Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

#Podemos Deconstruyendo a Pablo Iglesias de John Müller – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Martes, 9 de mayo, 2017


© 2014 John Müller, José Fernández-Albertos, Lorenzo Bernaldo de Quirós, Juan Ramón Rallo, Pablo Rodríguez Suanzes, Paloma Cuevas, Marisa Gallero, Esteban Hernández, Fran Carrillo y Anna Grau.
Editorial: Deusto.

LAS RESPUESTAS A LAS DIEZ GRANDES PREGUNTAS SOBRE PODEMOS

La noche del 25 de mayo de 2014 Podemos dio la gran sorpresa. Obtuvo 1.245.948 votos y cinco eurodiputados, convirtiéndose en la tercera fuerza política en Madrid y descuartizando electoralmente al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de donde salieron casi un tercio de los votos del nuevo partido.

Pero ¿quiénes son? ¿Cuál es su historia? ¿Quién les votó? ¿Cuál es su ideología? ¿Qué proponen? ¿Sus propuestas económicas son viables? ¿Qué relación tienen con el chavismo venezolano? Éstas son algunas de las cuestiones que se han planteado los ciudadanos y a las que se da respuesta en las páginas de este libro.

• ¿Quiénes son? La historia de Podemos, Pablo Rodríguez Suanzes
• Pablo Iglesias, ¿el mejor alumno de Verstrynge?, Marisa Gallero
• Podemos y el 15M, ¿de Sol a Bruselas?, Paloma Cuevas
• La estrategia de comunicación, ¿clave del éxito de Podemos?, Fran Carrillo
• ¿Por qué una campaña tan vieja como la de Podemos funcionó y por qué volverá a funcionar?, Esteban Hernández
• ¿Quién votó a Podemos? Un análisis desde la sociología electoral, José Fernández-Albertos
• El programa económico de Podemos: ¿Es viable?, Lorenzo Bernaldo de Quirós
• La respuesta a la indignación ciudadana: ¿más o menos Estado?, Juan Ramón Rallo
• El fenómeno Podemos: ¿por qué nadie supo verlo?, Anna Grau
• ¿Y ahora, qué? El nuevo mapa político español tras la irrupción de Podemos, John Müller

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Pablo Rodríguez Suanzes.
    • Un líder que no habla del partido, de órganos o de congresos, sino de círculos, de asambleas, de bases, de votos, de consensos. De decidir siempre desde abajo. De que no haya jefes que manden, o como mucho, y si no hay más remedio, que “manden obedeciendo” la voz de la mayoría.
    • El corazón de Podemos lo forman un grupo muy compacto de politólogos y profesores universitarios de Madrid. De la facultad de Ciencias Políticas y Sociología, en el campus de Somosaguas. El edificio con más fama de rojo de toda la comunidad docente y cuna de un activismo muy potente desde hace dos décadas.
    • El germen de Podemos viene de mucho antes. Entre 2008 y 2009, varios profesores del departamento de Ciencias Políticas y de la Adminsitración III (en el que también se encuadra el histórico Jorge Verstrynge) crearon la Promotora de Pensamiento Crítico, un espacio de debate dentro de la facultad que nacía con varias líneas de trabajo definidas, entre ellas cuestionar la Transición democrática (la gran obsesión de Monedero, mentor de buena parte de ellos y el más veterano), una tesis defendida por la mayoría de profesores del centro. Una Transición vista como “pacto entre élites”, dirigida, limitada, cooptada. Una Transición que “tuvo unos problemas de diseño que estamos pagando ahora”.
    • El salto a Intereconomía del año pasado fue el game changer, el punto de inflexión. Su mensaje, fresco, nuevo, potente, caló inmediatamente. Y del TDT pasó a Telecinco, a Cuatro, a La Sexta cada sábado por la noche.
    • Pablo Iglesias es seguramente el primer político que de verdad profesionalizó las tertulias televisivas. Iglesias se tomó más en serio que nadie sus apariciones porque tenía muchísimo que ganar, mucho más que dinero. Iglesias se rodeó de su equipo, de asesores y expertos, tanto en comunicación como en los distintos temas de actualidad. Gente que le proporcionaba datos, argumentos, jurisprudencia, precedentes. Un equipo que le ayudaba a entrenar intensamente para cada debate.
    • Luisa Turrión, abogada laboralista de Comisiones Obreras, no esconde nada. “Mi hijo ha sido criado de la mejor manera posible de cara a su clase, a su pueblo, a su gente y a su patria”.
    • Iglesias no entiende la vida sin política, pero tampoco la política como forma de vida. Nadie puede pensarse nunca en ser un profesional de la política.
    • En una conferencia de julio de 2012 en Valencia, Iglesias se lamentaba de que “uno de los dramas de los movimientos socialistas y del marxismo ha sido su incapacidad para traducir”, para “disputar las cosas normales que están en la cabeza de la gente, lo que llamamos hegemonía”.
    • Iglesias se curtió durante cuatro lustros en las calles. En manifestaciones, piquetes y asambleas. En debates eternos, pero también en acciones de desobediencia, enfrentamientos con la policía y contracumbres. Creció con Lenin, pero maduró con Gramsci.
    • El núcleo central de Podemos, el que articula un movimiento tan heterodoxo, es en realidad un grupo muy homogéneo y se nutre de diversas fuentes. La Promotor ya mencionada. Izquierda Anticapitalista, una formación registrada como partido político desde inicios de 2009, pero cuyos orígenes, con diferentes nombres, se remontan a finales de los noventa. Viene también de la asociación anticapitalista Contrapoder, fundada en 2006.
    • Los hombres fuertes de Podemos creen que IU se ha vuelto parte del sistema y del problema. Que no entiende los cambios que se han producido ni tiene la flexibilidad necesaria para adaptarse a ellos.
  • Marisa Gallero.
    • “Pablo posee una gran capacidad analítica y de simplificación. Sus alumnos le adoran. Es un tipo honesto, terco y constante. No abandona. No lo pueden comprar. Es el tribuno de la plebe, el único que se pone del lado de la gente indefensa”, describe Verstrynge a su antiguo alumno, por el que ahora siente adoración.
  • Paloma Cuevas.
    • Algunos de los Círculos Podemos han nacido de las asambleas de barrio formadas por el 15-M, muchas de ellas están en Madrid. En estos espacios de diálogo participan personas dispares entre sí con todo tipo de protestas.
  • Fran Carrillo.
    • Los estrategas de Podemos sabían, en sus bien calculadas tácticas, que todo pasaba por la televisión, “el lugar donde se gestionan los consensos políticos en este país”.
    • Ahora, más que nunca, se votan personas, no partidos, se confía en nombres y proyectos, no en siglas y programas.
    • Una de las técnicas mejor usadas por Pablo Iglesias en sus tertulias y comparecencias televisivas fue la de no entrar en un debate racional más allá de los datos que con buen tino le facilitaban su equipo de campaña o su equipo de producción.
    • Un analista de pluma traviesa y fina ironía como Arcadi Espada definía las intervenciones del líder de extrema izquierda como “pura exhibición sentimental”, oponiendo a la realidad de los números “la euforización de lo concreto, la pornografía”.
    • No ganaron por las redes sociales (porque éstas aún no ganan elecciones. Ayudan pero no determinan, propulsan pero no finalizan), sino por el trabajo de  calle elevado al altar de la imagen en pantalla grande.
    • Dominan la comunicación, tienen penetración en los medios y han sabido captar a los indignados de toda clase y condición.
    • Una lección que los políticos del siglo XX deben aprender. En el nuevo milenio, la política sin comunicación no se entiende, no vale, no sirve.
  • Esteban Hernández.
    • En el año 2000, Juan Carlos Monedero, profesor de Ciencias POlíticas en la Universidad Complutense de Madrid, muy ligado a los movimientos antiglobalización y seguidor confeso de las propuestas del sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, comenzó a trabajar como asesor de Gaspar Llamazares, entonces coordinador general de Izquierda Unida. Su elección no tuvo los frutos esperados y su experiencia con la IU de Llamazares tuvo un punto de frustración, tanto respecto de la formación que asesoraba como de la política española en general. teas su salida de IU, Monedero cambió de continente y dio el salto a Venezuela, donde pasó temporadas como asesor del presidente Chávez.
    • Bibiana Medialdea, economista y profesora de la Universidad Complutense: “El objetivo es claro: la participación directa y los círculos tienen que ser los protagonistas. Las personas que al principio estamos asumiendo mayor protagonismo, y quienes actúan como portavoces o coordinadores, lo hacemos sólo lo hacemos de forma provisional, hasta que exista una vertebración mínima que permita articular mecanismos democráticos para su elección. Desde mi punto de vista hacerlo de otra forma sería un fraude”.
    • Alba: “Podemos nació de la convicción de que IU “no podía” y tiene, por tanto, su propia hoja de ruta, que se ajustará sobre todo a las respuestas que vaya recibiendo”.
    • La política ha visto en las últimas décadas surgir muchos nuevos actores, desde los ecologistas hasta los liberales de centro, estilo Francois Bayron, Nick Clegg o Rosa Díez, que levantaban muchas expectativas para desinflarse en pocos años, y los analistas políticos están convencidos de que esta dinámica será también la que dominará a las formaciones emergentes como Podemos.
    • El populismo se ha constituido como la tendencia emergente en Europa, donde ha sintonizado con un elector que proviene de todas las clases sociales, aunque arraigue especialmente en la clase trabajadora nacional y en la clase media empobrecida, sus principales nichos.
    • Hay mucho descontento con la clase política, las condiciones de vida están empeorando, y es probable que lo retrocedido en poder adquisitivo no se recupere para una buena parte de la población, con lo que las condiciones para el surgimiento de una fuerza populista están dadas.
    • El programa de Podemos no era sustancialmente distinto del defendido por IU, pero lo que sí les separaba, y por eso una fuerza con cuatro meses de vida estuvo cerca de merendarse a la vieja, fue el grado de convicción que sus líderes generaban entre quienes recibían sus mensajes.
    • Iglesias sabe que las personas que le pueden votar, en un portencaje sustancial, ni son de izquierdas ni es preciso que lo sean: basta con que les perciban como la única alternativa, razonable y comprensible, a un sistema enquilosado.
    • No estamos ante un paréntesis causado por la crisis, a cuyo término podríamos gozar de niveles económicos satisfactorios, sino ante un cambio de modelo. Buena parte de la población tendrá que acostumbrarse a vivir con menos.
  • José Fernández-Albertos.
    • El voto a Podemos parece estar relacionado con una reducción de la abstención.
    • Podría ser que Podemos moviliza a desencantados en las ciudades, mientras que roba votantes de otras canditaturas en los municipios más pequeños.
    • El análisis de los datos por distrito en Madrid pone de relieve que el voto a Podemos es particularmente alto en aquellos distritos de renta más baja y con niveles de paro más alto.
    • Podemos parece que ha sido capaz de penetrar en este electorado joven con fuerza.
    • Es muy pronto para saber de dónde proceden los votantes de Podemos.
    • Parece evidente que en aquellos lugares en los que el apoyo al PSOE se deteriora con más velocidad es donde más gente ha votado a Podemos.
    • Este análisis preliminar del voto a Podemos parece indicar que (repito: ¡es pronto para sacar conclusiones definitivas!):
    • Podemos penetra de manera sorprendentemente uniforme en todo el territorio.
    • El voto a Podemos logra movilizar a un electorado previamente apático en términos políticos (aunque este efecto podría estar circunscrito a las ciudades).
    • El voto a Podemos parece estar relacionado con condiciones económicas adversas.
    • El voto a Podemos es sobre todo joven.
    • El éxito de Podemos está relacionado especialmente con la caída de apoyos al PSOE.
  • Lorenzo Bernaldo de Quirós.
    • En el plano de las propuestas, Podemos es todo menos moderno. Las promesas que plantea son una colección inconexa de viejas recetas de la izquierda radical, pero desvinculadas de un sistema de ideas que les den una mínima consistencia. Contra el marxismo e incluso contra la socialdemocracia se podía discutir, pero con la nada se discute mal.
    • Desde el instante en que concurre a las urnas, Podemos se propone gobernar o cogobernar España con unas propuestas destruidas por la teoría y por su aplicación práctica, cuya puesta en marcha llevarían al país a la catástrofe.
    • El jefe de Podemos, Pablo Iglesias, ha leído La tiranía del Status Quo de Milton Friedman y no ha aprendido nada excepto una cosa: un nuevo Gobierno sólo tiene seis meses para introducir cambios radicales en la economía. Ha de pillar por sorpresa a sus adversarios antes de que les dé tiempo a reaccionar.
    • El ideario económico de Podemos constituye una versión cañí del antiguo proyecto estalinista del “socialismo en un solo país”.
  • Juan Ramón Rallo.
    • El verdadero problema de fondo de Podemos son sus ideas.
    • En nuestra sociedad, son muchos quienes consideran que la única forma de erradicar la pobreza pasa por redistribuir la riqueza. Desde esta perspectiva, el Estado constituye un instrumento indispensable para mejorar la calidad de vida de los estratos más humildes de nuestra comunidad.
    • Nuestros Estados modernos son tan sumamente gigantescos (copan entre el 40% y el 60% del PIB), que resulta del t odo ilusorio pensar que pueden seguir creciendo a expensas de los más ricos.
    • Es Estado español fagocita cerca del %0% de la renta de sus trabajadores, condenándoles a subsistir con un residuo que apenas les permite hacer frente a sus desembolsos más básicos.
    • El error económico de fondo de Podemos es suponer que la cantidad de riqueza disponible está dada y debe ser más intensamente redistribuida, cuando, por el contrario, la riquza debe ser creada para que todos podamos mejorar simultáneamente nuestros estándares de vida.
    • En contra de lo que promueve Podemos, no necesitamos un Estado más asfixiante y redistribuidor, sino uno que habilite un marco institucional dentro del que crear y acumular riquza en beneficio de todos.
    • Cuantos más aspectos de la vida interna de las empresas se intenten regular, más oportunidades tendrán las compañías asentadas de corromper a los burócratas y de blindarse de sus competidores a través del boletín oficial.
    • El problema de querer controlar desde el Estado a los emporios empresariales es que son los emporios empresariales los que terminan instrumentando el intervencionismo estatal a su favor.
    • La democracia es un mecanismo de toma de decisiones por el cual se impone al conjunto de la población la opinión de la mayoría. Aunque a esa opinión mayroitaria suele asignársele un aura de hiperlegitimidad, en realidad no hay nada que la convierta en intrínsecamente superior al resto de opiniones no mayoritarias.
    • La regla mayoritaria no constituye un criterio infalible para descubrir opiniones ética o funcionalmente superiores al resto.
    • Si de conciliar amplios apoyos se tratara, lo lógico sería exigir mayorías cualificadas para tomar cualquier decisión colectiva: ya fuera esa mayoría cualificada del 66%, o el 80%, o incluso la completa unanimidad.
    • Si verdaderamente nos creyéramos que el consenso mayoritario es siempre superior a los disensos minoritarios, exigiríamos mayorías muchísimo más reforzadas que las que actualmente exigimos.
    • Dar más poder al Estado sólo significa dar más poder a aquellas coaliciones de poder que en cada momento consigan controlar al Estado en su propio beneficio.
    • La democracia amplia e intrusiva que propone Podemos sólo contribuiría a crear una nueva oligarquía extractiva con mayor capacidad para restringir nuestras libertades.
    • Una alternativa que sí proporciona una respuesta razonable a los principales problemas que sacuden a los españoles y que sí debería ser ampliamente considerada: el liberalismo.
    • La alternativa a que nos controlen unos no es que nos controlen otros, sino que gocemos de autonomía suficiente frente al sector público y frente a quienes lo utilizan para medrar restringiendo nuestras libertades.
  • Anna Grau.
    • En este país hay mucha gente que no está emocionalmente preparada para no ser de izquierdas. Que experimenta una intensa necesidad de sentirse progre (en el sentido de que el sentimiento anteceda al pensamiento y casi lo supla), porque no concibe otro lado b ueno de la vida y de la Historia.
    • A la izquierda e ngenral se le toleran errores garrafales, mentiras clamorosas y una general impermeabilidad a la evidencia que jamás se lo perdonarían a la derecha. Porque la izquierda aspira mucho menos a arreglar el país o el mundo que a hacernos sentir buenos, e incluso mejores de lo que somos.
  • John Müller.
    • No hay una gran tradición en España de libros de urgencia. Cuando estalló la primera Guerra del Golfo, en agosto de 1990, en dos semanas ya había una decena de libros en Estados Unidos en el mercado, algunos traían hasta los mapas de cómo debía ser la liberación militar de Kuwait. Este libro es un ejemplo de cómo en un tiempo récord, apenas unas semanas entre redacción, edición, corrección, maquetación, impresión y distribución, se pueden coordinar un grupo de autores y su editor para un producto de este tipo.
    • Analista de Génova 13: “Podemos es lo mejor que nos podía ocurrir. Los votantes del barrio de Salamanca que se fueron a Vox, han vuelto al redil aterrorizados. Y aquellos más jóvenes que pudieron irse a Ciudadanos o a UPyD se lo pensarán dos veces”.
    • Tanto el programa electoral como los mensajes de Podemos obedecen a la retórica populista que busca oponer la situación del ciudadano común con las élites.
    • La noche del 25 de mayo, peso a ser la gran sorpresa de la jornada y a su indudable éxito electoral, Iglesis no se mostró exultante: “Por ahora no hemos conseguido nuestro objetivo”. Sólo un muy buen conocedor de la historia reciente se podía dar cuenta de un guiño tan evidente, pero a la vez tan oculto. Víctor Suárez, veterano periodista venezolano, reflejó en El Nacional de Caracas lo que había visto esa noche y recordó que el mensaje era exactamente el mismo que lanzó Cházvez tras rendirse en su centro de operaciones del Museo Histórico Militar de Caracas.
    • Monedero a El País tras la victoria de su partido: “Podemos no tiene un solo origen, sino muchas circunstancias. Su origen es mi fracaso en otros partidos, la experiencia luminosa del 15-M, que politizó a tanta gente, la experiencia en el Frente Cívico de Julio Anguita y mi experiencia como asesor de Llamazares, cuando me di cuenta de que el 80% del tiempo se iba en luchas internas”.
    • El régimen bolivariano se instaló en Venezuela gracias al encastillamiento de la oligarquía política de ese país.
    • El populismo no es monopolio de Podemos, también lo hay en los mensajes de otros partidos, no necesariamente de izquierdas.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Anuncios

Una respuesta to “#Podemos Deconstruyendo a Pablo Iglesias de John Müller – Apuntes Breves”

  1. […] #Podemos Deconstruyendo a Pablo Iglesias de John Müller. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: