Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

¿Pero esto también es matemática? de Adrián Paenza – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en martes, 17 de abril, 2018


© 2011, Adrián Paenza
Editorial: Debate.

¡Todo es matemática! Máquinas tragaperras, claves secretas, laberintos,puentes flexibles y moscas que vuelan rápido como trenes.

Estamos rodeados ¡de números! Fecha de nacimiento, número de documento, id del ordenador, teléfono. Números que repetimos automáticamente y comienzan a tener sentido cuando los asociamos y logramos pensar de forma distinta. En ese momento aprendemos a educar la intuición y encontramos soluciones inesperadas.

Desde cómo mejorar el tráfico en una gran ciudad hasta cómo realizar menos pasos para montar un rompecabezas. Desde cómo elegir una clave bancaria segura hasta cómo encontrar la estrategia adecuada para no perder nunca a las damas o adivinar un número o una carta.

La lógica matemática envuelve todos nuestros actos cotidianos y es mucho más divertida de lo que imaginábamos.

Adrián Paenza nos invita asumergirnos en el mundo de la matemática recreativa, de la matemágica. Un universo donde se aprende jugando.

Adrián Paenza nació en Buenos Aires en 1949. Es periodista y doctor en Matemática por la Universidad de Buenos Aires, donde es profesor desde 1979. Ha sido columnista de Clarín y La Nación, los periódicos más importantes de Argentina, y uno de los referentes del periodismo deportivo de su país. Ha trabajado en radio, prensa y televisión, y su carrera ha sido premiada en numerosas ocasiones. En la actualidad presenta varios programas de televisión sobre ciencia y escribe semanalmente en el diario Página/12.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La matemática es una fuente inagotable de pequeñas (y grandes) historias, de problemas que parecían inocentes y tardaron cuatrocientos años en resolverse, o, peor, que aún no tienen solución.
  • Sin pasarse horas y horas pensando en algo es muy difícil que a uno se le ocurra la solución de nada. Los momentos de máxima creatividad son pocos y están muy espaciados.
  • La sola idea de aparecer haciendo el ridículo porque uno no entiende lo que cree que debería es el primer eslabón de una cadena de sufrimientos.
  • La matemática viene en auxilio de los que realmente quieren entender los fenómenos de la vida cotidiana sin apoyarse en los horóscopos o invocar a los astros.
  • La idea es saber estimar, un tema de no poco importancia en la vida cotidiana de una persona.
  • A lo que aspiro es a que esté de acuerdo conmigo en que los niños no tienen dificultades ni conflictos en cuestionar todo. A medida que el tiempo pasa empiezan los rubores, los temores y uno ya no se siente tan cómodo cuando se exhibe falible o ignorante. La cultura se va filtrando por todas partes y las reglas empiezan a enconsertar.
  • En el colegio uno solamente hace las preguntas que se supone que puede hacer. Si tiene preguntas que no se corresponden ni con el tema, ni con la hora, ni con la materia ni son las esperables por el docente, entonces son derivadas o pospuestas para otro momento.
  • La escuela ha dejado de ser la única fuente de información, como lo fue en un pasado no muy lejano.
  • Todavía la sociedad, de forma implícita o explícita, condena decir “no sé”.
  • Ningún niño siente que es inferior si no entiende algo de historia o de lengua. Pero sí lo siente cuando se trata de matemática.
  • Si uno pregunta, porque no entiende o no sabe, y no queda bien mostrarse ignorante. Parece como que causara vergüenza, propia y ajena.
  • La sociedad sólo parece valorar “el gran conocimiento”, la cultura enciclopedista. Una sociedad que discute la creatividad, a aquel que se sale del molde, a aquel que pregunta todo el tiempo, a aquel que dice “no sé”, “no entiendo”.
  • Personalmente creo que se debería tratar de estimular la prueba y el error. Estimular que el joven pruebe y pruebe, que pregunte y pregunte, y que busque la vuelta para ver si le sale o si entiende lo que en apariencia le resulta inaccesible.
  • El saber es algo inasible, difícil de definir. Y perecedero, salvo que uno lo cultive todos los días.
  • El único camino es la pregunta, la duda y el reconocimiento constante del “no sé, no sé como se hace; no entiendo; explícamelo de nuevo”.
  • Eso es lo que creo que nos falta como sociedad: seguir como cuando éramos niños, sin pruritos ni pudores.
  • Jugar al tres en raya clásico sólo sirve para entretener a un niño hasta que descubra la estrategia para no perder.
  • “El final de las damas” fue publicada en la prestigiosa revista Sciente, el 19 de julio de 2007. Jonathan Schaeffer, profesor de ciencias de la computación en la Universidad de Alberta de Edmonton (Canadá), demostró que por más que lo intente, si su rival juega correctamente todas las veces que le t oque mover sus fichas, usted ya nunca más podrá ganar.
  • Es hora de dejar de pensar siempre que el problema es la matemática o que son los alumnos. Ninguno de los dos. La matemática que se enseña está obsoleta y es aburrida. No es la verdadera matemática, que es plástica y creativa.
  • Basta con que entre el 5% y el 20% dejen de cumplir las leyes para que la cultura cambie drásticamente de una situación de colaboración a una de no colaboración.
  • Cuando un niño obtiene resultados muy pobres en sus pruebas escolares y sus padres lo castigan o reprenden y se ve una mejora, adjudicar esta mejoría al método usado es sacar una conclusión posiblemente equivocada. En la sucesión natural, el niño volverá a producir lo que hizo en promedio.
  • Muchas más veces de las que uno advierte, hay matemática involucrada y uno no está preparado. Uno cree que toma una buena decisión, pero no necesariamente es así.
  • No hay forma de que en su vida usted se tropiece con la dificultad que sigue más abajo. Cero. Nunca le va a pasar. Pero lo que sí puede pasarle es que el camino que recorra para pensar la respuesta lo tenga que usar nuevamente, aunque nunca lo advierta. Son los caminos que se abren en la mente, nuevos puntos de vista para pensar que uno no sabía que existía … hasta que los descubre o los construye.
  • La teoría indica que la probabilidad de tener rachas de 5 en una tirada de 100 monedas es casi un 81%, rachas de 6 un 55% e incluso rachas de 7 son bastante probables: casi un 33%.
  • Fraguar el azar es algo extremadamente difícil.
  • En algún sentido no podemos tolerar las rachas, que son de alta probabilidad en cualquier proceso que conlleve muchas repeticiones.
  • Siempre me motiva enfrentarme a problemas que desafien la intuición. Problemas cuya solución no sea trivial. Problemas que me obliguen a imaginar caminos que no son evidentes. En general, creo que son los problemas que educan, entrenan y preparan para la vida cotidiana.
  • La vida cotidiana nos pone ante situaciones en las que hay que decidir. Decidir rápido, decidir con compromiso, decidir racionalmente, decidir con pasión, decidir pensando en el futuro. Estamos constantemente expuestos a decidir. Para tomar decisiones elaboradas, educadas, racionales, hace falta tener datos. La matemática, aunque no lo parezca, ofrece herramientas para tratar estos temas. No son infalibles ni categóricas, pero le dan claramente una ventaja al otro si él las tiene y yo no.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

2 comentarios para “¿Pero esto también es matemática? de Adrián Paenza – Apuntes Breves”

  1. […] #16) ¿Pero esto también es matemática? de Adrián Paenza. […]

    Me gusta

  2. […] ¿Pero esto también es matemática? de Adrián Paenza. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: