Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

#Ciudadanos Deconstruyendo a Albert Rivera de John Müller – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 2 de mayo, 2017


© 2015 Pablo R. Suanzes, Marisa Gallero, Andrés González, Eeteban Hernández, Pau Marí-Klose, Juan Ramón Rallo, Aurora Nacarino-Brabo, Antón Losada, Lucía Méndez y John Müller
Editorial: Deusto.

El último fenómeno electoral de la llamada «nueva política» es de color naranja y se llama Ciudadanos. Las elecciones generales de 2015 se presentan como las más competidas de la historia de la democracia y la formación de Albert Rivera se perfila, con Podemos, como uno de los partidos clave en el diseño del escenario político postelectoral.

Ciudadanos ha conseguido, en muy poco tiempo, dar un salto espectacular de la escena local a la nacional. Ha pasado de luchar por hacerse un hueco en el parlamento de Cataluña a ser un partido competitivo en toda España.

Pero ¿cómo se ha fraguado el éxito de Albert Rivera? ¿Cómo es el hombre que se esconde detrás del político mejor valorado de España? ¿Y cómo fue la evolución de Ciutadans a Ciudadanos? ¿Cuál es la verdadera historia de las negociaciones frustradas con UPyD? ¿Quién vota a Ciudadanos? ¿Es el partido de las clases medias o el del Ibex 35? ¿Son de izquierdas o de derechas? ¿Cuál es el secreto de su estrategia comunicativa? ¿Cuánto daño puede hacerle al PP?

A todas estas preguntas dan respuesta diez periodistas, politólogos y analistas, diez expertos que diseccionan con precisión quirúrgica los entresijos de la formación naranja, exponiendo las claves necesarias para interpretar el escenario político actual.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • John Müller, @cultrun, periodista.
    • Josep Oliu, presidente del Banco Sabadell y uno de los economistas más influyentes del país, con un doctorado en la Universidad de Minnesota y catedrático en excedencia por la Universidad de Ovideo, en un arranque de sinceridad dijo en público que era necesario “crear una especie de Podemos de derechas”, orientado a la defensa de la iniciativa privada y del desarrollo económico ante el auge del Podemos original, al que se veía como un enemigo de estos principios.
    • El desembarco de Garicano en el partido de Rivera provocó una fuerte reacción del PP. “Podemos es una broma, pero Garicano sí nos quita votos”, dijo un responsable popular en aquellos días. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se empeñó personalmente en los ataques contra el economista.
    • En el partido catalán inicial confluyeron varias corrientes: en el aparato organizativo, el grueso de las personalidades procedían del PSC, desencantados con la deriva independentista del maragallismo. En la cúpula, en cambio, había muchos intelectuales liberales. Así es como al final Ciudadanos ha acabado definiéndose como una formación que se nutre “del liberalismo progresista y del socialismo democrático”.
    • Podemos ha preferido mantener un bajo perfil, oculto en las candidaturas de unidad popular, mientras que Ciudadanos se lanzó a una febril estrategia de pactos.
  • Pablo R. Suanzes, corresponsal de El Mundo en Bruselas. @Suanzes.
    • El partido liderado por Albert Rivera nació formalmente el 9 de julio de 2006, cuando en Cataluña se apagaba el Gobierno tripartido de Maragall.
    • Desde 2006, Ciudadanos ha sido básicamente Ciutadans. Un partido nacido por y para una causa, la lucha contra el nacionalismo catalán.
    • Exigían, al menos sobre el papel, transparencia, la dimisión de todos los imputados, elecciones internas en otros partidos antes de pactar y respaldar investiduras.
    • Ciudadanos no es un partido nuevo, para bien y para mal. Ha aprendido y se ha curtido, pero ha tenido tiempo suficiente para sufrir buena parte de los males de las grandes formaciones. Luchas internas dsede el primer día, desde el Congreso fundacional. Popularización, mala fama, el silencio de los medios, ataques furibundos de la oposición. Peligrosísimas estrategias, como la alianza con Libertas, “el peor error” de su carrera, según Rivera.
    • El partido es ahora nacional, pero la dirección sigue siendo local, un círculo muy próximo. Y la integración va a ser complicada. El Comité Ejecutivo de Ciudadanos está bajo el control del Consejo General. Un líder muy controlador que sabe que la apertura y el modelo de crecimiento escogidos van a ser muy complicados y a dar más de un disgusto.
  • Marisa Gallero, periodista y colaboradora habitual en ABC, Interviú y La Sexta. @marisagallero.
    • Ser el político español mejor valorado se consigue dedicándole muchos minutos, muchas horas. Hablando con todos, incluso con los que no piensan igual.
    • Más crítico fue Boadella, que afirmó que “la política catalana es sólo un conglomerado de cursis y capullos con la justa proporción de mangantes en nombre de la patria. En este desierto cerebral, por no haber, no hay ni políticos diabólicos”.
    • Cuando no eliges a tu equipo tienes que dirigirlos, y ellos te quieren dirigir a ti, es complicado y más sin experiencia política y con veintiséis años.
    • La autoridad moral se gana con los resultados, con el ejemplo y la actitud. Son los que te avalan. Cuando uno ejerce bien su liderazgo, nunca tiene que recordar que es el presidente.
    • Siempre dije que sufrimos una crisis de crecimiento que casi nos cuesta la vida. Por suerte, supimos reaccionar a tiempo, y cuando empezamos a navegar en la misma dirección, y aunque quizá el rumbo puede estar equivocado, se avanza.
    • Rivera tiene la virtud, o el pecado, de la perseverancia. Estuvo siete años pidiéndole a Rosa Díez la unión de las dos formaciones.
    • Su punto coqueto le ha hecho prescindir de ir en moto al Parlament. “Al tener entrevistas por la mañana, llegas despeinado, con el traje torcido”.
    • El Partido Popular contabiliza a todos sus simpatizantes como afiliados, ahora entiendo por qué tienen 800.000 seguidores, si no pagas dinero, te contabilizan simplemente por dar tus datos.
    • Todavía hoy, en esta indefinición política que caracteriza a los dirigentes de los partidos emergentes, sigue sin responder a la gastada dicotomía de derechas o izquierdas.
    • Su definición. Constitucionalista. Defensor a ultranza de la unidad de España, de su historia, de los tors, aunque no vaya, de una monarquía parlamentaria sin poderes y de la centralidad política.
    • Su profesor Francesc de Carreras: “Se trata de un hombre muy joven y a la vez, muy maduro. Una persona con las ideas claras y bien ordenadas, amplia cultura política y jurídica, inteligencia emocional y coherente con sus principios. Con una envidiable rapidez de reflejos en un debate y una inusual capacidad de comunicación, muestra su adecuación a las ideas que defiende”.
    • Alumno brillante, sin ser empollón, no acabó el doctorado por no redactar la tesis.
  • Andrés González, economista. @1976andresg.
    • El partido surge tras un manifiesto elaborado y suscrito en la primavera de 2005 por Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Félix Pérez Romera, Xavier Pericay, Ponc Puifdevall, José Vicente Rodríguez Mora, Ferran Toutain,  Carlos Trías, Iván Tubau y Horacio Vázquez. Son nombres que en muchos casos aparecerán también al lado de UPyD o de Libres e Iguales.
  • Esteban Hernández, periodista de El Confidencial. @HdezEsteban.
    • Arcadi Espada, uno de los fundadores de Ciudadanos: “su partido trata de representar un espacio de razón, ecléctico y tecnocrático, cuya idea esencial es dar las mejores respuestas a los problemas concretos. Eso implica que en ocasiones se elegirán soluciones liberales y en otras socialdemocrátas, pero siempre animadas por la aspiración de hacer lo eficazmente correcto y no lo ideológicamente correcto”.
  • Pau Mari-Klose, profesor de la Universidad de Zaragoza, sociólogo y colaborador en @a_publica. @pmklose.
    • La mitad del electorado potencial de Ciudadanos que se autodefine con una etiqueta ideológica lo hace en un espacio de izquierdas, en el que el PP suele cosechar pocos apoyos.
    • Seamos prudentes cuando nuestro olfato nos sugiera atribuir de forma precipitada el origen de los votantes de cualquier partido.
  • Juan Ramón Rallo, economista. @juanrallo.
    • España no es una país poblado por liberales. Al igual que en el resto de Europa, la mayoría de la población se ubica con comodidad en el consenso socialdemócrata: el auténtico pensamiento único, el que de verdad marca el terreno de juego político, es el Estado del Bienestar paternalista e hiperregulador. Por consiguiente, cualquier partido político que presente un programa apreciablemente liberal estaría condenado a ser minoritario: acaso se trate de una tarea necesaria para el largo plazo, pero a buen seguro también ingrata en el corto.
    • La mochila austriaca, al establecer la provisión financiera obligatoria de la indemnización por despido, pretende eliminar la dualidad “de salida”; es decir, que exista un sesgo generelizado a ajustar la plantilla por el lado de los trabajadores que lleven menos tiempo dentro de la empresa.
    • La I+D no es el único camino disponible para la prosperidad.
    • Una política de innovación desde un prisma liberal no asumiría objetivos cuantitativos de I+D: tan sólo suprimiría todas las trabas y todos los perversos incentivos regulatorios y fiscales que manipulan las decisiones de inversión empresarial.
    • Ciudadanos no es un partido liberal. No ya por el alcance de sus medidas, sino por su enfoque. La libertad para Ciudadanos no es un fin, sino un medio de la buena gestión política.
    • Es perfectamente compatible denuncia que Ciudadanos no es, en absoluto, una formación liberal y, a la vez, reconocer que en estos momentos puede ser el mal menor de los liberales.
  • Aurora Nacarino-Brabo, politóloga y periodista. @auroranacarino.
    • La democracia de audiencia es el gobierno de los expertos en medios de comunicación, y en ella estamos inmersos hoy en día. La competición política está fuertemente condicionada por las estrategias comunicativas, y esta deriva, no ha hecho sino acenturase con la irrupción de los partidos de la llamada “nueva política”.
    • Ciudadanos consiguió aquello de lo que UPyD no había sido capaz: ilusionar a la gente.
    • Ciudadanos no ha tenido inconveniente en hacer guiños populistas cuando lo ha estimado oportuno.
    • Otro de los aciertos comunicativos de Albert Rivera respecto a su competidor UPyD ha sido el saber atraerse mejor a las élites económicas.
    • Cualquier partido que aspire a tener responsabilidades de gestión tiene que saber generar la confianza de los inversores y los grandes representantes empresariales.
    • Los de Albert Rivera tiene una ventaja sobre Podemos: por su ubicación ideológica son un partido que se parece más al votante mediano español, y eso le proporciona una mayor bolsa de potenciales votantes que conquistar.
    • Los partidos del antiguo bipartidismo no están tan malheridos como muchos pensaron: son instituciones muy resilientes.
    • Es previsible que conforme se aproxime la cita con las urnas, el PP apele al miedo a una hipotética coalición electoral de izquierdas con la participación de Podemos para atesorar voto útil a la derecha, lo cual podría penalizar a Ciudadanos.
  • Antón Losada, politólogo, profesor de la USC. @antonlosada.
    • El sistema electoral propia las leyendas urbanas. Suele afirmarse que su proporcionalidad dificulta la entrada de nuevas fuerzas cuando en realizad la favorece y, desde luego, no la impediría como el sistema mayoritario reclamado por algunos. El hoy tan denostado bipartidismo español ha sido resultado más de la elección mayoritaria de los ciudadanos y las barreras económicas e informativas a la competencia electoral que un fruto prohibido de las reglas de votación.
    • Resulta un lugar común aplicar a Ciudadanos la clásica tipología del partido moderno “atrapatodo” o “catch it all party”.
    • A partir de los años cincuenta, el consumo de masas, el laicismo emergente y el desdibujamiento de las líneas de clase facilitaron el triunfo de aquellos partidos dispuestos a adaptarse para “atraparlo todo”, en todas partes y grupos. Para ello debían atenuar su contenido ideológico y partidario, reforzar la autonomía del liderazgo como principal reclamo para “atrapar” apoyos, reducir el peso de los afiliados y desvincularse de un grupo o clase social concreto.
    • Ciudadanos opera como una organización política dispuesta a reconfigurarse de manera permanente en función del espacio político disponible para ocupar en cada momento. Más que como un partido “atrapatodo”, actúa como una fuerza “atrapaespacios”.
    • La indefinición ideológica de Ciudadanos representa una herramienta de movilidad política indispensable para poder desarrollar su estrategia de partido “atrapaespacios” que compite de manera bidireccional, con PP y PSOE. Pretende ocupar espacios tanto a su derecha como a su izquierda en función de las oportunidades que se vayan presentando.
    • Podemos quiere hacerse con el monopolio del mayor espacio posible desde el centro hacia la izquierda.
    • El éxito electoral le aboca ahora a clarificar qué tipo de gobiernos y pactos está dispuesto a suscribir y qué costes está dispuesto a asumir y bajo qué condiciones.
  • Lucía Méndez, periodista de El Mundo. @LuciaMendezEM.
    • Esta identificación natural de Ciudadanos como alternativa al PP entre los votantes del centroderecha tiene detrás algunas razones objetivas, al margen de que el propio Rivera fuera militante popular en su juventud.
    • Todos los sondeos demuestran que el líder de Ciudadanos obtiene una alta valoración entre los electores del PP, que aprecian en él a un político moderado y renovador.
    • El PP es percibido por la mayoría como un partido antiguo y poco permeable a las demandas de la nueva sociedad.
    • Paradojas del destino, el partido “naranjito” acabó provocando una renovación interna en el PP de Madrid.
  • John Müller, @cultrun, periodista.
    • Ciudadanos terminó apoyando al PSOE y al PP indistintamente y mostrando una capacidad de liderazgo en la arena política que no se correspondía con su fuerza electoral real en las urnas y en los parlamentos.
    • “Decían que no existía la centralidad, que sól había sitio para rojos y azules, que no había espacio para gente sensata. Estamos demostrando que en España hay espacio para esa tercera vía”.
    • Los gobiernos más estables son los de mayoría absoluta, pero los segundos más estables son los de una coalición mayoritaria.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Anuncios

Una respuesta to “#Ciudadanos Deconstruyendo a Albert Rivera de John Müller – Apuntes Breves”

  1. […] #Ciudadanos Deconstruyendo a Albert Rivera de John Müller. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: