Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

El libro prohibido de la economía de Fernando Trías de Bes – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en jueves, 8 de febrero, 2018


© Fernando Trias de Bes, 2015
Editorial: Espasa Libros.

Políticos, ejecutivos de grandes corporaciones y representantes del poder financiero manipulan la economía sin escrúpulos. Hemos convertido una disciplina al servicio del ciudadano en una oscura ciencia para el poder y protección de intereses de los gobiernos, los bancos y las grandes empresas.

De la economía hay una versión oficial: la inflación es un aumento de los precios; el marketing busca satisfacer necesidades del consumidor; los bancos custodian nuestro dinero…Y se nos oculta la versión prohibida: la inflación se usa como forma encubierta de cobrar impuestos; el análisis del consumidor detecta necesidades accesorias por las que la gente ignora que paga un sobreprecio; los bancos apenas guardan el dos por ciento de lo que depositamos… Información que no interesa que sepamos, una realidad ocultada, prácticas cuyas consecuencias han desprestigiado a la economía. Devolvámosle su fundamento original, su condición de herramienta en pos de la solidaridad y la justicia.

Si el tono es divertido e irónico, el mensaje que encierran estas páginas es absolutamente serio: hemos de aprender a defendernos, cuestionando ideas establecidas; debemos saber que hay otros sistemas posibles; que, frente a la versión oficial de las cosas, existe siempre la real.

Economista y escritor (Barcelona, 1967), licenciado en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE y la Universidad de Michigan, Fernando Trías de Bes ha centrado sus investigaciones en el ámbito de la mercadotecnia y la innovación. Colaborador habitual en prensa escrita y radio, es autor de numerosos ensayos de tema económico, así como de novelas y relatos.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La insaciabilidad, la ambición y el egoísmo han convertido a la economía en un despropósito, prostituyéndola.
  • Estoy convencido de que la gran mayoría de gobernantes, banqueros y directivos están manipulando muchos conceptos económicos y, por extensión, la economía.
  • El marketing nace en los años sesenta como una nueva disciplina que trata de aunar y cohesionar las políticas comerciales de una empresa y organizarlas alrededor de marcas. El marketing es uno de los campos de la microeconomía que de peor prestigio goza. Es un desastre lo que se ha hecho con el marketing.
  • El marketing sabe que no puede mentir, pero hará todo cuanto esté en su mano para que usted se enamore de los productos y servicios que va a intentar venderle.
  • Marketing. Versión prohibida: El marketing se ha convertido en “cómo engañar sin mentir”.
  • Necesidad. Versión prohibida: Es una carencia irrelevante que el marketing va a convertir en un deseo perentorio.
  • Al comprarse un BMW no ha comprado un coche, sino que ha dedicado estas cantidades de dinero a las correspondientes necesidades: 5.000 euros a transporte; 2.000 a comodidad; 10.000 a seguridad; 13.000 a diseño; 10.000 a autorrealización y sentimiento de pertenencia.
  • Para cada necesidad, busque siempre la alternativa más barata a su alcance, compárela con lo que compra y sabrá el precio de su siguiente necesidad en la jerarquía de necesidades Marlow.
  • Pirámide de Maslow. Versión prohibida: Método para calcular cuánto cobrar por cada una de las necesidades accesorias que las marcas incorporan a un producto.
  • No se deje convencer a las primeras de cambio por la publicidad; recabe más información que habitualmente y, sobre todo, decida cómo quiere y cómo no quiere vivir.
  • Yo hace tiempo que ya no creo a un solo prescriptor y obtengo información de otros consumidores o usuarios.
  • Prescriptor. Versión prohibida: comisionista freelance.
  • La mejor opción son los sustitutivos porque si algunas marcas pactan de forma prohibida precios, lo hacen solo con sus competidores directos. Nunca con los productos sustitutivos.
  • La obsolescencia programada ha redefinido completamente el concepto de calidad. Ya no interesa fabricar productos duraderos, sino perecederos. Hoy día la prioridad es fabricar barato y revender rápido.
  • El proceso de servicio técnico es claramente disuasorio. Todo está concebido para que el proceso de compra sea cómodo y rápido, pero no así el de reparación. Es un proceso que no interesa para nada a las marcas.
  • Servicio técnico. Versión prohibida: Proceso disuasorio que le concence de reponer antes que reparar.
  • Dado que la obsolescencia es tan rápida, le recomiendo minimizar los costes de reposición, y la mejor forma de hacerlo es comprando producto usado. La otra solución es prescindir de modas y diseños y sencillamente renovar cuando el producto esté funcionalmente obsoleto sin prestar atención a la imagen que proyectamos o a su estética desfasada.
  • Zara llevó la obsolescencia programada a los trapitos, pero a lo bestia. Decidió tener muy pocas unidades de cada modelo y pasar a treinta diseños por temporada cuando lo habitual eran dos, a lo sumo. Los clientes de Zara aprendieron aprisa que, si un modelo te gustaba, no podías decir aquello de “Ya me lo pensaré”, porque en apenas cuatro o cinco días, cuando regresaban para adquirirlo, ya no quedaba y, para sorpresa del comprador, no iban a recibir más ni iban a fabricarlo. Provocaron uqe los clientes se interesaran por revisitar las tiendas cada dos semanas para verificar qué habían recibido de nuevo. Acabó con los excedentes o quedaron muy minimizados. Te puedes equivocar mucho si las tiradas son largas. Pero en tiradas cortas, para equivocarte mucho te has de equivocar en muchos diseños, lo cual ya es más difícil.
  • Cuando las marcas abusan de la obsolescencia programada se convierte en una tranquilidad para nosotros. ¿Por qué vamos a sustituir un producto obsoleto cuando la novedad que lo ha provocado va a quedar también obsoleta en breve?
  • Las fechas de caducidad breves son la versión alimenticia de la obsolescencia programada del mundo de la electrónica y la moda.
  • Fecha de caducidad. Versión prohibida: Fechas utilizadas estratégicamente en algunos productos como aceleradores de reposición.
  • Les aseguro que he presenciado en mi vida profesional experimentos a caballo entre lo kafkiano y lo maléfico para determinar si una bolsita de cacahuetes de 35g a 20 céntimos se puede pasar a 30g, cobrando 18 céntimos y manteniendo la apariencia de la bolsa, bajar de 35g a 30g supone una reducción del 14%, mientras que pasar de 20 a 18 céntimos es una bajada de precio del 10%. Para un niño esta diferencia es insignificante, pero si usted vende mil toneladas de cacahuetes al año, esta pequeña variación le supone 30 millones de euros adicionales.
  • Lo del diseñador es importante. No pueden ustedes ni imagianrse la cantidad de tiempo que se destina a estudiar cómo disimular que se ha reducido la cantidad a la venta o a aparentar que un envase de menor contenido es tan grande como los demás. A las marcas que así actúan les da ya lo mismo si un envase está o no adaptado a una unidad familiar, momento de consmo o tipología de consumidor. Las políticas de envase y pack se han convertido en complicados ecuaciones donde hay que conseguir que la derivada sea máxima.
  • Creo desde hace tiempo que las marcas deberían informar de las probabilidades de premio en los sorteos que incluyen en sus ofertas, máxime cuando solicitan nuestros datos personales.
  • Una marca que puede permitirse un dos por uno es una marca cara y es la pista o indicio del que usted dispone para saber que puede encontrar marcas más baratas en el mercado. No olvide que en circunstancias normales, fuera de la promoción, funciona con márgenes superiores al 50%. Se lo ha desvelado implícitamente.
  • Creo que la dinámica competitiva en incentivos promocionales acaba desembocando en un incremento de precios.
  • Existen productos que se denominan “productos llamada” que son los que la mayoría de la gente toma como referencia para decidir si un punto de venta es más barato que otro.
  • Los profesionales del marketing manejan un datos que los compradores desconocemos: la compra de entre un 20% y 505 de los productos que adquirimos no estaba planificada ni prevista.
  • La solución es la estrategia de los carros de compra. Le recomiendo que cuando vaya con su familia a hacer la compra coja dos carros. En uno sitúe los productos que tenía planificado comprar y en otro los que va tomando por impulso. Además, determine un presupuesto para cada carro.
  • Podemos afirmar, sin lugar a dudas, que el Gobierno depende del tabaco, del alcohol y del juego para no quebrar y subsistir. Todo un ejemplo de moral y ética.
  • Dentro de los impuestos hay capítulos verdaderamente injustos, como el impuesto sobre el patrimonio o el impuesto de sucesiones.
  • Desde que Keynes parió su Teoría General, el ahorro está mal visto y el gasto bien considerado.
  • La redistribución de la renta y justicia social, con la que estoy absolutamente de acuerdo, debe articularse a través de otros mecanismos, pero no el de volver a castigar, por segunda vez, al ahorrador. El mensaje que se da es: “no ahorre”.
  • Sólo hay un caso donde los impuestos de sucesiones elevados podrían ser justificables. Es países donde la carga impositiva sobre renta y beneficios es baja. Eso suele suceder en lugares donde quiere premiar el beneficio de quien emprende y arriesga, y se le deja el máximo posible para reinvertir (o disfrurtar) en vida. Es el caso de Estados Unidos.
  • En economía todo se basa en unas premisas: los seres humanos funcionamos a través de incentivos. Y los estados tienen en su mano el mejor de los incentivos posibles: los fiscales.
  • La realidad es que todo el mundo, yo incluido, buscamos cómo pagar menos a Hacienda de una forma legal, no mediante fraude, porque eso ya es ilegal.
  • La complejidad del sistema impositivo es de tal envergadura que se requieren años de experiencia para llegar a ser un buen fiscalista.
  • El Estado precisa de una cuantía determinada de ingresos para sus presupuestos, y cuando los incentivos reducen la recaudación, los gobernantes suben los tipos impositivos.
  • La solución pasa por dos medidas. La primera es que no haya ningún tipo de exención y que el tipo impositivo sea el mismo para todo el mundo. Esto simplificaría totalmente las cosas y haría que las aportaciones de cada ciudadano o empresa fueran proporcionales a lo que ganan.
  • Se defrauda por dos simples motivos: el primero es porque quienes comercian en negro no tienen a mano una exención o deducción que permita avanzar puestos en la fila de tontos que sí contribuyen y, ante tal imposibilidad, optan por colarse en la fila ilegalmente; el segundo es porque, si no, no llegan a final de mes.
  • En España, una persona que pague un 40% de IRPF, también ha de costear un 21% de IVA de su gasto y, sumando el resto de impuestos que apaga, acaba sufriendo una presión fiscal cercana al 80% con unas prestaciones sociales insuficientes.
  • Subida de impuestos. Versión prohibida: Incapacidad política que se soluciona haciendo que paguen justos por pecadores.
  • Un arancel es finalmenbte pagado por los ciudadanos del país que lo fija, ya sea comprando el producto extranjero, o bien pagando un sobreprecio por el producto nacional.
  • Arancel. Versión prohibida: Impuestos destinados a pagar la incapacidad competitiva de las empresas nacionales.
  • Nunca vote a partidos políticos que protejan industrias nacionales. Aunque le vendan que están protegiendo el empleo interior, en realidad, están reduciendo su nivel de vida.
  • Inflación. Versión prohibida: Impuesto encubierto, denominado en privado por los economistas “el impuesto de los pobres”.
  • La inflación es un impuesto que deja como angelitos a los gobernantes porque no te tocan el dinero del cajón y no tienes que pagar nada a Hacienda. Parece que no te cobran, pero te roban a través de quitarte poder adquisitivo.
  • Los gobiernos aumentan impuestos sin que nos percatemos es a través del endeudamiento.
  • La emisión de deuda, a no ser que esté plenamente justificada (inversión de una planta de energía o la infraestructura para un ferrocarril, en cuyos casos el retorno de la inversión puede servir para retornar la deuda), es resultado de una incapacidad de gestión o de una falta de previsión.
  • Ninguna empresa puede sobrevivir durante mucho tiempo gastando más de lo que ingresa. En cambio, sí que se lo permitirmos a los estados.
  • Endeudamiento público. Versión prohibida: Anticipo de futuros de impuestos.
  • Banco Central Europe. Versión prohibida: Institución que ha perdido su independencia para convertirse en el principal cómplice de la ineficiencia y dispendio de los gobernantes.
  • El siguiente mecanismo generador de impuestos encubiertos son los avales del Estado a la deuda de las empresas públicas.
  • Pienso que empresas públicas debería haber las justas. Ahora bien, una vez levantada, su privatización esconde demasiadas incompetencias e injusticias. Una empresa pública se ha construido con el dinero de todos los ciudadanos.
  • Privatización. Versión prohibida: Consolidación de pérdidas que para más inri se contabilizan como ingresos.
  • Yo le recomiendo que haga todo lo posible para que nadie sepa ni cuánto dinero tiene ni dónde lo guarda, porque toda información sobre su dinero se transforma, tarde o temprano, en una disminución del mismo a través de un impuesto. No estoy haciendo una apología del fraude, ni mucho menos, sencillamente defiendo la privacidad y el derecho a la intimidad económica.
  • El Estado odia el dinero en efectivo y, de hecho, la Unión Europea tiene un proyecto desarrollado que consiste en la eliminación total del dinero en efectivo o metálico. Se trata de que todas las transacciones sean electrónicas.
  • La historia dela economía ya presenta casos donde a través de un control del dinero, se ha querido evitar la economía sumergida, el fraude o la evasión de capitales. En todos los casos, el control geográfico de una moneda no ha servido de mucho.
  • El intento de un dinero electrónico como único medio de pago fracasaría incluso en el hipotético caso de que todos los países del mundo abolieran sus monedas físicas y billetes de papel porque, como he dicho, las personas siempre tendrán a su disposición oro u otros elementos físicos con los que buscar su libertad cuando la injusticia fiscal o la ineficiencia estatal esté presente. La solución está en hacer bien las cosas.
  • Un plan de afloramiento de dinero negro a través de un cambio de color de los billetes de 500 euros desembocaría en el incentivo a la aparición de una red de blanqueo y en una diseminación del precio del blanqueo entre esa red y un muy amplio número de personas de bajo poder adquisitivo.
  • La venta de productos fiancieros de elevado riesgo a ahorradores sin perfil inversor no se soluciona mediante normas, sino a través de la educación.
  • La realidad es que la morosidad está directamente relacionada con la laxitud legal de un país para con los caraduras y profesionales del impago. En Francia si a alguien se le ocurre firmar un talón sin fondos, esa persona queda automáticamente excluida del sistema bancario. Si aquí firmas un talón y luego no hay dinero, no pasa nada. Absolutamente nada.
  • Si un moroso recibiera una sanción ejemplar les aseguro que la morosidad caería en picado.
  • En términos agregados, en términos globales, la morosidad total de un país depende de sus leyes y de las consecuencias para quienes no pagan.
  • El PIB, así como toda la contabilidad nacional, es solo una aproximación contable. El problema es que dependemos de entre uno o tres puntos porcentuales para concluir que el país va bien o va mal. Si el PIB es de -1%, se llama “recesión”. Y cuando sube más de un 2%, decimos que no solo crece, sino que crea empleo.
  • Cesta de la compra. Versión prohibida: Cesta de productos cuya probabilidad de que coincida con lo que usted o cualquier español compra es inferior a que le toque el gordo de Navidad.
  • Nadie sabe a ciencia cierta cuántos desempleados hay en España; nadie sabe a ciencia cierta cuánto suben los precios; nadie sabe a ciencia cierta cuánto aumenta la economía.
  • Cuando firmamos una hipoteca en realidad aceptamos dos préstamos. Uno por lo que el banco pueda sacar por la casa y otro, personal, por el resto. En España no tenemos hipotecas. Nos han colocado créditos personales gigantescos parcialmente garantizados por el valor de la vivienda.
  • En casi todos los países del mundo, las hipotecas son hipotecas. El piso responde y, si falta algo, mala suerte para el banco. En el extranjero, las personas no son objeto de hipoteca. Y es por eso que ahí no existe una expresión típica de España: “Yo estoy hipotecado”.
  • Los miembros del consejo no estaban ahí para velar por la solvencia y buen funcionamiento de la caja, sino para asegurarse de que fuera instrumentalizada de acuerdo a sus intereses personales.
  • Durante mucho tiempo, hasta que la corrupción se instaló en nuestro país, las cajas de ahorros fueron un invento formidable, inexistente en otros países, y que garantizaba que los beneficios del sector financiero revirtiesen en la sociedad que los generaba.
  • “Fecha valor”, es cuando realmente la transferencia toma valor y puede disponerse del dinero. Eso es debido a que las entidades financieras, en lugar de traspasarse todo el dinero de todas las transferencias de todos los clientes, lo que hacen es sumar y restar las que son a favor y en contra con todas las entidades y liquidar únicamente la diferencia. Esto lo realiza una entidad que depende del Banco de España que se llama la “Cámara de Compensación”.
  • En algún momento del siglo XIX, se decidió desvincular a los propietarios de sus empresas. El principal motivo es por dinero: para defender el patrimonio de los propietarios. Si una persona invertía parte de su dinero en una empresa y las cosas salían mal, la persona en cuestión podía perder todo su patrimonio.
  • Si se crearon más empresas durante la crisis que durante la expansión era porque se estaban asesinando empresas (doble de cierres que lo normal) y volviéndose a dar de alta como nuevas empresas las que tenían deudas.
  • Los pequeños empresarios hechos a sí mismos, muchos de ellos comerciantes, odian la contabilidad. Es más, la consideran innecesaria. Tienen gestor solo a partir del día en que les cae la primera multa de Hacienda. Hasta entonces viven en su presente de indicativo.
  • Cualquier pequeño empresario español con una empresa de cuatro empleados tributa más que Google. Si la unidad familiar del lector de estas páginas ingresa más de 5.000 euros al mes, también tributó más que Google.
  • Las empresas ya no hablan de filiales o matriz, sino que hablan de centros de coste o centros de beneficio.
  • En cierta ocasión le preguntaron a Jeff Bezos, el fundador y consejero delegado de Amazon, que si alguna vez pensaba repartir dividendos, a lo que respondió que esa pregunta era ofensiva. ¿El motivo? Compruebe la evolución creciente del valor de la acción de Amazon. El beneficio está en la revalorización porque Amazon reinvierte todo lo que gana.
  • Dividendos. Versión prohibida: Síntoma de una incapacidad para seguir creciendo de forma rentable.
  • Punto muerto es aquel nivel de facturación en que la empresa justo cubre sus gastos y ni gana ni pierde. A partir del siguiente euro facturado ya entra en beneficios y, si facturase un euro menos, estaría en pérdidas.0
  • Es imposible que una empresa cierre el ejercicio anual con resultado cero. O gana o pierde: o resultado positivo o resultado negativo, pero cero es imposible.
  • Las cuentas de pérdidas y ganancias están todas retocadas. Principalmente por dos razones. La primera es fiscal: a más beneficios, más impuestos, con lo que puede interesar patearlos al año siguiente. Y la segunda razón es presupuestaria: hay veces en que a los directivos, de cara a los presupuestos del año siguiente, no les interesa dar demasiados beneficios.
  • Las empresas han heredado muchos de los instrumentos y herramientas del mundo militar. Por eso hablamos de estrategias, tácticas, objetivos, ofensivas, defensa y … presupuestos.
  • Si los accionistas comprobaran la cuenta de explotación por meses se darían cuenta verían que en la mayoría de empresas el 75% del gasto no corriente se concentra en los últimos dos meses del año.
  • En la mayoría de las empresas se utilizan las provisiones de gastos para ir asignando gastos de la forma en que nos convenga. A base de provisionar los gastos en publicidad, el directivo puede ocultar que se está guardando bajo la manga el no realizar determinados gastos o inversiones por si acaso las ventas no van bien.
  • Provisión. Versión prohibida: Set de maquillaje para la cuenta de pérdidas y ganancias durante el ejercicio.
  • A base de patear ventas y de avanzar gastos del año siguiente se puede reducir mucho, muchísimo, el beneficio excesivo que un directivo no quiere obtener.
  • Cuanto más tamaño y poder tiene una empresa, más capacidad tiene de maquillar sus resultados según los presupuestos.
  • Si alguna vez compra acciones de alguna empresa o invierte en bolsa de forma no especulativa deberá cerciorarse de si ganan o pierden dinero. Sepa que cuando presenten pérdidas, eran probablemente mayores; y que cuando presenten beneficios, seguramente eran también mayores. Si las ventas no han bajado tanto como los beneficios, es que los directiovs, puestos a ganar menos, han avanzado gastos del año siguiente. Y si los beneficios han aumentado menos que las ventas, lo mismo. En estos casos, el año siguiente la empresa suele aumentar de valor en bolsa.
  • Los presupuestos se han convertido en un instrumento que responde cada vez menos a los planes de empresa, y se utilizan para gestionar la supervivencia del equipo de gestión así como las expectativas de los propietarios.
  • Ciertos movimientos empresariales, compras, adquisiciones, deslocalizaciones y fusiones a menudo responden más a intereses personales de los directivos que a las auténticas necesidades de la empresa que gestionan.
  • Antes de comprar acciones de una empresa en bolsa, yo no examino tanto su evolución como las personas que están al frente. El equipo directivo, los que gestionan. Eso es lo verdaderamente importante. Hay gestores con una trayectoria impecable, solvente, sostenible. Que verdaderamente han dirigido empresas con honradez y sin poner sus objetivos personales por delante de la organización que los hace ricos. Esas son las mejores empresas donde invertir, si es que alguna vez compra acciones en bolsa.
  • Directivos que hayan permanecido más de 10 años al frente de un negocio son los más fiables. Quienes cada 2 años cambian de empresa en realidad están buscando su propio interés.
  • La rotación de un directivo es directamente proporcional a su escala de prioridades entre él y la empresa que gestiona.
  • Hay dos tipos de directivos: aquellos que exigen acciones al principio de su gestión y aquellos a quienes hay que insistir en que se las queden tras muchos años implicados en el negocio. Los primeros esgrimen que esas acciones son la prueba de su compromiso por hacer crecer la empresa, mientras que en realidad son el incentivo que tienen para crecer sin pensar en la sostenibilidad del modelo de crecimiento. Los segundos rechazarán las acciones porque consideran que su deber y obligación es seguir haciendo lo que han hecho hasta el momento sin acciones de por medio.
  • Las OPAS amigables son las que salen a cuenta a quienes tiene el poder en las empresas. Una OPA hostil es un desacuerdo entre dos equipos de altos directivos en cómo repartirse el poder del nuevo pastel.
  • Las OPAS hostiles son las mejores para los accionistas.
  • Opa hostil. Versión prohibida: Operación de compra en que los miembros del consejo de administración no van a poder manipular ni enriquecerse a costa de la operación.
  • Las clausulas de algunos contratos (los blindajes de altos directivos) son inmorales y no serían votadas por ningún accionista. Sin embargo, la forman en que se estructura el poder permite que así sea.
  • Sinergias. Versión prohibida: Palabra mágica para que nadie ponga en duda lo que dices, aunque no tengas ni idea de lo que hablas.
  • La tropa se caracteriza por estar mal pagada pero bien premiada. Esto proviene de la herencia militar de las empresas.
  • ¿Por qué a un vendedor se le pone un premio? Se le supone un premio porque su salario bajo es reducido. ¿Y por qué se le paga un salario base tan reducido? Pues porque no nos fiamos de que vaya a conseguir sus objetivos. Por eso defino al incentivo como el precio con el que una empresa cifra el valor de su desconfianza.
  • Si confiásemos en las personas, no harían falta incentivos.
  • Si alguna vez desea información de lo que realmente pasó o está pasando en una empresa, no hable con los jefes. Hable con las secretarias. Si no sueltan prenda, es que son unas buenas secretarias.
  • Las empresas no están del todo cómodas con el asunto del capital humano. Saben que las hacen más competitivas pero al mismo tiempo encarece sus costes y las hace vulnerables. ¿Cuál es la alternativa? ¿Cómo solucionan esta contradicción? Pues a base de desarrollar sistemas y procesos que adquieran más importancia que las propias personas.
  • No hay ni una sola empresa cuya contabilidad sea exacta y todo lo registrado refleje lo ocurrido. Hay demasiadas cosas que no sabemos por qué pasaron, quién las hizo, cuándo, cómo y por qué. Y no necesariamente debe tratarse de corrupción. Puede ser dejadez, desorden, despistes o pura incapacidad para gestionar.
  • Yo les recomiendo que de vez en cuando sepan cuál es el activo y el cuál es el pasivo de las empresas donde trabajan. Esto les puede servir para protegerse en el futuro o anticiparse a posibles problemas. También les puede servir para cerciorarse de que trabajan en una empresa solvente o que hace bien las cosas.
  • Aunque haya auditoría, es muy fácil inflar los activos de una empresa.
  • Conocer el verdadero activo de una empresa es bastante complicado, por lo que para decidir si fiarnos o no de una empresa mi recomendación es fijarnos en el pasivo.
  • Ha habido casos de condena a auditorías por haber sido cómplices en el falseo de cuentas de sus clientes, pero han sido muy pocos, con lo cual el incentivo es elevado: mejor mirar hacia otro lado y seguir cobrando minutas del cliente al que se audita.
  • Al final hay tres tipos de partidas en el pasivo. Lo que se debe a los socios (capital, reservas y beneficios no retirados), lo que se debe a bancos (créditos y pólizas) y lo que se debe a proveedores y otros acreedores.
  • Cuando usted quiera saber cuál es el estilo de los dueños, sencillamente solicitando al Registro Mercantil los balances de los últimos ejercicios podrá comprobar si la empresa gana o pierde dinero. Cuando una empresa gana dinero, los socios tienen básicamente dos opciones. Repartirlo o dejarlo en la empresa para no depender tanto del crédito ajeno.
  • La solidez de una empresa se mide de muchas formas y una de ellas es el nivel de fondos propios. Los empresarios cautos destinan buena parte de sus beneficios a reservas, con el fin de mantener su capacidad de maniobra en momentos de dificultades.
  • Motivos para emprender hay muchos, casi tantos como personas. Pero son irrelevantes porque lo importante es la motivación, las ganas, la ilusión. Entre los motivos más lamentables precisamente el autoempleo. El que una persona decida emprender proque no encuentra trabajo es la crónica de una muerte anunciada.
  • El emprendimiento se ha de estimular a partir de deseos, no a partir de frustraciones. El emprendimiento no puede nunca ser una solución a una falta de trabajo, sino la respuesta a un vacío creativo, a una ilusión vital.
  • Autoempleo. Versión prohibida: El autoempleo como motivo para emprender es una de las principales causas de fracaso de los emprendedores.
  • Si a una persona no le apetece ser empresario, es que no es emprendedor; y si es un auténtico emprendedor, le apetecerá ser empresario. Porque ser empresario no es más que la consolidación del proyecto, es la materialización de su sueño.
  • Entre un 75% y 95% de los proyectos de emprendimiento fracasan antes del primer año.
  • En España se emprende poco, pero el motivo no es el ratio de fracaso, ni siquiera el hecho de que en nuestro país se estigmatiza a quien cierra un negocio. Llevamos mal el f racaso en nuestra cultura. Yo estoy bastante convencido de que ni la dificultad o baja probabilidad de éxito, ni tampoco el miedo a fracasar, son el motivo de que se emprenda poco. El motivo es que la gente no quiere problemas. Y emprender en España es una fuente de problemas.
  • Si algo sobra en el mundo, son buenas ideas. Una idea no es un negocio, es solo el germen de una iniciativa, de una voluntad.
  • La idea no es demasiado importante. Es solo un inicio. El secreto está en la ejecución de esa idea, en cómo se aterriza, en qué se materializa.
  • Insisto muy a menudo que más vale una idea mediocre brillantemente ejecutada que una idea brillante que, por difícil ejecución, se transforma en una ejecución mediocre.
  • Hay que pensarse muy bien a quién se invita a montar una empresa, que es un asunto muy serio donde uno se juega no solo dinero, sino tiempo, prestigio y un montón de energía.
  • Las desavenencias con socios son la causa número uno de las disoluciones empresariales.
  • Recomiendo antes de iniciar el negocio, dejar hablado cómo se separarán en caso de que las cosas no vayan bien, o simplemente a uno de los socios le apetezca dejarlo, o no quiera continuar.
  • Los ingleses denominan la fuente de financiación Friends and Family como triple efe: FFF. Friends, Family and Fools. Realmente hay que estar loco para meter dinero en un proyecto de emprendimiento de un amigo o familiar, en una empresa que no vamos a controlar; si va mal, nos tocará asumir la pérdida y, si va bien, está por ver cómo se computan y reparten los beneficios.
  • Si está pensando poner algo de dinero en el negocio de un amigo o de un familiar, considérelo una ayuda personal a fondo perdido.
  • Con amigos y familiares solo hay esas tres opciones inteligentes: prestar con aval o garantía, entrar en el capital dándolo todo por perdido, o excusarse. Cualquier otra opción supondrá una pérdida personal además de económica. Sólo hay una  excepción: que el familiar o el amigo ponga el doble de lo que invierte usted y exactamente en sus mismas condiciones.
  • En una franquicia se juntan dos miedosos. Un miedoso a tener demasiada gente en plantilla y un miedoso a no saber montar un negocio.
  • Solo he oído a gente decir que quiere abrir una franquicia cuando nunca la ha tenido.
  • En España somos provincianos, Madrid incluído. Y Barcelona. El resto ya no digamos. Vamos de cosmopolitas pero nos cuesta mucho viajar al extranjero y no digamos ya instalarnos fuera de nuestro país.
  • Un emprendedor no lanza una idea, sino que emprende en un sector de actividad determinado que tiene que ver con sus probabilidades de éxito más que con la idea en sí. Pero de eso casi nadie habla.
  • Me atrevería a asegurar que el 50% de las posibilidades de un emprendedor dependen del sector de actividad.
  • En Estados Unidos se ha calculado que para que un emprendedor fragüe su negocio se necesita, en promedio, pasar por 3.75 cierres previos.
  • El no sacar adelante un proyecto empresarial es en nuestro país un verdadero estigma que proviene de una herencia: la de la ruina familiar. Cuando alguien se arruinaba, su apellido se veía manchado durante mucho tiempo. En nuestro país hay pánico a parece un arruinado y digo parecer porque en realidad el país entero está arruinado.
  • En Estados Unidos, si uno se presenta a una candidatura para una oferta laboral y ha montado negocios propios que no han funcionado será mucho pero que muchísimo más valorado que otra persona que no tenga tal experiencia en su curriculum vitae. En España es todo lo contrario. No nos fiamos de quien no le ha ido bien.
  • Los emprendedores y los empresarios crean valor, riqueza y empleo. Su motivación puede ser económica, pero crean valor. En su lugar, machacamos al empresario y estigmatizamos al emprendedor que no sale adelante. En otros países, los emprendedores son héroes nacionales.
  • Hay situaciones en que es mejor que las empresas pacten. No nos interesa que se reúnan para acordar precios, pero sí, a lo mejor, para que se repartan las prioridades.
  • Equilibrio de Nash. Versión prohibida: Situación más que habitual que conduce a pactos entre empresas.
  • Gurú. Versión prohibida: Timador que vive de la ignorancia ajena.
  • No somos seres racionales, somo locos irracionales. Es inútil realizar predicciones.
  • Bolsa. Versión prohibida: Casino que abre durante el día.
  • En la bolsa ya no se invierte, se apuesta.
  • Como la bolsa es un casino, nos hemos inventado el análisis técnico que intenta determinar si el precio de una acción es alto o bajo según cómo la gente la ha comprado o vendido en el pasado.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios para “El libro prohibido de la economía de Fernando Trías de Bes – Apuntes Breves”

  1. […] El libro prohibido de la economía de Fernando Trias de Bes. […]

    Me gusta

  2. […] #8) El libro prohibido de la economía de Fernando Trías de Bes. […]

    Me gusta

  3. […] El libro prohibido de la economía de Fernando Trías de Bes. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: