Raul Barral Tamayo's Blog

Frases Llenas

  • Calendario

    agosto 2021
    L M X J V S D
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Estadísticas

    • 1.151.631 páginas vistas
  • Archivos

  • Últimos Posts Más Vistos

  • Top Últimos Clicks

    • Ninguno

Ubuntu de Mungi Ngomane

Posted by Raul Barral Tamayo en martes, 31 de agosto, 2021


Título original: Everyday Ubuntu. Living better together, the African way.
© 2019, Mungi Ngomane
© 2019, Sheila Espinosa, por la traducción
Editorial: Editorial Grijalbo.

Arzobispo Desmond Tutu: «Este libro te abrirá los ojos, la mente y el corazón a una forma de ser y de estar en el mundo que hará de éste un lugar mejor y más amable».

El Ubuntu, palabra proveniente de la lengua Xhosa, es la actitud sudafricana ante la vida. Se basa en la creencia de un vínculo humano universal y en la importancia del respeto y la atención hacia los demás porque todos estamos conectados.

«YO SOY PORQUE TU ERES».

Este libro inspirador y positivo contiene 14 lecciones y ejercicios sencillos para vivir mejor juntos y redescubrir valores como la bondad, el perdón, la tolerancia, el poder de la escucha y la esperanza.

Mungi Ngomane es la nieta del Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu. Es una ferviente defensora de los derechos humanos. Ha trabajado en la resolución de conflictos en el Medio Oriente y en la mejora de la situación de la mujer en varias ONG.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • Arzobispo Desmond Tutu:
    • Sentimos orgullo, y un cierto alivio, al saber que las enseñanzas que nosotros recibimos en su momento siguen su recorrido. Quizá es lo único que podemos esperar: que la siguiente generación aprenda cómo se debe vivir, cuidándonos entre nosotros y respetando nuestra humanidad.
    • El concepto de ubuntu simboliza para nosotros los aspectos fundamentales de la vida: valor, compasión y conexión.
    • Siempre he dicho que la idea y la práctica del ubuntu es uno de los mejores regalos que África le ha hecho al mundo; una idea con la que, por desgracia, no demasiada gente está familiarizada.
    • Existe un proverbio africano en casi todas las lenguas del continente que describe a la perfección el concepto de ubuntu y que se traduciría más o menos así: «Una persona es persona a través de los demás».
    • Todo lo que aprendemos y experimentamos lo hacemos a través de las relaciones que establecemos con la gente que nos rodea.
    • No solo debemos estar atentos a lo que hacemos, sino a cómo lo hacemos. Cómo vivimos, hablamos y caminamos nos define tanto como nuestros actos.
    • No es solo una forma de comportarse, ¡es una forma de ser!
    • Cada día es una oportunidad para mostrarse solidario y para cuidar y cultivar nuestras relaciones, ya sea a través de palabras, acciones o incluso del silencio y la inactividad.
    • Cuando queremos elogiar a alguien decimos: «Yhu, u nobuntu»; «Vaya, él o ella tiene ubuntu». Significa que es generoso, que es acogedor, que es amable, generoso y compasivo».
    • Mi humanidad está unida a la tuya, profundamente conectada a ella.
    • Si quieres que reine la paz, no hables con tus amigos, sino con tus enemigos.
    • Creo firmemente que todos somos santos hasta que se demuestre lo contrario.
    • La esperanza es ser capaz de ver que hay luz a pesar de toda la oscuridad.
    • Sin perdón no hay futuro.
  • Existe ubuntu cuando la gente se une por un bien común.
  • El ubuntu nos recuerda que, si nos unimos, somos capaces de superar los problemas y las diferencias que nos separan.
  • Mi familia me educó para que entendiera que una persona con ubuntu es alguien cuya forma de vida merece ser imitada.
  • Si eres capaz de ver a los demás, incluso a los desconocidos, como humanos de pleno derecho, jamás los tratarás mal o como si fueran inferiores.
  • Aunque es cierto que debemos dedicar tiempo a la introspección, el ubuntu nos enseña que también debemos buscar respuestas en el exterior para tener una visión más amplia, una versión distinta de la historia.
  • El ubuntu consiste en conectar con los otros, hombres y mujeres, porque solo a través de ellos encontraremos el consuelo, la alegría y la sensación de pertenencia que necesitamos.
  • El ubuntu nos dice que un individuo no es nada sin el resto de los seres humanos.
  • En Malaui, es «uMunthu», concepto según el cual un individuo aislado es como un animal salvaje, mientras que dos o más forman una comunidad.
  • Saludo típico sudafricano: «Sawubona!». ¡Te veo!
  • Si somos capaces de vernos a nosotros mismos en los otros, nuestra existencia será más plena, más amable y más consciente. Si miramos a los demás y nos vemos reflejados en ellos, inevitablemente los trataremos mejor.
  • El antiapartheid nunca fue un movimiento «antiblancos», sino una lucha para que todos los sudafricanos fueran vistos y tratados como iguales.
  • El ubuntu nos enseña que si somos lo que somos es precisamente gracias a los otros. El mérito no solo es de nuestros padres por habernos traído al mundo, sino de los cientos, miles de relaciones, más o menos importantes, que nos han ido enseñando lecciones sobre la vida y sobre cómo vivirla de la mejor manera posible. Cada una de estas interacciones nos ha convertido en lo que somos ahora.
  • Nos enseñan que competir es la mejor forma de realizarnos y de progresar, cuando en realidad solo genera comparaciones innecesarias y sentimientos de inferioridad.
  • El auge de las redes sociales juega un papel muy importante cuando se trata de alimentar nuestra insatisfacción.
  • El ubuntu nos enseña que todos los seres humanos valemos lo mismo porque lo más importante que poseemos es precisamente nuestra humanidad. En vez de compararnos unos con otros, deberíamos valorar lo que los demás aportan a nuestras vidas.
  • Se trata de dar y recibir.
  • Para el ubuntu, no solo es importante la igualdad, sino también la gratitud. Debemos esforzarnos para que nuestros pensamientos y sentimientos no se vean excesivamente influenciados por el entorno, pero al mismo tiempo debemos reconocer a todo aquel que nos ha ayudado a ser quienes somos.
  • El ubuntu nos dice que no somos ni mejores ni peores que nadie y que todo el mundo merece ser tratado con humanidad.
  • El ubuntu rechaza la idea de que una persona pueda hacerse a sí misma, porque todos estamos interconectados. No debemos dejarnos engañar por el mito del individuo autosuficiente, porque ningún ser humano vive aislado del mundo.
  • John Donne, poeta: «Nadie es una isla».
  • La antítesis del ubuntu es la creencia de que el egoísmo, la avaricia y el individualismo más salvaje pueden proporcionarnos todo lo que necesitamos para avanzar en la vida.
  • El daño que causas a los demás te lo infliges a ti mismo.
  • Nelson Mandela: «El ubuntu no significa que hemos de dejar de lado nuestro propio bienestar. La cuestión es: ¿qué puedes hacer tú para apoyar a tu comunidad y ayudarla así a mejorar? Estas son las cosas que de verdad importan. Si eres capaz de hacerlo, habrás conseguido algo muy importante».
  • Debes intentar mirar a los ojos a toda la gente con la que te cruces. Conecta con ellos. Sonríe. Dales las gracias con entusiasmo. Fíjate en cómo te sientes cuando lo haces y en cómo mejoran tus interacciones.
  • Sé consciente de tus prejuicios, date cuenta de que los tienes y luego deshazte de ellos. Todos tenemos prejuicios, ya sea conscientemente o inconscientemente.
  • Cada vez que juzgamos a alguien, lo único que hacemos es cegarnos y limitar nuestras propias oportunidades.
  • Emitir juicios bloquea nuestra capacidad para sentir compasión y nos aísla todavía más. Todos lo hacemos, pero el ubuntu nos dice que eso nos hará infelices.
  • Proverbio africano: «Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado».
  • Proverbio bondéi: «Muchas ramas juntas son irrompibles».
  • Lo que no puede uno, pueden muchos.
  • La tecnología ha reducido nuestra disposición a vernos y hablar en persona. Nos hemos convertido en seres virtuales en lugar de físicos. Ya no llamamos por teléfono, enviamos mensajes; ya no organizamos reuniones,n nos enviamos correos electrónicos. Esta falta de contacto humano es la antítesis del estilo de vida africano.
  • Cuando tu subsistencia y la de tu vecino dependen de un mismo trozo de tierra y la única opción es trabajar codo con codo, la colaboración es fundamental.
  • Hay un proverbio de origen africano que dice que «hace falta un pueblo entero para educar a un niño»; se basa en la idea de que una comunidad fuerte es aquella que se mantiene unida. Todos sus miembros cuentan, todos contribuyen por igual.
  • Es imprescindible que nos relacionemos más, pero no a través de una pantalla, sino en persona, como se ha hecho siempre.
  • El ubuntu reside en el poder de un colectivo para hacer el bien común.
  • Las redes sociales, bien utilizadas, pueden ser una magnífica herramienta de comunicación.
  • En los momentos más duros, las personas buscamos consuelo en los demás.
  • Ayudarnos los unos a los otros, tanto física como espiritualmente, genera un mensaje muy potente; es como decir, «Estoy triste porque tú estás triste. Sufro porque tú sufres».
  • Cuando muchas personas comparten una creencia, tienen el poder de transformar vidas, no solo física, sino también espiritualmente.
  • Una sola persona puede hacer que las cosas cambien. Si estás preparado para actuar y dar la cara, podrá convencer a otros para que hagan lo mismo.
  • Si piensas que algo tiene que cambiar porque es injusto o abusivo, lo más probable es que no seas el único que lo piensa. Cuando nos decidimos a actuar, a menudo descubrimos que no estamos solos. El mundo está lleno de personas que quieren las mismas cosas.
  • La apatía tiene el poder de acabar con la democracia y de menoscabar la responsabilidad colectiva y los derechos humanos.
  • Colabora con una organización que esté haciendo algo al respecto o busca un grupo de gente con ideas similares a las tuyas, involúcrate en alguna causa.
  • Si no estás seguro de lo que buscas, empieza por un grupo con el que tengas cosas en común.
  • Lo más valioso que puedes ofrecerle a alguien es tu tiempo. Así es como se crean los lazos afectivos: compartiendo tu tiempo y tus experiencias con los demás. Hacerlo puede cambiarte la vida.
  • El ubuntu nos anima a olvidarnos de emitir juicios y a practicar la compasión y la tolerancia.
  • Intenta entender la vida desde la perspectiva del otro, por mucho que discrepes con ella.
  • Aquellos que gozan de algún privilegio, ya sea racial, social, económico o de género, lo aceptan como válido porque es lo que han aprendido desde niños y, a menudo, porque es lo único que conocen.
  • Mi madre se dio cuenta de que, aunque nos gusta considerarnos defensores de la justicia, cuando se da una situación injusta en la que los beneficiados somos nosotros, la mayoría ya no somos tan valientes.
  • Mi madre me enseñó a no sacar conclusiones precipitadas. Si alguien me perjudica o me hace daño, lo primero que hago es hacerme preguntas. Según mi madre, la más importante es: ¿qué harías tú en las mismas circunstancias?
  • Ian Maclaren, teólogo escocés: «Sé amable, porque cada persona con la que te cruzas está librando una dura batalla».
  • Mientras no hablemos con la gente que nos quiere, nadie podrá ayudarnos.Al actuar así, estamos impidiendo que el ubuntu nos ayude a salir del bache.
  • Todos podemos llegar a la misma conclusión por vías distintas o a conclusiones diferentes precisamente porque no somos iguales.
  • La cárcel y las condenas a muerte solo consiguen empezar un nuevo ciclo de victimización, con sus correspondientes deseos de venganza y sus represalias.
  • Fieles a la tradición africana, los nuevos líderes del país decidieron que, una vez superado el conflicto, la Comisión para la Verdad y la Reconciliación (CVR) le enseñaría al mundo una forma distinta de reconstruir una nación. Era necesario que todo el país conociera las atrocidades que se habían cometido tanto para mantener el apartheid como para intentar derrocarlo. Fue una iniciativa revolucionaria que pretendía cerrar una herida que aún estaba abierta. Animó a la gente a perdonar, pero sin obligar a nadie. Habría sido imposible. El perdón solo funciona cuando una parte decide ponerse en el lugar de la otra.
  • Mi abuelo creía que para que el pueblo volviera a unirse, tenía que compartir una historia común y eso solo es posible si experimentamos lo mismo que el bando contrario.
  • Explicar en voz alta el argumento del otro en una discusión es una buena práctica.
  • Proverbio africano: «Si quieres saber cómo termina, fíjate en cómo empezó».
  • Proverbio africano: «Cuando la música cambia, el baile también cambia».
  • No se trata solo de ver las cosas desde el punto de vista de los demás. El ubuntu nos enseña que debemos observar el mundo desde todas las perspectivas, desde todos los ángulos posibles. Hacerlo nos permite comprender toda la complejidad de una situación concreta.
  • No se espera de nosotros que transformemos la mentira en verdad, pero sí que seamos capaces de entender cuáles son las raíces de las que nace. Solo podemos tomar decisiones justas y compasivas si tenemos una visión panorámica de las cosas.
  • Nelson Mandela: «Que tus decisiones sean un reflejo de tus esperanzas, no de tus miedos».
  • El ubuntu nos enseña que el cambio siempre es posible, por muy mala que sea la situación.
  • Maya Angelou: «Si algo no te gusta, cámbialo. Si no puedes hacerlo, cambia tu actitud».
  • El ubuntu nos enseña que no todo el mundo ve las cosas de la misma manera. Todos somos producto de nuestra cultura, de nuestros valores, de la educación que hemos recibido, de nuestras experiencias vitales, de nuestras cualidades personales.
  • Debemos tener siempre en cuenta las perspectivas ajenas y no olvidarnos de ampliar la nuestra.
  • Deberíamos estar agradecidos por lo que podemos hacer en lugar de centrarnos en lo que no podemos hacer.
  • Romper la rutina de vez en cuando puede ejercer un efecto muy beneficioso. Tener nuevas experiencias y adquirir nuevos conocimientos nos ayuda a conseguir una visión más amplia de la vida. Prueba con algo  de una cultura distinta a la tuya, entra en esa tienda paquistaní o china que hay en tu barrio por la que siempre pasas, pero en la que nunca paras; lee un libro o ve una película de un género que no suelas consumir. Quizá no te guste la experiencia, pero seguro que aprendes de ella. O quizá descubras algo nuevo que no sabías que te gustaba.
  • Chinua Achebe: «Los africanos no descubrieron la cultura gracias a los europeos; sus sociedades no eran ignorantes, sino que a menudo poseían una filosofía profunda, de gran valor y belleza; conocían la poesía y, por encima de todo, tenían dignidad».
  • El respeto, hacia uno mismo como hacia los demás, es quizá el principio más importante del ubuntu. Si un individuo se respeta a sí mismo, es probable que extienda ese mismo respeto hacia los demás.
  • Si queremos vivir aplicando los principios del ubuntu, debemos empezar por cuidarnos. Tenemos que cubrir nuestras necesidades, tanto físicas como psíquicas, para que cuerpo y mente puedan gestionar nuestro día a día y dejar, además, espacio para los demás. Cuidarse puede significar muchas cosas, desde disponer de tiempo libre para reflexionar, sentarse en silencio y mirar a tu alrededor hasta comer más sano o hacer ejercicio todos los días.
  • Si queremos cuidar de nosotros mismos sin dejar de ayudar a los demás, tenemos que aprender a poner límites que respeten nuestras necesidades. Y es que de donde no hay no se puede sacar.
  • Somos muchos los que tenemos serios problemas para pedir ayuda. El ubuntu implica reconocer a los demás en uno mismo y, sin embargo, buscar ayuda puede llegar a ser una de las cosas más difíciles del mundo. Nos preocupa que se vea como un signo de debilidad y nos hace sentirnos incómodos porque de alguna manera estamos reconociendo que no sabemos o no podemos hacer algo. Tememos sentirnos estúpidos o que nos consideren unos incompetentes. Un exceso de orgullo o una baja autoestima nos pueden llevar a fingir que todo va bien.
  • Dirigido por los investigadores Igor Grossmann y Henri C. Santos, el estudio descubrió que el individualismo surgió con la generación del baby boom y que, al menos en Estaods Unidos, evolucionó al mismo tiempo que el aumento de la riqueza y del nivel académico de sus habitantes.
  • Para poder ayudar a alguien, hace falta saber qué necesita.
  • Cuando te sientes vulnerable y todo va mal, lo último que quieres oír es un «No, no puedo ayudarte».
  • A la gente le gusta ayudar. ¿Verdad que cuando un amigo acude a ti en busca de consejo te sientes halagado e intentas hacerlo lo mejor posible? Ayudar a los demás hace que nos sintamos queridos, necesarios y satisfechos con nosotros mismos.
  • Cuando alguien actúa con dignidad, es muy probable que reciba el mismo trato.
  • Debemos evitar a toda costa las etiquetas porque solo sirven para reforzar los prejuicios. Nos dividen y nos encasillan en categorías de las que a veces es imposible salir.
  • El estigma suele estar relacionado con las etiquetas.
  • Nunca te quedes con la primera impresión.
  • La filosofía de Virgin: «Forma bien a la gente para que pueda irse, trátala mejor para que no quiera hacerlo».
  • Para mi abuelo, no hay dignidad en el sufrimiento insoportable e innecesario. La dignidad nos da paqz. Cuando alguien tiene una muerte tranquila, sus seres queridos se sienten reconfortados porque saben que al menos no ha sufrido.
  • A la mayoría de la gente le gusta ayudar a los demás.
  • Descubre qué te hace sentir bien y qué te hace sentir mal.
  • entrada original: https://raulbarraltamayo.wordpress.com/2021/08/31/ubuntu-de-mungi-ngomane/
  • Eleanor Roosevelt: «Nadie puede hacerte sentir inferior sin tu consentimiento».
  • Si sueles tener una actitud negativa y siempre esperas lo peor de cada situación, es muy probable que los demás reaccionen negativamente y que tu vida sea un cúmulo de negatividades. Si, por el contrario, te gustas a ti mismo, es más probable que veas el lado bueno de la gente y que ellos lo vean en ti.
  • Cuida de ti mismo. Céntrate en los positivo. Aprende algo nuevo. Conecta con la gente que te quiere.
  • Nelson Mandela: «Las personas somos seres humanos, productos de la sociedad en la que vivimos. La mejor forma de motivarlas es viendo el bien en ellas».
  • Nos saturan con historias de asesinatos, violaciones, guerras, hambre, pobreza y crisis. Cada día pasan cosas horribles que hacen del mundo un lugar complicado en el que vivir. Las buenas acciones, en cambio, son muchísimas más y apenas oímos hablar de ellas.
  • El primer paso para encontrar el bien en los demás es conectar con su humanidad. Buscar puntos en común.
  • Anónimo: «Cuando eliges ver lo bueno de los demás, acabas encontrando lo bueno que hay en ti mismo».
  • Sentarte a dialogar con alguien con quien tienes un conflicto o cuyas creencias son opuestas a las tuyas es una de las situaciones más complicadas a las que te puedes enfrentar. Es fácil pensar que no tenéis nada en común.
  • Todos compartimos las mismas experiencias vitales: familia, hijos, casas, lugares en los que hemos estado, mascotas o aficiones. Preguntar sobre cualquiera de estas cuestiones o convertirlas en el tema de conversación puede ayudarnos a tender puentes, incluso en las circunstancias más complicadas.
  • La increíble actitud de Nelson Mandela con el guardia de la prisión que se ocupaba de su vigilancia resume a la perfección el significado del ubuntu. Hace falta mucha fuerza y mucha determinación para ver el bien en un desconocido o en alguien que no nos desea nada bueno. Hay que tener mucha personalidad para, aun así, insistir y buscar siempre lo positivo.
  • El ubuntu nos enseña a no sentirnos amenazados por las virtudes de los demás. Debemos buscarlas y animar a los otros a que brillen todavía más.
  • Cuando criticamos a alguien por algo que ha hecho, inconscientemente nos estamos juzgando a nosotros mismos, pues seguramente es algo que también hacemos. Aprovecha la oportunidad y pregúntate si en realidad no estás reflejando algo que no te gusta de ti mismo.
  • Martin Luther King, Jr.: «Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la esperanza infinita».
  • Esperanza significa que no nos hemos rendido. Vivimos gracias a la esperanza y nos aferramos a ella.
  • El optimismo es un sentimiento y los sentimientos vienen y se van. Así que cuando las cosas se tuercen, puede convertirse rápidamente en pesimismo, pues depende de las circunstancias de cada momento.
  • El optimismo nos puede abandonar en los peores momentos, mientras que la esperanza siempre nos animará a seguir adelante en la adversidad.
  • En muchos procesos políticos, sobre todo en negociaciones, es imprescindible que todos los involucrados tengan esperanza.
  • La gente corriente que se muestra esperanzada puede inspirar a otros para que persistan en su intento de luchar por un futuro mejor.
  • Muchas veces, en los momentos más duros de nuestra vida, lo único que nos queda es la esperanza, y eso puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.
  • Esforzarnos por cultivar nuestra inclinación natural a tener esperanza es una forma muy poderosa de ayudarnos a cumplir los objetivos que nos hemos marcado.
  • Si tenemos esperanza, aprendemos a ser resilientes.
  • La esperanza nos anima a seguir avanzando cada vez que pensamos en rendirnos.
  • El ubuntu nos enseña que la esperanza también es contagiosa.
  • A veces tenemos la sensación de que el desánimo nos atrapa en una espiral de la que no podemos escapar. Es lo que algunos conocen como «regodearse». Estamos apáticos, desmotivados. El primer paso es darles la vuelta a esas palabras y transformar lo negativo en positivo. Prueba a decir en voz alta: «sí que puedo», «no pienso rendirme» y «lo volveré a intentar». Todas estas frases envían un mensaje muy poderoso a tu subconsciente.
  • Enumera todo aquello que te hace sentir bien. Es un ejercicio que mejorará tu estado anímico de forma inmediata.
  • Si sientes que estás en el pozo, tienes que aprovechar cada día para intentar salir de él. Ponte objetivos nuevos,empieza por cosas pequeñas y luego ve subiendo poco a poco el listón.
  • Todos necesitamos creer en algo.
  • Proverbio africano: «Los pájaros no cantan porque tengan las respuestas, sino porque tienen las canciones».
  • El ubuntu nos dice que nos apoyemos los unos a los otros y que nos dejemos consolar.
  • El arte, la música y la literatura creadas por otras personas, al igual que la belleza de la naturaleza, puede levantarnos el ánimo y conseguir que nos sintamos escuchados, comprendidos o renovados. Las diferentes formas artísticas pueden llegar a expresar sentimientos que somos incapaces de verbalizar.
  • Chinua Achebe: «El arte es el esfuerzo constante del hombre por crear una realidad diferente de aquella que le ha sido dada».
  • Cuando vamos a un concierto, el público canta al unísono, y es que todos disfrutamos compartiendo ese momento de unión. Es el ubuntu en forma de entretenimiento y alegría.
  • Alan Pringle, Universidad de Nottingham: «El fútbol ofrece un espacio seguro en el que la expresión de las emociones está aceptada».
  • Apoyar a un equipo también nos da la sensación de estar todos del mismo lado.
  • Nelson Mandela: «La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo».
  • Chinua Achebe: «Es el narrador quien nos convierte en lo que somos, quien crea la historia».
  • Son muchos los estudios que demuestran que estar al aire libre nos llena de energía y nos ayuda a ser más positivos.
  • Proverbio africano: «Nadie teme lo que ha visto crecer».
  • El ubuntu nos dice que para sentirnos humanos necesitamos estar conectados.
  • Si no te sientes valorado, querido o escuchado, es hora de que lo digas. Piensa en qué es lo que te hace sentir mal y date cuenta de que eres tú el que tiene ese sentimiento y que, por lo tanto, depende de ti hacer algo al respecto.
  • Cuando acudas a un familiar o a un amigo para pedir ayuda, no te reprimas y muéstrale cómo te sientes. La vulnerabilidad transmite autenticidad y suele generar una respuesta positiva en los demás.
  • Mahatma Gandhi: «Los débiles nunca pueden perdonar. El perdón es el atributo de los fuertes».
  • El ubuntu sostiene que el perdón ayuda a recuperar la dignidad y el respeto por uno mismo.
  • Podemos buscar inspiración en otras personas que han perdonado cosas mucho más graves que las ofensas que nosotros hayamos podido sufrir.
  • Es muy fácil hablar de perdón y muy difícil concederlo.
  • A menudo, el orgullo y la ignorancia son lastres de los que nos cuesta liberarnos.
  • Maya Angelou: «El rencor es como un cáncer: te devora por dentro».
  • El resentimiento mantiene el sufrimiento intacto.
  • El rencor nos impide dar salida a la rabia.
  • Proverbio africano: «El que perdona, gana».
  • Nadie debería sentirse obligado a perdonar. Se necesita una gran fortaleza mental y, además, tiene que ser un gesto auténtico, un acto sincero que salga de nosotros. De la misma manera, cuando somos nosotros los que hemos ofendido a alguien y pedimos perdón, no debemos dar por sentado que nos será concedido. El perdón no es algo que pida uno para sentirse mejor.
  • Ante la CVR, Eric Taylor, policía afrikáner, dijo que había sido consciente de sus errores después de ver Arde Mississippi.
  • Solemos mostrarnos compasivos con los errores que cometen los demás, así que estaría bien que nos aplicáramos el mismo criterio.
  • Cuando no esperas nada de los demás, es menos probable que te sientas herido o decepcionado por sus acciones o por la ausencia de ellas.
  • Proverbio africano: «El conocimiento es como un baobab: los brazos de un solo hombre no bastan para abarcarlo».
  • Los jóvenes, al igual que los adultos, tienden a desconfiar de culturas que no son la suya.
  • Hay estudios que demuestran que cuando presenciamos una agresión, aunque no conozcamos a la víctima, se nos activa la misma parte del cerebro que se activaría si los agredidos fuéramos nosotros.
  • Como dice el ubuntu, los seres humanos estamos diseñados para preocuparnos por los demás.
  • Adlai Stevenson: «Un hombre sangra, sufre o se desespera no como norteamericano, ruso o chino, sino en lo más profundo de su ser como miembro de la raza humana».
  • Proverbio africano: «Nadie lo sabe todo, pero todos sabemos algo».
  • Los africanos no son especialmente conocidos por su buena gestión del tiempo.
  • El concepto africano del tiempo, sin prisas ni carreras innecesarias, porque todo el mundo sabe que al final las cosas acaban saliendo bien.
  • En Occidente, tanto en la escuela como en el entorno laboral, aprendemos a centrarnos en lo que no funciona, en lugar de hacerlo en lo que sí funciona. Nos pasamos la vida buscando errores.
  • El ubuntu nos dice que todos tenemos algo que ofrecer. Si queremos descubrir qué es, solo hay que tener un poco de paciencia.
  • Todos tendemos a estereotipar a los demás según nuestras experiencias y la educación que hemos recibido. Sé consciente de tu propio sesgo cuando hables.
  • Para poder avanzar en la vida, antes debemos aceptar nuestra situación actual. Si negamos la realidad o no hacemos frente a los problemas que tenemos pendientes, acabaremos atrapados en un círculo vicioso.
  • El ubuntu nos enseña a no renegar del pasado ni de nuestra situación actual, aunque resulte doloroso, y nos dice que deberíamos aceptar lo que nos ha ocurrido, a nosotros y a los demás, sin emitir juicios a ciegas.
  • La CVR no dio un paso atrás ante ninguno de los horrores del apartheid. Su legado fue crear una paz duradera en Sudáfrica.
  • Una de las promesas que la CVR intentó cumplir fue devolver los cuerpos de los asesinados a sus localidades natales para que recibieran sepultura y pudieran descansar en paz.
  • Cuando negamos la realidad de algo que ha sucedido, estamos entorpeciendo el progreso necesario hacia la reparación y la resolución del conflicto.
  • Todos tenemos problemas y todos nos venimos abajo o nos sentimos incapaces de seguir adelante en algún momento. Por eso, el ubuntu nos enseña a apoyarnos los unos a los otros.
  • Proverbio africano: «En todos los tejados llueve por igual».
  • El ubuntu nos recuerda que no tenemos por qué sufrir solos. Para avanzar, los seres humanos necesitamos de los demás. Necesitamos un hombro en el que llorar y un abrazo cuando las cosas van mal.
  • Ocultamos nuestro dolor porque no queremos que el mundo nos considere débiles o incapaces de salir adelante, y lo mismo hacen los demás.
  • Michelle Obama: «Rodéate de gente que te haga mejor».
  • El ubuntu implica abrirse al aprendizaje y cambiar nuestro comportamiento por el bien de todos.
  • Para enfrentarse a la realidad hace falta sinceridad.
  • Si nos somos capaces de ser sinceros y auténticos, las relaciones se debilitan y, al final, todo el mundo sale perdiendo.
  • Es propio de la naturaleza humana taparse los ojos ante las realidades que nos resultan más duras y fingir que no son tan malas como aparentan.
  • Mi familia me ha enseñado que el ubuntu no consiste en fingir que todo es perfecto y maravilloso, sino en entender que podemos enfrentarnos a nuestros fantasmas, sobre todo si contamos con la ayuda de nuestros seres queridos, y que eso nos hace más humanos.
  • Escuchando críticas constructivas podemos aprender. Mostrarnos vulnerables despierta compasión en los demás y nos permite establecer relaciones más profundas con nuestros entorno.
  • Una persona con ubuntu siempre es humilde. Siempre antepone a los demás y es más propensa a escuchar y aprender de ellos.
  • Tenemos que ayudarnos mutuamente y crecer juntos. Todos metemos la pata de vez en cuando. Todos nos hemos sentido débiles y avergonzados en algún momento. Lo que realmente marca la diferencia es cómo lo gestionamos.
  • Reflexiona sobre lo que te hace sentir triste, enfadado o frustrado. Piensa en lo que puedes controlar y en lo que no. Recuerda que preocuparse es esperar algo que no queremos que pase. Concéntrate en aceptar aquello que no puedes cambiar. No se trata de rendirse, sino de no resistirse y de usar la energía para avanzar.
  • Proverbio africano: «La risa obra milagros en el corazón».
  • Cuando haces reír a alguien, las corazas desaparecen y se establece una nueva conexión. Es la esencia del ubuntu.
  • Cuando lo estamos pasando mal, a veces lo único que nos puede levantar el ánimo es el humor.
  • Saber ver lo cómico de todas las situaciones es algo que deberíamos aprender a hacer.
  • Proverbio africano: «La risa de un niño es la luz de una casa».
  • Pase lo que pase, siempre hay algo de lo que reírse.
  • El humor nos permite reírnos de nosotros mismos y de los demás. Es el rasero que todo lo iguala. Cuando estamos en una sala y todos nos reímos de lo mismo y al mismo tiempo, da igual quiénes seamos: vivimos un momento de felicidad compartida.
  • Proverbio africano: «Si crees que eres demasiado insignificante para marcar la diferencia es que nunca has pasado la noche encerrado con un mosquito».
  • Mahatma Gandhi: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo».
  • El ubuntu nos dice que todo cuenta, nosotros y nuestras acciones. Cada pequeño acto, por minúsculo que sea, puede crecer como una bola de nieve y convertirse en algo mucho más importante. Nunca sabremos qué puede pasar hasta que lo intentamos.
  • No siempre podemos esperar grandes resultados de los pequeños detalles, pero debemos saber que un acto sencillo puede significar mucho para otra persona. Todo suma. Sobre todo para el que menos se lo espera.
  • El tiempo es un regalo muy valioso porque cuando pasa, lo perdemos para siempre. Servir a los demás, nos dice el ubuntu, nunca es perder el tiempo.
  • Proverbio africano: «El tiempo es el mejor maestro».
  • El ubuntu consiste en dar prioridad a las necesidades de los demás. Sin hacer aspavientos ni esperar nada a cambio, vemos a los otros antes que a nosotros mismos y los tratamos igual. Damos más de lo que recibimos.
  • Los estudios demuestran que hablar continuamente de uno mismo es, en realidad, una señal de que algo no va bien.
  • Intenta concentrarte más en la persona que tienes delante y menos en ti mismo, tanto en conversaciones como en tus propios pensamientos. Sentirás menos ansiedad y estarás más atento y cariñoso.
  • El ubuntu nos dice que la gratitud hacia los demás y hacia lo que hacen por nosotros es lo que nos convierte en humanos.
  • Podemos elegir ser de las personas que ayudan, apoyan y marcan la diferencia o, por el contrario, escondernos del mundo y conformarnos con lo que nos toque. La primera opción hará que tengamos una vida llena de alegrías; la segunda, nos hará sentir vacíos, nunca tendremos suficiente.
  • Si crees que falta algo en tu vida, aporta ese algo a otra persona.
  • Proverbio africano: «El silencio es el ruido más fuerte».
  • La escucha pasiva es la más habitual y suele darse cuando estamos despistados. La escucha activa o profunda implica empatía y produce una sensación de alivio en el que habla. Todos sabemos la diferencia entre oír y escuchar. El ubuntu nos invita a escuchar como nos gustaría que nos escucharan a nosotros.
  • El ubuntu implica comprometernos a escuchar más, incluso cuando creemos que algo no nos afecta directamente.
  • Las enfermedades mentales, los suicidios y las autolesiones son consecuencias directas de un dolor no manifestado, muchas veces porque la persona no se siente segura para expresarlo o porque cree que nadie la escucha.
  • Es duro, pero a veces es mejor alejarse de alguien con quien no conseguimos comunicarnos. Siempre podemos intentarlo más adelante.
  • Cómo aplicar el ubuntu en tu vida: catorce lecciones de nación del arcoíris.
    1. Búscate en los demás. Abre los ojos y busca la mirada de la gente.
    2. La unión hace la fuerza. Todos tenemos deseos y aspiraciones, pero la forma más fácil de llegar a nuestro destino y de conseguir nuestras metas es uniendo nuestras fuerzas a las de los demás.
    3. Ponte en el lugar del otro. Habla con todo aquel que tenga opiniones opuestas a las tuyas. Intenta aprender por qué piensa como lo hace.
    4. Adopta siempre la perspectiva más amplia. De ti depende únicamente tomar la decisión consciente de tener una visión más amplia de tu vida y del mundo que te rodea.
    5. Ten dignidad y respeto por ti mismo y por los demás. Haz dos o tres cosas todos los días que te hagan sentir bien.
    6. Creer en el bien que todos llevamos dentro. Si buscas el bien en los demás, lo encontrarás seguro; y encima estarás aspirando y animando a otros a que se sientan mejor consigo mismos.
    7. Elige la esperanza en vez del optimismo. Acostúmbrate a esperar siempre el mejor desenlace posible, sea cual sea la situación. Piensa en todo aquello que te hace tener esperanza en tu vida diaria.
    8. Busca formas de conectar. Da igual si eres introvertido o extrovertido; los seres humanos estamos diseñados para crecer en comunidad. Disfrutamos más de las relaciones sólidas que del dinero o de las cosas materiales que podamos tener.
    9. El poder de la palabra que empieza por P: perdón. Todos guardamos rencor contra alguien o contra algo, sea abiertamente o en secreto. Piensa de qué trata en tu caso y en qué puedes hacer para liberarte. Perdonar consiste en quitarnos ese peso de encima, nosotros y a los demás.
    10. Abraza la diversidad. Como especie, los seres humanos tenemos una cosa en común: nuestras diferencias. Es lo que nos ha impulsado a avanzar, pero también es lo que amenaza con detenernos.
    11. Acepta la realidad. Si no aceptamos lo que somos, no seremos capaces de avanzar hacia lo que queremos ser. Asumir por completo o incluso abrazar lo que nos está pasando ahora nos ayudará a cambiar y ser mejores.
    12. Riéte de todo. No hay mejor forma de aplicar el ubuntu en nuestras vidas que a través de la risa.
    13. Por qué los pequeños detalles marcan la diferencia. Es fácil creer que las acciones más insignificantes no tienen consecuencias y a veces es así … Pero casi siempre las tienen.
    14. Aprende a escuchar. El ubuntu nos dice que una buena comunicación es la base para construir una red de apoyo sólida.
  • El ubuntu no te pide que ignores las dificultades de cada situación, sino que lo hagas lo mejor que puedas.
  • Lo que cuesta más superar son los remordimientos porque nos recuerdan que no pusimos todo de nuestra parte.

Enlaces relacionados:

Otros libros relacionados:

raul

Una respuesta hasta “Ubuntu de Mungi Ngomane”

  1. […] Ubuntu de Mungi Ngomane. […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: