Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

El informe Lugano II de Susan George – Apuntes

Posted by Raul Barral Tamayo en Jueves, 30 de julio, 2020


Título original: Cette fois, en finir avec la démocratic.
© 2012 Susan George
© de la traducción Adela Padín, 2013
Editorial: Deusto.

Ha pasado una década desde que la élite capitalista encargara a un grupo de sabios el primer Informe Lugano, texto que debía servir a quienes dirigen el sistema económico para seguir liderando el mundo según sus intereses. Aquella iniciativa, que calibró el futuro del planeta ante los retos medioambientales y de desigualdad social, ya anunció una inminente quiebra financiera de complejas consecuencias.

Ya en plena crisis, la misma élite financiera vuelve a recurrir al grupo de sabios para buscar otra orientación clave: ¿cómo puede mantenerse a salvo el capitalismo tras haber generado un desequilibrio financieroa nivel global?, ¿cómo superar la crisis sin que se debilite el dominio de las élites que la provocaron?

Las respuestas se encuentran en El Informe Lugano II, y que sirve de hoja de ruta al capitalismo para seguir controlando el mundo pese a los escollos de la crisis. En este camino, el texto aporta transparencia y lucidez a una crisis gestada por el capitalismo y de la que él ha logrado, por ahora, mantenerse a salvo. Recortes sociales, desmantelamiento del estado de bienestar, permanencia disimulada de los paraísos fiscales, traspaso de las deudas privadas generadas por el enriquecido y apenas controlado sistema financiero al capital público…

Las recetas propuestas, resumidas con crudeza y que la mayoría de gobiernos occidentales ya llevan años aplicando, plasman a su vez un retrato mordaz del desequilibrio que deben pagar los más vulnerables mientras los poderosos permanecen sin apenas despeinarse.

Éste es un relato de ficción que detalla con precisión la estrategia que las élites deseaban que no se supiera nunca. Los hechos descritos son reales y proceden de fuentes veraces y bien informadas, mientras que el escenario en el que se desarrollan es una recreación inventada por la autora.

Susan George es investigadora, escritora, conferenciante y presidenta de honor de ATTAC Francia. Ciudadana franco americana, George ha participado en múltiples debates internacionales contra los efectos devastadores de la globalización.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • La esencia de nuestro mensaje consistía en lo siguiente: “El capitalismo no puede mantenerse mucho tiempo, y mucho menos hacerse invulnerable, con ocho mil millones de personas en la Tierra en el año 2020”. Según nuestro diagnóstico, era imposible ecológica, social e incluso económicamente. Ahora, cuando entregamos el Lugano II a los Solicitantes, el planeta ha franqueado el umbral demográfico de los siete mil millones de habitantes, y por ello en la actualidad somos más categóricos de lo que fuimos entonces.
  • Esta vez, la pregunta que se nos planteó fue la siguiente: “¿Vivimos una progresión inevitable de crisis, decadencia y caída final del mundo occidental tal como lo conocemos, o bien la gestación de un renacimiento del sistema capitalista, que saldrá fortalecido del proceso? ¿Qué podemos hacer para estimular este renacimiento?”.
  • Nadie sabe con seguridad si las emisiones de CO2 han alcanzado el punto de no retorno; nadie sabe exactamente hasta dónde pueden subir las temperaturas ni en qué espacio de tiempo.
  • El cambio climático somete los recursos de agua y víveres a tensiones cada vez mayores.
  • El precio de los productos alimenticios es cada vez más insostenible para millones de personas cuyo gasto principal es la alimentación.
  • Un nuevo grupo de países (como China, Corea del sur, Arabia Saudí y diversas monarquías del Golfo) puede permitirse practicar esta nueva forma de colonialismo. Esperan que etas tierras, la mayor parte de ellas en África, produzcan suficientes víveres para que las poblaciones de los países que se adueñan de ellas puedan conservar la sonrisa bajo cualquier circunstancia.
  • El estrés hídrico también ocupa un lugar destacado en la escena mundial. No sólo como consecuencia de la sequía, sino también de la contaminación, la extracción de las capas freáticas y la intensificación del uso industrial y agrícola del agua allí donde aumentan los ingresos, por ejemplo en China y la India.
  • Los mercados y las empresas ya han comprendido que tras las necesidades más básicas de la humanidad, el agua y los alimentos, se esconde una fuente nueva y superabundante de beneficios.
  • Las Naciones Unidas predicen decenas, o incluso centenares, de millones de personas refugiados por el clima, una afluencia para la que los gobiernos y las organizaciones internacionales se han preparado muy poco o nada en absoluto.
  • The Lancet, prestigiosa publicación médica: “El cambio climático es la mayor amenaza mundial contra la salud en el siglo XXI”.
  • Un marxista diría que la superestructura se volvió tan pesada que aplastó la infraestructura. El sector financiero podía fijar sus normas, decidir las reglas del juego y cambiarlas en plena partida sin ningún tipo de control o contrapeso, al menos mientras la orquesta siguiera tocando.
  • La sorprendente verdad sobre la ayuda pública de Estados Unidos al sector financiero no salió a la luz hasta mediados de 2011, y sólo porque el senador estadounidense Bernie Sanders, que se declara “un socialista independiente”, obligó a la Reserva Federal a organizar y publicar la primera auditoría completa de toda su historia. Dicha auditoría descubrió una realidad impactante: “Sólo la Reserva Federal ha proporcionado unilateralmente más de dieciséis billones de dólares en préstamos secretos para sacar a flote no sólo los bancos de Estados Unidos, sino numerosos bancos extranjeros”.
  • Sólo Citigroup recibió más del 16%, unos 2,5 billones de dólares; Morgan Stanley y Merrill Lynch recibieron cada uno cera de 2 billones; Bank of America, 1,3 billones; y Goldman-Sachs, 814.000 millones, entre otros.
  • Grandes economistas como Kenneth Rogoff sostienen que la deuda soberana no es un verdadero problema hasta que alcanza aproximadamente el 90% del PIB. Éste es un punto peligroso, ya que cuanto más elevada es la deuda, más se debe aumentar la parte de los ingresos nacionales que paga sus intereses a los titulares de los bonos del Estado.
  • El el momento en que un Estado empieza a pedir prestado para cubrir gastos corrientes, surge un problema de verdad.
  • A pesar de esta generosidad de las autoridades públicas de la Unión, los bancos europeos ya no desempeñan la función primordial de un banco: hacer préstamos a las familias y a las empresas.
  • Cuando se redactaron los primeros estatutos del Banco Central, Alemania impuso la condición de que Europa no tuviese un Tesoro común, y siempre se ha negado a retirar su veto. Sin embargo, tarde o temprano habrá que recurrir a eurobonos comparables a los bonos del Tesoro estadounidenses que cubran toda la zona euro; de lo contrario, el euro se desmoronará envuelto en llamas.
  • entrada original: https://raulbarraltamayo.wordpress.com/2020/07/30/el-informe-lugano-ii-de-susan-george/
  • En Estados Unidos, George W. Bush, elegido presidente en enero de 2001, duplicó la deuda legada por la administración Clinton al librar varias guerras que le salieron muy caras. La reducción de los impuestos a los estadounidenses más ricos y, sobre todo, la financiación de los rescates de 2008 fueron el golpe de gracia.
  • Andrew Mellon, banquero, economista y secretario del Tesoro de Estados Unidos entre marzo ede 1921 y febrero de 1932: “Es una depresión, los activos regresan a sus propietarios legítimos”.
  • Andrew Mellon, aconsejando al presidente Herbert Hoover tras el crac de 1929: “Liquidar los sindicatos, liquidar las acciones, liquidar a los granjeros, liquidar los bienes inmuebles”.
  • La compasión por el pueblo, sea el pueblo que sea, es rara incluso en las épocas más prósperas y no tiene nada que ver con los rescates u otras medidas de socorro.
  • Michael Lewis, periodista para la revista Vanity Fair: “El gobierno alemán le da dinero al fon de rescate de la Unión Europea para que pueda darle dinero al gobierno irlandés, para que el gobierno irlandés pueda darle dinero a los bancos irlandeses, para que los bancos irlandeses puedan devolverle el dinero a los bancos alemanes”.
  • Los países de la Europa periférica deben arder en el infierno de la austeridad: no en vano la canciller Angela Merkel es hija de un pastor luterano.
  • Los gobiernos siguen rivalizando en generosidad caritativa hacia sus sectores financieros privados.
  • Tan sólo cuatro bancos estadounidenses (JP Morgan, Citibank, Bank of America y Goldman Sachs) poseen el 94% de estos derivados o al menos los poseen en sus libros contables.
  • Después de mejorar su imagen a través de su tono decidido y de suscitar grandes titulares del tipo “el secreto bancario ha muerto”, los gobiernos del G20 dejaron el tema cómodamente de lado.
  • Warren Buffett:”Llevo sesenta años trabajando con inversores y todavía no he visto a nadie […] que renuncie a una inversión razonable por causa del tipo impositivo sobre las ganancias potenciales”.
  • Invertir hoy en día, en la aplastante mayoría de los casos, consiste en comprar más productos financierso, no en fundar fábricas creadoras de empleo y productoras de bienes de consumo.
  • Adam Smith, La riquza de las naciones, cuarta parte: “Todo para nosotros y nada para los demás parece haber sido, en todas las épocas, la máxima de los amos de la humanidad”.
  • La historia nos dice que las élites rara vez, o jamás, han sido capaces de detener en el momento adecuado su acumulación de riquezas y privilegios.
  • Postular que millones de personas que no saben nada de nada deberían tener el derecho de decidir cómo hay que gobernarlas ya no es una idea viable. El arte de gobernar es complejo: intervienen demasiados parámetros jurídicos, técnicos y políticos; lo que está en juego es demasiado importante. En resumen, es una cuestión que más vale dejar a los especialistas, los expertos y los elementos mejor preparados gobernar: las élites.
  • La religión puede convertirse en una fuente de problemas y de revueltas con demasiada facilidad si los ciudadanos consideran que sus decisiones espirituales han sido violadas, por muy estúpidas o desacertadas que sean sus creencias.
  • La opinión y la expresión son fáciles de mantener dentro de los límites de lo razonable mientras se pueda contar con medios de comunicación dóciles y sin sentido crítico, como lo son casi todos hoy en día.
  • Los paradigmas defienen lo que puede pensarse o no en un momento histórico determinado y asimismo operan en campos específicos como las artes o las ciencias. determinan el curso de los asuntos humanos y, en todos los ámbitos, un cambio de paradigma implica necesariamente resistencia, dolor y conflicto.
  • La última cosa que podemos desear es una población uniformemente capaz de un pensamiento crítico y formada para ello.
  • Según Gramsci, una clase dominante no puede reinar exclusivamente apoyándose en la violencia, la fuerza y la opresión, o al menos no durante mucho tiempo. Debe comprender el poder blando, como diríamos hoy en día, y marcarse como objetivo una toma de poder cultural.
  • Si bien Antonio Gramsci definió la naturaleza y la necesidad de la hegemonía cultural en términos políticos y sociológicos, nuestro segundo héroe, el profesor Friedrich von Hayek dotó al neoliberalismo de su legitimidad y su credibilidad económica, jurídica y académicas.
  • Que haya que cobrar impuestos a los ricos para dotar a los pobres de escuelas y hospitales. Hayek respondería a sus adversarios que la justicia social, al igual que los derechos humanos, es una ilusión perniciosa porque se asienta sobre decisiones arbitrarias que tarde o temprano conducirán a la tiranía y la servidumbre.
  • No olvidemos la famosa afirmación de Margaret Thatcher: “La sociedad no existe”. Únicamente hay personas con necesidades y deseos individuales.
  • La sustitución de un paradigma por otro siempre es un proceso largo y a veces tortuoso.
  • Los asuntos humanos deben estar en manos de los más aptos. Su pasión, energía y éxito serán suficientes para identificarlos como tal.
  • La jerarquía fue y sigue siendo la manera más eficaz y económica de organizar cualquier agregado humano. Naturalmente, se han producido revueltas esporádicas en todas estas sociedades, y ha sido más o menos fácil sofocarlas.
  • Nos gustaría advertir, una vez más, contra las formas ostentosas de arrogancia y desprecio por el sufrimiento ajeno que vemos aparecer demasiado a menudo y bajo demasiadas formas.
  • Si Occupy y los Indignados se integrasen en la lucha de organizaciones experimentadas y de instituciones bien establecidas como los sindicatos saltaría la alerta roja. Aunque es una vieja táctica, divide y vencerás, sigue siendo el mejor consejo dada la situación actual.
  • Recomendamos extrema prudencia en la manera de tratar los movimientos sociales, ya sean nuevos o tradicionales. Existe la posibilidad de infiltrar en las protestas a activistas o de empujarlas a la violencia, pero parece que los manifestantes son mucho más sutiles que hace diez años, cuando era un juego de niños introducir entre sus filas a agentes provocadores disfrazados de temibles insurrectos.
  • En aquella época, afirmamos que había que reducir la presión demográfica por todos los medios, tanto si eran coercitivos o si no. Entre ellos se incluían aprovechar deliberadamente circunstancias desagradables como las hambrunas, las epidemias o las guerras. Ya es hora de que todo el mundo lo entienda: un número considerable de personas inútiles y superfluas no producen y no consumen lo suficiente, y actualmente ocupan demasiado espacio. Son una carga para los recursos de la Tierra pues no aportan a la economía y a la sociedad más que gastos y tensiones suplementarios.
  • El mercado mundial jamás incluirá a todas las personas de la Tierra. Aunque es útil que las poblaciones lo crean, la razón del ser del mercado no es crear empleos; sino permitir la creación de valor y por tanto de beneficios. Los empleos son un efecto secundario, un subproducto de la actividad económica capitalista.
  • Las enfermedades siguen siendo otra alternativa para reducir la población, aunque finalmente no se han producido algunas epidemias anunciadas a bombo y platillo y el número de víctimas del sida ha disminuido en los últimos tiempos.
  • Nos dirigimos tal vez a un aumento de las temperaturas y a una escasez de tierras, víveres y agua incompatibles con la vida civilizada.
  • En la actualidad, el mundo está viviendo a costa de su capital natural, no de los ingresos procedentes de dicho capital. Dicho de otra manera, la población humana está atacando laa esencia misma de los sistemas que sostienen el planeta. Nos comportamos como los herederos derrochadores que liquidan sus fondos fiduciarios.
  • Sun Tzu, el arte de la guerra: “Lo mejor es someter al enemigo sin luchar”.
  • Esperamos haber propuesto algunos objetivos valiosos:
    • Minar selectivamente la doctrina obsoleta de los derechos humanos, que favorece los bienes colectivos y no fomenta la responsabilidad personal.
    • Debilitar la democracia, que crea desorden y es demasiado lenta para el mundo actual.
    • Desmantelar el Estado del bienestar, que ha llegado demasiado lejos y sale demasiado caro.
    • Mantener las jerarquías, las únicas capaces de gestionar los sistemas complejos, al mismo tiempo que se anima a las categorías inferiores a decirle la verdad al poder sin miedo a las represalias.
  • Para alcanzar estos objetivos, habrá que imponer sistemas de creencias sólidos y mitos trascendentes. Son necesarias la explotación y el fomento de las divisiones y las expresiones minoritarias de todo tipo para todos los individuos, la pedagogía y la repetición constantes, el uso sensato de los expertos y de los medios de comunicación y el enfoque positivo de los problemas.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: