Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

  • Calendario

    marzo 2019
    L M X J V S D
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Estadísticas

    • 1.151.631 páginas vistas
  • Archivos

  • Últimos Posts Más Vistos

  • Top Últimos Clicks

    • Ninguno

Aprender a amar de Osho – Apuntes

Posted by Raul Barral Tamayo en martes, 5 de marzo, 2019


Título original: Being in Love.
© 2008, OSHO International Foundation
Traducción de Rocío Moriones
Editorial: Penguin Random House.

El amor debería ser una realidad en nuestra existencia, no solo un sueño o el tema de unos versos. Es un término que ha de cobrar vida. Y nunca es demasiado tarde para experimentar amor por primera vez.

Debemos aprender a amar, ya que muy pocas personas saben cómo hacerlo. Todo el mundo piensa que el amor es necesario, que la vida sin él carece de sentido. Pero son muy pocos los que verdaderamente saben cómo amar y todo lo que hacen en nombre del amor no es amor, sino cualquier otra cosa.

El amor muchas veces se funde con otros muchos conceptos: celos, cólera, odio, posesión, dominación, ego. Todos ellos venenos que destruyen el verdadero néctar: amar significa deshacerse de todas estas interferencias. Solo entonces, en ese preciso momento, un amor de una calidad inédita florecerá a nuestro alrededor.

Osho ha sido descrito por The Sunday Times de Londres como «uno de los mil artífices del siglo XX» y por el Sunday Mid-Day (India) como una de las diez personas (junto a Gandhi, Nehru y Buda) que han cambiado el destino de la India. En una sociedad donde tantas visiones religiosas e ideológicas tradicionales parecen irremediablemente pasadas de moda, la singularidad de Osho consiste en que no nos ofrece soluciones, sino herramientas para que cada uno las encuentre por sí mismo.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Si las cosas siguieran su curso natural, todo el mundo sabría qué es el amor, pero, en realidad, nadie lo sabe, o solo en muy contadas ocasiones.
  • El amor es el alimento del alma pero te han privado de él. Tu alma no ha recibido nada de amor, por tanto desconoces su sabor.
  • Nacemos completamente equipados de la capacidad de amar y de ser amados. Todo niño nace lleno de amor y sabe perfectamente qué es. No hace falta explicarle lo que es. El problema surge porque la madre y el padre desconocen qué es el amor. Y cuando llegue el momento en que el niño se convierta en padre, también habrá perdido la capacidad de amar.
  • Los padres no han conocido el amor. La esposa no ha amado al marido, y el marido no ha amado a la esposa. Entre ellos no hay amor; al contrario, lo que hay es dominación, deseo de posesión, elos y todo tipo de venenos que destruyen el amor.
  • Poco a poco el niño se vuelve retorcido y empieza a manipular. No tiene ganas de sonreír, pero si la madre está cerca y él quiere leche, sonríe. Es política; el comienzo, el abecé de la política.
  • El amor solo crece con amor. El amor necesita un entorno de amor.
  • Los niños aprenden las costumbres de sus padres; sus peleas, sus conflictos.
  • La gente no hace más que repetir; son imitadores. El ser humano es un mono amaestrado.
  • Estás repitiendo lo que hacía tu padre o tu madre, hay que detener eso. Solo entonces sabrás qué es el amor, de lo contrario seguirás estando corrompido.
  • El primero paso es: libérate de tus padres. Con ello no quiero decir que les faltes el respeto. Tampoco quiere decir que debas liberarte de tus padres físicamente. Me refiero a que te liberres de las voces paternales que hay en tu interior, del programa que hay en tu interior, del disco grabado en tu interior.
  • Todo el mundo está resentido con sus padres. ¿Cómo no vas a estarlo cuando te han hecho tanto daño?
  • No seas imitador, sal de ahí. Haz algo nuevo. Haz algo que tu madre no habría imaginado siquiera. Algo nuevo que tu padre ni siquiera habría imaginado. Tienes que llevar esta novedad a tu ser, entonces empezará a fluir el amor.
  • El segundo paso es: la gente cree que solo podrá amar cuando encuentre una pareja digna. Nunca la encontrarás. La gente cree que solo amará cuando encuentre al hombre perfecto o a la mujer perfecta. ¡Qué estupidez! Nunca lo encontrarás porque no existen ni la mujer ni el hombre perfecto. Y si existieran, no se preocuparían por tu amor. No les interesaría.
  • Para fluir y crecer en el amor no es necesario la perfección. El amor no tiene nada que ver con la otra persona. La persona amorosa, sencillamente ama, al igual que la persona viva, bebe, come y duerme.
  • Las personas que exigen la perfección son personas muy pocas afectuosas; son neuróticas. Aunque encuentren a un amante, exigen la perfección, y esa exigencia destruye el amor.
  • No tienes derecho a exigir nada a nadie. Si alguien te ama, siéntete agradecido, pero no le exijas nada, porque la otra persona no tiene la obligación de amarte.
  • Interésate por tu alegría. Todo lo demás es no-esencial. Cuando ames a una persona, no empieces a exigirle cosas, porque estarás cerrando las puertas desde el principio. No esperes nada. Si algo te llega en el camino, siéntete agradecido. Si no llega nada es porque no hace falta que llegue, no hay necesidad de que llegue. No debes esperarlo.
  • El amor necesita una atmósfera de amor. El amor necesita una atmósfera de gratitud, de agradecimiento. El amor necesita una atmósfera de no-exigencia, de no-expectación.
  • El tercer paso es: en vez de pensar en cómo recibir amor, empieza a darlo. Si das, recibirás. La gente da de muy mala gana; cuando dan, lo hacen para obtener algo a cambio, son como negociantes. Es una negociación. Solo quieren asegurarse de que obtienen más de lo que dan; en tal caso es un buen trato, un buen negocio.
  • Al liberarte de tus padres te liberas de la sociedad; te liberas de la civilización, de la educación, de todo, porque tus padres representan todo eso. Te conviertes en un individuo.
  • Una persona madura es aquella que no necesita padres. Aquella que no necesita a nadie a quien apegarse o en quien apoyarse. Es feliz con su soledad. Aqeulla que puede sentirse feliz consigo misma. Su soledad no es aislamiento, su alejamiento; es un retiro, es meditativo.
  • En primer lugar: conviértete en un individuo. En segundo lugar: no esperes la perfección, no la requieras ni la exijas. Ama a la gente corriente. Cada ser humano es único, respeta esa unicidad. En tercer lugar: da, sin condiciones; entonces sabrás qué es el amor. Yo no puedo definirlo. Tan solo puedo mostrarte el camino para que lo cultives.
  • El amor no se puede aprender, no se puede cultivar. El amor cultivado no es amor. No será una rosa auténtica, será una flor de plástico. Cuando aprendes algo, significa que proviene de fuera; no procede de un crecimiento interior.  Y para que el amor sea auténtico y real debe ser fruto de tu crecimiento interior. El amor no es un aprendizaje sino un crecimiento. Hay que eliminar los estorbos, hay que destruir los obstáculos; entonces el amor será tu ser natual y espontáneo. El manatial del amor ya está ahí. Es tu propio ser.
  • ¿Qué es el miedo al amor? Se produce porque cuando realmente amas a alguien tu ego empieza a desaparecer, a desvanecerse. Con el ego no puedes amar.
  • La muerte del ego no es tu muerte; en realidad, la muerte del ego es tu posibilidad de vida. El ego no es más que una corteza muerta que te recubre.
  • A medida que pasa el tiempo se acumula el polvo de nuestras experiencias, de nuestro conocimiento, o de la vida que hemos llevado, del pasado. Ese polvo se convierte en el ego. Se acumula y se convierte en una corteza a tu alrededor que hay que romper y eliminar. Hay que lavarse todos los días; incluso continuamente, para que esa corteza no se convierta en una prisión.
  • La mayoría de los cachorros de los animales, los pájaros o los árboles sobreviven sin padres, pueden sobrevivir sin una sociedad, sin una familia. Sin embargo, el niño está tan indefenso que depende de los demás durante años.
  • El niño vive como un emperador. En realidad, está totalmente indefenso y es dependiente, y sus padres, su familia y sus cuidadores le están ayudando a sobrevivir. Sin embargo, la mente del niño interpreta esto como si él fuera el centro del universo y todo el universo existiera para él. El niño se vuelve cada vez más egoísta. Se cree el centro de la existencia de los mayores y así es como se crea el ego. El ego se crea a partir de la dependencia y la indefensión. Así que durante toda su vida intentará seguir siendo un dictador. Están intentando lograr lo mismo que experimentaron cuando eran pequeños.
  • Los psicólogos dicen que después de los primeros cuatro años el niño está prácticamente formado. Ya se ha establecido el patrón; durante el resto de su vida repetirá ese mismo patrón en cualquier situación. Hacia el séptimo año ya se han confirmado todas las actitudes del niño, ya se ha asentado su ego.
  • Una vez que sales del círculo de la familia, surgen los problemas porque nadie más se preocupa por ti de la misma manera que tu madre se ocupaba de ti; nadie se interesa por ti como lo hacía tu padre. Por el contrario, descubres indiferencia por todas partes, y el ego se siente herido.
  • Esta es la historia de la vida: hay millones de egos a tu alrededor, exactamente como el tuyo, y todo el mundo está intentando controlar, maniobrar, dominar, a través de la riqueza, el poder, la política, el conocimiento, la fuerza, las mentiras, las pretensiones, la hipocresía.
  • Si se educa a los niños en guarderías sin sus padres, sin ningún tipo de amor, con total indiferencia, puede que no tengan problemas de ego pero tendrán otros problemas incluso más dañinos y peligrosos. Si se educa a un niño con total indiferencia no tendrá un centro. Será una persona caótica, desgarbada, no sabrá quién es. No tendrá identidad. Se sentirá asustado, atemorizado y no será capaz de dar ni un solo paso, porque nadie lo ha amado. En sus vidas no habrá tantas luchas ni peleas, pero serán totalmente incapaces de defenderse a sí mismos. Siempre estarán huyendo, escapando de todo el mundo.
  • El niño acumula ego; es natural, no se puede hacer nada para evitarlo. Hay que aceptarlo. Sin embargo, posteriormente, no hace falta seguir cargando con él. El niño necesita el ego al principio para sentir que es aceptado, amado, recibido; que es un huésped deseado, no un accidente. Si la protección continúa durante mucho tiempo, se convierte en una prisión. Cuando llegue el momento de que la cáscara muera, deberá hacerlo de forma natural, para que pueda brotar la semilla y nacer la vida.
  • Ese ego no te permitirá enamorarte. A ese ego le gustaría que todo el mundo se rindiera ante ti; no permitirá que te rindas ante nadie. Pero el amor solo ocurre cuando tú te rindes. Cuando fuerzas a otra persona a que se rinda es odioso, destructivo. No es amor.
  • Carl Gustav Jung dijo que no se había encontrado nunca con una persona psicológicamente enferma cuyo auténtico problema después de los cuarenta años no fuera espiritual.
  • George Gurdjieff: «Si todavía no te sientes cómodo con tu padre y tu madre, vete. No puedo ayudarte». Porque el problema ha surgido allí, y allí es donde hay que resolverlo. Por eso todas las antiguas tradiciones dicen que ames a tus padres, que respetes a tus padres lo más profundamente posible; porque ahí es donde surge el ego, ese es su suelo. Resuélvelo ahí; de lo contrario, te perseguirá allá donde vayas.
  • El hombre que no se sienta relajado con su padre no podrá sentirse relajado en la oficina con su jefe; nunca, porque el jefe es una figura paterna. Si no te sientes cómodo con tu madre, no podrás sentirte cómo con tu mujer, porque aquella es tu prototipo de mujer.
  • El ego nace en la relación con los padres y allí es donde hay que enfrentarse con él.
  • Si estás en paz con tu padre y con tu madre, ya has madurado. Ya no hay ego. Ahora entiendes que estabas indefenso, entiendes que dependías de los demás, que no eras el centro del mundo.
  • Cuando uno descubre que el ego es una tontería, cuando uno descubre que el e go no tiene fundamento para existir, cuando uno descubre que el ego no es más que un sueño infantil, malinterpretado por la ignorancia, sencillamente, el ego desaparece.
  • La mente es una gran manipuladora. A la mente le parece peligrosa cualquier situación en la que se pierda el control.
  • El simple intento de controlar o de hacer que algo ocurra es egoísta.
  • Cualquier forma de ayudar a un niño es errónea. La idea de ayudar es de por sí incorrecta. El niño necesita tu amor, no tu ayuda. El niño necesita alimento, apoyo, pero no tu ayuda. Se desconoce el potencial natural del niño, así que no hay forma de ayudarle correctamente a alcanzarlo. No puedes ayudarle si no conoces el objetivo; lo único que puedes hacer es no interferir. Deja que haga lo que quiera.
  • No interfieras en lo que haga el niño. Tu verdadera preocupación debe ser eliminar todos los peligros pero no interfieras en lo que haga el niño; deja que siga su camino.
  • La vida está formada por ciclos de siete años. No me preguntes por qué la vida transcurre en ciclos de site años. No lo sé. Lo único que sé es que es así, y si comprendes esos ciclos, comprenderás gran parte del crecimiento del ser humano.
  • Los primeros siete años son los más importantes porque en ellos se establece el fundamento de la vida. Por eso a todas las religiones les interesa captar a los niños lo antes posible.
  • Te cuestionarás otras mil cosas pero nunca te cuestionarás los cimientos básicos de tu fe.
  • La primera manifestación de amor hacia el niño consiste en que durante estos siete primeros años sea completamente inocente, no esté condicionado, permitir que durante siete años sea un completo salvaje, un pagano. No se le debería convertir al hinduismo, ni al islamismo, ni al cristianismo. Todo aquel que intenta convertir a un niño a una religión no es compasivo, es cruel: está contaminando el alma de un recién llegado.
  • Si un día el niño muestra interés en Dios y empieza a preguntar, intenta no hablarle únicamente de tu idea de Dios porque nadie tiene el monopolio. Exponle todas las ideas de Dios que las distintas épocas, religiones, culturas y civilizaciones han ofrecido a las personas.
  • No hay una necesidad profunda de que el hijo esté de acuerdo con el padre, o de que la hija tenga que estar de acuerdo con la madre. En realidad, es mucho mejor que los hijos no estén de acuerdo con los padres. Así es como se evoluciona.
  • Si un niño logra llegar a los siete años inocente y no corrompido por las ideas de los demás, después resultará imposible evitar su potencial de crecimiento.
  • Así que si eres padre necesitarás mucha valentía para no interferir. Abre las puertas a direcciones desconocidas para que el niño pueda explorar. No sabe lo que lleva en sí, nadie lo sabe. Tiene que buscar a tientas en la oscuridad. No permitas que tenga miedo de la oscuridad, que tenga miedo a equivocarse, que tenga miedo a lo desconocido. Apóyalo. Puede que tengass miedo, pero guárdatelo para ti. No transmistas esos miedos al niño porque estarás interfiriendo.
  • Ser padre es una tarea difícil, así que a menos que estés preparado para llevar a cabo esta ardua tarea no te conviertas en padre.
  • Si desde los siete a los catorce años se permite que los niños estén juntos, naden juntos, estén desnudos los unos frente a los otros, desaparecerán el 90% de las perversiones y de la pornografía.
  • Desde los veintiún a los veintiocho años es la época en la que quizá se asienten. Pueden elegir una pareja. Y ahora están capacitados para elegir; después de la experiencia adquirida en los dos anteriores ciclos de crecimiento pueden elegir la pareja adecuada.
  • El periodo más agradable de la vida se produce entre los veintiocho y los treinta y cinco años; el más dichosos, el más pacífico y armonioso, porque dos personas empiezan a fundirse y a disolverse la una en la otra.
  • Desde los treinta y cinco y los cuarenta y dos, se produce una nueva etapa, se abre una nueva etapa. Os ayudaréis el uno al otro a acercaros cada vez más a la meditación sin sexo, porque al llegar a este punto el sexo empieza a parecer infantil, juvenil.
  • Los cuarenta y dos años es la edad en la que una persona debería ser capaz de saber exactamente quién es.
  • Desde los cuarenta y dos a los cuarenta y nueve sigue profundizando en la meditación, cada vez más dentro de sí mismo, y ayuda a su pareja a hacer igual. Los miembros de la preja se convierten en amigos. Ya no hay un «marido» y una «esposa», ese tiempo pasó.
  • Desde los cuarenta y nueve a los cincuenta y seis años esta soledad se convierte en el centro de tu ser.
  • Desde los cincuenta y seis a los sesenta y tres años te conviertes plenamente en aquello que vas a ser: florece el potencial.
  • Desde los sesenta y tres hasta los setenta empiezas a prepararte para abandonar el cuerpo. Ahora ya sabes que tú no eres el cuerpo, también sabes que tú no eres la mente. Ahora desaparece todo lo demás excepto el yo observador. Solo permanece contigo la pura conciencia, la llama de la conciencia; y esta es la preparación a la muerte.
  • La duración natural de la vida de los seres humanos es de setenta años.
  • La existencia está evolucionando, está continuamente creando algo en tu interior. Así que la cuestión no es cómo iniciar el viaje, sino cómo reconocerlo.
  • ¿Cómo puedes conocer la vida si desconoces la muerte? ¿Cómo puedes saber que estás vivo si no sabes que vas a morir?
  • Cuando un niño empieza a andar, tiene la profunda confianza de que será capaz de andar. Nadie le ha enseñado. Únicamente ha visto nadar a los demás, eso es todo. La confianza es algo innato. Está en cada célula de vida. Un día la confianza vencerá y empezará a andar.
  • ¿Cómo iniciar el viaje? Empieza a contemplar cada vez más. Hagas lo que hagas, hazlo de manera profundamente alerta; de ese modo, hasta las cosas más nimias se vuelven sagradas.
  • No pienses que el amor tiene que ser permanente; de ese modo tu vida será más bella.
  • En la vida todo cambia y el cambio es maravilloso; te proporciona cada vez más experiencia, más conciencia, más madurez.
  • En la vida no hay nada permanente.
  • Te han inculcado la idea de que el amor es permanente, y eso destruirá toda tu vida. Esperarás un amor permanente de una mujer, y la mujer esperará un amor permanente de ti.
  • Tienes que recordar que la libertad es el valor más importante y que si el amor no te da libertad significa que no es amor.
  • Tienes que hacer limpieza continuamente. Cada vez que localices una estúpidez en tu mente, límpiala, elimínala. Si tienes la mente limpia y clara serás capaz de encontrar soluciones para cualquier problema que surja en tu vida.
  • Estoy intentando crear la posibilidad de que surja un nuevo tipo de ser humano que no esté contaminado por el pasado, que se desmarque del pasado. Es un trabajo difícil.
  • En este mundo, las personas de corazón son aplastadas, explotadas, oprimidas. Este mundo está regido por los astutos, los listos, los que no tienen corazón y los crueles. El corazón se deja a un lado.
  • La cabeza dirige el espectáculo en la sociedad; si no fuera así viviríamos en un mundo totalmente diferente: con más amor, con menos odio, menos guerra. El corazón nunca apoyaría el desarrollo de una tecnología destructiva. El corazón nunca estaría al servicio de la muerte.
  • El amor común es una especie de avaricia. Es un ansia de poder.
  • Hay una lucha continua para intentar dominar.
  • Todos los enamorados están buscando a sus madres, a sus padres; a fin de cuentas lo q ue estás buscando es el vientre, aquel estado maravilloso y relajado.
  • El «amor» tal como se utiliza habitualmente el término, no es amor; es deseo.
  • El acto más inmoral que se comete en la existencia: utilizar a los demás como un medio.
  • La persona inteligente no puede ser obediente, ya que la persona obediente tiene que perder parte de su inteligencia. La inteligencia es rebelde, y ningún padre quiere que sus hijos sean rebeldes.
  • Incluso el amor está por debajo de la libertad; la libertad es el valor supremo.
  • La persona dependiente hará que tú también seas dependiente.
  • El miedo nunca es amor, ya que el amor nunca tiene miedo. ¿Por qué debería tener miedo el amor? El amor solo da.
  • La gente piensa que lo contrario al amor es el odio. Eso no es cierto, en absoluto. Lo contrario al amor es el miedo. El odio es el amor cabeza abajo. La persona que odia simplemente demuestra que en lo más profundo, todavía ama. El amor se ha vuelto amargo, pero todavía está ahí.
  • Solo si eres capaz de morir riéndote demostrarás que has vivido riéndote. La muerte es la declaración final de toda tu vida; la conclusión, la frase final. Tu muere, tu forma de morir, reflejará el modo en que has vivido.
  • Buda enseñó a sus discípulos que cuando tuvieran dolor de cabeza solo tenían que decir: «Dolor de cabeza, dolor de cabeza». Sé consciente de él, pero no juzgues. En cuanto dices «no debería» estás provocando sufrimiento. De modo que el sufrimiento lo creas tú, no el dolor de cabeza. El sufrimiento es tu interpretación hostil, el sufrimiento es tu negación de la realidad.
  • Ninguna sociedad permite mentes maduras. ¿Por qué? Porque las mentes maduras son peligrosas para la estructura social, son rebeldes. Verán todas las estupideces que cometen en nombre de la cultura, de la sociedad, de la nación.
  • Todos los problemas de la humanidad podrían resolverse si desaparecieran las naciones. El problema fundamental lo crean las fronteras entre las naciones.
  • Ahora mismo se dispone de la tecnología necesaria para alimentar a todas las personass del mundo, no hay necesidad de pasar hambre.
  • No se puede convertir a una persona madura en un esclavo.
  • No seas cobarde y no cambies de novia solo porque esta te crea problemas y prefieres buscarte a otra.
  • Primero la excitación, después el amor, y después la dicha. La dicha es el resultado último, la plenitud.
  • El odio no destruye el amor, solo destruye su ranciedad.
  • Recuerda: si los extremos están luchando dentro de tu corazón, no elijas. Permite que ambos estén ahí. Ten suficiente espacio para ambos.
  • Cuando el amor se deteriora se convierte en posesión, celos, lucha por el poder, política, dominación, manipulación; mil cosas, todas ellas horribles. Cuando el amor se eleva a las alturas, al cielo más puro, es libertad, libertad absoluta.
  • Ama incondicionalmente, no pidas nada a cambio. Recibirás mucho sin necesidad de pedirlo. En el amor, sé un emperador. Solamente da y observa qué ocurre: recibirás mil veces más.
  • Puedes ir a cualquier monasterio y observar la vida de los monjes y las monjas; es horrible. Apesta a muerte; no exhala fragancia de vida. No hay danza, ni alegría, ni canción.
  • La mayor parte de la humanidad se ha decidido por el amor y ha abandonado la idea de libertad. Pero al hacerlo, las personas viven como esclavas.
  • Ama a la otra persona pero dale total libertad. Ama a la otra persona, pero deja claro desde el principio que no renuncias a tu libertad.
  • Si se deja que un niño crezca por su cuenta, ¿quién sabe si será útil a los intereses creados? La sociedad no está preparada para aceptar ese riesgo.
  • Nadie quiere estar solo, todo el mundo quiere formar parte de una multitud, no solo de una multitud sino de muchas multitudes.
  • Deberías estar siempre atento y si no te sientes feliz en determinada situación, en cierto ambiente, deberías salir de ahí.
  • Uno se merece el novio o la novia que le toca. Nunca te toca un novio o una novia que no merezcas; ese tipo de relaciones duran solo uno o dos días.
  • Desde nuestra infancia se nos ha inculcado la idea de que entre el marido y la esposa hay siempre armonía, siempre encaja todo, siempre están juntos, siempre se aman, no se pelean. El problema son precisamente esas ideas.
  • Olvídate de la idea de que todo tiene que encajar, olvídate de la idea de que habrá una profunda armonía, esas ideas no son buenas. Si todo encaja, os aburriréis; si todo es armonioso, os perderéis el encanto que tiene la relación. Es bueno que las cosas no encajen. Es bueno que exista siempre un espacio para que haya algo que explorar, algo que atravesar, algún puente que construir.
  • Cuando tienes una individualidad completamente diferente es cuando hay más posibilidad de amor.
  • La realidad es que ambos son polígamos. La mujer ha sido condicionada por el hombre durante miles de años para que crea que es monógama. El hombre ha sido muy astuto; ha explotado a la mujer de muchas maneras. Todos los psicólogos y los sociólogos están de acuerdo en que los hombres son polígamos, pero ninguno de ellos dice lo mismo de las mujeres. Yo creo que ambos son polígamos. Si la mujer no se comporta como lo haría alguien polígamos es debido a su educación no a su naturaleza.
  • Sobre todo antiguamente, siempre estaba embarazada, porque de cada diez niños solían morir nueve. Para tener dos o tres niños que sobrevivieran, la mujer tenía que estar continuamente embarazada, durante toda su época reproductiva. Una mujer embarazada se vuelve aún más dependiente económicamente; el hombre se convierte en el que se ocupa de ella. El hombre era culto, la mujer era totalmente inculta. Se la mantenía ignorante porque el conocimiento es poder; por eso se privaba a las mujeres de conocimiento.
  • La libertad no es algo que haya que dar a la otra persona. La libertad es algo que hay que reconocer como un derecho de la otra persona.
  • El hombre natural no necesita moralidad. Lo fácil es lo correcto. Ser natural, ser espontáneo es correcto y la trascendencia surge por sí sola.
  • Cuando uno está muy reprimido empieza a sentir un interés perverso. El problema es el interés perverso, no el sexo.
  • No se trata de cómo trascender el sexo, sino de cómo trascender esta ideología perversa de la sociedad: el miedo al sexo, la represión del sexo, la obsesión con el sexo.
  • ¿Por qué existe un conflicto entre el sexo y el ego? Porque en el sexo no puedes ser egoísta, la otra persona se vuelve más importante que tú.
  • Uno crece y madura a través de la otra persona. Entonces llega un momento en el que puedes estar sola y sentirte inmensamente feliz. No necesita a nadie más.
  • El pasado es muy poderoso, por eso sigues viviendo de acuerdo con un determinado patrón; aunque apeste, seguirás repitiéndolo. No sabes qué más puedes hacer, has sido condicionado por él. Es un fenómeno mecánico.
  • Cuando estás enamorado, comienzas a mostrar tu verdadero rostro. El amor es un espejo. La otra persona comienza a funcionar como un espejo. Toda relación es un espejo. Cuando estás solo no percibes tu propio olor, no puedes; te vuelves inmune a él.
  • Es muy fácil ser monje o monja, pero amar y no ser celoso, amar y no ser posesivo, amar y dejar que la otra persona tenga su libertad, es un auténtico triunfo. Solo entonces experimentarás el amor y su fragancia.
  • Muy pocas personas legan a conocer el secreto del no hacer y permitir que las cosas ocurran. Si quieres grandes cosas, cosas que están más allá del pequeño alcance de las manos humanas, de la mente humana, de las habilidades humanas, tendrás que aprender el a rte de no hacer. Yo lo denomino meditación.
  • La meditación alude fundamentalmente al principio del no hacer, relajarse, dejarse llevar por la marea; limitarse a ser una hoja mecida por la brisa, o una nube que se mueve con el viento.
  • Lao Tsé es una de las figuras más importantes en el terreno del no hacer.
  • Deja que de veinticuatro horas, haya algunos momentos en los que no estés haciendo nada, únicamente estés permitiendo que la existencia haga algo en ti. Verás como empiezan a abrirse ventanas en ti, ventanas que te conectarán con lo universal, con lo inmortal.
  • La mente mediocre no se aburre tan fácilmente. Lo soporta; acepta todo lo que ocurre como bueno. No está alerta.
  • El aburrimiento es una señal de sensibilidad.
  • El matrimonio se acaba prácticamente al mismo tiempo que termina la luna de miel; después finges.
  • El aburrimiento es la consciencia de la repetición. Los animales no pueden aburrirse porque no pueden recordar el pasado.
  • Para la mente aburrida todo es viejo; para una mente completamente viva, no hay nada viejo bajo el sol, no puede haberlo. Todo fluye.
  • Si realmente quiere que tu mujer, tu marido o tu pareja sea constantemente nuevo para ti, no esperes nada.
  • Vive de forma auténtica. Quítate las máscaras; son un peso en tu corazón. Elimina toda falsedad. Exponte.
  • La existencia está a disposición de aquellos que están a la disposición de la existencia. Y yo te aseguro que cuando eso ocurre no hay aburrimiento. La vida es una dicha inagotable.
  • Creas la realidad a tu alrededor con tus ideas; es una proyección.
  • Limítate a tener el corazón abierto; la vida nunca defrauda a nadie.
  • Aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de compartir, de llegar a lo más profundo de la otra persona; sin poseer a la otra persona, sin depender de ella, sin reducirla a una cosa, y sin volverse adictos a ella. Permiten que la otra persona tenga total libertad porque saben que si se marcha, ellos seguirán siendo tan felices como son ahora. La otra persona no puede arrebatarles su felicidad, porque no es quien se la dio.
  • La mujer piensa que conoce al hombre, el hombre piensa que conoce a la mujer. ¡Nadie se conoce! Es imposible conocer a la otra persona, el otro sigue siendo un misterio. Y dar al otro por descontado es insultante, es una falta de respeto.
  • Si te relacionas, en vez de reducirlo a una relación, el otro se convertirá en un espejo para ti. Al explorar a la otra persona, sin darte cuenta, también te estarás explorando a ti mismo. Al profundizar en la otra persona, al conocer sus sentimientos, sus pensamientos, aquello que le conmueve más profundamente, conocerás también aquello que te conmueve más profundamente a ti.
  • Cuando digo relacionarse, me refiero a estar continuamente de luna de miel. Seguid buscándoos e investigándoos el uno al otro, seguid descubriendo nuevas maneras de amaros.
  • Cada persona es un misterio tan infinito, tan inagotable, tan insondable, que nunca podrás decir: «Ya lo conozco» o «Ya lo conozco».
  • Estableced que todas las noches durante una hora seréis negativos con la otra persona en vez de ser negativos en cualquier lugar, en cualquier ocasión. Durante una hora podéis estar juntos y ser negativos. Después de una hora habréis acabado con la negatividad, no os quedará ningún resto, y por tanto no la llevaréis a vuestra relación.
  • El primer paso consiste en liberar lo negativo a solas. El segundo paso consiste en liberar lo negativo en determinado momento, cuando hayáis acordado que ambos vais a liberar lo negativo. Solo en un tercer paso podréis ser naturales, porque entonces no tendréis miedo de dañar a la relación o de herir a la otra persona.
  • El amor es un río; no es una cosa, ni un objeto. Así que no pienses que falta algo; forma parte del proceso del amor. Y es bueno que no esté completo. Cuando falta algo tienes que reaccionar, moverte.
  • Siempre sentirás que hay algo que está desafinado. Es natural, porque cuando se encuentran dos personas, se encuentran dos mundos distintos.
  • El problema es que si sufres demasiado, te volverás adicto a tu sufrimiento. Entonces empezarás a sentir una especie de placer en el sufrimiento. Puedes volverte masoquista, y será muy difícil salir de ahí.
  • Escucha a tu miedo y no lo reprimas. Desaparecerá por sí solo.
  • ¿Quién es capaz de olvidar por el mero hecho de desearlo? Cuanto más intentes olvidar, más lo recordarás, ¡porque incluso para olvidar tienes que recordar! No intentes olvidar.
  • Permanced juntos, pero no intentéis convertiros en uno. Permaneced juntos, pero no os desconectéis totalmente. Seguid siendo dos pero en contacto.
  • Sé sincero y ayuda a que tu pareja también lo sea. Si lo haces, el amor se convertirá en un crecimiento. De lo contrario, puede volverse en algo venenoso. Al menos no corrompas el amor. Lo corrompe la falsedad.
  • Es el problema de todas las parejas, que en el fondo tienen miedo. No hacen más que preguntarse si esa relación será lo suficientemente fuerte para soportar la verdad.
  • Recuerda: nunca se llega al ser de forma confortable; de lo contrario les habría ocurrido a todas las personas. Ser ocurre solo cuanto te arriesgas, cuando te diriges al peligro. Y el amor es el mayor peligro que existe. Te exige totalmente. Así que no tengas miedo; lánzate.
  • Una relación no es creativa, solamente refleja lo que ocurre. Es como un espejo.
  • Recuerda: la compasión no es amor. La compasión solo permanecerá mientras seas infeliz. No exijas nunca compasión, ya que eso te corrumpe a ti y a la otra persona.
  • El auténtico amor no siente compasión. El auténtico amor siente empatía. Compasión significa: «Tú eres infeliz y a mí me gustaría ayudarte. Yo permanezco fuera. Te doy la mano. No me afectas. De hecho, en el fondo, disfruto con ello». Empatía significa: «Me siento igual que tú. Si eres infeliz, siento tu infelicidad. Me roza, me afecta».

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

9 respuestas hasta “Aprender a amar de Osho – Apuntes”

  1. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  2. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  3. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  4. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  5. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  6. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  7. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  8. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

  9. […] Aprender a amar de Osho. […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: