jubilación, soledad, los hijos abandonan el hogar, catástrofes naturales, pérdida de seguridad económica, el cambio, la muerte, la guerra, una enfermedad, perder a un ser querido, los accidentes, una violación.
      • Los miedos que exigen acción: volver a estudiar, toma de decisiones, cambio de profesión, hacer amistades, comienzo o final de una relación, uso del teléfono, afirmación de uno mismo, pérdida de peso, ser entrevistado, conducir un coche, hablar en público, cometer un error, tener relaciones íntimas.
    • Los miedos del segundo nivel están relacionados con los estados interiores de la mente más que con las situaciones exteriores.
      • Los miedos del nivel 2: rechazo, éxito, fracaso, vulnerabilidad, sentirse engañado, impotencia, desaprobación, pérdida de imagen.
    • El nivel 3 llega a la médula del asunto: es el más grande de los miedos… el que logra inmovilizar a cualquiera.
      • En el fondo de cada uno de sus miedos está simplemente el miedo de no poder afrontar lo que pueda depararle la vida.
      • El tercer nivel se reduce simplemente a … “¡No puedo afrontarlo!”.
  • Una de las cualidades insidiosas del miedo es que tiende a impregnar muchos sectores de nuestra vida.
  • Puede enfrentarse a todos sus miedos sin tener que controlar nada del mundo exterior.
  • Lo único que tiene que debe hacer para disminuir su miedo es aumentar su confianza en su capacidad de afrontar todo lo que se cruce en el camino.
  • “Ten cuidado”. Hasta en el sopor de su anestesia, mi madre me enviaba advertencias de peligro y más peligro, y sé que ella representa a la gran mayoría de las madres.
  • Verdades:
    1. El miedo nunca desaparecerá mientras yo siga creciendo.
    2. La única manera de liberarse del miedo a hacer algo es hacerlo.
    3. La única manera de sentirme mejor es… hacerlo.
    4. No sólo yo siento miedo cuando piso terreno desconocido, lo mismo les ocurre a todos los demás.
    5. Vencer el miedo asusta menos que convivir con el miedo subconsciente que proviene de un sentimiento de impotencia.
  • Cuando se ponen los medios para que suceda algo, no sólo se disipa el miedo sino que se obtiene un gran premio por añadidura: se progresa mucho en el camino de la fe en uno mismo.
  • La gente que se niega a correr riesgos vive con una sensación de temor mucho más seria que la que experimentaría si afrontara los riesgos necesarios para hacerla menos importante… ¡sólo que no lo sabe!
  • Todos tenemos miedo cuando avanzamos por la vida.
  • En algún nivel muy profundo, “sé” que no hay nada que temer. Es nivel de superficie el que necesita esa convicción. En el interín, he aprendido a “sentir miedo… ¡y hacerlo de todos modos!”.
  • El verdadero problema no tiene que ver con el miedo en sí, sino, más bien, con cómo dominamos el miedo. Para algunos, el miedo carece totalmente de importancia. Para otros, crea un estado de parálisis. Los primeros dominan su miedo desde una posición de poder (elección, energía y acción) y los últimos, desde una posición de dolor (impotencia, depresión y parálisis).
  • Los ególatras no tienen absolutamente ninguna sensación de poder: de ahí su compulsiva necesidad de controlar a los que le rodean. Su carencia de poder los sitúa perpetuamente en una condición de miedo y, por eso, su supervivencia depende del mundo exterior.
  • “No puedo” significa que usted no controla su vida, mientras que “No lo haré” plantea una situación en el dominio de la elección.
  • A usted le arrebatan su fuerza cada vez que pronuncai las palabras “Yo debería”.
  • “Confío” es otra palabra propia de una víctima. “Sé” tiene mucho más poder. Confio en conseguir un empleo. Sé que conseguiré un empleo.
  • Con cada riesgo que usted corre, sale de lo que parece más cómodo, y se hace más fuerte. La magnitud de los riesgos que afronta también aumenta.
  • La mentalidad de “víctima” es muy sutil y asume muchas formas.
  • Mientras no comprenda plenamente que usted, y nadie más, provoca lo que ocurre en su cabeza, no tendrá el control de su vida.
  • Una clave que nos demuestra cuándo uno ha asumido realmente la responsabilidad es cuando siente muy poca o ninguna ira contra esa persona.
  • La ira es la clave que evidencia cómo usted no ha asumido su responsabilidad.
  • Siete maneras de reivindicar su poder:
    1. Evite culpar a cualquier fuerza externa de los malos sentimientos que le inspira la vida.
    2. Evite culparse a sí mismo de no tener el control.
    3. Tenga conciencia de cuándo y dónde está desempeñando el papel de víctima.
    4. Familiarícese con su mayor enemiga: su Charlatana.
    5. Imagínese los resultados que le dejan “atascado”. Paradójicamente, cuando los descubra, usted podrá probablemente “desatascarse” antes.
    6. Decida lo que quiere en la vida y obre de acuerdo con ello. Deje de esperar que alguien se lo dé.
    7. Tenga conciencia de las muchas alternativas que se le ofrecen en cualquier situación que se le presente.
  • Sabemos que aproximadamente el 90% de las cosas que nos preocupan nunca suceden.
  • Las palabras positivas nos hacen físicamente fuertes, las negativas, físicamente débiles. No importa si creemos en esas palabras o no. El solo hecho de decirlas hace que nuestro yo inferior crea en ellas. Deje de alimentarse con pensamientos negativos.
  • Una afirmación es la expresión de una persona que quiere convencerse a sí misma de la forma más elevada. Una afirmación es una declaración positiva de que algo está sucediendo ya, ahora mismo.
  • La clave es saber que uno puede llevar una vida productiva y constructiva sean cuales fueren las circunstancias externas. Cuando uno siente ese poder, puede afrontar cualquiera de sus miedos desde una posición de seguridad.
  • La mayoría de nosotros no sabemos que pertenecemos al grupo de los quejicas hasta que dejamos de gemir y lamentamos.
  • La negatividad es contagiosa y usted se alejará con una sensación de malestar después de haber pasado algún tiempo en compañía de una persona negativa. El positivismo también es contagioso, y pasar el tiempo con una persona positiva le proporciona a uno la sensación de que le brotan alas y quiere volar.
  • Piense en gente con la cual se haya encontrado hace poco y a quien admire realmente. Averigüe su número de teléfono. Llámele y dígale simplemente que le impresionó el primer encuentro y que quisiera conocerle mejor.
  • Aunque nuestra conducta nos resulte a menudo inadecuada, conviene que no nos castiguemos por ella.
  • Una de las razones por las cuales reaccionamos con tanta hostilidad cuando nos llevan la contraria es nuestra necesidad de aprobación.
  • La culpa y la hostilidad ocultan a menudo nuestra ira contra nosotros mismos y los demás por no poder romper los vínculos poco sanos con los seres queridos.
  • En v ez de querer estrangular a uno de sus seres queridos cuando le hace pasar un mal rato, es preferible considerarle un espejo en el que ver algo sobre lo cual usted tendría que trabajar en cuanto se refiere a su crecimiento personal.
  • Uno de los grandes miedos que nos impiden progresar en la visa es nuestra dificultad para tomar decisiones.
  • El problema consiste en que nos han enseñado de la peor manera posible. “¡Ten cuidado! ¡Podrías tomar una decisión errónea!” Sólo oír esto puede infundir terror a nuestro corazón. Tememos que esa decisión nos prive de algo… de cualquier cosa que pueda aportarnos presuntamente la decisión correcta.
  • Recuerde que, por debajo de todos nuestros miedos, subyace la falta de confianza en nosotros mismos.
  • Cada vez que uno encuentra algo que le obliga a “afrontarlo”, su autoetima aumenta considerablemente.
  • Saber que usted puede afrontar cualquier cosa que se interponga en su camino, es la clave que le permitirá correr riesgos.
  • Es importante descubrir que la seguridad no está en la posesión, sino en la certidumbre de saber afrontar los avatares del destino.
  • Usted no fracasa si no lo hace: usted tiene éxito porque lo intenta.
  • No existen la decisión correcta ni la errónea, sólo hay decisiones distintas.
  • Vivimos en un mundo donde la mayoría de la g ente se toma a sí misma y a sus decisiones muy en serio. Nada es tan importante.
  • Cuando usted puede hallar la parte positiva de cada decisión, es mucho más fácil aceptar la responsabilidad de tomarla.
  • Sé de mucha gente que queda atascada en situaciones poco satisfactorias porque han puesto demasiado en ello y sienten que sería una lástima desperdiciarlo.
  • El secreto no está en preocuparse por haber tomado una decisión errónea: ¡es aprender cuándo hay que corregirla!
  • Hay muchas claves internas que ayudan a saber cuándo es hora de corregir. Las dos más evidentes son la confusión y la insatisfacción. Ambas, irónicamente, se consideran negativas, en vez de positivas. Un contratiempo en la vida es beneficioso, ya que le indica que se ha desviado en cierta medida y necesita reencontrar el camino de vuelta hacia la claridad. Su confusión e insatisfacción le dicen que se ha desviado de su ruta.
  • El dolor físico es, en realidad, algo beneficioso, aunque pueda ser muy molesto. Es un síntoma evidente de que sucede algo malo en su cuerpo.
  • El dolor mental es igualmente una “bendición” porque le indica que ocurre algo malo en su vida. Es una señal de que algo necesita ser corregido.
  • Así empecé liberarme. Comprendí que debía pasar del miedo a cometer un error al miedo de NO cometer un error.
  • Cuadrículas: participación, aficiones, ocio, horas libres, familia, tiempo a solas, crecimiento personal, trabajo, amigos.
  • El compromiso significa poner conscientemente el cien por cien de uno mismo en cada “casillero” de la cuadrícula. Por ejemplo, cuando uno está trabajando debe trabajar a fondo, sin distracciones; cuando está con su familia debe estar conscientemente con ella; cuando está con amigos, debe implicarse profundamente.
  • El problema de la gente dependiente de otra es que no puede asimilar nada de lo que la rodea. Entonces, se pregunta por qué padece un hambre emotiva tan desaforada.
  • Sea lo que fuere lo que le suceda en la vida, haga simplemente un gesto de asentimiento con la cabeza, moviéndola de arriba para abajo y no hacia el lado. Diga simplemente sí en vez de decir no. Decir “sí” es todo un antídoto de nuestro miedo.
  • El reconocimiento del dolor es muy importante: negarlo es mortífero. Todos conocemos a alguien que no es consciente de su dolor… que se ha negado a dejarse arrastrar por su sentimiento.
  • Victor Frankl: “El hombre puede conservar un vestigio de dignidad, hasta en las condiciones más terribles de tensión psíquica y física. A un hombre se le puede quitar todo, salvo una cosa; la última de las libertades humanas… la de elegir su propia actitud ante cualquier circunstancia, la de elegir su propio camino”.
  • Decir sí significa obrar de acuerdo con la creencia de que uno puede dar sentido y finalidad a todo lo que le ofrece la vida.
  • Tenemos que librarnos del dolor y la ira antes de poder atraer el amor. Cuando albergamos sentimientos negativos con respecto a la gente de nuestro pasado, trasladamos esos sentimientos hacia los de nuestro presente.
  • No deje pasar una oportunidad sin darle las gracias a alguien que le haya dado algo… lo que sea.
  • Usted debe ser como lo que quiere atraer. Sea como una de ésas personas de quienes querría rodearse.
  • El miedo por el dinero perdura a menudo, por más rico que uno sea.
  • Nuestra intuición está trabajando siempre para nosotros… pero, habitualmente no la escuchamos.
  • Cuando estoy sintonizado con mi Charlatana: trato de controlar, no me valoro, necesito, soy insensible, estoy estresado, no sé qué cuento,  rechazo, tomo, estoy aburrido, estoy vacío, dudo, estoy insatisfecho, tengo una visión estrecha, espero y espero, soy impotente, nunca disfruto, siempre estoy desencantado, siento resentimiento, estoy tenso, soy como un robot, pasan de largo junto allí, soy débil, soy vulnerable, estoy desviado, soy pobre, estoy solo, tengo miedo.
  • Cuando estoy sintonizado con mi yo superior: confío, me aprecio, amo, me preocupo, estoy en paz, soy creativo, cuento, atraigo, doy y recibo, estoy involucrado, estoy pleno, estoy satisfecho, tengo una visión amplia, vivo ahora, soy servicial, estoy alegre, acepto las cosas como son, perdono, estoy relajado, estoy vivo, me gusta envejecer, soy poderoso, estoy protegido, estoy en el camino, dejo hacer, tengo tanto, estoy conectado, estoy excitado.
  • La mayor parte de las trampas que se presentan cuando usted atraviesa por la vida son debidas a la impaciencia.
  • Estar impaciente es una manera  de castigarse a sí mismo.
  • Dígale sí a la vida. Participe. Muévase. Obre. Escriba. Lea. Firme. Tome posiciones. O haga lo que deba.
  • Rollo May, Man’s Search for Himself: “Todo organismo tiene una y sólo una necesidad central en la vida: la de llenar sus propias potencialidades”.
  • Rollo May asegura que la alegría es el resultado de usar las facultades de uno al máximo y por esa razón, la alegría y no la felicidad es el objetivo de la vida.
  • Involucrarse es disminuir nuestro miedo.
  • Usted no necesita cambiar lo que está haciendo. Simplemente, comprométase a aprender a llevar a todo lo que haga en la vida la afectuosa y poderosa energía de su yo superior.
  • Aunque sienta miedo… hágalo igual.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Anuncios

4 comentarios to “Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers – Apuntes Breves”

  1. […] Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers. […]

  2. […] Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers. […]

  3. […] Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers. […]

  4. […] Aunque tenga miedo hágalo igual de Susan Jeffers. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: