Raul Barral Tamayo's Blog

Pasen Y Vean [R]

Vivir hasta despedirnos de Elisabeth Kübler-Ross – Apuntes Breves

Posted by Raul Barral Tamayo en Lunes, 15 de noviembre, 2010


Conocida mundialmente por su trabajo con los enfermos terminales, Elisabeth Kübler-Ross nos ofrece no solamente su enseñanza, sino también el testimonio gráfico de algunos de sus pacientes.

Mal Worshaw, fotógrafo profesional, obtuvo el permiso de estas familias para captar con la cámara su evolución.

En este libro, tan extraordinario e importante es el texto como las imágenes. Ambos pueden darnos nuevas ideas sobre cómo preparar esta despedida que debe de ser un diálogo entre los que van a partir y sus familiares, conduciéndoles a la aceptación de la inevitabilidad de la muerte.

“Un acercamiento positivo a un tema que todos deberíamos explorar.” The Washington Post.

Algunas de las cosillas que aprendí leyendo este libro que no tienen porque ser ni ciertas ni falsas ni todo lo contrario:

  • El propósito de este libro es enseñar lo que les sucede a los seres humanos, jóvenes o viejos, cuando se encuentran con que un mal los destruye por dentro, pero, a pesar de ello, pueden resurgir de la misma manera como una mariposa sale de su capullo, con sentimientos de paz y libertad.
  • Nuestra función en su lucha fue simplemente actuar como catalizadores, para compartir tal vez unas lágrimas, una esperanza, pero, sobre todo, para escuchar.
  • Los seres humanos tiene una gran ventaja sobre todos los demás seres vivientes, es la libertad de elección.
  • Cada uno de nosotros es como un bello copo de nieve creado por Dios.
  • Cada uno de nosotros nació con un propósito y una razón específicos, nadie va a morir hasta el momento en que haya cumplido la tarea que debía hacer.
  • Amar es darse, y darse tiene sentido solamente si es en beneficio mutuo.
  • La idea de que recibimos tanto como damos ha sido la lección más literal y precisa que he aprendido durante todos estos años.
  • Si uno va a ser útil a cualquier otro ser humano, sea en la circunstancia que sea, el beneficio siempre resultará mutuo.
  • ¿De qué manera podemos evitar nosotros, como individuos, que las generaciones venideras produzcan más Hitlers, y cómo podemos contribuir a crear una generación dotada de menos fuerza destructiva y de más, y más auténtico, amor?
  • Los médicos más temerosos del tema de la muerte y los moribundos eran precisamente aquellos que jamás revelaban la verdad a sus pacientes.
  • “Médico” en el sentido tradicional del término: una persona que está allí para aliviar el sufrimiento, lo cual no implica necesariamente la curación o el tratamiento médico, ni la prolongación de la vida.
  • Los pacientes se preocupaban más por la calidad de vida que por la cantidad de vida.
  • Pronto comprendimos que los pacientes no sólo saben que se están muriendo, también saben cuándo sucederá, y así lo expresan por medio del lenguaje simbólico verbal y no verbal.
  • Un 75% de la población sigue muriendo todavía en instituciones; sin duda, la mayoría de estos pacientes preferiría pasar el tiempo que les queda de vida en sus hogares.
  • Fue gracias a la mezcla Brompton que pudimos animar a las viejecitas a llevarse a sus maridos moribundos a casa, libres ya del temor de que sus temblorosas manos fuesen incapaces de poner una inyección.
  • El empleo de la mezcla Brompton durante todos estos años ha permitido a nuestros pacientes mantenerse lúcidos, cómodos y conscientes sin que se diera un solo caso de sobredosis o adicción.
  • Los niños libres del terrible miedo a morir serán los maestros de generaciones futuras.
  • Cada uno de nuestros pacientes ha sabido expresar de un modo u otro sus necesidades, sus propios deseos, y hemos hecho lo posible por satisfacerlos.
  • Están los que intentan negociar con Dios hasta el último instante. Y hemos de comprender que casi nunca cumplirán sus promesas. La joven madre que le pide a Dios que le permita vivir hasta que sus hijos dejen el colegio, rápidamente que le prorrogará el ruego hasta verlos casados, y en el día de su boda rezará aún otra plegaria pidiendo llegar a abuela.
  • Es fundamental que no perdamos el contacto con nuestros propios sentimientos y necesidades.
  • Estos pacientes suelen volverse poetas; inesperadamente, su creatividad se desarrolla mucho más allá de lo que su educación permitía prever.
  • La causa de la increíble creatividad que brota de pronto en estos pacientes está en los numerosos dones ocultos que todos llevamos dentro, dones relegados demasiado a menudo en función de la lucha materialista y negativa en que invertimos la mayor parte de nuestra preciosa energía vital.
  • Técnica desarrollada por Susan Bach, analista junguiana londinense de reputada autoridad, el método permite interpretar el significado presente en los dibujos espontáneos de niños moribundos, en donde la elección de la forma, el color y el sujeto son libres, suelen revelar sus conocimiento de la muerte próxima, compartiendo así con quienes comprenden el lenguaje simbólico la visión de su enfermedad, de su vida y de su futuro. El cuadrante superior izquierdo representa el futuro lejano y la muerte.
  • Cuando un paciente tiene todos sus asuntos resueltos, se siente en paz y armonía; siente que no ha dejado nada por hacer.
  • Aconsejé a Linda que alquilase una cama lo bastante grande como para poder acostarse junto a su hija. Como he podido comprobar, esto asegura a las madres de niños enfermos el descanso y el contacto físico suficientes y les evita el tener que estar subiendo o bajando de una cama infantil.
  • Empleamos la manguera de goma, en primer lugar, porque es barata, fácil de conseguir y puede transportarse en cualquier bolso o cartera, puede ser usada en cualquier sitio. Sirve también para fortalecer nuestros brazos cuando la ira y la rabia nos impulsan a pegar o golpear a alguien.
  • “Todos los que viene aquí tiene cáncer, entonces, ¿por qué tenía que ser yo una excepción?”.
  • Es muy frecuente que los niños acaben por resolver los asuntos de sus padres.
  • La asistencia en casa antes que en hospitales y clínicas es siempre posible cuando existe un sistema de apoyo.
  • Hay poquísimas clínicas, si es que existe alguna, en los Estados Unidos que se dediquen a crear programas para ayudar a la gente a vivir hasta el día de su muerte o que intenten potenciar sus capacidades para compartir, dar y ser creativa.
  • Los niños que hayan vivido este tipo de experiencias educarán a otra generación de niños que ni siquiera comprendan que tuviéramos que escribir libros sobre la muerte y el morir y crear instituciones especiales para los enfermos terminales. No comprenderán por qué existía este miedo atroz a la muerte que, durante un tiempo, ha enmascarado en realidad el miedo a la vida.
  • Nuestra esperanza es que Shanti Nilaya sea un lugar de paz para aquellos que buscan respuestas sobre el sentido y el significado de la vida y de la muerte, del sufrimiento y el dolor, no sólo del cuerpo físico, sino de la persona en su conjunto.

Enlaces relacionados:

  • Blogs: 1.

Libros relacionados:

raul

Anuncios

3 comentarios to “Vivir hasta despedirnos de Elisabeth Kübler-Ross – Apuntes Breves”

  1. […] Vivir hasta despedirnos de Elisaberth Kübler-Ross. […]

  2. […] de Jorge Bucay – Apuntes BrevesEl camino del encuentro de Jorge Bucay – Apuntes BrevesVivir hasta despedirnos de Elisabeth Kübler-Ross – Apuntes BrevesMi autobiografia de Charles Chaplin – Apuntes BrevesEl camino de la felicidad de Jorge Bucay – […]

  3. […] Vivir hasta despedirnos de Elisabeth Kübler-Ross – Apuntes Breves […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: