Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

El éxito de los introvertidos de Sylvia Löhken – Apuntes

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 2 de mayo, 2019


Título original: Quiet Impact.
© 2006, Sylvia Löhken
© 2018, Mercé Diago, por la traducción
Editorial: Penguin Random House Grupo Editorial.

¿Están los introvertidos condenados a tener menos éxito? ¡Al contrario! Y ya es hora de buscar sus puntos fuertes, puesto que son el treinta por ciento de la población mundial.

En un tono audaz y convincente, Sylvia Löhken aborda los prejuicios contra las personas introvertidas, y lo hace cansada de que nadie la comprenda.

Por ello, convierte este libro en la herramienta que por fin permitirá a los introvertidos ser conscientes de sus 10 cualidades y fortalezas (como la reflexión, la escucha y la empatía), y sus 10 defectos (como la hipersensibilidad y el miedo al conflicto).

Con un enfoque extremadamente práctico y completo, la autora combina la teoría con infinidad de ejemplos cotidianos, y alterna consejos claros con estrategias específicas para afirmarse en situaciones habituales.

Por fin descubrirás que es posible ser introvertido y tener éxito. Y también te liberarás de muchos miedos.

Sylvia Löhken es una doctora en lingüística y comunicación alemana, además de una aclamada introvertida, conferenciante y coach especializada en cómo ayudar a los introvertidos a generar un mayor impacto en el trabajo. Hoy colabora con instituciones de la talla del Banco Regional de Berlín, y ha sabido vencer su miedo a hablar en público hasta ser nombrada en 2012 “conferenciante del año” en Alemania.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • A los introvertidos nos encanta darle vueltas a los temas, lo hacemos constantemente.
  • No existen los cursos de comunicación pensados para satisfacer las necesidades y fortalezas de las personas reservadas.
  • Durante mucho tiempo si de repente sentía que quería estar sola mientras estaba con mi familia y mis amigos, me parecía que era antisocial. Ahora soy consciente de que retirarse tiene todo el sentido del mundo puesto que me ayuda a recuperar mi energía cuando estoy agotada.
  • Hya una gran flexibilidad en las manifestaciones y definición de introversión o extroversión.
  • Nacemos con la tendencia a ser introvertidos o extrovertidos.
  • Todo el mundo posee cualidades introvertidas y extrovertidas.
  • La mayoría de las personas se encuentra en una zona central moderada, pero con una tendencia hacia el extremo introvertido o extrovertido.
  • La introversión y la extroversión dependen de la situación.
  • Los seres humanos tenemos una grandísima capacidad de adaptación.
  • A medida que las personas envejecen tienden a desplazarse hacia el centro del continuo y pasan ser más “moderadas” en su introversión o extroversión.
  • Tanto la introversión como la extroversión son rasgos de la personalidad relativamente estables tal como evidencian ciertas cualidades e inclinaciones.
  • El exceso de estímulos agota la energía de los introvertidos. A los introvertidos les gusta la estimulación porque les vigoriza. Esto no significa que los extrovertidos no necesiten tiempo para estar solos y momentos de quietud.
  • Los neurocientíficos pueden demostrar que la actividad cerebral de los introvertidos consume más energía que la de los extrovertidos.
  • La etiqueta “tímido” no tiene nada que ver con la introversión. A las personas tímidas les angustia sobre todo el contacto social. No suele apetecerles la idea de reunirse con otras personas.
  • En su obra The Introvert Advantage (2002), Marti Olsen Laney señala que Freud, después de su disputa con Jung, presentó el concepto de introversión de forma negativa en sus escritos equiparándolo al narcisismo, mientras que consideró la extroversión como saludable y positiva. Jung no valoró a las personas en relación a los distintos grados de introversión o extroversión. Consieraba a ambos tipos y sus rasgos importantes y valiosos.
  • Las personas reservadas tardan más en reflexionar o reaccionar.
  • Susan cain resume las consecuencias de la diferencia neurobiológica: define a los extrovertidos como “orientados hacia la recompensa” y a los introvertidos como “orientados hacia la amenaza”.
  • Los extrovertidos enseguida se tornan inquietos o se aburren si la falta de estimulación persiste: presentan síntomas por abstinencia de dopamina.
  • Los introvertidos suelen ser menos visibles … Pero están en todas partes.
  • Las personas reservadas que se muestran reticentes en un contexto social fácilmente reciben la etiqueta de “antisociales”. Es injusto.
  • La capacidad de establecer contactos personales con otros exige una serie de cualidades, como el interés por otras personas, empatía, respeto, simpatía, e incluso la capacidad de reconocer la culpa. Las personas presentan estas cualidades independientemente de si son introvertidas o extrovertidas.
  • A las personas reservadas los eventos sociales les suelen parecen debilitantes y se retraen. Por muy inspiradora que resulte una conversación, la energía invertida en ella solo puede recuperarse cuando la estimulación se procesa durante un período de descanso. En solitario.
  • Los introvertidos necesitan centrarse más en su intensa vida interior.
  • Los extrovertidos suelen sentirse ligeramente excluidos, aburridos o incluso rechazados cuando están con personas introvertidas. Se trata de una impresión errónea.
  • Los introvertidos son seres tan sociales como los extrovertidos.
  • El mundo necesita tanto a personas introvertidas como extrovertidas.
  • Las personas introvertidas y las extrovertidas difieren sobre todo en la manera como obtienen la energía: las introvertidas necesitan paz y tranquilidad mientras que las extrovertidas obtienen la energía del contacto con otras personas y de actividades.
  • La introversión y la extroversión son dos extremos de un continuo.
  • En un mundo en el que se atribuye más valor a la comunicación entre extrovertidos como algo a lo que aspirar, es fácil que las cosas que las personas reservadas saben hacer, logran y ofrecen queden relegadas a un segundo plano.
  • Las personas reservadas son especialmente propensas a la autocrítica y a menudo tienen que hacer un esfuerzo consciente para descubrir su lado bueno.
  • En el peor de los casos, la autocrítica nunca puede significar autosabotaje.
  • Su circuito cerebral y su sistema nervioso están especialmente predispuestos para la concentración, el aprendizaje, la autorreflexión y la memoria, mientras que el cerebro de los extrovertidos está más enfocado a ser proactivo y a los estímulos del mundo exterior.
  • Fortalezas de los introvertidos: prudencia, sustancia, concentración, saber escuchar, calma, pensamiento analítico, independencia, perseverancia, escribir (en vez de hablar), empatía.
  • Probablemente, saber escuchar sea una de las habilidades más infravaloradas de las relaciones humanas.
  • En los países más afines a la introversión como Japón, se considera una muestra de cortesía dejar espacio para el silencio mutuo, incluso durante una conversación.
  • Las personas reservadas en las que domina el córtex cerebral derecho tienden a procesar la información de forma subjetiva e intuitiva, más bien como “corazonada”. Según Olen Laney, las personas reservadas en las que domina el córtex cerebral izquierdo se acercan más al estereotipo de introvertidos: precisan menos contactos sociales y tienden a centrarse en el objeto y la teoría.
  • Muchas personas reservadas prefieren comunicarse por escrito, ya sea para ellas mismas o con otras personas. Mientras sopesan sus pensamientos y los expresan en palabras antes de comunicarlos, escribir parece un buen sistema para expresarlo. Cuando las personas escriben, pueden ir a su paso.
  • A las personas reservadas y empáticas les resulta fácil ganarse la confianza de los demás.
  • Obstáculos de los introvertidos: miedo, demasiada atención al detalle, exceso de estimulación, pasividad, evasión, ser excesivamente cerebral, autoengaño, fijación, evitar el contacto, evitar el conflicto.
  • Muchos introvertidos tienden a ver unidades específicas de información como el conjunto global.
  • Necesitan tranquilidad, soledad y reflexión a fin de recuperar energía.
  • Las personas reservadas que ven su introversión como una desviación del mundo que les rodea se arriesgan a sufrir alienación social o alienación de ellas mismas.
  • En casos extremos, los introvertidos que evitan el contacto se convierten en solitarios amargados llenos de antipatía hacia otras personas.
  • Encontrar pareja supone un gran reto para las personas introvertidas. Al fin y al cabo, implica tomar la iniciativa y dar el primer paso, salir para conocer gente y profundizar en su conocimiento.
  • Piensa en primer lugar: ¿qué actividades te gustanr realmente y te parece que valen la pena? Cuando lo tengas claro, planifica aquellas que te permitan conocer a personas con gustos similares.
  • Los miembros introvertidos se sienten más cómodos en una relación en la que no tienen que mostrar constantemente afecto ni tomar la iniciativa.
  • A muchos introvertidos les resulta fácil vivir solos sin sentirse solos.
  • Se puede decir que en todos los sectores los introvertidos tienen (por lo menos) tanto éxito como los extrovertidos, con sus propios recursos y fortalezas.
  • Los colegas introvertidos no hacen casi nada para garantizar que sus fortalezas y logros sean advertidos.
  • Reforzarás tu autoestima si te preguntas de forma regular: ¿qué he hecho hoy realmente bien?, ¿qué fortalezas he puesto en práctica?
  • Las personas reservadas suelen quedar apartadas de los ascensos, por el mero motivo que quienes toman las decisiones no saben suficiente acerca de sus logros y éxitos.
  • Asumir responsabilidades significa ser visible: otras personas advierten lo que representas y tu labor.
  • Las personas competentes se motivan cuando se les presenta un reto y, por consiguiente, los demás se fijan en ellas.
  • Para las personas reservadas, una llamada telefónica suele resultar estresante y provocar la sensación de impotencia ante una situación determinada.
  • Los introvertidos tienden a pensar que si enfoque esmerado y elaborado es compartido por quienes les escriben.
  • Los viajes de negocio resultan mucho más agotadores para las personas introvertidas que para las extrovertidas.
  • Las conversaciones triviales resultan esenciales para cultivar las relaciones, aunque parezca que se habla de comida o de la oficina nueva. Las redes personales y profesionales no se construyen durante la programación oficial de un acto.
  • Pide a personas que conoces que te presenten a alguien que consideren que te gustará conocer.
  • A las personas extrovertidas les gusta ordenar sus pensamientos mientras hablan.
  • El primer paso cuando te prepares para negociar es determinar tu postura. Prepáralo todo a partir de esa base.
  • Las personas introvertidas que son excesivamente analíticas tienen tendencia a abordar las negociaciones con una creencia falsa: los mejores argumentos ganan. Si la cuestión siempre fuera acerca de lo que es mejor, entonces nuestro mundo estaría en muy buena forma. Pero somos seres humanos. Los seres humanos tienen sentimientos.
  • A todos los públicos les gusta escuchar a personas auténticas. No deberías intentar actuar, ni tampoco lo necesitas. Sé fiel a ti mismo.
  • Ningún ponente debería subir a un estrado sin un mensaje clave.
  • El miedo escénico no es patrimonio de las personas reservadas.
  • Si te expones con forma deliberada a situaciones de discurso con regularidad, el centro de ansiedad de tu cerebro registrará una y otra vez que te enfrentas a ese hecho sin que haya consecuencias graves.
  • Cuando las personas reservadas están estresadas, muchas tienen la tentación de huir de todo.
  • Las personas introvertidas tienden a perderse en una maraña de detalles y transformar un hilo claro en un entramado inextricable de detalles.
  • He aprendido en el trabajo de comité que si hay que tomar una decisión inminente, en la mayoría de los casos está acordada antes de la reunión.
  • No siempre se pone en práctica lo que se ha discutido y acordado. Lo que se decide justo después de la reunión es lo que vale realmente.
  • Para mí sería reconfortante pensar que todas las decisiones últimas en cierto ámbitos están manos de personas reservadas.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

3 comentarios to “El éxito de los introvertidos de Sylvia Löhken – Apuntes”

  1. […] El éxito de los introvertidos de Sylvia Löhken. […]

  2. […] El éxito de los introvertidos de Sylvia Löhken. […]

  3. […] #15) El éxito de los introvertidos de Sylvia Löhken. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: