Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

FIFA mafia de Thomas Kistner

Posted by Raul Barral Tamayo en jueves, 10 de junio, 2021


Título original: Fifa Mafia.
© Droemer Verlag, 2012
© de la traducción: Pablo Manzano Migliozzi
Editorial: Roca Editorial de Libros.

Un relato que se lee a ritmo de thriller en el que encontraremos las claves por las cuales Joseph Blatter ha terminado por dimitir como presidente de la FIFA.

Una investigación de más de veinte años sobre las actividades delictivas de la mayor federación mundial del deporte.

Cargado de detalles explosivos, FIFA mafia expone documentación que nunca antes había sido publicada.

Un testimonio detallado de las investigaciones del FBI y de la Interpol en dos campeonatos del mundo.

Thomas Kistner, reputado periodista alemán, ha investigado durante más de 20 años las actividades delictivas en torno a la FIFA.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Son los que infligen a Blatter una humillación. La parte de la sociedad que todavía puede permitirse pitarlo, a él y a su gabinete. Es el público. El vínculo del esta gente con el fútbol no pasa por el negocio, el poder o los delirios de grandeza, sino por la alegría, el placer y la diversión. Para eso pagan. Incluso cada vez más.
  • Ningún político con ambición puede adoptar una postura neutral frente al fútbol. Desde hace ya tiempo, este deporte ha dejado de ser un terreno imparcial. Quien busque popularidad tiene que rendirle honor al balón.
  • La política, inmersa en la borrachera del fútbol, no solo pierde constantemente su dignidad, sino lo más importante: su deber de crítica y control.
  • Existen razones profanas para intentar ganarse la simpatía de Blatter y compañía. Todos los países aspiran a organizar algún día la Copa del Mundo, incluso si su extensión geográfica equivale a la mitad de Hesse, como es el caso de Catar. Así que incluso la razón de estado exige el trato cuidadoso con Blatter, que desde hace décadas es el potentado que reina en el fútbol. Sonreir, asentir, ceder. Y al final pagar la cuenta con el dinero de los contribuyentes.
  • La economía y los patrocinadores se inclinan con devota lealtad ante el producto Copa Mundial de la FIFA y ante Blatter y sus camaradas, los propietarios. Pues el torneo es el mejor escenario publicitario de toda la galaxia.
  • Al que no obedece se lo puede cambiar en cualquier momento, incluso por un rival directo en el mercado, ya que la competencia hace cola.
  • Los periodistas deportivos son a menudo aficionados que se han saltado la valla y que rara vez abordan el tema con rigor periodístico. Con pasión y grandes intereses personales, realizan el servicio de prensa para el deporte pasión blatteriano, elevando el acontecimiento aún más.
  • Como fruto de la labor de transfiguración mediática, tenemos la pérdida de percepción más original que la sociedad moderna ha experimentado: un negocio de miles de millones, marcado por crecientes agresiones y nacionalismos, por la infiltración de gánsteres y del crimen organizado, se convierte en un modelo de valores e ideales al que incluso los ejércitos de aficionados y analistas deportivos se adhieren con entusiasmo.
  • Los medios, también los públicos, tratan los temas de fondo cada vez menos. Está claro que es mucho más fácil, y sobre todo mucho más lucrativo, convertir a los espectadores en aficionados.
  • El fútbol es el máximo generador de acción, de emoción.
  • Este y otros hechos se han encubierto durante mucho tiempo. ¿Cómo es posible? Pues es perfectamente posible en un entorno de clientelismo y vacío legal con el que ese centro de la economía llamado Suiza atrae desde hace años al deporte. No es casualidad que la FIFA y otras varias decenas de asociaciones tengan su sede en ese país. Funciona con la ayuda de un aparato enorme que se dedica a la ocultación de asuntos turbios, gracias sobre todo al dinero que se traga ese mismo aparato tan poderoso. Pero para la FIFA el dinero no tiene importancia. Los beneficios del ciclo de la copa del Mundo equivalen a cuatro mil millones de euros, es decir, mil millones por año.
  • ¿Cómo puede un ejecutivo del fútbol con un cargo honorífico amasar una fortuna de millones? La FIFA opera como ese tipo de familia (Vito Corleone).
  • Hasta 2013 tenía el derecho de firma en nombre de la FIFA. Desde 1998 podía suscribir en solitario operaciones financieras de miles de millones.
  • Con Michel Platini, el pupilo de Blatter, la continuidad del viejo régimen estaba asegurada.
  • Todo se desarrolla en el plano de las emociones, donde todo vuelve a oscilar entre la gloria y el ocaso.
  • La política seguirá degenerando en una feria mientras los grupos de reflexión y los asesores solo sigan pensando en la colocación del producto: quién se deja ver, cuándo, dónde y con quién.
  • Mandla, nieto de Mandela: “La FIFA nos sometió a una presión extrema, exigió que mi abuelo estuviera presente en la final”. La familia llevaba semanas afligida por la bisnieta de Mandela, Zenani. En la final, la FIFA se negó a aceptar su ausencia, según confesó su nieto: “No mostraron ningún respeto por nuestras costumbres y tradiciones. Querían tener a ese icono universal en el estadio, a toda costa”.
  • En los treinta y nueve años que el suizo lleva como presidente, director o secretario general, la federaciópn se ha convertido en una especie de instrumento privado. Blatter dicta las reglas. Él es la ley.
  • 21 de mayo de 1904. París, Rue de Saint-Honoré. Un edificio trasero. Aquí es donde se cre la FIFA: Federación Internacional de Fútbol Asociación. Los padres fundadores son el francés Robert Guérin y el holandés Carl Anton Wilhelm Hirschmann. A los españoles los representa el Madrid F.C., que en 1920 pasará a ser el Real Madrid.
  • La primera competición se disputa en los Juegos Olímpicos de Londres en 1908.
  • Los fundadores de la FIFA se consideran cosmopolitas, algo típico en la época de los pioneros.
  • En 1921, el francés Jules Rimet fue nombrado presidente, y con él llegó el auge deportivo mundial.
  • El sello cristiano de Rimet tiene su influencia en el fútbol internacional desde el comienzo. El fútbol debe unir a las personas, conseguir un progreso en lo deportivo y lo moral, así como también proporcionar un tipo de recreo sano y una fuente de alegría.
  • En 1974, con el fin del mandato de Stanley Rous, concluye también la época de los caballeros de la FIFA. El sucesor es Joao Havelange, que gobernará con puño de acero hasta 1998. Luego su protegido Joseph Blatter subirá al podio.
  • Una familia de la mafia, con un jefe que lo controla todo y que no tiene que rendir cuentas por nada, con miembros leales que cumplen con el código del silencio y que han convertido a la FIFA en una tienda de autoservicio.
  • En el Registro Mercantil de Zúrich se describe a la asociación de la siguiente manera: “Entre los objetivos de la FIFA está mejorar de forma constante el fútbol y entregarlo al mundo, considerando su carácter universal, educativo y cultural, así como los valores humanitarios, concretamente mediante programas de desarrollo y juveniles, y la organización de competiciones internacionales; establecer normas y reglamentos y velar por su cumplimiento; ejercer el control del fǘtbol asociado en todas sus formas, y tomar las medidas necesarias para evitar la contravención tanto de los etatuso, normas y decisiones de la FIFA, como del reglamento del juego; para evitar, a su vez, prácticas y métodos que pudieran amenazar la integridad del juego o las competiciones, o derivar en abusos por parte del fútbol asociado”.
  • Solo en 2013, la FIFA modificó esta estructura de liderazgo arcaica. Ahora, según el Registro Mercantil, deben firmar él y otra persona.
  • La FIFA es, en teoría, una organización sin fines de lucro; sin embargo, se pagan primas como en el sector financiero.
  • Horst Dassler fue el inventor del márketing deportivo. También fue un factor determinante para dejar sin efecto todos los mecanismos de control en este negocio, ua que siempre se le complació con respecto a la idea de que el deporte fue y será un ámbito de la sociedad con autonomía jurídica. Dassler hizo descender el deporte a la arena de los negocios, tomando prestados sus ideales y valores con fines publicitarios.
  • Dassler procuró hacerse con el control de todas las federaciones. Lo consiguió desmantelando las viejas cúpulas directivas, y aupando él mismo a los nuevos jefes en esos cargos.
  • Sus hombres de confianza de aquella época se han repartido el deporte mundial, sobre el que siguen reinando.
  • En el Comité Olímpico Internacional (COI), Samaranch gobernó desde 1980, cuando el propio Dassler lo colocó al frente, hasta 2001, cuando tuvo que renunciar a causa de una grave crisis de corrupción.
  • Si, hoy en día, el deporte todavía está gobernado por grupos de personas que solo velan por sus propios intereses, se lo debemos a la falta de controles externos y de transparencia. El deporte se controla a sí mismo. Así se gestionaba en la época amateur de Rimet y Coubertin, porque había buenas razones. En la actualidad, esa autonomía es el último vestigio que los ejecutivos y hombres de negocios han preservado en la era moderna de la rentabilidad y que quieren conservar a toda costa.
  • Dassler tiene una memoria legendaria para los rostros, los nombres y las historias. No tarda en recoger datos sobre cada ejecutivo importante, sobre cada deportista famoso. Toma nota de todo, tanto del peso y la talla de calzado como de las preferencias y aversiones, e incluso del tipo de mujer que prefieren. Esta información personal se va actualizando permanentemente a lo largo de los años. Él quiere reunir datos sobre aquellos que participan con voz y voto en las comisiones deportivas. Así los miembros se vuelven dóciles y se les puede chantajear.
  • Si en los Juegos de Roma de 1960 los atletas ya no se conformaban con el equipamiento, sino que exigían vacaciones y billetes de avión para sus familiares, en los Juegos de 1964, en Tokio, llegan a montonarse los sobres con dinero en las cafeterías de las villas olímpicas, tal como comprobó el periódico francés Libération.
  • La revista americana Sports Illustrated titula “El soborno de los cien mil dólares”, y cuanta que, durante los Juegos de 1968, los atletas hacían cola en la puerta de las suites donde se alojaban Horst y Armin Dassler.
  • La FIFA siempre se ha regido por el principio “Un país, un voto”. Un sistema que lamentablemente es demasiado propenso a la corrupción, pues supone que la república bananera más sospechosa o un pequeño estado insular con un solo campo de fútbol tienen el mismo peso en el Parlamento de la FIFA que la Federación Alemana de Fútbol con sus 6,8 millones de federados.
  • La elección de Havelange en Fráncfort es una obra maestra de Dassler.
  • Tal como hacen Havelange y Blatter con el fútbol, Samaranch lleva el deporte olímpico por los derroteros de Dassler.
  • Las federaciones deportivas se instalan en Suiza, atraídas por los privilegios fiscales y una protección efectiva contra el seguimiento de la corrupción.
  • Es el secretario general Blatter el que controla las finanzas de la FIFA. Otro error del sistema: no hay ningún tesorero, solo una comisión de finanzas. El que controla a la comisión es el que dispone del dinero. Y las personas que actúan en su nombre se controlan a sí mismas.
  • La desavenencia con Pelé se debe a que el astro del fútbol se niega a pagar un soborno de un millón de dólares a la Confederación Brasileñan de Fútbol (CBF), presidida por Teixeira desde 1989.  La guerra del padrino brasileño Havelange y Teixeira contra el mejor futbolista de su país pone de manifiesto cómo la locura que surge de la plenitud de poderes de un directivo de la FIFA puede afectar al deporte más popular del mundo. Havelange echa a Pelé, y así termina aquello. Al poco tiempo, Pelé pierde su contrato como embajador del fair-play para la FIFA.
  • entrada original: https://raulbarraltamayo.wordpress.com/2021/06/10/fifa-mafia-de-thomas-kistner/
  • El hecho demuestra el poder absoluto del jefe de la federación. A menudo las comisiones no se votan, se nombran. Son actos de arbitrariedad con importantes consecuencias para los favorecidos: influencia, poder, viajes en primera clase, servicio de coches, dietas diarias muy generosas, banquetes, relojes y regalos. Por eso, cuando las cosas se complican, todos están dispuestos a hacer lo que quiere el jefe.
  • ¿Por qué no se emprendió nunca ninguna acción contra la FIFA? Porque tarde o temprano habría una nueva licitación por los derechos, y nadie quiere estar enfrentado con la federación mundial de por vida.
  • Esta manera de obrar, bajo el lema “las familias se pelean y se reconcilian”, es lo que consolida las relaciones corruptas.
  • Es la misma ley que existe en las adjudicaciones de las sedes para los Mundiales, y que, a fin de cuentas, asegura que en este ámbito la corrupción no se reprima, sino que adopte formas cada vez más descaradas.
  • Ni siquiera la Cosa Nostra puede permitirse algo así: exigir a los gobiernos nacionales que deroguen la leyes contra el lavado de dinero.
  • En los primeros años de su mandato, Blatter se dedica sin descanso a formar una especie de gobierno paralelo, denominado tripulación de mando (La F-Crew).
  • Los auditores confirman que en la federación mundial es costumbre realizar pagos a personas que no son los destinatarios finales.
  • Blatter no sería Blatter si no ejerciera la venganza.
  • Curiosamente son siempre los hombres de confianza de Blatter quienes están metidos en los negocios turbios.
  • La bancarrota a la que se ha hecho referencia repetidas veces en este libro es la quiebra más grande en la historia de la economía suiza después del crac de Swissair. Se trata del colapso de la ISMM-ISL. Es algo que ensombrece el primer mandato de Sepp Blatter.
  • Es extraño, pero a la vez típico, el modo en que se trató la segunda quiebra más grande en el oasis de los impuestos, y cómo se renunció a la posibilidad de obligar a Weber a revelar los nombres de sus clientes. Una negligencia. ¿O acaso se impuso una vez más la política económica regional?
  • La FIFA tiene el monopolio de la Copa del Mundo y el dinero le llueve del cielo, no es que se lo tenga que ganar con el sudor de la frente. Gracias a este cuerno, la FIFA puede esconder una pésima gestión económica y pérdidas de millones.
  • Los gobiernos no pueden llevar a cabo una limpieza en las federaciones de sus países, pero la FIFA siempre puede proteger a los directivos corruptos, y si hace falta interviene en la soberanía de las federaciones.
  • La FIFA amenaza con excluir a las selecciones nacionales de esos países de todas las competiciones, y así los gobiernos, bajo presión, dejan a los dudosos personajes en su sitio.
  • Después de la reelección, Blatter declara: “En adelante tendré más cuidado al escoger a las personas que trabajarán conmigo”.
  • Gran parte del dinero circula a través de empresas fantasmas. Nunca se sabrá qué agencias, abogados y directivos están detrás de este entramado. Tampoco es posible denunciar a los pocos destinatarios de los sobornos que han sido desenmascarados. En Suiza, el cohecho por parte de particulares no está penado por la ley. Y a los ejecutivos del enorme consorcio que es la FIFA no se les considera particulares, pues para el derecho suizo la FIFA no es más que una asociación.
  • La generosidad con que se invierte el dinero del fútbol para combatir al periodismo crítico se puede apreciar en la copia de las denominadas garantías procesales financieras de marzo de 1999.
  • El parlamentario Herrmann dice lo que muchos piensan: “Blatter solo ha contribuido a los intereses de la FIFA”.
  • Tarde o temprano, el vínculo de los poderosos con la FIFA se vuelve indisoluble.
  • Una empresa como la FIFA, con un volumen de negocios que desde hace quince años equivale al de una multinacional, se autodenomina una organización sin fines de lucro.
  • Blatter, el hombre que firma en solitario para el gran consorcio de la FIFA, sabe que el deporte autónomo no solo goza de protección ante la legislación estatal, sino también en un panorama mediático compuesto en su mayor parte por periodistas románticos del deporte y fans que han conseguido saltarse las vallas.
  • Ningún patrocinador quiere perder su lucrativo negocio con la FIFA.
  • El mundo empresarial que rodea al fútbol es una parte esencial de todo el problema. Son facilitadores de dinero que aguantan callados todos los manejos de los directivos deportivos. Mientras eso no cambie, se seguirá alentando a los amos de la FIFA a seguir haciendo lo que hacen.
  • Si Coca-Cola algún día llegara a arrugar la nariz, la FIFA se pondría a coquetear tranquilamente con Pepsi. Si Adidas o Sony amenazaran con rescindir los contratos, Nike y Samsung ya estarían preparados.
  • ¿Hasta dónde se puede aguantar en este negocio de chanchullos y sueños? El límite es el cliente. El patrocinador se pone nervioso cuando el cliente empieza a hacer preguntas.
  • Federaciones, patrocinadores, medios, explotadores de derechos de televisión: todos los actores juegan al límite de lo aceptable con las emociones de la gente, creando héroes y leyendas.
  • Decir la verdad daña al deporte. Así es como también los ejecutivos corruptos que se ocultan detrás del fútbol.
  • La nueva Comisión de Ética de la FIFA se pudre. El truco es sencillo: la comisión solo puede intervenir cuando Blatter y compañía lo soliciten.
  • En la FIFA, como dice Blatter, “todos los conflictos se resuelven en casa”.
  • Las federaciones británicas actúan con sumisión, pues se temen “una situación muy grave”. Los más pobres tienen miedo de perder sus puestos estatutarios de vicepresidente en el comité de Blatter.
  • Cientos de millones se tiran por la borda, así de golpe, a causa de sucesivas malas gestiones o por cualquier otro motivo, sin que nada quede registrado ni se vuelva a analizar. A la sociedad no le interesa nada de eso mientras la pelota siga rodando. Y las élites de políticos y empresarios uegan de acuerdo con sus propios intereses. El fútbol se ha convertido en lo más precioso e importante.
  • Blatter tiene un olfato especial para las debilidades de la gente, y para la gente con poder. Conoce sus deseos, sus reflejos y sus pasiones. Es un virtuoso en este juego. Sabe que siempre puede sentirse seguro.
  • Claramente es más fácil sobornar a los adjudicadores del Mundial que a los de los Juegos Olímpicos. En el COI se necesita una mayoría de ciento diez electores, mientras que en la FIFA alcanza con trece votos, ya que solo vota la directiva.
  • Conviene recordar la simple realidad de la gran política del fútbol: la razón por la que se toman estas decisiones puede comprenderlas cualquiera que tenga cierto dominio de las matemáticas.
  • Desde el primer momento, la candidatura alemana se anuncia con inteligencia. Está financiada con fodos privados, sin dinero público, lo cual conlleva una ventaja esencial: durante la campaña no habrá que responder a preguntas sobre la financiación ni más tarde habrá que publicar un informe contable. En este caso, el contribuyente no tiene derecho a preguntar por el uso de sus impuestos.
  • El líder revolucionario Gadafi aprendió que la palabra de un directivo de la FIFA pesa tanto como el viento que se la lleva. Sus medios de comunicación se dedicaron a atacar a Blatter y familia, acusándolos de mafiosos y conspiradores vinculados con el dopaje, el tráfico de drogas, el blanqueo de dinero y las apuestas clandestinas.
  • Nunca se había hecho una doble adjudicación. ¿Cuál era el motivo? Jack Warner: “El dinero”.
  • Personas como Bin Hammam y Warner comprenden que incluso ellos son piezas de ajedrez en el tablero de Blatter. Gozan de muchas libertades, sí, pero ay de ellos si importunan al círculo del presidente.
  • Blatter es muy católico, como muchos altos dirigentes del deporte. El presidente del COI Samaranch era supernumerario, como se les llama a los miembros de la prelatura del Opus Dei.
  • En la FIFA de Blatter, donde desde hace tiempo no es seguro hablar por teléfono y el personal evita las conversaciones privadas, no solo se ha desarrollado un servicio de seguridad propio. La federación trabaja en equipo con agencias de detectives que están en contacto con las altas esferas. Aquellos que investigan a la FIFA se preguntan todos los días si alguien los está escuchando. Nunca se mantiene una conversación comprometedora por teléfono.
  • El fútbol mundial está plagado de fisgones, asesores y agentes secretos, y entre ellos hay cada vez más periodistas. Y es que el dinero atrae.
  • Suiza hace todo lo necesario para ser el centro mundial de las federaciones deportivas.
  • Cuantas más federaciones se instalaran en Suiza, más aumentaría el prestigio del país y más se beneficiaría su economía.
  • El derecho de asociaciones suizo es el pase de gol perfecto para las federaciones deportivas que, en realidad, son empresas multimillonarias. Toman decisiones sin arrepentirse, pues en la práctica no rinden cuentas a nadie.
  • Jérôme Champagne, asesor de Blatter durante años: “Hoy en día, el problema del fútbol es que no existe ninguna separación entre dinero y política, como en otros sectores. A menudo, las mismas personas deciden sobre ambas cosas”.
  • Frente a los políticos, la FIFA justifica su utilidad pública argumentando que todos los beneficios obtenidos “se invierten para fomentar el fútbol”.
  • El triunfo de Platini es también la victoria de Francia, que finalmente consigue su dominio en un ámbito deportivo mundial.
  • Cada país candidato a ser sede del Mundial debe firmar una lista de garantías, con lo que queda sometido a una situación jurídica especial en caso de resultar el adjudicatario del torneo. La FIFA no explica para qué se requiere una exención en las leyes contra el lavado de dinero.
  • Que la comunidad internacional entre en este tipo de negociaciones desde hace tiempo resulta preocupante. Y que ni siquiera en países democráticos se sometan a debate. Demuestra hasta qué punto está implicada la casta política en el sistema corrupto del deporte: se hace la vista gorda.
  • Los aspirantes a la sede del Mundial tienen que tragar todavía más sapos. La segunda garantía de la FIFA exige la anulación de la legislación laboral vigente en el país con vistas a los trabajos relacionados con el Mundial. La número tres establece amplias exenciones fiscales para todas las personas de la FIFA e invitados al Mundial, desde delegados de federaciones hasta proveedores de servicios.
  • En lo referente a las garantías exigidas por la FIFA para el Mundial, Rusia no tiene problemas en entregar todo aquello que un verdadero régimen democrático no debería entregar.
  • El reglamento de los altos cargos de la FIFA ignora que los sobornos funcionan, siempre de forma indirecta: a través de testaferros, tapaderas o contratos de derechos televisivos, por medio de empleos, donaciones para los familiares o inversiones en los países de los votantes.
  • Romario y el ídolo argentino Diego Maradona pusieron a la federación sudamericana, la Conmebol, en el punto de mira. “Lo que pasa en la Conmebol es una vergüenza. Yo creía que no existía una federación más corrupta que la FIFA y la CBF”.
  • Chilavert: “La Conmebol es una cofradía que vive a costillas de los clubes. Veo que muchos compañeros no pueden permitirse un seguro médico, mientras que los dirigentes se hacen ricos”.
  • Según la justicia norteamericana, se consideraba a la FIFA una organización RICO, una organización donde el chantaje, la extorsión y la corrupción forman parte de la actividad empresarial.
  • Ismail Bhamjee dijo que en la adjudicación de la sede a Sudáfrica, el país favorito de Blatter, fue Marruecos el que obtuvo la mayoría durante la votación.
  • Son muchísimos los que todavía sucumben a la atracción diabólica del negocio del fútbol. Es un sector que, citando a Blatter, ha superado a todas las religiones.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Una respuesta para “FIFA mafia de Thomas Kistner”

  1. […] FIFA mafia de Thomas Kistner […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

 
A %d blogueros les gusta esto: